LOS MALEDUCADOS Rafael Dávila Álvarez

Es algo que viene de casa; de la Escuela ya poco se puede esperar. Tiene mucho que ver con el esfuerzo, el rigor y el respeto, intangibles que no se venden y ni siquiera los actuales ricos de la inteligencia pueden comprar. Porque el rico de ahora es un hortera; así de claro. Hortera: «Vulgar y de mal gusto», dice el Diccionario de la RAE al que admiro por su verdad.

Tiene mucho que ver con urbanidad, pero no es solo es: «Cortesanía, comedimiento, atención y buen modo».

Hoy las normas y las formas se cogen en el gym, como si Platón se hubiese hecho entrenador de músculos al darse cuenta que entrenar la mente no era enriquecedor.

El músculo, la belleza corporal «molan» junto a la inteligencia plana: el futuro se muestra en su vital mala educación.

No todos se forman en esa educación ofensiva y mal encarada, sino que alguno destaca en su silencio y distanciamiento de la vulgaridad que nos asola. Forman parte del futuro de un grupo de élite que domine y dirija a esta masa de incultura y malos hábitos que cada día forjamos a base del apoyo de Bancos y banqueros preocupados por todo menos el bienestar de sus clientes, de profesores laureados en el mito erótico, en conjuntos de borregos asalariados por el pasto.

Empieza el curso escolar y es conveniente observar la paiedeía y en los tiempos que corren fiarse menos de lo que imponen las leyes y más de las herencias del tratado familiar de la tradición y la educación.

La educación marca el futuro de una nación, de una sociedad y pone continuidad a los valores heredados como tesoro de su historia.

Malo sería que la educación fuese cuestión solo de formas, de urbanidad, es mucho peor porque se trata de un problema de fondo. La educación es el alma de una nación, el fiel reflejo de su cultura y tradición, no es un empujón ni un taco a destiempo, ni un insulto, es el fondo de todo ello, es la frase evangélica: «No es lo que entra en la boca lo que contamina al hombre; sino lo que sale de la boca, eso es lo que contamina al hombre».

No hay nada más que asistir a los debates políticos, televisivos, radiofónicos para darse cuenta del nivel de educación que sale de los adentros de nuestra España de hoy que empieza a ser un insulto para muchos como refleja la sede de la representación de la soberanía española: un permanente insulto.

«Si ahora tornamos los ojos a la realidad española fácilmente descubriremos en ella un atroz saturado de indocilidad y sobremanera exento de ejemplaridad». Cierto parece que cuando nos dejamos seducir por alguno personaje «…se trata, casi invariablemente, de algún personaje ruin e inferior que se pone al servicio de los instintos multitudinarios».

Por eso la mala educación triunfa en el poder y acaba siendo el Poder.

Pongan ustedes nombres. Aciertan seguro. Por sus obras los conoceréis.

Rafael Dávila Álvarez

02 septiembre 2022

Blog: generaldavila.com

 

7 pensamientos en “LOS MALEDUCADOS Rafael Dávila Álvarez

  1. Buenos días, mi General, y todos, este artículo me lo apunto como uno de los que más me han gustado. La buena educación es sobre todo cuestión de repeto y consideración. Los modales y maneras son sólo formas y herramientas de este fondo de respeto, y por si solas no son Buena Educación; el barniz que oculta la madera barata.
    Si por capricho banal y frívolo pido, con todas la buenas maneras del mundo, a una, o aún peor, a varias personas, una cosa innecesaria, no esencial para uno mismo ni nadie más, y este favor,que pido por favor, un favor, molesto, o peor, potencialmente perjudicial para quien lo otorga, o para terceros, ademá de poner a quien o quienes se les pide el favor, en un compromiso y una ituación violenta si se niegan, sigo siendo un Maleducado, quizá de los peores, porque entre los maleducados hay clases, sin ninguna clase, y castas; quiza más que en cualquier otro colectivo.

    Le gusta a 5 personas

  2. A las órdenes de V. E., mi General.

    Naturalmente que la educación se aprende en la cuna. Después ya es tarde. Antiguamente la Escuela, el Instituto y la Universidad rambién eran formadoras a ese respecto. Pero desde hace muchos años, y particularmente desde princio de la década de los ochenta, y patrocinado y dirigido desde el partido que se hizo con el poder, estos centros de enseñanza comenzaron otras actividades, impuestas desde el poder, el adoctrinamiento político, al principio subliminal y luego ya sin careta, hasta con textos y asignaturas, y el fomento de la corrupción y el arte de la mentira, el chantaje y la compraventa de voluntades.

    Ya vamos por la implantación, sí o sí, de eso que llaman «cultura LGTBI»,no sé si eso se escribe así o parecido (una especie de Sodoma y Gomorra, para entendernos). Pues la del aborto a la carta ya lleva años consolidada. Parece que eso de la eutanasia no ha tenido tanto éxito, y puede terminar desapareciendo por falta de uso.

    Que nos coja entre los justos el día que comience a llover fuego. Si es que no ha comenzado ya, aunque todavía nos parezca que está lejos.

    ¡¡¡Viva España!!!

    Le gusta a 5 personas

  3. Hoy, hay mucho «dos», o bien, hoy hay, muchos «doses», en la fecha que estamos, o a la que estamos, valgan las redundancias y puesta centrada/escrita (con números), es así:

    02.08.2022

    Bueno, en realidad, tampoco es que halla muchos doses porque sólo hay la mitad de los ocho números, o sea, que hay cuatro «doses».

    Pero el tema, ni va de números/matemáticas, ni de enseñanza, va de EDUCACIÓN.

    Se todas formas, no me resisto a…

    Un día, viendo un calendario del año, de esos de bolsillo, me dige a mi mismo, tiene que haber una forma de aprenderselo uno de memoria…

    ¡Y la encontré!

    Por ejemplo, la del presente año del que hablamos o en el que estamos, o sea, la del 2022 que escrita horizontalmente y centrada de izquierda a derecha, es:

    266 315 374 264

    Y en vertical, hasta la mitad y para que vea más claro es así:

    2 primer domingo de enero
    6 primer domingo de febrero
    6 primer domingo de marzo

    3 primer domingo de abril
    1 primer domingo de mayo
    5 primer domingo de junio

    Y sucesivamente, hasta el último de los doce números escritos:

    266 315 374 264

    que es el 4 (o será, si Dios quiere), primer domingo del mes de diciembre, y que en su último día (treinta y uno de diciembre), podamos seguir diciendo, (señal de que estamos vivos):

    ¡San Silvestre año «acabestre»!.

    (¡»AJOLÁ»!)

    El que se aprenda este sistema de los doce primeros domingos del año en curso, tendrá mientras viva, el calendario del año en la cabeza además de verlo en el se bolsillo, pared, teléfono móvil….

    Bueno pero…

    ¿Estamos a setas o a relojes?

    Porque, una cosa es enseñanza y otra,

    EDUCACIÓN

    Efectivamente, la primera en la escuela, sea de párvulos o bien, naval/militar y que en «román paladino», podría decirse además de escuela, su sinónimo, academia.

    Volvamos entonces a la educación y termino.

    Siempre se ha dicho (aunque suene fuerte) «la educación hay que mamarla en casa». Y que verdad es. Acabo con una admiración:

    ¡Ah y no valen los poquitos»!.

    Porque es verdad y ha llegado el momento de decirlo, en la educación como en el embarazo…

    ¡O se es o no se es!

    Una persona es educada, o no lo es.

    ¡Está embarazada o no, lo está!

    En definitiva y como decía mi santa madre que era de León, hoy León y Castilla…

    ¡ORDEN Y CONCIERTO!

    Espero no haber «desembarcado» en…

    Le gusta a 5 personas

  4. Muchas gracias Mi General. ¡Que razón tiene sobre la educación la cual tiene que ya impartirse en casa!, El colegio es para aprender, Hemos llegado a caer tan bajo, que se fueron los valores, Los políticos son unos maleducados, no saben hablar sin ofender, con todo este panorama estamos desilusionados, y si ya ponemos la subida de lo principal, como los alimentos, carburantes, luz gas y un largo etc. desilusionados total, Pero los políticos cada vez tienen más asesores «amiguitos», y más chiringuitos, pero no se preocupan de que en los pueblos no tengan medios, ni medios de transporte. Sin extenderme más .

    Le gusta a 5 personas

  5. Buenas tardes

    Poco o nada se puede añadir hoy a su artículo, mi General. Lo podemos comprobar a diario, y hay algo peor todavía. Que aquella generación que ha sido educada por la nuestra, muchas veces no sólo no han seguido las normas que intentamos inculcarles, es que se han dejado llevar por una sociedad en descomposición y no somos capaces de reconocernos en ella.

    Creo que en el fondo se puede ser educado incluso sin unos modales exquisitos, sólo con un poco de bondad y generosidad, y por supuesto, con respeto, porque esas cualidades van intrínsecas en las personas de bien, y conforman un comportamiento que se puede equiparar a la buena educación.

    Hoy podríamos comparar a nuestra sociedad con un tango muy popular, «Cambalache», porque tal como describen las palabras de ese tango es difícil separar a simple vista lo que tiene valor de la simple chatarra, y ahí va todo, mezclado, sin orden ni concierto, muchas veces sin siquiera ese barniz que cubra la mala madera, con descaro y prepotencia, porque ya lo dice el refrán, no hay mayor osadía que la ignorancia.

    Espero que todos hayan tenido unas felices vacaciones, o al menos un feliz descanso. Para todos mis más cordiales saludos

    Margarita Alvarez-Ossorio

    Le gusta a 5 personas

  6. Correcciones
    Donde dije «dige», debí haber dicho, dije.

    Por cierto, llegó de Madrid, diciendo los nombres, a quienes el Jefe de Estado, había dado la orden de ejecutar.

    Y uno de los contertulios, preguntó:
    ¿Y a «garrote vil»?

    Y el que lo contaba que venía de Madrid, le contestó:
    ¡A ese, también!

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s