LA NAVE PARKER CAMINO DEL SOL. FÍSICA O METAFÍSICA Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

La nave Parker

<<Entonces Josué habló a Jehová el día en que Jehová entregó al amorreo delante de los hijos de Israel, y dijo en presencia de los israelitas: Sol, detente en Gabaón; Y tú, luna, en el valle de Ajalón. Y el sol se detuvo y la luna se paró, hasta que la gente se hubo vengado de sus enemigos. ¿No está escrito esto en el libro de Jaser? Y el Sol se paró en medio del cielo, y no se apresuró a ponerse casi un día entero. Y no hubo día como aquél, ni antes ni después de él, habiendo atendido Jehová a la voz de un hombre; porque Jehová peleaba por Israel. Y Josué, y todo Israel con él, volvió al campamento en Gilgal>> (Josué 10:12-15).

<<E pur si muove>>, y sin embargo, la Tierra se mueve. Galileo acabó con el geocentrismo, no éramos el centro de nada y menos del universo.

Galileo

Negar un hecho suele confirmar su veracidad. Era el Sol la estrella que marcaba nuestro acontecer; a su alrededor giraba la vida.

Diógenes pidió un  gran favor a Alejandro. <<Pídeme lo que tú quieras. Puedo darte cualquier cosa que desees…>>. <<Por supuesto. No seré yo quien te impida demostrar tu afecto hacia mí. Querría pedirte que te apartes del sol. Que sus rayos me toquen es, ahora mismo, mi más grande deseo. No tengo ninguna otra necesidad…>>.

Los pinceles de Claude Lorrain buscaron una nueva imagen de la luz sobre nosotros, la luz del Sol que gobernaba sobre la oscuridad de las mentes. Sabía que nos movíamos según aquella luz dictaba. El contraste, las sombras necesarias.

Puesta de Sol. Claude Lorrain

La nave Parker Solar Probe viaja ya camino del Sol. El viaje se encierra en el mejor de los cuentos de hadas, en busca de la luz. No es otra cosa que el conocimiento. Física o metafísica. Las especulaciones no sirven ya. Otra cosa es el conocimiento intuitivo; que se va perdiendo. Nos ocultamos de la luz de las estrellas, nos ocultamos a sus efectos. Conocimiento. Todo, cualquier cosa, menos confusión. Intencionada. Conocimiento venga de donde venga. Es importante tener ideas. ¿Finalidad? La verdadera ciencia procede de la causa a los efectos.

La nave al Sol tiene un carácter científico. Económico sin duda. Nadie se gasta el dinero en especulaciones; si no es rentable no se hace. Pero esa es una pobre rentabilidad para tanto esfuerzo. La duda trascendente viaja más allá. Se ha metido de polizón en la nave Parker. Detrás de toda fórmula, lejos de los efectos, están las causas, el origen. Hay muchas preguntas sin respuesta; dentro de miles de años puede que esas preguntas sigan siendo las mismas que nos hacemos hoy, como era hace miles de años; idénticas. Sin respuesta. ¿Conviene saber la respuesta? Hay que seguir intentándolo. El principio de todo será el final y así eternamente. Siempre habrá algo, aunque nosotros seamos nada. La nave Parker Solar Probe navega por el tiempo, quizá, el espacio, pausada a una velocidad hasta ahora desconocida, capaz de enfrentarse al sol que más calienta.

El hombre en su afán…

Libre de la metáfora y del mito

labra un arduo cristal: el infinito

mapa de Aquel que es todas Sus estrellas.

Aún recuerdo aquel chiste malo-malísimo en el que uno decía que los americanos habían enviado una nave al sol y el otro le contestaba que era imposible porque antes de llegar se derretiría  por la elevada temperatura.

-¡Vaya hombre! Te crees que los americanos son tontos… la mandarán por la noche.

Perdón por esta boutade final.

Puede que así no pierdan de vista el viaje más importante que en su osadía ha emprendido el hombre. Viajar al Sol. La estrella nuestra. Giramos, rotamos.

No se encuentra el sentido del mundo en el mundo. Habrá que seguir buscando.

Puede que alguno se quede pensando… y esperando, esperando, esperando…, como desde hace miles de años.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

4 septiembre 2018