La escala de buques de guerra rusos en Ceuta irrita a los británicos. Ángel Liberal Fernández, Capitán de Navío (R.)

Entre el 9 y el 12 de noviembre estuvieron en Ceuta el crucero ruso Marshal Ustinov, el petrolero Dubna y el remolcador SB 406. Como una muestra de la nostalgia que, según parece, algunos sienten por las glorias pasadas del Imperio británico surgió en la prensa y redes sociales de ámbito anglosajón una campaña contra España con la que se trató de frustrar esa escala y, quizá, evitar que pueda repetirse.

En octubre de 2016, con una campaña similar, consiguieron que la embajada rusa en Madrid retirase la petición de escala en Ceuta prevista para algunos de los buques que acompañaban al portaaviones Admiral Kuznetsov hacia el teatro de operaciones de Siria.  Parece que esta vez la presión contra España no ha sido suficiente para que los rusos retirasen su petición.

Este Blog del General Dávila publicó el 03.05.2016 un artículo en el que se explicaba cómo el gobierno del General Franco, el 11.02.1969, llegó a un acuerdo con el de la URSS por el cual los barcos soviéticos dejaban de entrar en Gibraltar y pasaban a hacerlo en las Canarias. Por aquel entonces, España no pertenecía a la OTAN mientras que en Gibraltar existía un Mando de zona de la Alianza. Eran los tiempos de la Guerra Fría y ni la OTAN ni ese Mando impidieron que los buques de Estado soviéticos entrasen en el puerto del Peñón; de esto ya se han olvidado. En virtud de ese acuerdo hispano-soviético (ahora hispano-ruso), buques de guerra rusos han estado entrando en Ceuta sin problemas hasta 2016. Llama la atención que entre 2016 y 2018, cuando los rusos no entraban en Ceuta, lo hacían en puertos griegos o portugueses y nadie decía nada.

El abanderado de la campaña antiespañola es Luke Coffey, ciudadano americano que trabajó para el ministerio de Defensa británico y ahora es director de un centro dedicado al análisis de la política exterior en la Heritage Foundation, con sede en Washington. Esta fundación es un Think Tank conservador que tuvo cierto liderazgo en tiempos de Ronald Reagan; se inclina hacia una política exterior intervencionista. A partir de lo que firma Luke Coffey relacionado con España, los rusos y Ceuta, empieza la serie de argumentos y, ocasionalmente, algún exabrupto contra España a cuenta de las ciudades españolas del norte de África, además de otras ocurrencias. Entre ellas, la de recomendar al Congreso, Casa Blanca, Pentágono y OTAN lo que deben hacer contra España. ¡Y hace sólo unos días estuvo Putin en París con Trump, May, Macron, Merkel, etc.!

Entre los argumentos que repiten está el que mientras España permite la entrada en Ceuta de los rusos, no permite la entrada en nuestros puertos de los buques de cualquier Estado (aunque sea de la OTAN) si justo antes o después han entrado o van a entrar en Gibraltar. Esto les irrita profundamente porque es una restricción evidente al libre uso de la colonia militar. Se olvidan de que España es un país soberano y como tal, el Gobierno español puede aceptar o rechazar la entrada en nuestros puertos de quien estime conveniente.

No seré yo quien diga que a los militares británicos les da miedo lo que puedan hacer los rusos desde Ceuta (a 14,5 millas de Gibraltar) en las 72 horas de su escala y sus efectos sobre la base naval. Pese a las protestas, bien que debe aprovecharse la Inteligencia británica con estas escalas porque, como se informó en mayo de 2014 en la prensa del Reino Unido, cuando entran barcos rusos en Ceuta se aumenta el número de soldados del Regimiento de Señales nº 10 destacados en Gibraltar. Cubren los equipos dedicados al espionaje de comunicaciones y, como es lógico, en estas ocasiones aumenta el trabajo.

También tratan de confundir con los títulos que avalan la españolidad de Ceuta, Melilla y los peñones y, comparan su estatus con el de Gibraltar. David Lidington, actual miembro del gobierno británico, dijo en su Parlamento el 03.12.2013: «El estatus de los territorios españoles de Ceuta y Melilla es, como el estatus de Gibraltar como un Territorio Británico de Ultramar, el resultado de un conjunto diferente de circunstancias históricas».  Se olvidan de que Melilla es española desde  1497, el peñón de Vélez de la Gomera desde 1564, el de Alhucemas desde 1560, Ceuta lo es desde 1580 y las islas Chafarinas desde 1848. Ni siquiera mencionan que Irlanda del Norte surgió de la partición de la isla que hizo el gobierno británico en 1921 para quedarse con los seis condados del nordeste; que las bases de soberanía británica de Acrotiri y Dhekelia en Chipre se las quedaron los británicos en 1960 cuando dieron la independencia a los chipriotas; y no me olvido de Diego García, ejemplo vergonzoso del colonialismo británico a mediados del siglo XX, plenamente vigente.

Si llegasen a interferir en la capacidad soberana de España y echar a los rusos de Ceuta, quizá Gibraltar recuperaría la primacía en el control del Estrecho, algo que perdió hace años frente a España y a Marruecos. Esto favorecería a la base militar y a las autoridades locales pues aumentaría el valor estratégico del Peñón, ahora menor que el que tenía hace unos 40 años.

En esta campaña contra España también llama la atención el que los datos que se publican con la firma de Luke Coffey ofrecen muchos detalles, son extensos y reiterativos. Da la impresión de que su origen es una fuente militar británica, quizá de su servicio de Inteligencia en el Peñón, pero lo más llamativo es que, ocasionalmente, los discursos y entrevistas del denominado ministro principal de Gibraltar presentan muchas coincidencias con los textos publicados en Washington. Este grado de coincidencia genera la sospecha de quién inspira a quién, quién se deja dirigir y quién hace el trabajo sucio de forma que los militares británicos no tengan que mancharse las manos enredando en los asuntos internos de España; no sería extraño.

Ángel Liberal Fernández, Capitán de Navío (R.)

14 de noviembre de 2018

Blog: generaldavila.com

13 pensamientos en “La escala de buques de guerra rusos en Ceuta irrita a los británicos. Ángel Liberal Fernández, Capitán de Navío (R.)

  1. Los británicos y los americanos, no desean ni dejar un pedazo de cosoberanía a España. Quizá se piensan, que para dentro de 30 años, cuando los moritos estén dentro del Parlamento de Andalucía. Estos tengan poder de decisión. Ven que estamos siendo reconquistados por el Islam. Quizá teman algo así.
    Es una hipótesis que ahora no parece posible.
    Pero tengo el temor, de cuando ya nosotros no estemos aquí.
    Que dentro de los gobiernos, no solo el español, si no de otras latitudes en Europa, estén inoculados por fuerzas del Islam.
    Quizá éste temor, lo tengan presente a futuro.
    Sólo hace falta prolongar en el tiempo lo que hoy está pasando, para tenerlo en cuenta el peligro “hipotético” dentro de unas décadas.

    Le gusta a 1 persona

  2. Si no somos capaces de poner orden en casa, ¿vamos a poner orden en jardín medianero con unos vecinos indeseables? ¡Quia! Ni por pienso

    Me gusta

  3. Mi Coronel me sigo haciendo la misma pregunta de siempre aún creando un grave conflicto diplomático, ¿que pasaría si un día al menos dos de nuestras fragatas, en nuestras aguas en Gibraltar, impidieran la navegación a las lanchas policiales gibraltareñas o incluso a buques de la armada inglesa?
    A su orden mi Coronel

    Me gusta

  4. A las órdenes de V.I., mi Coronel.

    La táctica de la Pérfida Albión con España siempre fue la misma a lo largo de la historia. Atacarla, desprestigiarla y hacerle daño donde más pudiera doler. ¿Envidia, miedo…?.

    Con lo de Gibraltar, trescientos años ya, ni que decir. Siempre lo utilizó como muestra de un antiguo poderío que hace mucho dejó de existir, pero de manera simultánea como señuelo y promesa velada que jamás tuvo intención de cumplir, de devolverlo, cuando le interesaba una postura determinada en su favor por parte de España. Utilizó descaradamente desde el falso cortejo a la más grosera amenaza para salirse con la suya. Y no importa que hayan cambiado las cosas con los años, pues ellos, aún hoy, utilizan los mismos métodos.

    En mis tiempos quien más sabía de guerras y valoraciones políticas, dijo la frase “Gibraltar no vale una guerra”. No entendí muy bien el sentido completo de aquellas palabras desde mi actividad en esos años, y cuando lo pienso ahora, tampoco termino de entenderlo, al menos en el aspecto sentimental de la cuestión. Quizá mejor así. Pero la espina sigue clavada profunda, y cuando por alguna razón se mueve, continúa haciendo el mismo daño de siempre.

    Dos cosas son seguras, Inglaterra jamás devolverá Gibraltar porque sería tanto como ir contra su propia naturaleza depredadora. Y otra, jamás desaparecerán del Peñón los macacos de Bebería, por si alguien abrigase la esperanza de que con esto se iba resolver el problema.

    España debería tener esto muy claro y no morder ningún anzuelo que le pongan por muy apetitosamente cebado que esté. Nada de compartir lo que nunca se entregó y está escrito muy claro. O todo, o nada, y en este supuesto, aplicación estricta del Art. 10 del Tratado de Utrech. Cuando se hizo esto, estuvimos más cerca de lo que se cree de haber librado al Reino Unido de la onerosa carga de mantener a una población por la que no sienten especial simpatía precisamente, y haber integrado a esa misma población en España. Han pasado los suficientes años como para que a estas alturas Gibraltar británico sólo fuese un recuerdo histórico. Pero aquí seguimos en las mismas.

    ¡¡¡VIVA ESPAÑA Y GIBRALTAR ESPAÑOL!!!

    Me gusta

  5. Buenas tardes, Capitan de navio, R. D. Angel Liberal :

    Muy bueno e interesante lo que nos pone hoy, y , !! hoy toca aprender de todo ello..!! lo leeré varias veces…
    de lo aportado por los contertulios, comparto lo de D. Angel Otero, y lo de D, Jose M. Magallón, por posible, sobre todo lo de la invasión musulmana, en pocos años. Es mi humilde opinión.
    Saludos para ellos, y feliz viernes…

    Su articulo, magistral, de los que hay que aprender, D. Angel Liberal..
    Afectuoso saludo..y feliz viernes…
    .
    !! Viva España!! !!Viva el Rey !! !! Viva las leales Fuerzas Armadas, Ejercito y la Legión !!

    Josefa Lopez del Moral Beltran..

    Me gusta

  6. Por lo visto, los únicos que pueden enviar barcos al Estrecho de Gibraltar es la Royal Navy. Está claro que los británicos se creen que el Estrecho es su coto privado.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.