DISCIPLINA Y BORREGUISMO General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Disciplina: <<Doctrina, instrucción de una persona, especialmente en lo moral>>. Debería ser suficiente la definición que nos da el Diccionario de la RAE. A la vista del espectáculo, no lo es.

Moral. ¿Qué es eso? Conocimiento para Sócrates. El conocimiento es exigente, no acepta el simple enunciado. Exige esfuerzo, tesón e instrucción. No el adoctrinamiento que ahora se impone. Convertir la escuela, la universidad, la calle, los medios de comunicación, en lugares de adoctrinamiento es todo lo contrario al conocimiento, es decir a la disciplina de someterse al esfuerzo individual, al sacrificio y tesón necesario para adquirir una sabiduría libre de imposiciones. ¡Con lo que eso supone!; con todas sus consecuencias. La principal se llama: libertad. Ese es el verdadero y único fin del conocimiento, porque sin entender nunca se conseguirá la libertad. De ahí que un pueblo indisciplinado sea inculto, bruto e incapaz de vivir en libertad, en respeto a la norma moral y por tanto sin respeto a la legal. Esa es nuestra situación, irreversible ya en ciertas generaciones acostumbradas al borreguismo (actitud de quien, sin criterio propio, se deja llevar por las opiniones ajenas).

Son numerosos los artículos de opinión, de personas que la tienen seria y fundamentada, que nos alertan del peligro que supone resucitar el odio que lleva al enfrentamiento. En palabras del escritor y académico correspondiente de la Historia y de Bellas Artes de San Fernando, Juan Van-Halen, <<el artífice de la resurrección del odio y del enfrentamiento fue el presidente Rodríguez Zapatero>> al que también acusa de <<dar oxígeno al independentismo catalán con aquella irresponsable promesa de que no se cambiaría ni una coma del proyecto de Estatuto de Cataluña que saliese del Parlament>>.

Nos señalan al hacedor y el hecho. Nosotros no somos académicos ni articulistas de opinión, pero en nuestra defensa de España y de sus Fuerzas Armadas hemos señalado una y otra vez, un día y otro también, el hecho y su hacedor. Seguimos haciéndolo porque la situación se agrava, porque no se nota la más mínima corrección de la deriva, porque ustedes dan síntomas de cansancio. Sobre todo porque a la hora de la verdad, cuando hay que expresar la voluntad de cada uno, no hay una respuesta contundente contra los graves problemas que nos enfrentan: independentismo, ley del enfrentamiento (Memoria Histórica) y auge de los terroristas de la ETA,

La disciplina no es virtud exclusiva del militar. Su exclusividad forma parte del conocimiento. Sin un espíritu que acepte que lo más importante del ser humano es aprender para entender, porque entender es ser libre (Baruch Spinoza) no lograremos salir del estado borreguil en el que nos encontramos.

Conocemos el hecho, el hacedor, y ahora nos están avisando de la causa: borreguismo.

Solo nos falta balar. La senda que nos marca el pastor, vigilados por los perros, la aceptamos sin rechistar. Si acaso balando. Eso no es disciplina sino todo lo contrario: necedad, desconocimiento y aburrimiento.

Y digo todo esto sin calificar, pero sí enfatizando, porque el necio, el inculto y sobre todo, el aburrido son sumamente peligrosos.

Destruyendo el conocimiento se destruye la libertad. Es necesaria la disciplina.

Ustedes dirán qué hacemos.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

2 septiembre 2019

15 pensamientos en “DISCIPLINA Y BORREGUISMO General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

  1. Has acertado en el centro de la Diana mi General. Quien lo quiera entender que lo piense y revise si conducta para aplicar la disciplina que tan claramente expones basada en el conocimiento y el entendimiento pero sin olvidar que para aplicarla hace falta además valor, el gran ausente ante la mal llamada corrección política que aborrega Un abrazo y enhorabuena por la claridad de tu exposición

    Le gusta a 6 personas

  2. Este artículo podría estar firmado por un Humanista. Lo digo porque algunos rijosos todavía piensan que un militar es un tío sin cabeza, sin iniciativa y sin capacidad de razonar filosóficamente. Muy bueno. Pero nada va a cambiar, se acercan tiempos muy oscuros. Muy oscuros, repito. Lean el BOE desde los útimos 12 meses. No hay apenas movimiento. Todos los puestos, de libre designación. Tiempo de medrar para las enchufaditos de turno. El resto, mayoria silenciosa y borreguil. Nadie se mueve. LLevo muchos trienios viendo el mismo sistema de borreguismo y eso que he pedido ya tres veces excedencias. Nadie da un paso a desatascar la situación. ¿que que vamos a hacer? Buena pregunta.

    Le gusta a 5 personas

  3. Buenos días General Dávila:

    Magnifico articulo, y real como la vida misma.
    Un afectuoso saludo,

    !Viva España! !Viva el Rey ! !Viva las Fuerzas Armadas,Ejército y la Legión !

    Josefa López del Moral Beltrán

    Le gusta a 4 personas

  4. Si ,el pueblo lo están aborregando . Pero en en convivencia de todos los políticos que no hacen nada . Y por otro lado la des unión que hay , conlleva mal camino .

    Me gusta

  5. ¿Qué podemos hacer? Nada, salvo salir a la calle en una inútil protesta.- Corresponde a la oposición impedir abusos e imposiciones y exigir medidas correctoras, pero ni unos ni otros están por hacer el trabajo para el que fueron votados. Siguen haciendo lo que les conviene.

    ¿Qué hemos hecho de España? Hablo en plural porque no ha sido sólo cosa de los políticos sino de todos. Unos por acción y otros por omisión. Unos sabiendo lo que hacían y otros ignorando lo que había.

    La única solución sería no volver a votar a este socialismo corrupto, que no cree en la Nación española y es capaz de venderse para conservar el poder y apropiarse hasta de la educación de nuestro hijos. Pero ya se encargan ellos de sembrar estómagos agradecidos e importar inmigrantes para asegurarse el voto. Que todos los puestos de trabajo público sean a dedo, de libre designación tal como cita el Sr. López, no tiene otro objetivo.

    Se transmitió a la opinión pública la certeza que era madura y estaba bien informada, que había una clase política experta y con sentido de estado, que funcionaba la separación de poderes, que España era lo primero y todo estaba dirigido hacia la felicidad de los españoles. Todo era una falacia.

    Le gusta a 3 personas

  6. Muchas gracias Mi General por su artículo tan actual de lo que está ocurriendo en la España de hoy en día, estamos en una dictadura encubierta, no puedes hablar, pero pensar eso no te lo puede quitar nadie. Si no hay disciplina, ni moral, no hay libertad, están aborregados, yo no entro en eso, pues es una palabra, que dije yo hace muchos años, quisieron que entrase en cierto partido político y les dije que no, que yo no quería estar aborregada, pero veo que después de muchos años se sigue mucho peor, la gente no mira lo que ofrece cada partido y si lo cumple, sólo se fijan en las siglas y basta. Hacen falta muchas personas como Vd. para sacarnos de donde nos han metido. Saludos.

    Le gusta a 2 personas

  7. Magnifico; no me canso de leer sus artículos. Mi marido desde que salió de la Academia pertenecio a la Legión, Riffien, El Aaiún, Sidi-Ifni y Ceuta, hasta que murió en el año 70. Muchas gracias y seguire leyendo con gran ilusión. Un cordial saludo.

    Le gusta a 3 personas

  8. Perfecto. Su final es “ y nosotros que hacemos”?. Respuesta : Hacer que se nos vea. Como? ,El día del Carmen fue a misa, estaba terminando la solemne, se dieron vivas a la Virgen, a la Presidenta de la cofradía y a mí me salió del corazón gritar¡¡¡ VIVA ESPAÑA !!!!, sorpresa respondieron muchos VIVA, Y unas señoras me felicitaron.
    Ahora por las mañanas, cuando salgo a tomar café ( es un pequeño vicio) me pongo un polo del Centenario de la Legión y muchas personas me miran.
    Estas pequeñas cosas podemos hacer, los que ya pasamos los ochenta años. Hacernos notar y que los jóvenes vean que no están solos.
    Perdón por pasarme.🇪🇸🇪🇸🇪🇸

    Le gusta a 3 personas

  9. Buenas tardes General Dávila.

    Magnífico y acertado artículo el suyo. Plenamente de acuerdo en todo lo expuesto.

    Suscribo lo que dice D. Emilio que para poder aplicar la disciplina hace falta valor, el gran ausente en esta época de servilismo y aborregamiento en la que nos hayamos sumidos.

    Un saludo afectuoso a todos.

    Pedro Dalmau

    Le gusta a 1 persona

  10. ¿Cómo se puede no estar de acuerdo en todo lo que plantea su artículo de hoy, mi General?

    En su pregunta final está el problema, que nadie sabe realmente cómo contestar.

    La respuesta debiera estar en manos de aquellos a los que votamos con la mejor voluntad, pero no parece que ellos mismos sepan el camino, y si lo saben, no lo ponen en práctica cuando acceden al poder, sin que hayamos sido capaces de hacerles entender que no es eso, que no es eso…

    ¿Que ocurre con las promesas incumplidas, con las deficiencias en imponer un plan de educación adecuado y efectivo que evite el adoctrinamiento? No saben, no contestan, el recurso para los malos políticos, o para los políticos de conveniencia, y para los incultos o pasotas, que son los más.

    La esperanza es lo último que se pierde y, quién sabe, quizás de esa juventud que ve su futuro en negro surja ese líder que todos deseamos pero que por el momento no vemos. Es difícil, pero no imposible.Puede que haya que rebasar todos los límites para que surja alguien que diga “basta ya”, y sea capaz de arrastrar a todo un pueblo para seguirle y revertir la situación.

    Es no sólo necesario, sino imprescindible.

    Saludos

    Margarita Alvarez-Ossorio

    Le gusta a 2 personas

  11. Con permiso de Vuecencia, mi General. Estoy de Acuerdo con el Sr. López, Un artículo digno de los mejores humanistas y filósofos. con su permiso lo reenvío a mis amigos y camaradas- ¡Arriba España y viva La Legión!. Julio de Felipe

    Le gusta a 3 personas

  12. Buenos días a todos; no está de más recordarnos que el borreguismo es lo contrario de la disciplina, y de lo que se ha dado en llamar “autodisciplina”, en mi opinión erróneamente, ya que ambas cosas son la misma y forman parte de la moral, entendida como un conjunto de normas buenas para todos, que se deben de cumplir aunque “nadie mire”; o quizá por eso mismo.

    Le gusta a 1 persona

  13. Mi padre, alferez provisional formado en Dar Riffent y combatiente en Teruel hasta echar al 5 del Campesino lo decia: disciplina, disciplina y disciplina.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.