¡FRANCO! ¡FRANCO! ¡FRANCO! (General de División Rafael Dávila Álvarez)

Artículo publicado en actuall.com el día 16 de julio 2016

1 desfile Victoria

Desfile de la Victoria

La guerra civil española sigue buscando una interpretación equilibrada por todos los grupos y simpatías políticas. Los llamados especialistas, después de tantos años, siguen manteniendo los bandos y una flagrante división. Escriben con una idea preconcebida en la que persisten antes y después del estudio de tan dispersa documentación. Muchos han obtenido fama y viven, muy bien por cierto, gracias a la Guerra Civil, gracias a Franco.

Esta historia de la que ahora se cumplen 80 años empezó con un fracaso, el de la II República proclamada de forma totalmente arbitraria el 14 de abril de 1931. Era el fruto de unas elecciones municipales que no decidían un cambio de Régimen sino la elección de 8000 concejales. Nunca se convocaron para sustituir la Monarquía por la República. Por otro lado el resultado numérico dio el triunfo a los concejales monárquicos. La indiferencia de unos, el desánimo o la cobardía de otros, dio paso a la República que convocó las primeras elecciones sin garantía alguna de autenticidad y desarrolló una Constitución alejada de la realidad política y social de España.

 decreto138-jefatura-estado1Quedan interrogantes. ¿Estaba ya pactada la caída de la monarquía? ¿Estaba el Rey ya predispuesto, incluso antes de las elecciones,  a abandonar España y dar paso a la República? ¿La actitud de apoyo a la República del general Sanjurjo, Director de la Guardia Civil, fue exclusivamente por despecho al Rey? Es todo muy extraño y hay actitudes que no se entienden. A pesar de todo si la República hubiese sido bien interpretada, sin injerencias totalitaristas del Frente Popular y de la Unión Soviética, si se hubiesen respetado creencias e ideas, si hubiese sido mínimamente democrática, creo que habríamos tenido República para rato y la Guerra Civil nunca se hubiese producido.

Es un error a mi juicio interpretar la Guerra Civil española como un prólogo de la Segunda Guerra Mundial. La única semejanza es la división fuertemente establecida  en Europa entre temblorosas democracias, fascismo y comunismo. La Guerra Civil fue algo interno alimentado por años de enormes errores políticos y recomendaciones a la violencia y al odio fomentados desde el radicalismo.

Del cuartel de Pontejos, a las dos de la madrugada del día 13 de julio de 1936 salieron autocares de guardias y cada jefe de vehículo recibió orden escrita de la misión a cumplir: una camioneta fue al edificio donde vivía el señor Gil Robles, que se había ausentado, otra, la número 17, paró en el domicilio de don José Calvo Sotelo, a quien el capitán Victorino Cuenca, José del Rey y dos o tres más detuvieron , en forma de secuestro, y asesinaron dentro de la camioneta, por la espalda, abandonando su cadáver en el cementerio del Este.

El alzamiento contra el Frente Popular se inició en la tarde del 17 de julio de 1936 en Melilla y con extraordinaria rapidez se sumaron las guarniciones y población civil de de las plazas de soberanía y territorios del Protectorado de Marruecos. Es curioso recordar que el Jalifa Muley el Mehdi Ben Ismail primer jalifa del Protectorado y hermano del sultán de Marruecos se unió al alzamiento declarando que lo hacía por tratarse de una sublevación contra un gobierno perseguidor de la religión.

JU-52M3_GUERRA_CIVIL_COLOREADA_2

JU-52M3_GUERRA_CIVIL_COLOREADA_2

Un ejército de veinte mil hombres quedaba en la madrugada del 19 de julio bajo el mando del general Franco, comandante general de Canarias.

Franco estuvo desde el principio en contacto con Mola. Incluso tenían, desde que Franco fue Jefe del EMC y Mola estaba en África, una clave para entenderse. La prudencia de uno y otro y el oscurantismo con el que se quiere relatar la biografía de Franco, han nublado la verdad y la historia. Franco siempre estuvo del lado del alzamiento y siempre tuvo claro que su responsabilidad sería conducir las tropas de África. A pesar de que en los planes iniciales nunca se pensó en tener que recurrir a las tropas africanas ya que la idea, equivocada como pronto se vio, era que se produjese una rendición rápida del gobierno republicano gracias a la presión ejercida sobre Madrid por las columnas procedentes de Valladolid y  Pamplona junto a la de Valencia. El fracaso del levantamiento en Valencia supuso un cambio transcendental. Seguramente una de las razones más poderosas que condujeron a una prolongada guerra.

La única duda que surgió en el interior de Franco y que a muy pocos transmitió, fue la ligera esperanza de ser llamado desde el gobierno de Madrid para llegar a un acuerdo y establecer el orden y la legalidad sin necesidad de un enfrentamiento. La carta de Franco a Casares Quiroga fechada el 23 de junio de 1936 es toda una declaración de intenciones. Su esperanza duró más de lo que lo que se ha pensado. Liberado el Alcázar de Toledo y la llegada de las Brigadas Internacionales deshizo cualquier mínima esperanza. La guerra iba ser tan larga como terrible.

img_1971

Junta de Defensa Nacional

Franco y Mola en los preparativos del Movimiento (Reunión en Madrid en casa del agente de Bolsa José Delgado en marzo del 36) habían acordado que el teniente general Sanjurjo sería el encargado de dirigir los ejércitos evitando de esa manera los recelos que otro nombramiento produciría en Goded y en Queipo de Llano.

Dos hechos van a cambiar el rumbo de los acontecimientos. La muerte de Sanjurjo el día 20 de julio al capotar en el despegue la avioneta que le iba a trasladar desde Estoril a Burgos para tomar el mando y el fracaso de la sublevación en Valencia quizá provocado por la ausencia del general Goded que se trasladó de Mallorca a Barcelona, donde fue detenido, en lugar de dirigirse a Valencia como estaba previsto en los planes iniciales.

La situación creada daba a entender que Franco o Mola se harían cargo del mando de la zona nacional. Pocos han estudiado esta situación porque casi nadie se ha fijado en lo que en Burgos se planteaba, la importancia de las decisiones que allí se tomaban y la transcendental actuación de la Junta de Defensa Nacional.

El día 23 de julio se reúnen en Burgos los generales de División don Miguel Cabanellas y don Andrés Saliquet, con los de Brigada don Miguel Ponte y manso de Zúñiga, don Emilio Mola Vidal y Fidel Dávila Arrondo. En el Palacio de Capitanía General se celebra una amplia deliberación acerca de la situación del momento y las determinaciones procedentes. Como consecuencia de aquella reunión quedó decidida la creación de la Junta de Defensa Nacional, así como la publicación del “Boletín oficial de la Junta de Defensa Nacional”  que posteriormente se convertiría en el Boletín Oficial del Estado.

Al día siguiente, 24, sábado, quedaba constituida la Junta de Defensa cuya presidencia asumió el general Cabanellas, siendo vocales los generales Saliquet, Ponte, Mola y Dávila, los coroneles de Estado Mayor, don Federico Montaner Canet y don Fernando Moreno Calderón.

Posteriormente fueron incorporándose a la Junta previo nombramiento en el BOE: el 30 de julio el capitán de navío don Francisco Moreno; el 3 de agosto el general don Francisco Franco Bahamonde; el 18 el general don Germán Gil Yuste y el 17 de septiembre los generales don Gonzalo Queipo de Llano y don Luis Orgaz Yoldi.

La Junta de Defensa Nacional de España asumía la representación  legítima de la nación ante las potencias extranjeras, como verdadero Gobierno. Dado que los mandos de la Junta precisaban estar fuera de Burgos, lugar en cuya Capitanía General se instaló, el pleno de la Junta designó una Junta Permanente depositando los vocales de la misma sus votos en el general Dávila. La Junta Permanente quedó así formada por el presidente, general Cabanellas y los vocales, general Dávila y el coronel Federico Montaner que ejercía de secretario de la Junta.

A partir de aquel día el Gobierno de Burgos se definía telegráficamente ante los Gobiernos extranjeros:

‹‹no se trata de una sublevación partidista y desordenada contra el régimen de Gobierno que mantenga una  autoridad organizada y solvente. Ni se trata tampoco de una guerra civil. Tratase de un movimiento nacional encabezado por el Ejército y secundado ardorosamente por elementos  sanos todo país, para rescatar a España y librarla de los horrores del Soviet››.img_1974

Desde los primeros momentos se creyó que para el día de Santiago Apóstol, 25 de julio, las fuerzas entrarían en Madrid y la guerra quedaría acabada.

Pero…

El día 1 de octubre de 1936 en Burgos la Junta de Defensa Nacional proclamaba al general de División Francisco Franco Bahamonde como Jefe del Gobierno del Estado español.

Durante casi cuarenta años desde aquella fecha sonaría por toda España el grito:

¡Franco! ¡Franco! ¡Franco!

Hace ahora ochenta años. Ya es historia.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

19 pensamientos en “¡FRANCO! ¡FRANCO! ¡FRANCO! (General de División Rafael Dávila Álvarez)

  1. Oportuno recordatorio mi general. Pero se le ha olvidado consignar que, además de la ilegalidad de “origen” que tan oportunamente recuerda, la Repúlica adoleció de ilegitimidad de “ejercicio” pues proclamada ilegalmente el 14 de abril de 1931, el 11 de mayo, antes de un mes, tuvo lugar la primera quema de conventos sin que el Gobierno tomara las enérgicas medidas que el hecho exigía. En definitiva mi general…. hoy se cumplen 80 años de “la más alta ocasión que vieron los siglos pasados, presentes y esperan ver los venideros” como dijera Cervantes de la jornada de Lepanto. Ocasión, sangre, sudor y lágrimas malogradas por el perjurio y la traición.

    Le gusta a 1 persona

  2. Mi General, con su permiso, probablemente en aquel tiempo fuera necesario reinstaurar el orden no se si Constitucional o no de aquella época, ya escribí aquí en otro post que en mi familia murieron los hermanos sin reconciliarse.

    Tengo entendido no obstante que Franco, no se bien si sobre los cuarenta y tantos, se planteo un transición o algo parecido, de ser cierto ¿porque no se hizo?.

    El caso es que probablemente todos “implicados” de un bando u otro estarán fallecidos y si bien es cierto que acontecimientos históricos no se deben olvidar para no repetirlos, sería hora ya de enterrarlos como hicieron otras naciones.

    Me gusta

  3. Un escrito muy veraz sobre la situación española en aquellos turbulentos años, donde se gestó el nuevo gobierno español, con la alzada en Marruecos de nuestras mejores tropas, y las conversaciones de Burgos, donde se formó gobierno, y también donde se proclamó el final de esta guerra en una sala del monasterio de las Huelgas Reales. Mis felicitaciones mi General.
    C.l Francisco José Cortés.

    Me gusta

  4. Que bueno es refrescar la memoria Mi General, gracias por hacerlo

    No seré yo quien defienda una dictadura, por muy blanda que sea,

    Pero a veces las circunstancias obligan a hacer cosas y tomar decisiones, que en situaciones normales no se harían, y creo que el alzamiento del 36 en España, estuvo mas que obligado por muchas circunstancias.

    Pasado los años, veo muy a mi pesar, que los Españoles no aprendimos nada de aquello.

    Al igual que veo muy mal, que se intente borrar o tergiversar de manera parcial la historia, sobre lo acontecido en aquel momento en España, un País que olvida su historia, está abocado a repetirla.

    Me gusta

  5. Yo viví ese día en Madrid con 5 años y aun lo recuerdo, de igual forma que el día que los rojos se llevaron a mi padre para asesinarle en Paracuellos, cosa que milagrosamente no sucedió. Yo lo había olvidado pero gracias al revanchismo y estulticia de ZP he vuelto a temerlo a mis 85 años. A tus ordenes mi general

    Me gusta

  6. Con permiso del general Dávila me tomo la libertad de responder a José M. Magallón el porqué Franco no hizo una “Transición” en los años cuarenta o cincuenta. Franco conocía la historia de España y desde que se sumó al Alzamiento, y en mayor medida desde que aceptó su jefatura, supo que tenía que morir con las botas puestas. De haber hecho la “Transición” que dice el Sr. Magallón D. Juan hubiera sido un fiel trasunto de Fernando VII y él -y sus colaboradores- hubieran terminado como Porlier, El Empecinado y tantos otros. Afortunadamente para él y para España, Franco conocía la historia. Creo que es en su libro “Diario de una Bandera” deplora la injusticia histórica del traslado de los restos mortales del general Primo de Rivera por las Rondas, sin permitir que el cortejo atravesara Madrid y “la mezquina nota oficial -reinaba Alfonso XIII- donde se decía que en su tiempo tuvo lugar la pacificación de Marruecos”. Por eso Franco, con su buen y superior criterio, tomó las providencias oportunas para no ser “borboneado”…. al menos en vida. Que era todo lo que la naturaleza le podía permitir.

    Le gusta a 1 persona

  7. Le agradezco su respuesta D.Lorenzo, no tengo argumentos para rebatirle quién me conoce sabe que soy una persona “objetiva” si no tengo respuestas adecuadas, algo he leído al respecto, pero nada me ha convencido para hacerme una idea lo más real posible.

    En cuanto a los Borbones si podría contestarle y por historia prefiero no mencionarles, ahí si puedo decirle que no son “santos de mi devoción” y es por eso que aún puedo menos aún entender, el criterio del General Franco que un heredero “Borbón” le sucediera.

    Debo reconocerle que si leí sobre El Empecinado en las historias de Benito Pérez Galdós y hasta en el Valle de Inclán y las palabras que le dedica a Alfonso XIII D. Lorenzo soy pensamientos “partidistas” hasta la fecha.

    Este link (que guardo) me sirvió para intentar “bucear” en esta historia http://www.hispanidad.info/tema121.htm y tampoco me ha servido de gran cosa, para hacerme una idea lo más real posible. Quizás es algo que no interese.

    Pero si creo que una vez “enderezada” la situación digamos después de Plan Marshall hubiera establecido el modo y forma de otra transición, con el apoyo de otras Naciones democráticas Europeas “si preciso” hoy tendría mucho más reconocimiento internacional y desde luego nacional.

    Cuando estudie Preu “que suspendí” tenía un profe de FEN D. Hermosilla (Falangista) compañero de prisión de D. José Antonio que ahora años después (acabados mi años militares) cuando me empiezo a interesar por estas cosas me pregunto ¿y si tuviera razón?

    Quedo a su disposición

    Me gusta

  8. Soy un superviviente de los llamados “niños de la guerra”. Nací en Octubre de 1928. El
    Glorioso Alzamiento del 18 de Julio de 1936 es algo que nunca olvidaré. Lo viví en la
    Zona Nacional (Zaragoza) y hay una cosa que se ha subestimado por todos los escritores
    de la contienda; la Contribución de los Requetés de Navarra que en centenares de viajes
    en camiones Ford 8 V, eran transportados a la Sierra de Alcubierre en el Frente de Aragón,,
    donde estaba establecida la 1ª Linea de combate, para contención de las columnas que se
    dirigían desde Barcelona con el objetivo prioritario de tomar la importante plaza de Zaragoza.
    Dichas columnas eran mandadas por Agustín González “El Campesino, y fueron frenadas
    en los pueblos de Perdiguera y Leciñena.
    Resultaba impresionante comprobar el gran número de ambulancias que regresaban
    diariamente repletas de heridos. Y que en la Avenida de Cataluña, donde yo vivía, pasaban
    a cada momento por la puerta de mi casa.
    Puedo afirmar, que gracias al refuerzo de las Brigadas de Requetés de Navarra, Zaragoza
    no fué tomada, aunque estuvieron muy cerca de lograrlo las columnas mandadas por
    “El Campesino” procedentes de Cataluña.

    Me gusta

  9. Sentimientos del hijo de un vencido
    La dictadura a veces es tan necesaria que sin ella no sería posible la continuación de la especie humana y hasta de la animal y por tanto de la misma vida. La misma democracia es una dictadura, las normas son dictadas por unas personas que hacen leyes a su ideología, la que en muchas ocasiones va contra la de otros y hasta contra la misma libertad. Y la miasma libertad puede hallarse dentro de la dictadura siempre que acatemos los preceptos de tal manera que nos sintamos libres dentro de ellos.

    La dictadura de Franco, en los últimos años se respiraba más libertad que hoy, sólo que no era reconocida como tal. Y yo era uno de esos que odiaba a Franco y a todos los que estaban con él, aunque muchos de ellos lo hacían como buenos traidores e hijos de esta idiosincrasia tan de moda hasta estos días.

    En España la traición está servida, las derechas e izquierdas son mera demagogia, un invento para dividirnos; para sentir a España no hace falta ser de la derecha cobarde ni de la izquierda ramplona y mucho menos del centro hipócrita. El buen español no se identifica con ningún partido, sencillamente es ESPOÑOL de una España y una Bandera.

    Atentamente. Ramón Lencero Nieto

    Me gusta

  10. MI GENERAL,

    Permítame, una adenda de reconocimiento y gratitud en esta fecha y año.

    El Comandante en jefe del Ejército del Norte en 1937, quien resolvió el contenido literal de texto legislativo, dio nombre a quien le fue otorgada la enorme responsabilidad hasta 1975 de ser Jefe del Estado Español: al Comandante, jefe de la Primera Bandera del Tercio en 1923.

    A LA ORDEN DE VUECENCIA,

    Francisco de Javier

    Me gusta

  11. Amigo José Magallón, he leído y releído sus comentarios con atención y he meditado sobre su opinión relativa a la “posible y distinta transición” aprovechando el Plan Marshall…. Tal vez tenga razón y, desde luego, de ser factible, ese sin duda hubiera sido el momento. ¿Por qué no lo hizo? Una pregunta sin respuesta al igual que saber si previó este desenlace, pero a última hora ya no tuvo margen para corregir la maniobra diseñada. Quedo yo también a su dispisición con un fuerte abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  12. Que sea reciproca esa amistad que me brinda D. Lorenzo, quizás a los EE.UU les interesara más dejar las cosas como estaban y se conformarán solo con los acuerdos bilaterales bases incluidas “son meras especulaciones” mías desde luego.
    Un abrazo

    Me gusta

  13. Desde el inicio de la sublevación, golpe de estado que se transformó en guerra civil los alzados tuvieron claro que ellos representaban el nuevo poder legal que estaba creando un nuevo régimen y procuraron tener disposiciones que apoyaran el desarrollo del nuevo estado naciente.
    Nunca hubo vacío de poder, la Junta de Burgos se transformo en fuente de poder legal desde el primer momento y como tal asumió el mando.
    Siento disentir de Vd en cuanto a que Francisco Franco siempre estuvo con el Alzamiento, si estaba dispuesto a levantarse contra el frente Popular pero no creia en absoluto en el triunfo del Alzamiento que había diseñado Mola y por tanto con su característica prudencia seguía los avatares de la conjura con simpatías pero sin incriminarse.
    No por falta de ganas repito sino porque creia que el Gobierno, que estaba al tanto de lo que se preparaba iba a abortarlo en “dos patadas” y aplastar al Ejército y el consideraba que alguien debería estar fuera de la conjura si se producía lo que el temia
    El asesinato de Calvo Sotelo le hizo pasar el Rubicón y tanto Maíz ( secretario civil y enlace de Mola con los Carlistas) como el mismo Mola así lo atestiguan.
    El Alzamiento no mato la república, esta ya estaba muerta desde bastante antes del 17 de Julio de 1936, sólo la enterró.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s