EL RECUERDO A LOS MUERTOS POR LA PATRIA General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Hoy en las Fuerzas Armadas es el Día de los Caídos por la Patria.

Un momento para detenerse en el camino y elevar nuestra oración de soldados por todos aquellos que sirvieron a España y por la Patria entregaron su vida.

En la Legión, como nos contaba el legionario Braulio, no se habla de caídos sino de muertos, con rotundidad y verdad; que decía Braulio que en la Legión el que se cae se levanta y solo no pueden hacerlo los muertos. Y que para eso estaban sus compañeros, para tirar de él, porque nunca abandonarán a un hombre en el campo hasta caer todos.

No abandonemos a nuestros muertos, ellos están ahí velando como antorchas el camino, que no nos desviemos, que no nos perdamos, y, aunque pocos, los menos, que sigamos, siendo fieles a eso por lo que ellos murieron: España, su patria.

No gusta hablar de la muerte. Es lo único indiscutible, la verdad más real y en la que pocos piensan. Pensar me hizo Braulio el legionario en el artículo aquí publicado. Lo repito para aquellos que no quieran leerlo.

La muerte (por el legionario Braulio)

«El morir en el combate es el mayor honor. No se muere más que una vez. La muerte llega sin dolor y el morir no es tan horrible como parece. Lo más horrible es vivir siendo un cobarde».

Siempre la muerte. Habéis venido a morir. Un cosa es no tenerle miedo a la muerte y otra quererla. Yo sé que nuestro jefe quería que nos hablasen de la muerte para que le quitásemos esa imagen de horror, de temor, de negra guadaña que atemoriza. Por eso hablaba de una novia joven y bella besando nuestra frente. También decía que fuese nuestro Ángel de la Guarda que nos llevase al Cielo.

Aquí, entre nosotros, no hablamos de esas cosas de la muerte. Si acaso entre cada dos, como juramento entre ellos, y lo que has de hacer si acaso, pero nada más.

La muerte no forma parte de nuestras tertulias, ni está ni se la espera, pero si viene a ninguno nos va a asustar. Sí, sabemos que vamos a morir, como todos, y que en el lugar en el que combate la Legión la muerte está más cerca; eso no significa nada. Sabemos lo que hacemos y por qué lo hacemos. Aquí nadie va a lo loco, nadie se la juega sin motivo o razón. La muerte hay que saber esquivarla, con valor, pero tonterías con esa cercana posibilidad ninguna, porque yo creo que si tú te la juegas alegremente, insensatamente, estás jugando no con tu vida sino con la de los compañeros. Pero recular, de eso nada.

Nadie quede en el campo, aunque muramos todos. ¿Quién dijo miedo? ¿Quién es inmortal? Menos el hombre todos lo son, porque ellos, los animales y las plantas ignoran la muerte.

Se lo he oído a alguien decir de otro que había escrito algo así como que lo terrible, lo incomprensible, es saberse inmortal. Como que dilatar la vida de los hombres era dilatar su agonía y multiplicar el número de sus muertes. Por eso será que a mí esto de la muerte no me da mucho que pensar. Porque llegará. Y después de que llegue, pues Dios sabrá.

Yo recuerdo al de la Buena Muerte, al legionario clavado en la Cruz, sus últimos momentos de agonía, abandonado por todos, cobardes, ellos sus compañeros sin cumplir el espíritu de compañerismo. No quería morir; nadie quiere. Aparta de mí este cáliz, pero sea tu voluntad. Así es y así sea. Que sea lo que Dios quiera. Hoy o mañana. Abierto el pecho de la camisa legionaria.

Es una batalla contra el tiempo. Contra la muerte el tiempo no cuenta, cuenta el olvido, lo que viene después y aquí en la Legión hay una lista siempre presente en la que estamos todos y alguna vez alguien la lee y sus labios pronuncian tu nombre. Estás muerto, pero estás como vivo, en los labios de otro como tú, hoy que es como mañana y como fue, siempre será igual hasta el final de los tiempos, que es una frase que se dice, pero que es como decir hasta la muerte, pero no porque sea el final, sino que es distinto, debe ser para mejor.

Veo que la muerte no significa nada. Porque mientras vives no existe, y cuando está presente no existimos nosotros, así que la muerte no es real para los vivos; y para los muertos yo que sé. Por eso digo que sea lo que Dios quiera, y que  puede venir cuando quiera.

Nunca se puede ni debe saber hasta cuando es bueno que el hombre viva. Se lo he preguntado al sargento Estétor que es de los más viejos y me ha contestado que un hombre debe vivir hasta que crea que morir es mejor que vivir. Me he quedao de piedra y no hago más que darle vueltas. ¿Qué habrá querido decir?

Otro compañero me dijo que la vida es una cuestión de costumbres, y que cuando dejas de acostumbrarte a vivir, pues te mueres. No lo he entendido, pero es igual, seguro que tiene razón.

Otro me dice que él vio morir a un legionario que le dijo: «…no agonizo, no entristezcas, esto es para mí como si alguien estuviese esperando, en una estación, un tren, y echara una cabezada. Eso dijo». Debió de pasar el tren ese que tanto esperaba. ¿A dónde querría ir?».

 

Elevemos nuestra oración por ellos.

 El toque de oración inicia el vuelo

Y hay en las últimas luces del cielo

Algo invisible que nos acompaña,

Como si en la quietud de los soldados

Estuvieran aquí formados

Todos los que murieron por España”

(Coronel Luis López Anglada)

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

2 noviembre 2020

 

16 pensamientos en “EL RECUERDO A LOS MUERTOS POR LA PATRIA General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

  1. A las órdenes de V, E., mi General.

    Sí, la muerte, forzosamente, tiene que ser una cosa muy seria, mística. Y la muerte en combate o acto de servicio por la Patria, es lo más sublime a que un hombre puede aspirar llegada esa necesidad. No he estado en ninguna guerra, pero sí he visto morir en accidente de avión y rescatado de la tierra y entre los restos, a unos pocos, y algunos de ellos amigos del alma, personas muy queridas con independencia de categorías y empleos; que en la muerte todos somos iguales. Todavía, y así será hasta que yo muera también y me reúna con ellos otra vez, pasan por delante de mis ojos todos los días a la hora del toque de oración.

    Y todos los días me pregunto si por mi comportamiento seré digno heredero de su ejemplo y merecedor del legado que con su sacrificio dejaron, y de un lugar a su lado en la otra vida. Y lo que más me aterra es pensar si, de forma inconsciente, pudiera en algún momento traicionar su recuerdo y confianza, mediante un acto de cobardía, por acción u omisión.

    ¡¡¡Viva España!!!

    Le gusta a 6 personas

  2. Porque la muerte no es el final!
    Maravilloso artículo, mi General.
    A los que murieron por la Patria (mi abuelo Enrique, mi tío Luis) siempre presentes en nuestros corazones.

    Le gusta a 6 personas

  3. En Caballería se decía”hace mucho tiempo” que el que muere por la Patria,lo recoge la Inmortalidad. Y que la Patria nace con la ceniza de los muertos.. Yo estoy totalmente convencido,y Braulio me lo confirmó un día que estuve con El,hace poco tiempo. ¡¡Por España!!!! Y sus caídos. ¡Viva España y sus defensores!!!

    Saludo con taconazo. A la Orden de V.E.mi General..

    Le gusta a 7 personas

  4. Quilla y timón de tu nave por un rompiente de riesgos
    con el velamen tendido, buscando el tranquilo puerto
    sin escollos ni arrecifes en que se mece tu credo,
    y donde la muerte aguarda por un quicio de silencios.

    Sobre la tierra abrasada, viva imagen del infierno,
    de su espíritu glorioso, arca y santuario ciego,
    los hijos de la Legión bronce de soles morenos,
    a la cita con su novia sin dilación acudieron.

    Vestía la enamorada, luto de crespones negros,
    y por la inmensa campana de los espacios etéreos,
    en el creciente sin fin de su paz y ofrecimiento,
    rendía su virginal entrega de amor eterno.

    Tejía en su bastidor, sudarios de blanco lienzo,
    uno para cada amante de los que elegidos fueron,
    y en el arco de sus labios, el si del advenimiento,
    tomo forma de paloma y se perdió por los cielos.

    Quién será el afortunado? Quien el arcano misterio,
    de tus besos y caricias, podrá conocer primero?
    Quien gozara del calor compartido de tu lecho,
    y a tu lado vivirá sin el pecado del cuerpo?

    En el vació ominoso, por tu vereda de celos,
    bendiciendo de tu gloria el fuego que llevas dentro,
    novia rendida y desnuda, sin flores blancas ni velos,
    la Muerte tu prometida, te espera envuelta en incienso.

    Le gusta a 8 personas

  5. A los que morir supieron y con dignidad se nombran
    ————————————————————————
    A los que morir supieron
    con la dignidad que honra
    a los que en ella se nombran
    y con su sangre escribieron
    las grandezas que redoblan.

    En las torres de la historia
    que repican sin cesar
    y despertando cristiandad
    hacen ecos en las concordias
    que requiebran humanidad.

    La muerte NO es el final,
    pues. Aunque cuerpo se pudra
    siempre quedarán las tumbas
    refrenando la inmortalidad
    de los espíritus que alumbran.

    Y en este día SACROSANTO
    se aumenta más el requiebro
    que engalanando el recuerdo
    se entremezclan con el llanto
    que inundan los cementerios.

    Día de difuntos de 2.020

    Ramón Lencero Nieto

    Le gusta a 7 personas

  6. Pensando en lo que acabo de leer, envidio a todos esos, legionarios y a los que no lo fueron, por ese saber morir defendiendo a España.
    Con los años, y mirando hacia adelante , piensas que el final se acerca, demasiado rápido y no puedes evitarlo.
    Conclusión: ¿ Debo tener envidia, de los que murieron por su Patria, en un campo de batalla ?
    Mi respuesta es un SI rotundo
    El tiempo que nos regaló Dios, ¿ lo empleamos bien ?
    Al menos, siempre mi Patria, fue lo primero.
    Espero ver a esos valientes algún día. Sería un orgullo.🇪🇸🇪🇸🇪🇸

    Le gusta a 7 personas

  7. !! PRESENTE !! DSCANSEN EN PAZ.

    Saludos General Dávila, con afecto y agradecimiento. Extensible, para todos.

    Josefa López del Moral Beltrán

    Le gusta a 5 personas

  8. Mi general: Recuerdo cuando el día de los “Muertos por la Patria” era el 20 de noviembre ( antes de la muerte de Franco). Los militares ( yo lo era) y falangista( yo lo soy) celebrábamos dos Misas: a las 6 de la madrugada ( por José Antonio) y a las 12, organizado por el mando militar ( en Cartagena por el almirante Jefe del Departamento Marítimo.

    A sus órdenes Fdo. Carlos León Roch (ex capitán Médico de la Armada.

    Le gusta a 5 personas

  9. Con mis debidos respetos mi General, permítame unirme a su gesto de recuerdo en favor de nuestros héroes.
    Como soldado es mi deber como el de cualquier otro ciudadano, contribuir a enaltecer rindiendo homenaje a la noble figura y memoria de aquellos que sacrificaron su vida por un ideal. A áquellos que con su valor y espíritu de sacrificio tuvieron como única misión engrandecer con sus heroicas hazañas a la Patria que tanto amaban y ser dignos de la misericordia infinita de Dios Nuestro Señor. A mi abuelo Rodrigo, oficial de Caballería del Ejército, a su hemanos, Luis, asesinados cobardemente durante nuestra Guerra Civil y a todos los que a lo largo de nuestra historia ofrecieron los mas preciado que uno posee por la Patria vengo rendirles honemaje y honrar sus memoria con estas palabras. Qué Dios los tenga en su Gloria Eterna!

    “Cuando la pena nos alcanza
    por el hermano perdido,
    cuando el adiós dolorido
    busca en la Fe su esperanza.
    En Tu palabra confiamos
    con la certeza que Tú
    ya le has devuelto a la vida,
    ya le has llevado a la luz.
    Ya le has devuelto a la vida,
    ya le has llevado a la luz”

    Le gusta a 4 personas

  10. Un recuerdo y una oración por todos nuestro muertos en su lucha por España.

    También por los que han entregado su vida recientemente en su colaboración para salvarnos de la pandemia, ellos también han luchado por su Patria desde su condición de soldados.

    Honor y Gloria para todos ellos, que Dios les bendiga y los tenga a su lado, dé consuelo a sus familias y sean siempre un ejemplo.

    Descansen en Paz, Amén

    Le gusta a 5 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .