A PROPÓSITO DEL VOTO ÚTIL General de División (R.) Juan Chicharro Ortega

Al término de una conferencia que impartí días pasados en Torrepacheco, Murcia, una persona de la audiencia me interpeló confusa respecto a su indefinición a la hora de votar. Se refería seguramente a que su intención de voto era probablemente algo así como tirar el voto a la papelera, por inútil, en la contienda electoral. La situación en la que se encuentra esta persona es seguramente la misma que la de millones de españoles. Y es así que aparece el concepto de lo que se denomina voto útil.

Entendemos como voto útil aquel que se decide en función del previsible resultado de unas elecciones en lugar de por aquella formación política a la que uno le gustaría verdaderamente votar.

Nos encontramos ante un verdadero problema de la democracia española seguramente acentuado por la vigente ley electoral, hecha a medida de los grandes partidos nacionales, merced a la cual ya sabemos que un voto no tiene el mismo valor en una ciudad pequeña que en una grande. Aquella premisa de que un ciudadano un voto es simplemente una falacia.

Mi respuesta a la persona antes citada no podía y no es otra que la de mi visión personal que tal vez no fuera la suya.

La verdad es que tenemos ejemplos sobrados en nuestra hipotética democracia de que los partidos anteponen sus intereses partidistas al del bien común de los españoles. Existe en todos los partidos una estrategia clara de influir sobre el electorado a base de decir que o me votas o atente a lo peor. Sucede en la izquierda y en la derecha por igual; así, ahora vemos como el voto del PP se traspasa a Ciudadanos o como el del PSOE a Podemos o viceversa en ambos casos. No hay nada malo en esto, por supuesto, y nada objetaría si fuera así por cuestiones conceptuales de fondo que no de forma y me temo que no es el caso.

Me temo que también sucede que no acaba de encontrarse en España una formación “ad hoc” al pensamiento de muchos españoles. Yo desde luego reconozco que me encuentro huérfano de referencia de partido pues no acabo de encontrar aquella formación  que aglutine una manifestación de ética cristiana en lo moral con otra de tipo social avanzado. La hubo, evidentemente, en el régimen anterior a 1975 pero claro hoy defender esto es condenarse a la hoguera por los siglos. Hoy quizás la formación que más se aproxima a aquella idea es la que formula el partido VOX y es aquí donde se plantea plenamente la polémica del voto útil en la decisión de mucha gente de bien. VOX puede considerarse como una escisión del Partido Popular del que procede desde el momento en que este dejó de lado la batalla ideológica e hizo de los principios una cosa moldeable y relativista en función de los intereses del partido. La verdad es que hasta el momento la política del voto útil le ha funcionado al PP pues es obvio que, aunque a una mayoría de sus votantes le produce rechazo su actitud, a la hora del recuento sigue siendo la opción con más intención de voto si bien ahora vemos como Ciudadanos sigue su misma ruta. Es, en mi opinión, lamentable que todo sea así y se actúe pensando en que es lo que te dará más rédito político en lugar de defender los principios por los que se presenta el partido. Yo no creo en el voto útil sino en el voto en conciencia entre otras cosas porque aquel sólo es válido para el que lo recibe pero nunca para el que lo emite.

Es asombroso, por demás, como se tergiversa el sentido de lo que es un partido político, según el artículo 6 de la Constitución, donde se nos dice que los partidos deben ser la manifestación de la voluntad popular cuando lo que vemos a diario es todo lo contrario. Un ejemplo de esto lo vemos hoy mismo cuando el PSOE se opone al mantenimiento de la prisión permanente revisable cuando sus dirigentes conocen que el 80% de su masa social la apoya.

Somos  los españoles acreedores a ganar un premio “guiness” de los récords como sufridores en grado máximo de una clase política incompetente a la que se supone que hemos elegido y que nos maneja a su antojo. Hoy nos dicen esto, mañana aquello, no se atienen a sus programas y nos abocan en definitiva a optar en última instancia por lo que llamamos voto útil.

Resulta paradójico que transcurridos casi 80 años las palabras que José Antonio Primo de Rivera dijo respecto a que España había venido a menos por la lucha de clases, las divisiones entre partidos y los separatismos, cobren absoluta vigencia salvo en lo que se refiere a la lucha de clases en mi opinión concepto superado por la existencia hoy de una clase media entonces inexistente.

El voto útil seguirá existiendo por desgracia pero desde luego no será conmigo que apoyo y apoyaré a quienes se aproximen a lo que me dicta mi conciencia y no a las conveniencias de este o aquel partido.

General de División (R.) Juan Chicharro Ortega

 

 

 

 

 

 

12 pensamientos en “A PROPÓSITO DEL VOTO ÚTIL General de División (R.) Juan Chicharro Ortega

  1. Excelente comentario Mi General y muy a cuento con lo que nos pasa en España, en lo referente a quien votar.

    Que tampoco cuenten conmigo, los políticos y sus partidos, montados en el carro del voto útil, bastante tiempo me han tenido engañado ya, pero nunca es tarde si la dicha es buena.

    Un saludo.

    Me gusta

  2. ¡Valiente!, mi General. GRCIAS.

    Lo de “las cosas claras” es la norma en este Blog, pero ya se echaba de menos que le tocara a este tema de importancia capital.

    No sé si es el miedo , la pereza, la cobardia o la desidia de un gran segmento social, lo cierto es que, hasta ahora, lo del voto útil ha funcionado de maravilla, especialmente al PP. Lo de votar “con la nariz tapada” otro eslogan que no representa otra cosa que una profunda cobardía.

    Por eso era ya imprescindible que se diga alto y claro por quienes, como ustedes, están creando y formando opinión que la presunta utilidad sirve exclusivamente a los intereses del/de los partidos que fomentan esa burda mentira.

    Imbuidos por esta dañina doctrina corre, entre gentes de buena voluntad, la especie de que “votar a X es tirar el voto porque es un partido pequeño, sin recursos y así nadie le va a votar”. “yo le votaria, pero va a ser un voto tirado” Este “adoctrinamiento perverso” hábilmente manejado por los truhanes de siempre, nos ha privado hasta ahora de llevar al Parlamento al partido que ofrece el más atractivo mensaje del panorama político español, el que más se aproxima a las virtudes y valores que todos cuantos, de una u otra forma, formamos la gran familia de este Blog, proclamamos, aceptamos y deseamos para España.

    Hablamos de VOX (V.E. lo dice a título personal) y estoy convencido de que una inmensa mayoría de sus lectores tenemos la misma percepción.

    Hora es, por tanto, de dejar de ceder la iniciativa a los partidos que con tanto descaro se han aprovechado hasta ahora de nuestra buena voluntad para engañarnos una y otra vez y no precisamente en temas menores, sino, muy al contrario, en temas que nos tienen muy doloridos y altamente preocupados: Aborto, liberación masiva de etarras, olvido y entierro de la verdad del 11M y del “Caso Faisán”, permanencia de la vengativa Ley de Memoria Histórica que ahora se quiere elevar a una peligrosísima potencia de tristísimo recuerdo, el altamente discutible modo de conducir la crisis del secesionismo catalán, la reciente decision de congelar la equiparación salarial de nuestra Policía y Guardia Civil con las Fuerzas autonómicas, con el incalificable pretexto de que “después vendrán todos los demás funcionarios… Y un numeroso etc. que nos indigna y nos abochorna, pero que hay aún gente dispuesta a tragar sapo tras sapo.

    En mi opinión es ya el momento de manifestarnos claramente por el partido que ofrece abiertamente volver sin complejos a los valores de la España eterna y a poner fin a los graves errores a los que nos ha llevado el bipartidismo de la partidocracia PP/PSOE.

    A un partido pequeño se le hace grande CON VOTOS Y ESA HERRAMIENTA ESTÁ EN NUESTRAS MANOS .

    Qué nadie se llame a engaño: ya no es hora de culpar a unos políticos a los que conocemos perfectamente. La responsabilidad es nuestra y las consecuencias serán nuestro acierto o nuestro “pecado”.

    Le gusta a 1 persona

  3. Realmente la sociedad no está escasa de liderazgo, lo que ocurre es que los buenos líderes no salen en los periódicos y no se les presta atención. La clase política en concreto está bajo mínimos, en una actitud de permanente descalificación, y el siglo XXI requiere otro perfil. La política no debe ser una profesión, sino un lugar de servicio al país.
    Cada vez son más los ciudadanos que señalan a los políticos como uno de los principales problemas de España. Ya sea por una creciente sensación de impotencia para cambiar las cosas, o por la incapacidad de explicar lo que está pasando.
    Los expertos consultados coinciden en calificar de recurrente la mala percepción de la clase política en España. Un comportamiento que enmarcan en la desafección general que están sufriendo las democracias europeas.
    Las clases políticas están muy preocupadas por el corto plazo, que les lleva a tener una visión miope de las cosas.
    Probablemente, no existe en el mundo una casta política tan dañina para su propio pueblo y su nación como la española. Las hay más tiránicas y crueles, más opresivas y peligrosas, pero es casi imposible que exista otra tan egoísta, inepta e hipócrita.
    Los políticos españoles suelen disfrazarse de demócratas para después comportarse como tiranos. Gobiernan habitualmente a favor de sus propios intereses y en contra del bien común y disimulan esa fechoría comprando voluntades, sometiendo a medios de comunicación y utilizando buena parte de los recursos públicos en propaganda y en difundir falsedades.
    Si no aprendemos esa valiosa enseñanza, el futuro de España, en manos de partidos corrompidos y escasamente democráticos, siempre estará en peligro.
    España sigue sin gobierno y la gente empieza a comprender algo insólito: que sin gobierno se vive mejor y que en realidad nueve de cada diez políticos sobran.
    Puede que España pase a la Historia como símbolo de como una tropa insensata de políticos mediocres puede destrozar y hundir una nación que fue próspera y grande.
    La mediocridad es tan profunda que hasta la regeneración despierta sospechas.
    Gobernada por mediocres desde la muerte de Franco, España, bajo una democracia tan falsa como tramposa e inepta, ha perdido sus ahorros, su industria, su potente armadura moral, su valentía como pueblo y su impulso, convirtiéndose en un país problemático, medio arruinado y con un futuro lleno de nubarrones.
    Ni siquiera representa una esperanza repetir las elecciones porque el resultado puede ser aun peor. El pueblo español, confundido y manipulado hasta el cansancio, seguirá siendo una manada que sólo ve el culo de la oveja que va delante, sin ni siquiera percibir la ruina que le amenaza, ni la enorme mediocridad que lo envuelve, ni su deterioro como nación de hombres libres, la misma España, ya lejana, que un día supo impresionar al mundo y ser temida y respetada.

    Le gusta a 1 persona

  4. Mi General, Absolutamente de acuerdo que la hubo como bien dices basada en una manifestación de ética cristiana en lo moral con otra de tipo social avanzado.
    Me has hecho recordar una interesante entrevista que fue publicada por el rotativo francés LE FIGARO el 12 de junio de 1958. Formaba parte de una serie “Chez ceux qui mènent le monde: Franco”, de la que extraigo esto.
    Siempre a tus ordenes

    EXTRACTO ENTREVISTA
    PERIODISTA-¿La democracia liberal no es la llave política del mundo de mañana? ¿No pertenecen los dictadores, pese a ciertas apariencias, a una concepción política pasada?
    FRANCO-Con el nombre de «dictaduras», de «régimen de fuerza», ¡se pueden concebir tantas nociones diversas!
    Dicho esto, todo lo que se crea debe morir. En los hombres, en la Naturaleza… y en la política.
    Lo que usted llama democracia es, si no me equivoco, el sistema liberal basado en el juego de los Parlamentos y de los partidos.
    PERIODISTA-Sí.
    FRANCO-Pues bien, este sistema político ha dado ya todo que podía de sí. Y, en verdad, este sistema ha acumulado numerosos fracasos cuando se trató por los Gobiernos liberales de resolver los problemas nacionales esenciales. Ante los problemas fundamentales, la unión, la unidad de la nación, son indispensables. Y, sin duda alguna, la multiplicidad de los partidos llega a fomentar los desacuerdos nacionales en todas las grandes cuestiones.
    No, la democracia no tiene nada que ver con el régimen de las asambleas parlamentarias y la multiplicidad de los partidos políticos rivales. La democracia consiste en averiguar cuál es la voluntad del pueblo y en servir dicha voluntad.
    Pero, objetará usted, puesto que la base de la democracia consiste en el gobierno del pueblo por sí mismo, ¿y si el pueblo eligiese el régimen de los partidos? En verdad que dentro de cada nación incumbe al pueblo elegir su régimen político e incluso su destino. ¡Que se haga la voluntad popular, pero cada uno en su casa!
    Hay, sin embargo, una diferencia entre los regímenes. En los regímenes liberales, el interés de los parlamentarios y de los partidos supera al interés público, mientras en los regímenes auténticamente nacionales es el interés público el que predomina.
    PERIODISTA-¿Se considera usted, Excelencia, como un dictador?
    FRANCO-Para todos los españoles y para mí mismo, calificarme de dictador es una puerilidad. Mis prerrogativas, mis atribuciones propias, son mucho menos importantes que las conferidas por la Constitución de los Estados Unidos a su Presidente.
    Considero que el Régimen actual del Estado español es el más adecuado para la defensa del pueblo. La voz popular se deja oír a través de los organismos vivos de la nación: la familia, los municipios, los Sindicatos. Cada elemento útil del país tiene de este modo su intervención en las cuestiones que le conciernen. Por el contrario, en el régimen parlamentario es a menudo la dictadura de la incompetencia.

    Le gusta a 1 persona

  5. A las órdenes de V.E., mi General.

    Honesto y valiente artículo para subscribir de la A a la Z. Puedo decir que conozco a muchísimas personas con el mismo dilema de conciencia que V.E. expone. ¿A quién votar?. ¿Cuál es el menos malo de los partidos en liza?. Muchos no encontramos la respuesta a estos interrogantes. Pero algunos, como es mi caso, lo intentamos resolver, ya desde hace bastantes años no votando a favor de nadie sino contra aquellos que por nada del mundo quisiéramos que ganaran. Es una forma de voto útil y de tranquilizar la conciencia, porque si a pesar de no contar con nuestro voto, ganan y gobiernan, nunca nos sentiremos culpables de sus desmanes.

    Lo que no tiene utilidad alguna y sí es tirar el voto a la papelera, es lo que cada vez que hay que pasar por las urnas nos tienta con fuerza; es decir, “pasar olímpicamente de todos” y abstenerse o introducir un voto en blanco o expresamente nulo. Con eso no se impide que gane el que no nos gusta.

    Esto nos lleva siempre a lo que V.E. llama el “voto en conciencia”, aunque presintamos que esa formación en concreto no tiene aritméticamente muchas posibilidades.

    Votemos, pues a quien presente un “programa” en el que el objetivo principal sea España, su bandera, sus símbolos, su cultura, su grandeza y sus tradiciones, y que no se avergüence de proclamarlo.

    ¡¡¡VIVA ESPAÑA!!!

    Me gusta

  6. ¡ Ojo con el voto útil | Sobre todo los jubilados. Con la ley de la eutanasia, el júbilo les va durar muy poco tiempo. El peligro de caer asesinado antes de nacer- gracias a Franco- lo hemos superado; pero con lo de la eutanasia no es cosa de andarse con el bolo colgando. El escaso de meninges, Pedrito Sánchez, para ganar la confianza del pueblo, acaba de encontrar el secreto “humanitario” de la muerte digna para los usuarios de la Seguridad Social- que fundó Franco- para que no suframos más en esta vida perra que entre unos y otros nos están dando. Poco tardará esta derecha del PP, como hace siempre, en subirse en marcha al tranvía del oprobio , como siempre hizo con todas las guarradas y aberraciones hoy al uso legal, nunca legítimo.
    Procuren que no se le note la cojera que con los años le traído un antiguo accidente en el andamio y , por supuesto, disimule la delatora tos bronquítica que le ha surgido tras los atascos
    en la autopista de La Coruña ( perdón A Coruña). Los “camisas pardas” con brazalete del Psoe rápidamente le desviarán hacia el Centro de Eutanasia más próximo. Nadie le echará una mano. Sus vecinos del PP mirarán para otro lado. No es cosa de comprometerse. Como decía mi abuela ” no debe uno significarse”.
    Además, como se han fundido, sin pedirnos permiso, los fondos de pensiones, de algún sitio tiene que salir el dinero. Que yo sepa ningún político lleva en su programa la reducción de sus propios devengos que no son de pienso y paja como el de las cumplidoras mulas de cureña, que sí se lo ganaban a pulso.
    En vista de que nuestros políticos, con el aborto, muertes “dignas” de los jubilados y toda gama contra natura, están dejando al Doctor Menguele como un chico travieso, yo juro públicamente que no votaré jamás contra mi conciencia.

    Me gusta

  7. Estimado General Dávila, hoy me han vuelto a amargar la noche: otro guardiacivil se ha suicidado, y otro está grave por intentarlo; en pocos días lo han hecho otros dos. Con el Cuartel que he hablado están desolados, ellos sirven a la misma bandera que nosotros, su divisa es el Honor. Se sienten orgullosos del servicio que hacen a la sociedad, tragan carros y carretas, y con honestidad intentan seguir adelante. Las palabras son consuelo, y ellos bien lo agradecen, pero esto no puede seguir así. Con la debida consideración a su rango, le pido el consejo, para cumplir mi palabra de basta ya que les he dado. Con el sentimiento que lo he hecho sé que algún día me habrán de pedir cuentas de mi honestidad, porque está escrito: “Por sus frutos los conoceréis”. Y yo no puedo, a pesar de mi pequeñez,no sentirme llamado a decirles: aquí estamos: compañeros. Afectuosamente, Carlos Manuel.

    Me gusta

  8. Buenas noches, mi General :

    No he visto hasta ahora, su magnifico articulo y oportuno tema, que.. ya empieza a ser tarde, para dejarlo,esperando.

    Con respecto a VOX, hace falta un buen liderazgo para relanzar a VOX,, personas excelentes, preparadas, conocidas profesionalmente, por sus resultados profesionales y de liderazgo, que quieran servir a la patria, por los cuatro u ocho años, y luego tengan donde volver, sin refugiarse en el estado con sueldos reprobables que ahora sucede..

    Si VOX consigue esas personas, España los votara, masivamente, y se podrá arreglar todo en España. Una vez ganadas las elecciones, quitando el 80% de los politicos, centrando lo fundamental, sanidad, enseñanza, interior, justicia, y quitar el constitucional, y el consejo de estado, refugio de los presidentes salientes, son grandes sueldos, y sin servir para nada..
    ( infraestructruras del estado inservibles ) y un largo etc.. y pudiendo modificar la constitución, bien estructurada, con inteligencia,por el bien de España, de verdad.. y los salientes de la politica,( sin aruinar el pais, con esos sueldos escandalosos e indegnizaciones..) que trabajen si son jovenes, creando empresas propias, y creando empleo, en vez de vivir del estado.. asi, se excluyen los cargos politicos !!! todos !!! de las comunidades autónomas, dejando solo a los alcaldes y diputaciones, sin que nadie pueda subirse el sueldo a su antojo.. ENTONCES, SOLO OPTARÍA A LA POLITICA LOS QUE QUIEREN SERVIR,, A ESPAÑA, Y ESTA, TENDRIA UNA ECONOMÍA SANEADA, LAS PENSIONES ESTARIAN GARANTIZADAS,, LAS DE AHORA Y LAS DEL FUTURO.. y un largo etc.. en mi humilde opinión..
    urgentemente, hay que despertar y animar a esas personas, para, presentarse en las candidaturas..y trabajar todos para que se voten.. y así España. se podrá arreglar como Dios manda.
    Los catalanes,separatistas, debe ademas de estar en la carcel.. pagar con sus bienes y dinero, todo el agujero que han creado a toda España. pues, el gobierno mira de perfil, y todo se lo da a la justicia , que si, pero como es lenta y politizada, no hay tiempo para tonterias.. hay que votar a otros que trabajen mejor, y cambiar todo.

    Buenas noches, a todos, y un saludo mi general..

    !! VIVA ESPAÑA !!

    Josefa Lopez del Moral Beltran.

    Me gusta

  9. Gracias Mi General por su artículo.
    El único cargo público que sirve al bien común y a TODO el pueblo español es nuestro Jefe de Estado, S. M. El Rey. Gracias a Dios que en España tenemos a la Corona y quienes la encarnan, o de lo contrario si que estaríamos perdidos. No existe en el panorama mundial un Jefe de Estado mas preparado, adaptado a nuestra forma de ser, y capaz que nuestro Rey (Juan Carlos I antes, Felipe VI ahora, y seguramente Leonor en el futuro). Creo que tenemos gran suerte de que su función institucional sea permanente, profesional, vocacional y emocionalmente aceptada con pasión por ellos mismos por herencia, y que, gracias a nuestra Constitución que votamos en su día, no dependa del volátil “Voto útil”.

    El asunto de las elecciones y el voto es otro cantar. Cuando eramos Bi-Partidistas mayoritarios uno podía permitirse no ir a votar por pereza y dejar gobernar y legislar a los mas votados. Hoy día que somos Quatri-Partidistas hay que levantarse y votar en todas las elecciones, aunque llueva, aunque se sea mujer, o muy jóven o demasiado mayor, o de lo contrario lo perderemos todo, hasta lo que nos queda de vergüenza. Ya hemos visto en ciudades y comunidades autónomas como tripartitos y otras asociaciones no tiene pudor en aliarse con el diablo, la demagogia o las promesas fáciles para que no gobiernen los mas votados. Cada vez que hablo con alguien que se queja, le pregunto si ha ido a votar. Si no fué, no me merece la pena perder el tiempo en discusiones. Hay que acudir a votar en las elecciones, sopena que nuestro silencio nos haga cómplices de actividades, leyes, tripartitos o asociaciones con pactos vergonzosos.

    Finalmente existe la disyuntiva del voto entre los partidos concurrentes: ¿hacerlo según principios, utilidad, exclusión, puesto de trabajo, programa electoral, …….?. Cada cual que elija su táctica a corto y medio plazo, pero que elija con inteligencia y a favor de España. Además, votar no sólo le da a uno derecho a hablar, sino que sirve para reafirmarnos y reconciliarnos con nuestras tradiciones, principios, conciencia e idea de futuro para nuestros descendientes. Introducir un voto en la urna nos rearma moralmente y…..millones de personas en el mundo querrían tener esa oportunidad. Me atrevo a animar, a tod@s quienes leen este blog, que convenzan a todos sus círculos para que acudan a votar en las próximas elecciones. Serán vitales.

    Me gusta

  10. Buenos dias, D. Carlos de Palma:

    En su escrito a añadido lo que me ha faltado en mi exposición, el Rey como Jefe del Estado..es, tal cual lo menciona en su escrito, debe estar el primero.. y es de lo mejor existente en preparación. El resto de su comentario, con respecto a las elecciones, ( ir a votar ) también.. lo comparto totalmente..Gracias..
    y un saludo.

    !! VIVA ESPAÑA !!
    !! VIVA EL REY !!
    !! VIVA LAS FUERZAS ARMADAS Y LA LEGIÓN !!

    Josefa Lopez del Moral Beltran

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.