ANTIQUA IMBECILLITAS. Rafael Dávila Álvarez

Antiqua Imbecillitas, es el nombre con el que nos regala un poema don José (Jiménez Lozano):

Pablo dijo a los de Éfeso

que había que soportar a los imbéciles,

mas Pablo vivió en el mundo antiguo;

no había best-sellers, televisión, periódicos;

no era entonces su consejo

impracticable.

Acaso ahora lo seamos todos. Alienados por los que piensan por todos; y todos hablamos de lo mismo, y discutimos, enfrentados por lo mismo.

Así que ya es hora de que termine la jugada y dejemos el pensamiento único; y pensemos.

Pensar es escuchar. No solo la palabra. Hay sonidos que hablan más allá de la sintaxis, sonidos sin autor, ni fecha de creación. Hay que leer al escuchar, otras cosas… Un verso trae de todo un poco, palabras y sonidos, silencios.

La garza ya iba de mañana…

Tranquila y blanca/mañanera iba la garza…

…los vencejos suben, bajan, giran,/ chillan. No encuentran la salida…

Verde saltamontes, de hechura aerodinámica…

…mañanitas de abril/son buenas de dormir…

Mira el cielo raso entre dos luces…

Espadaña de la iglesita derruida…

Ves la luna de octubre/que asciende lentamente…

Llegó una esperanza/como una golondrina adelantada…

Otoño de colegial y de estudiante…

Estas blancas rosas/azules clavelinas…

¡Si pudieras contemplar el mundo/como Homero lo hacía!…

…el Viernes Santo está en su tarde/del indeciso abril, cierzo y lluvia fría…

Un solitario petirrojo/que quizás tenía hambre/ y añoranza, frío/ quizás miedo…

Oyes cacareos en la mañana/ el chirrido de la carreta de heno en el ocaso/y aullidos en la noche  …

Toda la noche oíste al cabritillo/quejarse, desvalido; y tu caricia/no alcanzó a consolarlo…

Graznando, escapa hacia su nido/la urraca, en el ocaso/

Si abril no fuese un mes incierto/si sus noches/no obligaran a encender el fuego/la traición no se hubiera consumado…

Mira los cardos secos, los matojos/las zarzas devastadas, las cabañas/dormidas, las cenizas/de hoguera tan antigua…

¡Oye al ruiseñor de canto melancólico…!

Mira cuán delicada es la aurora;

aunque se trate de un día aciago,

te lo entrega con sus rosados dedos,

para no herirte de antemano.

Así que ahora el rey es solo un hombre/y eso me ha conmovido.

Dice todo esto D. José.

Nos avisa y señala, otras cosas que hablan, donde mirar, escuchar… Ya has visto los ojos de los pájaros.

…mas Pablo vivió en el mundo antiguo;

no había best-sellers, televisión, periódicos;

no era entonces su consejo

impracticable.

Antiqua Imbecillitas titula D. José su poema.

Soportar a los imbéciles es hoy impracticable. Los hay por todas partes.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

23 julio 2020