LOS PACTOS (IMPOSIBLES) DE LA MONCLOA Antonio Roche Periodista y Antiguo Caballero Legionario

Pedro Sánchez ha lanzado la idea de reeditar los pactos de La Moncloa, impulsados en 1977 por el entonces presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, y que han servido para avanzar y consolidar una democracia que ha tenido 42 años de vigencia. El escenario es distinto; las circunstancias, diferentes, y los actores, desiguales.

Esa presunta buena intención del presidente del Gobierno revela que pretende hacerse con un respirador que le aporte oxígeno en unos momentos de asfixia sanitaria, económica, política y social. Necesita un respirador para salir airoso de esta crisis, que le ayude a sobrevivir durante más tiempo en La Moncloa. Ese es el único interés personal y no otro.

En 1977, la izquierda (PCE), el centro izquierda (PSOE), el centro (UCD), los nacionalistas (PNV y PDC) y la derecha (AP) fueron capaces de dejar atrás sus diferencias, sus grandes diferencias en algunos casos, y buscaran el interés común: conseguir una democracia plena en la que tuvieran cabida todos, todos, los españoles sin excepción. Se olvidaron del pasado y miraron al futuro con entusiasmo.

Aquellas reuniones, aquellas conversaciones, no debieron ser fáciles. Pero la altura de miras de aquellos actores permitió poner en valor un sistema que ha sido ejemplo para otros países: la monarquía parlamentaria, casa común de todos los españoles, y una Constitución, garante de la igualdad y de la justicia entre los españoles. Una convivencia en paz y en prosperidad.

Ahora, Pedro Sánchez intenta reeditar aquellos pactos, que parecen hoy en día imposibles. Además del PSOE -el principal interesado-, podría ser susceptible que los asumieran PP y C’S, dependiendo del contenido, claro. Pero una parte importante de siglas representadas en el Congreso quedarían al margen, unos por voluntad propia y otros por voluntad ajena. Con lo que el ‘nuevo’ Pacto de la Moncloa nacería incompleto, moribundo, y difícil de llevarlo a cabo.

Seamos realistas: ¿se imaginan sentados en una mesa negociando el futuro de España a PP, EH Bildu, IU-Podemos, C’S, ERC, Vox, PNV…? Seguro que no.

Además, ¿qué se pactaría? El sentido común diría que la unidad de España, el respeto al Rey, el acatamiento de la Constitución, la independencia real de la Justicia, la reforma de la ley electoral, el desvío de las subvenciones prescindibles hacia sectores productivos, ser impecables penalmente contra la corrupción, aminorar el gasto público, aumentar la inversión en sanidad y en I+D, una sanidad y una educación igualitaria para todos los españoles, ampliar el gasto en Seguridad y Defensa, asumir competencias que ahora tienen transferidas las comunidades autónomas, cumplir con los objetivos de déficit de Bruselas, reorientar la política exterior, sobre todo respecto a Venezuela, ‘recuperar’ las aguas territoriales usurpadas por Marruecos y Argelia en las últimas semanas…

De verdad, ¿estaría Pedro Sánchez, el principal inductor de la propuesta, dispuesto a sentarse con firme voluntad de llegar a un acuerdo con las demás fuerzas políticas con estos asuntos sobre la mesa? O, igual, pretende un pacto bilateral Gobierno (PSOE-Podemos)-PP, que no sería ya el ‘Pacto de La Moncloa’, sino otra cosa al no contar con el resto de partidos.

Por otro lado, ¿qué credibilidad tiene el actual presidente del Gobierno para abanderar ese pacto? Ninguna. ¿Y qué disposición? Ninguna. Si ni siquiera por cortesía ha llamado a Casado para informarle que lo va a convocar a una reunión antes de anunciarlo a bombo y platillo en conferencia de prensa. Y todo eso ocurre insultando y menospreciando al principal partido de la oposición. No es la mejor antesala para sentarse a dialogar sin crispación, sin tensión.

La propuesta de Sánchez se percibe como un intento a la desesperada de salir adelante y desviar toda la responsabilidad de esta crisis en unos hipotéticos pactos, que nunca llegarán. No puede impulsar la reconstrucción de España quien la ha devastado dejándola hecha un solar.

Pablo Casado, como líder principal de la oposición, tiene ahora la decisión de corresponder al órdago de Sánchez. O no. Tendría que poner sobre la mesa una relación de proyectos imprescindibles para girar el timón de España. Y eso, su interlocutor principal, no lo aceptaría. Y menos aún el socio del mismo, Pablo Iglesias, bien posicionado ahora por el debilitamiento de Pedro Sánchez..

Todo huele a cortina de humo, a una estrategia más del ivanredondo para apuntalar un Gobierno asfixiado, en declive, desacreditado, a la deriva e incompetente para afrontar una pandemia de gran magnitud, la sanitaria ahora y la económica después. Por cierto, tendrá que rendir cuentas ante la sociedad española de lo que ha hecho en estos dos meses y de lo que no ha hecho. Tiene esa asignatura pendiente.

¿Para qué seguir hablando de ‘pactos de La Moncloa’ si no hay nada que pactar? Se antoja como pactos imposibles.

Antonio Roche Periodista y Antiguo Caballero Legionario

Blog: generaldavila.com

17 abril 2020

14 pensamientos en “LOS PACTOS (IMPOSIBLES) DE LA MONCLOA Antonio Roche Periodista y Antiguo Caballero Legionario

  1. Magnífico y certero análisis D. Antonio
    Conciso y directo. Al que nada se puede añadir y menos aún se puede quitar.
    No obstante voy a dar una opinión personal. Aunque al juzgar motivaciones de terceros, pueda estar equivocado.
    Los “Pactos de la Moncloa” no fueron tanto una muestra de buena voluntad, como la consecuencia del gran desequilibrio de fuerzas.
    “La derecha” -el “Franquismo Sociológico”- era la fuerza mayoritaria. Y los pilares del Estado eran sólidos y respetables. Imponían respeto.
    En tal situación, las fuerzas políticas que tras décadas combatiendo al Régimen veían llegada la ocasión de “coger cacho” se avinieron a firmar los Pactos de la Moncloa llevados del aforismo “lame la mano que no puedas morder”
    Pero ahora la situación es diametralmente opuesta. Las fuerzas que los firmaron son conscientes de su poder, que han ido ampliando y consolidando año tras año.
    También son conscientes de la debilidad y desunión del centro-derecha.
    Por ello, aunque el PSOE pretenda capear este temporal sanitario -y el más letal económico y social que se avecina- reeditando aquellos pactos, es dudoso que lo consiga, pues quienes deberían firmarlos sueñan con pescar en el río revuelto que se avecina.
    Como ve D. Antonio coincidimos en el diagnóstico. aunque discrepemos ligeramente en las causas de la patología.
    Por supuesto que en aquellos acuerdo pudo haber, por parte de algunos representantes de la izquierda, algún atisbo de buena voluntad.
    Pero la actuación de la izquierda, desde entonces hasta la fecha, pone en evidencia que hubo más de oportunidad, en pos de alcanzar su irrenunciable objetivo -el cambio de Régimen- que de sincera buena voluntad.
    Por ello yo también veo difícil una nueva edición de los Pactos de la Moncloa.
    Reciba con mi afecto un cordial saludo.

    Le gusta a 3 personas

  2. Me ha encantado el artículo.
    Es genial, acertado, claro y valiente, como corresponde a un Caballero Legionario como tú.
    Te felicito, y te mando un abrazo Legionario.
    Saludo con taconazo,
    Viva La legión¡¡¡¡¡ y Viva España!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!11

    Le gusta a 2 personas

  3. Coincido plenamente con todo lo expuesto.
    Solo, la salida del Gobierno de Podemos y de los Independentistas, haría viable un acuerdo. Es una utopía, luego descartada esta salida.
    Acuerdo PSOE-PP-VOX, otra utopía. Descartada también

    No le demos más vueltas, pienso que la única salida sería, convocatoria de Nuevas Elecciones y que Dios reparta suerte.

    Después de las declaraciones de Iglesias, el PP, no puede sentarse a negociar con él de nada. Al enemigos cómo el ni agua.
    Gracias por tu relato. 🇪🇸🇪🇸🇪🇸

    Le gusta a 3 personas

  4. Podría copiar el comentario letra por letra de D. Luis Martín Pinillos. Justamente iba a escribir más o menos lo mismo, así que les evito la repetición. Suerte que tienen porque me ha dado tiempo de leerlo antes de escribir yo.

    Pero por respeto y solidaridad con D. Antonio Roche al menos quiero dejar constancia con mi propio nombre

    Atentamente

    Margarita Alvarez-Ossorio

    Le gusta a 2 personas

  5. Ya sabemos,Antonio, que es imposible,como bien sospechas ,que con este individuo no se puede hacer nada. Estamos ante no uno sino dos hombres que se han encontrado con la ocasión de su vida de ser alguien. Cada uno en su medio no son nada. Eran dos don nadie y a base de trampas, mentiras, engaños,etc han adquirido poder y no están dispuestos a soltarlo. Uno se dedica a culpar a los demás (CC.AAs) y el otro a su rollo de buscar votos importándole un bledo lo que ocurra. A él le interesa regalar dádivas,como buen comunista,para tener bien agarrados los votos y durar como las pilas.
    Con este panorama quien va a poner orden aquí? Tu lo ves igual que lo vemos los demás y con la prensa que tenemos, escrita y visual, de lo cual tú sabes (y yo también porque nos conocemos hace muchos años) no se puede avanzar porque, tengo que decirlo, son corruptos porque se venden por subvenciones y páginas de publicidad. Acuérdate que había una especie de Asociación de Medios cuyo nombre no recuerdo que repartía las subvenciones, en Madrid. Eso en manos de esta gente y con más dinero hacen maravillas.
    Me permito tutearte porque hemos trabajado juntos un tiempo
    Serafin Verdejo
    TteCoronel (R) del Ejército

    Le gusta a 2 personas

  6. Yo estoy de acuerdo con Don. Luis Martin-Pinillos pues el PP no puede dar carta de naturaleza a una pretensión del mayor farsante político, que a dado España, si el PP tuviese que dar el visto bueno a unos acuerdos, sus condiciones tiene que ser que PODEMOS tiene que salir del gobierno, y romper con los nacionalistas

    Le gusta a 2 personas

  7. No saben ni qué es lo que hay que hacer, salvo avanzar en su carrera hacia la dictadura bolchevique narcobolivariana.
    En esas condiciones, sería de necios firmar pacto alguno.

    Le gusta a 2 personas

  8. Magnifica, oportuna, acertada y elocuente descripción tanto de la situación política actual como la del otoño de 1977.
    Coincido con que hoy por hoy se “antoja como pactos imposibles”,
    La hipotética, difícil y poco probable solución está—según mi punto de vista— en manos del partido socialista; pero para ello la totalidad de los partidos de la oposición deberian apostar con firmeza a que así ocurra.

    Le gusta a 3 personas

  9. Totalmente de acuerdo con el artículo y con los comentarios.
    Está todo dicho.
    Quiera Dios que Pablo Casado no caiga en la trampa.
    Y que además vote en contra de la próxima prórroga.
    Al enemigo ni agua.
    Precauciones sanitarias todas las que hagan falta.
    Soflamas políticas en cada comparecencia: ni una más.
    Bastante tenemos ya con la crisis económica que tenemos encima.
    Saludos a todos.
    José Manuel del Pozo

    Le gusta a 2 personas

  10. Con todos mis respetos, yo no creo en ese pacto, puesto que ya estamos acostumbrados a las mentiras del sr. Okupa, le pido a Dios que den con “algo” que corte la pandemia de una vez y se sepa a ciencia cierta que es, o quien es, lo que la provoca y luego, seguro que habrá hombres de buena voluntad que se encarguen de sacar a España adelante, pues nos lo merecemos. Gracias y saludos.

    Le gusta a 2 personas

  11. Nuestro querido amigo Antonio Roche tiene dificultades técnicas para colgar su comentario y me pide que lo haga yo. Ahí va y espero que tengamos la oportunidad de seguir contando con su opinión que a todos nos favorecerá. Gracias querido Antonio. General Dávila

    Un saludo a todos.
    En primer lugar mi agradecimiento al general Dávila por acogerme en su prestigioso blog, un referente para los que anhelamos ese tipo de reflexiones y opiniones.

    Y en segundo lugar os doy a todos las gracias por vuestras opiniones y aportaciones, que vienen a complementar el artículo ‘Los Pactos (imposibles) de la Moncloa’, del que soy autor.

    Le envío un marcial saludo al teniente coronel Serafín Verdejo, al que conocí en La Legión y, posteriormente, en el periódico La Gaceta de Málaga, que gestionó como gerente con gran éxito.

    Os seguiré con la misma expectación de siempre.

    Un cordial saludo y siempre a sus órdenes
    ANTONIO ROCHE GONZÁLEZ
    Periodista y Antiguo Caballero Legionario

    Me gusta

  12. Gracias Antonio. Sabes que te he apreciado en todo momento. Hubieras sido un buen Director de la Gaceta de Málaga y de hecho como Gerente y Consejero Delegado te propuse pero aquello tomó otro rumbo y quedó en lo que quedó. Mi General, con tu permiso me he tomado la libertad de dirigirme a Antonio Roche después de tantos años sin contactarlo.
    Un abrazo y gracias
    Serafin Verdejo
    TteCoronel (R)

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .