¡ARDEREIS COMO EN EL 36! ¿DE VERDAD ES ESO LO QUE QUERÉIS? Adolfo Coloma

¡ARDEREIS COMO EN EL 36!

¿DE VERDAD ES ESO LO QUE QUERÉIS?

Adolfo Coloma. General de Brigada (R.)

 

Una hoguera en Cataluña

Durante estos días, hace ya 77 años, concretamente entre el 10 y el 13 de Mayo, tuvieron lugar en España unos trágicos acontecimientos (que produjeron varias muertes) y la destrucción de un importante patrimonio religiosos y cultural. Se conocen históricamente como “la quema de conventos de 1931

Ni un mes había transcurrido desde proclamación de la República, tras las fraudulentas elecciones del 12 de abril, cuando una multitud exaltada a la que el gobierno no supo poner en control, iniciaba en Madrid con la quema de un quiosco, una librería católica y el apedreamiento del Casino Militar de Madrid y el asalto a varias armerías. Al día siguiente, 11 de mayo, el Gobierno tuvo noticias de que un convento de los Jesuitas próximo a la Gran Vía estaba ardiendo, El ministro de la Gobernación Miguel Maura hizo un intento de sacar a la Guardia Civil a la calle para reducir a los revoltosos, pero el resto de los miembros del Gabinete ministerial se lo impidieron. Fue el ministro de la Guerra, Manuel Azaña, quien más se opuso, manifestando– según el propio Maura – que “todos los conventos de España no valen la vida de un republicano”. El conflicto, estaba servido.

En Madrid fueron quemadas o asaltadas 10 iglesias, conventos y centros de enseñanza. Por la tarde, se extendió la ola de horror al sur y este de la península.Córdoba, Cádiz,Sevilla,Granada, Murcia y Alicante y Valencia fueron testigos. Pero lo peor fue en Málaga, donde 43 iglesias, capillas y conventos padecieron similar suerte. Por cierto, entre ellas el Convento de Santo Domingo, que custodiaba entre su valioso patrimonio artístico la talla original del Cristo de la Buena Muerte obra del imaginero barroco Pedro de Mena, datada en 1660 y bajo cuya protección ya se habían puesto los legionarios. Se quemó durante el asalto pudiéndose rescatar únicamente un pie y parte de una pierna. En total fueron devastados hasta 100 edificios religiosos, que presagiaron el más incierto futuro para la recién inaugurada república.

Dirán Vds. que, para qué traer estos tristes y dramáticos acontecimientos a un blog cuyo declarado motivo es la unidad de España y los valores que las FAS aportan a la sociedad. Pues ni más ni menos porque “un pueblo que no conoce su historia está condenado a repetirla”. Aforismo que algunos atribuyen a Confucio (siglo V AC) y que 25 siglos después, sigue más vivo que nunca.

Cerro de los Ángeles

No es creíble que tales desmanes contra la Iglesia Católica surgieran de forma espontánea. Más bien al contrario, surgieron en un clima de inestabilidad propiciado por la irregular manera en que fue proclamada la República el día 14 de abril de 1931, antes de haber finalizado el escrutinio de unas elecciones locales. Lo cierto es que tamaño ataque a las creencias, devociones y prácticas de una inmensa mayoría del pueblo español, indispusieron a muchos del apoyo inicial que se le había otorgado al joven régimen republicano.Y sería, a la postre, una de las causas reconocidas por todos los estudiosos del tema que propiciaría el enfrentamiento violento entre españoles cinco años después. Aunque, como sostiene el historiador Pío Moa, en realidad el enfrentamiento real hay que situarlo en el año 1934, con los estallidos revolucionarios en Cataluña y en Asturias.

El resto es bien conocido. Yo no les voy a abrumar con cifras de religiosos o seglares asesinados, iglesias destruidas o patrimonio confiscado en los meses que siguieron. Las hemerotecas o cualquier buscador internet le darán buena cuenta de ello.

A la contienda civil le siguió un largo período de bonanza para la iglesia católica conocido como “nacional catolicismo”, que tras la restauración del régimen monárquico, pasó a ser de “Aconfesionalidad del Estado” manifestada en la Constitución Española (Art. 16)  que“garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades” manifiesta a continuación que“Ninguna confesión tendrá carácter estatal. Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones”.

Las religiones en España

Así se han desarrollado las cosas en los últimos años, en los que los balances de población que manifiestan unas u otras creencias religiosas, o la ausencia de ellas han ido fluctuando. Pero los que se manifiestan católicos siguen siendo una amplia mayoría de la población española. Como demuestran datos estadísticos oficiales.

Cristo de la Buena Muerte en la JMJ

Buen reflejo de ese fervor, incluso entre los  jóvenes fueron los actos conocidos como  la Jornada Mundial de la Juventud 2011, organizada por la Iglesia Católica y que en aquel año tuvieron su sede en Madrid, presidida por el papa Benedicto XVI. Aunque tuvo ¡como no! Su contrarréplica por parte de organizaciones laicistas amparadas por partidos de la más extrema izquierda con o sin representación parlamentaria, fueron muy pronto acalladas por el civismo, la moderación y educación de los más de dos millones de personas que tomaron parte en tales eventos.

Contrasta sin embargo, con el desmedido amparo del régimen de libertades que consagra la constitución. Minorías  – y no tanto – significativamente femeninas no se han recatado en mostrar públicamente su rechazo a las creencias y enseñanzas de la Iglesia Católica irrumpiendo en lugares públicos de culto y protagonizando las escenas más escandalosas e impúdicas que no hacen más que exacerbar un odio a los sentimientos de una mayoría de la población. Con el pretexto de protestar contra la decidida postura de la Iglesia católica en pro de la vida y por tanto contra el aborto, en defensa del matrimonio entre un hombre y una mujer, o de la enseñanza de la religión; han ofendido los más íntimos sentimientos religiosos de esa mayoría voceando slogans tan comedidos como: “vamos a quemar la Conferencia Episcopal“, “el Papa no nos deja comernos las almejas”, “menos rosarios y más bolas chinas”, “contra el Vaticano poder clitoriano”,  “sacad vuestro rosarios de nuestros ovarios” o el más explícito”arderéis como en el 36″, coreado durante el asalto a la capilla de la complutense, por el que fue denunciada y enjuiciada la actual concejal del Ayuntamiento de Madrid Rita Maestre, aunque tras dos apelaciones, fue definitivamente absuelta. No se ha visto actitudes similares ante otras confesiones religiosas que cercenan la libertades, especialmente de las mujeres.

Últimamente han fijado su objetivo en la desacralización del Valle de Los Caídos, obra que el Generalísimo Franco, ordenó construir al año de finalizar nuestra “incivil” guerra de 1936-39, con el propósito de que bajo los muros de su basílica, se diera sepultura a los muertos de aquella contienda sin distinción del bando en el que habían combatido. Construido entre 1940 y 1958, con la participación de obreros libres y un número muy inferior de penados que en aquel momento optaban por el sistema de “redención de penas por el trabajo”. Y sin coste alguno para las arcas públicas, ya que el monumento fue totalmente sufragado por suscripción pública, donativos y con sorteos extraordinarios de la Lotería Nacional. Así fue reconocido por el Papa Juan XXIII, quien en el año 1960, otorgó a la iglesia el titulo de Basílica Menor, declarándolo “Templo Votivo del Perdón”, dedicándole estas palabras: “Este monte sobre el que se eleva el signo de la Redención humana, ha sido excavado en inmensa cripta, de modo que en sus entrañas se abre un amplísimo templo, donde se ofrecen sacrificios expiatorios y continuos sufragios por los Caídos en la guerra civil de España, y allí, acabados los padecimientos, terminados los trabajos y aplacadas las luchas, duermen juntos el sueño de la paz, a la vez que se ruega sin cesar por toda la nación española”.

Más de 33.000 restos se honran en el templo, a ambos lados del altar mayor, sin distinción de bando, insisto. Todos merecen el mismo respeto. Tienen todos sus deudos el legítimo derecho de reclamar a los suyos. Háganlo si así les conviene. Pero dejen al resto descansar en la paz de esos muros de roca. No se ensañen persiguiendo al inspirador de tan piadosa obra más allá de la tumba. No desenterremos de nuevo ni el odio ni el revanchismo Dejemos que los que se enfrentaron en vida y la perdieron descansen juntos en paz. Y dejemos enterradas de una vez por todas a las dos Españas.

Y sobre todo dejemos a la Iglesia en paz. La religión es ante todo, compasión y consuelo. Es un sistema de mitigar la angustia humana ante los grandes enigmas de nuestra existencia – De dónde venimos y a dónde vamos – articulado en torno a organización, jerarquía, principios, valores y sentimientos que, si se ven atacados innecesaria y arbitrariamente, pueden desbordarse de forma exponencial. Como en el 36.

Valle de los Caídos

¿De verdad es eso lo que quereís?

Adolfo Coloma

Blog generaldavila.com

11 mayo 2018

27 pensamientos en “¡ARDEREIS COMO EN EL 36! ¿DE VERDAD ES ESO LO QUE QUERÉIS? Adolfo Coloma

  1. Gracias, don Carlos Manuel.
    que nos sirva de reflexión y de conjuro para que no tengamos que volver a ver tan espantosos acontecimientos.
    Atentamente
    Adolfo Coloma

    Me gusta

  2. Buenos días mi General,cuanta razón tiene en este brillante artículo,estamos viviendo un momento de mucha fragilidad para los pensamientos católicos, nacionales o de caballerosidad,si la abres o cedés el asiento a una señora-señorita,eres un machista,si rezas un padrenuestro antes de despegar tu avión,y te ve alguien eres un besapilas, si llevas en la muñeca una pulsera con la bandera de España,eres un facha,momentos críticos para la libertad de opiniones que no piensan como ellos,mía felicitaciones por el artículo mi General, siempre a sus órdenes.

    Me gusta

  3. Con el permiso de Vuecencia. Estupendo articulo, para no olvidar nuestra historia de lo contrario nos veremos obligados a repetirla. Precisamente hoy, durante las primeras horas de la mañana han quitado los carteles del Pª de Muñoz Grandes, gran carabanchelero de pro y de bien. Este gobierno, cómplice del frente popular, ha conseguido que renazcan odios ya olvidaos y crímenes perdonados. pidamos al Cristo de Mena, nuestro Cristo de la Buena Muerte, que todos recuperemos el buen juicio y podamos vivir en paz. ¡Viva La Legión y Arriba España!. Julio de Felipe

    Me gusta

  4. Buenas tarde, General D, Adolfo Coloma :

    Buena exposición y fidedigna de lo acontecido en la historia de España, desde el año 31, hasta la guerra civil, que hubo mas remedio que hacer, para librar a España, de tanto desatino y destrucción .

    Tal como menciona, el que no conoce, su historia, puede repetirla, y los jóvenes y no tan jóvenes, no la conocen o están mal informados.. por lo que se observa, en el día a día de hoy

    La izquierda , al igual que los de antes, con gran rencor, y no se porque, esta provocando con frecuencia, y en todos los sitios, donde usurpan el poder.. sin ganarlos en las elecciones, y solo, como bien menciona, contra la Iglesia católica, y tradiciones sensatas, que somos mayoría,. y no se meten, con los musulmanes, que intentan a toda costa ayudar, sin saber, que estos, los musulmanes, va a destruir no solo a los católicos, sino a la izquierda también y totalmente..

    La ignorancia es muy grande. y grave y atrevida en todos estos elementos de la Izquierda.
    Y si de mí depende, si llega así los temas, NO LO VOY A PERMITIR.. luchare hasta el final.
    Es mi humilde opinión.

    Mas tarde leeré todas las aportaciones, para aprender de todos.. un saludo .

    Gracias, General D. Adolfo Coloma, por su magnifico articulo de hoy..muy actual.

    Un afectuoso saludo..

    !! VIVA ESPAÑA !!
    !! VIVA EL REY !!
    !! VIVA LAS FUERZAS ARMADAS, EL EJERCITO Y LA LEGIÓN !!

    Josefa Lopez del Moral Beltran.

    Me gusta

  5. Ruego a los Generales Adolfo Coloma y Rafael Dávila, sepan disculparme por no haber enviado aun el escrito del primero, pues es digno de ser comentado. A lo largo de la mañana me he ido recuperando, mas la impresora se ha estropeado; como tengo otra de repuesto necesito que vengan a instalarla esta tarde. Así a pesar del desorden de los restos de mi biblioteca, podré sacar algo de Internet, corrigiendo notas impresas, para documentar el trabajo y no depender del fallo posible de usar sólo la memoria. Pero hay una cosa evidente: los paralelismos que deja claros el General Coloma; o cómo del libro “Así cayó Alfonso XIII”, escrito en Barcelona en 1964 por Miguel Maura, se desprende que sí: el quiso impedir las quemas de conventos; mas también, a su pesar, no se salta de la cárcel al “Paso al Ministro de la Gobernación” en horas, ni de la nada aparecen masas que impiden el tránsito hasta allí con miles banderas tricolores.
    También es interesante comentar, cómo con un cañonazo ordenado por el G. Batet, contra el Palacio de S. Jorge, se aplacan las cosas en Barcelona, huyendo al grito de “Viva España” los cabecillas por las alcantarillas, etc…

    Me gusta

  6. Gracias, don Benjamín. Que tanto réprobo no nos haga desistir de nuestras costumbres piadosas ni renegar de nuestras creencias.
    Atentamente
    Adolfo Coloma

    Me gusta

  7. don Julio.
    Que lo borren de los callejeros, porque legalmente pueden hacerlo. Pero que no lo borren ni de nuestra memoria ni de nuestro corazón.
    Atentamente
    Adolfo Coloma

    Me gusta

  8. Sinceramente creo que si, es eso lo que quieren, quieren una segunda oportunidad, quieren destruir lo construido de forma ejemplar durante el franquismo, no les gusta el resultado no solo de la guerra, sobre todo de lo levantado por el general Franco a lo agro de los 40 año se más fructíferos para España, quizá hubieran preferido una España albanizada o checoslovaquizada, o polonizada, lamento decir esto pero creo que no les importa volver a esos tiempos perfectamente descritos en su artículo.
    Enhorabuena

    Me gusta

  9. El sacerdote Gonzalo Redondo escribio la ” Historia de la Iglesia en España 1931-1939″.Publicada en dos tomos en 1993 por editorial Rialp.Libro documentadisimo y de lectura obligatoria para conocer bien lo que ocurrio en España en aquellos años.

    Me gusta

  10. Espero que los dos estemos equivocados, don Emilio e impere la cordura y el sentido común
    Atentamente
    Adolfo Coloma

    Me gusta

  11. A las órdenes de V.E., mi General.

    Por fin puedo ponerme hoy ya, a estas horas, a echar mi cuarto a espadas en tema tan apasionante como el que V.E. suscita hoy, y que con tanta falta de rigor histórico y tergiversación intencionada e interesada, lleva siendo tratado por los revisionistas de izquierda, hasta el extremo de haber falsificado la historia y haberla convertido en un simple cuento. Hay hechos en nuestra historia, como fue el cambio de Monarquía a la República, que han sido bien explicados y con honestidad, por personas e historiadores republicanos aparte de otros que podríamos catalogar como independientes o imparciales. Y en esa lectura queda meridianamente constatado que, para empezar, la proclamación de la República fue ilegal y por tanto, nula de pleno derecho, al hacerse hecho en algarada revolucionaria callejera pretextando algo tan inválido como unos hipotéticos resultados de unas elecciones municipales, que nunca se pudieron conocer ni terminar de escrutar por haber desaparecido actas y haber sido anuladas las votaciones en algunos lugares. Por tanto, esa proclamación no fue un acto institucional con validez jurídica alguna. Unas elecciones municipales no valen para cambiar un sistema de gobierno o un régimen constitucional.

    Los únicos que atentaban desde el primer día contra la República fueron los socialistas y los escasos comunistas que había entonces, además de los anarquistas y otros grupúsculos sueltos de extrema izquierda. Hacían imposible la gobernabilidad fuese quien fuese la fuerza política de turno. Francisco Largo Caballero no se recataba en proclamar que sus objetivos eran instaurar la “auténtica democracia”, que él llamaba la “dictadura del proletariado”, y terminar con el sistema electoral. En las elecciones del 15 de Febrero de 1.934 ya decía por donde iba, frases más o menos literales del tipo “O nosotros, o la guerra civil”, “Si ganan las derechas, iremos a la guerra civil”, y cosas por el estilo. Algo así como modernamente eso del “No es no” sin más explicaciones. La labor de zapa de la izquierda la explica muy detalladamente el que fuera el primer presidente de la República, Niceto Alcalá Zamora, en su libro “Asalto a la República”. En el 34, Largo Caballero, al perder las elecciones, monta lo de Asturias y muy probablemente colabora con los catalanes para lo de la independencia de esa región. Y ahí, en Asturias y Cataluña, es donde verdaderamente comienza la guerra civil, y no en Julio del 36.

    Ese grito en el asalto a una capilla, de “Arderéis como en el 36”, no es más que un correr la voz de una consigna perfectamente planificada, que no una mera amenaza y menos aún un acto de gamberrismo. Los pretextos ridículos aducidos por dos alcaldesas para borrar nombres del callejero, la una calificando de fascista al Almirante Cervera, y la otra aduciendo la Ley de la Memoria Histórica para para quitar su calle al General Millán-Astray, que como es sabido, por su edad y su condición de mutilado por la Patria, no tuvo mando de tropas ni participó de forma activa y directa en la guerra civil, ni ostentó cargo alguno, no se sostiene. Pero es que ahora sale alguien en con cargo político en Asturias diciendo que también Don Pelayo, muerto hace 1.300 años, era fascista o franquista. Esta incultura es muy peligrosa porque cuánto más ignorante es una persona, y no digamos una colectividad, más fácil de manejar y manipular es para que cometa las mayores atrocidades sin saber ni por qué lo hace.

    Y yo me pregunto: ¿A donde vamos con esta gente?. No es cuestión de tomárselo a risa, precisamente, porque pueden estar siendo utilizadas por instancias superiores que sí saben quién era cada quién y cuando estuvo entre los vivos.

    Perdón por la extensión.

    ¡¡¡VIVA ESPAÑA!!!

    Me gusta

  12. Quienes combaten a la religión católica desde una supuesta aconfesionalidad del Estado, reconducida a una feroz anticonfesionalidad que entra de lleno en el fundamentalismo laico más extremista, no hacen otra cosa que devolvernos al problema religioso anterior al año 36, cuando Manuel Azaña decía que «“La premisa de este problema que llaman religioso, hoy político, la formulo yo de esta manera: España ha dejado de ser católica; el problema político consiguiente es organizar el Estado en forma tal que quede adecuado a esta fase nueva e histórica el pueblo español.”»

    Pero, ya ven, Azaña se equivocaba y la izquierda persiste en el error: España no ha dejado de ser católica. Y no por privilegios de la Iglesia sino por decisión personal de cada uno de los españoles que se declaran católicos, practicantes o no.

    El estado español mantiene vínculos milenarios con la religión católica porque nuestras raíces son católicas. Las leyes nos hicieron aconfesionales pero no han borrado el arraigo que en las familias españolas tiene la religión cristiana. La izquierda tendrá que conformarse con que se guarden las formas, pero ese no es su verdadero objetivo.

    La izquierda debería ir asumiendo y los demás anticlericales también, que España no se va a volver atea por mucho que eliminen la asignatura de religión católica de las escuelas, ni siquiera prescindiendo de las subvenciones que recibe del estado por los servicios sociales que presta y mucho menos suprimiendo el culto católico de los actos oficiales.

    No terminan de comprender que este “problema religioso” está instalado en la conciencia personal de los españoles, porque es allí donde se formulan las preguntas éticas y trascendentes – amor al prójimo, aborto, sexualidad, Dios, etc. – que le decantan a uno por mantenerse en la fe católica y es ahí, en nuestras conciencias, donde la izquierda fracasa en sus pretensiones. No tienen nada comparable que ofrecernos.

    En consecuencia, mientras la ciudadanía sea capaz de distinguir entre tan dispares opciones éticas frente a la vida, ya pueden venir los zapalerdos de turno que España seguirá siendo de mayoría católica.

    Como siempre lo ha sido.

    Me gusta

  13. Lo enuncia muy bien, don José: “Quienes combaten a la religión católica desde una supuesta aconfesionalidad del Estado, reconducida a una feroz anticonfesionalidad que entra de lleno en el fundamentalismo laico más extremista, no hacen otra cosa que devolvernos al problema religioso anterior al año 36”.
    Ese es el centro de la cuestión.
    Adolfo Coloma

    Me gusta

  14. Se confunde al personal intencionadamente. El Estado español es aconfesional, pero no significa que sea laicista o anticlerical. La izquierda pretende que la aconfesionalidad del Estado se convierta en anti-confesionalidad.

    Y lo está consiguiendo gracias a la ignorancia. Durante la República debido a la incultura esto era terreno abonado. Hoy parece existir el mismo número de analfabetos que entonces.

    Me gusta

  15. Pues si le ha gustado y está de acuerdo con el planteamiento y los comentarios, le agradeceríamos que lo difundiera.
    Atentamente
    Adolfo Coloma

    Me gusta

  16. Mi General , desde que fui llamado a filas hace mas de 35 años , muy a mi pesar , juré Bandera , y ahora no me hago más mayor sino más sabio , no me arrepiento de nada de aquello que hice , daría mi vida por defender ESPAÑA , mi Pais , Patria , lugar donde naci y al que amo con toda mi alma , mi abuela DEP me lo decía de vez en cuando , murio en el año 2000, estamos volviendo a las andadas , y que razón tenía , tal y como esta el asunto , tiene muy mala pinta , como decía Vuecencia “ quien no conoce su historia está condenado a repetirla “ Un cordial saludo Mi General

    Me gusta

  17. El artículo que estaba escribiendo para comentar el del G. Coloma, o por un problema de mi ordenador, o por un ataque telemático, a desaparecido ante mis ojos, cuando estaba precisando que por su importancia debía dividirlo en partes; daba la primera por hecha, y me estaba refiriendo a la segunda (de varias), perfilando ya mi discrepancia con ciertas partes de las memorias de Miguel Maura, y la necesidad de estudiar en la segunda como fueron los sucesos que llevaron a la caída de la Monarquía, y de la necesidad de aclarar, por ejemplo el,papel de Sanjurjo. La primera la dí por finalizada con los sucesos de Jaca y la respuesta de Franco desde la Academia Militar de Zaragoza. A base de rastrear el ordenador logré llegar a recuperar el escrito desde el punto en que analizo le existencia aún como estado de Turquía por decisión estratégica de Lenin. Mas intentando recuperarlo todo, es todo lo que he perdido.
    Llevaba horas trabajando, y soportando disgustos. Pero está claro: una mala actuación de un ordenador es razonable, aunque en esa magnitud sospechosa, pues decía cosas hasta ahora sin encontrar en otros textos, es decir de propia cosecha. Mas que se produzca un nuevo incidente a reglón seguido, tirando el artículo entero, eso raya en lo imposible sin otra mano. Mi deseo según iba escribiendo, era dividir el comentario en varias partes: camino al fin de la Monarquía, los hechos que la rodearon; las primeras actuaciones del gobierno contra la Iglesia y el Ejercito, camino del 34, hechos del del 34, el 36 (¡Arderéis como en el infierno!). Le ruego General que pida usted disculpas en mi nombre al G. Coloma (doy por hecha la amistad entre ustedes), y le garantice, que, sin que yo sea de hierro, gracias a Dios, la experiencia me enseña que perder el tiempo en lamentaciones, es eso: perder el tiempo y la moral; toca levantarse y luchar con más fuerza y coraje. Comentaré el artículo del General Coloma en seis o siete partes, como se merece la gravedad del tema, compartir información para una causa común estrecha la confianza entre los hombres.
    Aprovecho para aclarar que por velocidad olvidé poner Lyon en una de mis últimas colaboraciones (mas esto es evidente para un militar pues sin ese punto todos los objetivos de la estrategia diseñada se vienen abajo).
    Iba a escribir un poema que me gustó mucho hace años del sacado de l libro del -creo que Coronel- Gerardo Mariñas. Mas entienda mi estado de ánimo a estas horas. Afectuosamente, Carlos Manuel.

    Me gusta

  18. La no derogación de la Ley de Memoria “Histórica” trae malas consecuencias, de acuerdo; “arderemos como en el 36”, y vosotros terminaréis como en el 39. Los niñatos no son más que masas incontroladas, condenadas a repetir la Historia, TODA la Historia, para su desgracia.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.