Nuestra defensa (II).- Los presupuestos. Andrés Manrique Gutiérrez.-Teniente (R)

Si hablamos sobre la defensa de España y la dotación presupuestaria para hacerla posible, los análisis estratégicos habrá que dejarlos a quienes correspondan y tengan solvencia técnica para efectuarlos; otra cosa son los comentarios, pues estos sí están al alcance de cualquiera. Aun así hay que ser prudentes a la hora de expresarlos.

El anterior equipo ministerial de Defensa incluyó un aumento del presupuesto en algo más de un 10% respecto al año anterior y se comprometió, como así le exigían, a alcanzar en diez años el 2%  del PIB de gasto en defensa. El actual Presidente del Gobierno asumió ese gasto, hablamos del pasado julio, no sabemos a día de hoy si seguimos con la misma opinión, parece ser que sí y lo asumió la Sra. Ministra.

Sabido es que es necesaria la inversión en educación, en cultura, en cooperación, en desarrollo, en investigación,etcétera, todo es necesario pero miremos hacia atrás y veamos quienes fueron los paganos de la crisis en la que aún estamos enfangados. Hay que concienciar a los españoles que nuestra defensa es necesaria.

Juan Soldado aplaude la nueva inversión de más de siete mil millones que irán a parar a material de defensa. Según dicen supone el mayor gasto militar que se recuerda. Bienvenido sea, dice Juan, a la espera de que se tomen decisiones tan jugosas sobre gasto en personal. ¡Siempre se olvidan de los mismos!

 Juan Soldado nos recuerda que en nuestra historia contemporánea nuestros ejércitos escribieron páginas de las que sentirse orgullosos a pesar de todas las dificultades presupuestarias posibles. Hicimos los deberes a los que nos comprometimos con el Tratado de Algeciras (1912), la instauración de un Protectorado en el sultanato de Marruecos. Si sufrimos un ignominioso retroceso en Annual fue, entre otras muchas causas, por la negativa del Gobierno a votar los créditos militares imprescindibles en aquellas circunstancias en las que se encontraban nuestras tropas. Disponíamos de un camión de transporte por cada mil soldados, por poner un ejemplo.¿Nos podríamos haber ahorrado aquel sacrificio? Por supuesto que sí.

Por seguir en África.Entre 1957 y 1958 tuvimos que batirnos con las Bandas Armadas de Liberación en su ataque a nuestros territorios de Ifni y Sahara (bandas armadas en gran parte compuestas por el recientemente creado Ejército marroquí). Esta fue la última guerra en la que intervino España antes de nuestra contribución en misiones internacionales. Pues bien, a propósito de esta guerra, nuestro general Don Mariano Fernández-Aceytuno nos dijo que “sufrimos un vejatorio trato en los Presupuestos Generales del Estado para Defensa”. También el general Don Rafael Casas de la Vega, sobre el mismo conflicto,nos dejó dicho que allí “efectuamos una pobre defensa llevada a cabo con vieja chatarra cuidadosamente remendada”.Como vemos, en esos capítulos hubo un denominador común, la carencia de medios. Esperemos que no vuelva a ocurrir.

Hoy nuestras tropas, a pesar de muchos, no se encuentran en las mismas circunstancias ni sufren las mismas carencias en el desarrollo de las misiones internacionales en las que se encuentran. No bajemos la guardia.

Dicho todo lo anterior, hay que recordar a los españoles que seguimos teniendo amenazas de todo tipo, el terrorismo, nuestras fronteras exteriores, también desde el interior y por supuesto el llamado “ciberespacio”. Es necesario dotar a nuestras unidades del componente humano y material para poder cumplir, tanto en el exterior como en el interior, con lo prescrito en nuestra Constitución. El incremento en los gastos de defensa -en personal y material-  es irrenunciable. No repitamos algún capítulo de nuestra historia.

Es la memoria un gran don, 

Calidá muy meritoria;

Y aquellos que en esta historia

Sospechen que les doy palo,

Sepan que olvidar lo malo

También es tener memoria.      

 

Masnaides se crea ofendido,

Pues a ninguno incomodo;

Y si canto de este modo

Por encontrarlo oportuno,

No es para mal de ninguno

Sino para bien de todos.

El gaucho Martín Fierro.- José Hernández (1872)

 ¡Vivan nuestras Fuerzas Armadas!

La milicia acata y cumple.

Andrés Manrique. Teniente (R.)

Blog: generaldavila.com

3 febrero 2019

16 pensamientos en “Nuestra defensa (II).- Los presupuestos. Andrés Manrique Gutiérrez.-Teniente (R)

  1. Valiente exposición del pensamiento de Juan Soldado que una vez más hace acopio de su sensatez, claridad y sencillez.
    Muy bueno, mi teniente.
    Adolfo Coloma

    Me gusta

  2. Atinado, certero y comedido como siempre Juan Soldado.
    Como no estar orgullosos del sacrificio de nuestros Héroes, aquellos que entregaron sus vidas por España a pesar del abandono y falta de reciprocidad de sus gobernantes. Éstos cuando disponen de oro lo despilfarran por diversos derroteros, casi nunca en interés general, y cuando no recurren al mayor activo que tiene la Patria; el Soldado español, concienciado militar de reemplazo o profesional que dará más a muy poco coste, por ende a nuestros ingratos gobernantes malgastarlos siempre se la trajo al pairo, y pienso que no debemos esperar que en el futuro pudieran dejar de “olvidarse de los mismos”.
    Ciertamente, hoy puede que nuestros contingentes empleados en misiones internacionales estén medianamente equipados para solventar el cometido con éxito, pero desconocemos, por ejemplo, si estamos en disposición de mantener un pulso con nuestros vecinos del sur. Poco ha cambiado para dejar de pensar que el mayor activo de nuestros ejércitos sigue siendo el Soldado, posible y lamentablemente más pronto que tarde “Juan” llegaremos a comprobarlo, y es que se me antoja mucho más grave que la escasez de medios la carencia de defensa de España a nivel político que ponga en riesgo su integridad, ya sea por amenaza exterior o interior. En estas ocasiones a lo largo de nuestra dilatada Historia siempre apareció el Soldado español dispuesto a la inmolación, y por tanto defenderá su Patria hasta la última consecuencia, aunque con un mal palo haya de hacerlo, y en contra de todos y de todo si es necesario.

    Me gusta

  3. Interesante aportación de Juan Soldado, nuestro querido Teniente y creo que la mejor contribución que en este momento puedo hacer a tu reflexión, es compartir la comparecencia del JEMAD ante la Comisión de Defensa como voz de las Fuerzas Armadas, que se oye poco, dada la escasa repercusión que de ella hacen los medios de difusión y que precisamente advierte con claridad meridiana de lo que en el márquetin es un riesgo cierto: “Cuando se disfruta largo tiempo de un bien, suele olvidarse cultivar otros que son vitales para sustentarlo”. Y la paz, que disfrutamos ya largo tiempo, se sustenta en la justicia, la dignidad y la seguridad.
    Aquí se trata de la defensa que es parte fundamental en la seguridad.
    Con un abrazo para todos

    Me gusta

  4. Es constante histórica en España desde “las cuentas del Gran Capitán” la poca dedicación a las necesidades del soldado por parte del poder de turno. Desde los problemas en los viejos Tercios por falta de soldada y permisividad del saqueo para compensar a la situación actual en las misiones exteriores, donde los contingentes se miden por autorizaciones parlamentarias o disponibilidad de hacienda y no por las necesidades reales de operatividad, pasando por el tradicional “suplalo con el celo” A pesar de todo el soldado español nunca se amilano y con su sacrificio le sacó las castañas del fuego a tantos descuidados en cuestiones de Defensa
    Creo que aquello de los presupuestos anunciados por los de ahora ya está corregido a la baja y de lo del 2% no se sabe para cuando. Por ello buena reflexión Juan Soldado. Para esta gente el siglo XXI difiere poco del XVI mientras cuenten con el soldado español de siempre.

    Me gusta

  5. Magnifico, Teniente D, Andrés Manrique Gutiérrez :

    Por su escrito de hoy, sobre los presupuestos..aportados,
    Junto al video aportado por D. E. Alonso, de la comparecencia del JEMAD en la comisión de Defensa con voz de las Fuerzas Armadas que lo ratifica todo..
    Un afectuoso saludo..con agradecimiento..

    !!Viva España !! !! viva el Rey!! !! Viva las Fuerzas Armadas Ejército y la Legión !!

    Josefa López del Moral Beltrán

    Me gusta

  6. El sacrificio al que estábamos obligados y sujetos los ejércitos durante los años de la postguerra, hasta mediados los años setenta, tanto en lo que se refería al material, como a las remuneraciones, se podía entender y hasta justificar porque la inmensa mayoría de los recursos había que dedicarlos a la industria civil para crear riqueza y desarrollo, así como generar competitividad a nivel interior y exterior. Había que levantar a España de la destrucción.

    Por otra parte y afortunadamente, el riesgo de desestabilización interno no existía, y el externo, exceptuando un poco puramente testimonial por el Sur, tampoco era una cuestión de la que preocuparse, pues España era respetada y se sentía protegida gracias a intereses de alguna gran potencia para mantener un equilibrio de fuerzas estable.

    Pero ahora y por lo que todos conocemos, la situación vuelve a ser muy parecida, salvando las distancias de todo tipo, a la de finales de los años veinte y principios de los treinta del siglo pasado. Y una medida más que disuasoria y de aviso a navegantes, de transatlántico o de yate de lujo, o de patera o lancha neumática, y sobre todo a los enemigos que tenemos a nuestro lado y mezclados con nosotros en todas partes y a todas horas, sería precisamente un golpe de efecto psicológico con unos presupuestos que asegurasen la mayor inversión en defensa, en material de última generación suficiente para enfrentarse a cualquier contingencia, en personal necesario para el manejo y mantenimiento de ese material y de su custodia. Y con gente joven y bien preparada, que la hay y está deseando trabajar en lo que sea, y el Ejército es la mejor escuela para la vida. Muchos de mi generación tuvimos suerte en la vida laboral civil gracias a la preparación y la experiencia que nos dieron en el Ejército, sin la cual no habríamos podido desempeñar puestos importantes y de gran responsabilidad. Caro que hablar en estos términos para los políticos es predicar en el desierto. Todo lo que no dé una rentabilidad inmediata en votos, no les interesa.

    Excelente trabajo, mi Teniente.

    ¡¡¡Viva España!!!

    Me gusta

  7. Don Emilio estos días atrás me pusieron al corriente de una parte de su trayectoria en tierras saharianas y que desconocía. Vaya por delante mi más grande consideración y reconocimiento por aquellos incidentes en el que se derramó sangre española y alguno dejó su vida en las arenas.
    Por otra parte muchas gracias por su lectura y su aportación siempre oportuna en este blog.
    Un cordial saludo.

    Me gusta

  8. Nada que añadir a su comentario mi general. El artículo estaba escrito antes de que supiéramos que efectivamente ese 2% va en trayectoria descendente.
    Gracias por la consideración que le merece el artículo y gracias por su lectura.
    Un saludo.

    Me gusta

  9. Tenemos que llegar y tener el mismo presupuesto para Defensa (personal y material), igual que el de los demás países desarrollados de nuestro entorno. Por España y los españoles.

    Me gusta

  10. Don Artemio estamos de acuerdo con su comentario pero ya ha oído a nuestro JEMAD, somos los penúltimos en Europa.
    Gracias por leernos y siga usted por aquí.
    Un saludo.

    Me gusta

  11. Queridos Don Andrés y Don Artemio: lo jodido del asunto es que, además de ser por sí alarmante la clasificación de penúltimos en inversión en Defensa Nacional, es que él último, el antepenúltimo y muchos más no tienen las amenazas que tenemos en España. Ni de la OTAN ni de los actuales vínculos europeos podemos esperar ayuda en la defensa de nuestro integro territorio. Estados Unidos demostró ser más amigo de Marruecos que de nosotros cuando la “marcha verde”. Nuestra paz es inestable, y hay que decirlo: es cosa nuestra.
    También en eso estamos gobernados por irresponsables,.
    Enhorabuena y gracias por su ponencia, Don Andrés.
    Un fuerte abrazo

    Me gusta

  12. Don Salvador, mi coronel, muchas gracias por su aportación y su consideración. Efectivamente el resto no tienen la amenaza que tenemos nosotros, lo que supone un agravante.
    Un saludo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.