ME ROBAN LA FUENTE General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Vivo cerca de un parque. Tiene una fuente original. Tenía. El parquecito, chiquitín, se ha quedado seco. Tuvo su fuente de agua y colores que mi nieto y yo, en vacaciones de Navidad, mirábamos como si fuese un árbol de lucecitas y esperanzas. Parecía, también, una estrella caída del Cielo que se encendía de agua y luz. Era lugar preferido de gorriones, golondrinas, palomas y chillonas urracas.

Ya no hay fuente, ni estrellas, ni agua, ni luz. Los pájaros se han ido. Han llegado otros.

Empezaron a aparecer muchachos jóvenes, de edad escolar, que se reunían en su proximidad. Al principio solo hablaban y hablaban, quizá bebían y fumaban, pero poco a poco las conversaciones fueron subiendo de tono y sobre todo la actitud. Lo pagó la fuente, testigo rumoroso de sus gritos y enfados. Rompieron uno de sus brazos, de estrella, de agua y luz, pero siguió luciendo. Luego rompieron más y a pesar de dejarla casi inútil la fuente siguió luciendo por las noches resistiéndose a dejar su parque.

Una mañana aparecieron unos operarios municipales y desmontaron la fuente. ¡La fuente!, ¡la fuente! Gritaba mi nieto. Fui al ayuntamiento a enterarme del porqué y del destino de aquel artefacto, que ya era eso: un artefacto.

-Mire usted, después de los destrozos que hacen los chavales hemos decidido retirar la fuente y rellenar el hueco con tierra. A ver si así no vuelven y el parque se queda tranquilo.

Mis `protestas no sirvieron para nada. Aunque ya no hay fuentes de verdad, ni agua de verdad que mane por sus caños, ni las luces son luces, aquella era como un cuadro en el museo y verla daba sencillamente paz. Pues para mantener la paz: quitarla.

Ahora todo está peor. Como no tienen fuente para romper han acabado con los bancos y las farolas. El siguiente paso será cerrar el parque, secar los árboles y convertirlo en un erial. Menos para la delincuencia.

Tomen nota y moraleja del cuentecito que hoy les traigo a colación.

Muerto el perro se acabó la rabia. Pues no. No era el perro, ni la fuente, ni los árboles, los que traían la rabia. Era y es la educación. Retirar la fuente… ¿Es la solución? Es lo que estamos haciendo en donde surge el problema.  Privar a todos por culpa de una minoría nos lleva a ser esclavos de las minorías, salvajes, que las hay; organizadas y violentas. Permitir no es solución, mirar para otro lado tampoco. Me dijeron que la policía (municipal) no estaba para vigilar el parque y cuidar de la fuente, que eran pocos, que tenían mucho trabajo, que no tenían medios, que si esto, que si lo otro, que…

Barcelona ciudad sin ley, por arriba y por abajo. Madrid le sigue los pasos. Son ejemplos, pero es igual aquí o allá, lo es en cualquier lugar. Se viven momentos de grave inseguridad, de miedo, de no fiarse, de no atreverse, momentos delincuentes. Los policías salen malparados, los detenidos a la calle, aunque te hayan dado una puñalada, pero nadie cambia la ley, ni te aseguran que hay ley, y no te atreves a actuar porque sales trasquilado; frente al delincuente poco que hacer.

Mi parque tenía una fuente original. Parecía una estrella de agua y luces. Empezaron a quitarle los brazos y nadie la defendió. El orden y la ley decidieron desmontarla, quitarla, convertirla en chatarra y dejar el parque vacío. Era la solución más rápida y cómoda. El que cumple la ley y la norma no se queja, no protesta. Nadie pensó en educar, en evitar, en vigilar, en proteger, en hacer cumplir la ley para que no impongan la suya los menos, unos pocos, que hoy por hoy, son los que mandan; retirar las fuentes. Por su santa voluntad. El resto obedecemos y nos guardamos no vaya a ser que nos retiren, como a la fuente, convertidos en un artefacto más.

En mi parque ya no hay fuente, ni agua, ni estrellas, ni luz.

Lo que ahora veo es mucha mierda, un parque lleno de mierda, y espero que me perdonen este final.

La seguridad no se logra retirando la fuente. Ni escondiéndose. Ni aludiendo a la libertad individual. Y no se logra con miedo ni buenismo. Educación, formación.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

1 septiembre 2019

14 pensamientos en “ME ROBAN LA FUENTE General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

  1. Falla la educación.Se invierte muy poco en formación.Por la funesta manía de pensar que el gasto público debe reducirse,que hay que “ahorrar”. Cuando justamente hay que hacer lo contrario:hay que incrementarlo,y no en gasto corriente,sino en inversión,y en la inversión más productiva,que es la educación/formación.
    Todo viene del funesto liberalismo.De querer achicar al Estado, a todo lo público.Por eso me echó a temblar oyendo a nuestros jóvenes políticos de derechas proclamándose liberales.No han aprendido las terribles lecciones del siglo xx,cuendo el liberalismo nos condujo a las mayores catástrofes.
    Cualquiera que haya viajado por Egipto o Turquía,habrá contemplado una presencia enorme de policías y militares en las calles.Es el signo de una profunda verdad:que un Estado solo se justifica si garantiza de verdad la seguridad colectiva.Aqui vamos en la dirección contraria,no se ven apenas uniformes por nuestras calles.Nuestra seguridad colectiva está desapareciendo,porque estamos achicando los presupuestos para la Policia,(la municipal…) y para nuestros Ejércitos.
    Vamos en la dirección equivocada.Porque nuestros políticos desprecian las lecciones de la Historia.Pero la actual crisis se está convirtiendo en una escuela,en cuyos bancos,y a la fuerza,estos políticos soberbios que nos desgobiernan,aprenderán las lecciones que no quisieron aprender por las buenas.
    Y si eso llegase a ocurrir de verdad,no veríamos espectáculos tan lamentables como el que hoy nos presenta el general Dávila.

    Le gusta a 1 persona

  2. Mi General triste la realidad de su comentario. Y más triste aún es el hecho de que esto parece que acaba de comenzar: A la orden de Vuecencia

    ¿Dónde va la juventud? ¡¡¡Donde la dejamos ir!!!
    —————————————————————————————————
    ¿Dónde va esta juventud?
    ¡Donde la dejamos ir!
    Ellos no tienen la culpa
    De este aciago devenir.

    Tan opaco y desatento
    Como mostrenco y feroz,
    No supimos dar ejemplos
    Para darles el contento
    De la fuente de la ilusión.

    Que mana del intelecto
    Cultivado en la moderación
    De los pensares honestos
    Hechos los manifiestos
    De la buena educación.

    SON lo que les dejamos SER,
    Y aquí no valen disculpas,
    Las corrientes del desdén
    Son los vientos del interés
    Que a la dignidad insulta.

    El mundo está desquiciado,
    Y. La juventud es el reflejo
    De este hoy desenfrenado,
    Ponzoñoso y mal llevado;
    Tan mordaz y tan pendejo.

    Me queda poco de vida,
    Y. Es cosa de estar contento;
    NO quiero ver lo que pasa
    En el devenir del tiempo.

    Día 1 de septiembre de 2.019

    Ramón Lencero Nieto=Rogaciano Goana Nelson

    Le gusta a 1 persona

  3. Falla la educación.Se invierte muy poco en formación.Por la funesta manía de pensar que el gasto público debe reducirse.Cuando justamente hay que hacer lo contrario:incrementarlo,y no en gasto corriente,sino en inversión,y en la inversión más productiva,o sea en educación/formación.
    Todo viene del funesto liberalismo.De querer achicar al Estado, a todo lo público.No se han aprendido las terribles lecciones del siglo xx.La principal:que el liberalismo nos ha conducido a las mayores catástrofes de la Historia.

    Cualquiera que haya viajado por Egipto o Turquía, habrá observado una enorme presencia de policías y militares en las calles,fuertemente armados.Es el signo de una verdad indiscutible :que un Estado solo se justifica si garantiza de verdad la seguridad colectiva.Aqui sin embargo vamos en la dirección contraria:no se ven casi uniformes por nuestras calles.Nuestra seguridad colectiva está desapareciendo,porque estamos achicando los presupuestos para la Policia (la municipal entre ella…) y para nuestros Ejércitos.

    Vamos en la dirección equivocada.Porque nuestros soberbios políticos desprecian las lecciones de la Historia.Pero la actual crisis se está convirtiendo en una escuela,en la que a la fuerza,en sus bancos y pupitres, estos políticos que nos desgobiernan no tendrán más remedio que aprender las lecciones que no quisieron aprender por las buenas.

    Cuando eso llegue a ocurrir, ya no se repetirán escenas tan lamentables como la que hoy nos presenta el General Dávila.

    Me gusta

  4. En la diana. El principal problema español es la educación, es decir, la mala educación que alcanza también a los políticos que deberían corregirla.

    A la progresía no le interesa educar sino adoctrinar porque educar es formar personas aptas para gobernarse a sí mismas y adoctrinar es formar personas para ser gobernadas por otros. A los políticos de izquierdas no les interesa competir intelectualmente con sus votantes ni que estos estén preparados para discutirles y juzgarles. No quieren que dejen de ser rebaño.

    La atmósfera social española tampoco está a la altura. No se valora el saber y el conocimiento sino el éxito social.

    No interesan personas cultas y que piensen por sí mismas sino analfabetos que puedan ser fácilmente convencidos de que si gobierna la derecha les van a quitar las pensiones.

    Es por eso que España ocupa el último lugar de la enseñanza en la Unión Europea.

    Le gusta a 2 personas

  5. Buenos días General Dávila,

    Tristemente, asi estan las cosas hoy. toda la razón, en su articulo.

    Un afectuoso saludo.

    !Viva España ! !Viva el Rey ! ! Viva la Legión !

    Josefa López del Moral Beltrán

    Me gusta

  6. Muchas gracias Mi General, por el artículo que nos ha enviado y que se corresponde a la España de ahora. Le voy a poner un ejemplo, en la ciudad de Caspe, va una Sra. por el centro de la ciudad y un individuo sin conocerla de nada y ella a el tampoco, la agrede y la tienen que traer al Hospital de Alcañiz. Solución: el individuo es de origen magrebí con antecedentes penales y el Juez le pone en libertad, la Sra. por supuesto sigue en el hospital. Tenemos miedo a salir de casa y esto ya no es en las grandes ciudades, está pasando por todos sitios. Saludos a todos.

    Le gusta a 2 personas

  7. Muy estimado General Dávila:

    El tiro centrado con la primera salva! Muchas gracias por su artículo que describe perfectamente la situación actual. La pregunta es a quién beneficia la misma y hacia donde “nos dirigen”.

    Por estas tierras del Norte de Europa, los temas de formación y educación llevan el mismo rumbo de colisión, entre otros muchos temas donde se mira para otro lado.

    Un fuerte abrazo

    Benigno Castro

    Le gusta a 1 persona

  8. Mi General y queridos amigos,
    Mezcla de Impotencia y Tristeza en las mismas dósis, me sugieren la lectura de un relato, verídico, certero y crudo de una España que se desangra entre nuestros dedos.
    Agonizan nuestros valores tradicionales, y mientras ello sucede….la clase política a lo suyo…perdidos en el monte.
    Entramos en Septiembre, bandera en el balcón y mirada en el horizonte.
    Fuerte abrazo a todos.

    Me gusta

  9. La verdad dicha incluso con prosa poética, mi General . ¡Y a lo nuestro lo llaman dictadura..” Es que ¡hay que ´roerse´ ?eh?! Siempre a tus órdenes y una vez más enhorabuena.

    Le gusta a 2 personas

  10. Lean el artículo de Alfonso Ussía del diario La razón. Cuenta, aparte de otras anécdotas, que en España se protege más a los buitres que a la policía. No es de extrañar. Los políticos deben sentirse hermanados con los buitres, en definitiva unos y otros se alimentan de la carroña.

    Margarita Alvarez-Ossorio

    Le gusta a 1 persona

  11. Buenas tardes General Dávila.

    Tiene usted toda la razón. La solución pasaría por la educación y la formación. Pero, por desgracia, la mayoría de aquellos que fueron elegidos por el pueblo para gobernar y legislar son los primeros en dar muestra de todo lo contrario.

    Únicamente con ver una sesión parlamentaria, donde los gritos, descalificaciones e improperios están a la orden del día; y los currículum y máster, no son lo que parecen o directamente ni siquiera existen. Donde la desvergüenza, la impuntualidad, la ausencia, los fallos de protocolos aposta o no (según Roosevelt “en política nada ocurre por casualidad”), el insulto a la bandera, a la Monarquía, al Poder Judicial… están a la orden día.

    Si esto ocurre “por arriba” qué se puede esperar “por abajo.”

    Quitan la fuente de su plaza en Madrid, en muchos ayuntamientos catalanes quitan la bandera de España y en sus calles te agreden, te violan, te roban a golpes la cartera y en algunos casos, como este verano en Barcelona, te quitan hasta la vida; mientras que Consistorio y Generalitat se echan las culpas los unos a los otros y miran para otro lado.

    Los maleantes nos agreden, nos chulean y no les pasa nada; con ellos no va “el diálogo” “ni el entendimiento;” éstos agreden incluso a la misma policía. En Barcelona ya muchos ciudadanos y turistas agredidos responden a la violencia con violencia y, por desgracia, es una espiral que parece ir en crecimiento.

    Falta Educación, falta Formación; pero también falta Voluntad y Valor para instaurarlas.

    El panorama es desolador.

    Un saludo.

    Pedro Dalmau

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .