CALLE DEL GENERAL DÁVILA (II) General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Calle General Dávila en La Roda

-Buenas tardes. ¿Sabe usted dónde queda la calle del general Dávila?

– Por supuesto. Mire aquella que sube hacia la iglesia. Es muy pequeñita, pero principal. Está en el centro.

-¿Pero no estaba en esa zona Casa Juanito? Yo siempre paraba ahí cuando iba a Murcia.

-Efectivamente, enfrente mismo arranca la calle del general. En casa Juanito también paraba Don Juan Carlos cuando estaba en la Academia de San Javier. Cuando la carretera nacional pasaba por aquí paraban mucha gente. ¡Ahora ya…!

Como habrán adivinado me encontraba en La Roda. En ‹‹La muy noble y muy leal Villa de La Roda››. Alguien me había dicho que allí había una calle que llevaba el nombre de mi abuelo. Merecía la pena ir a pasar el día y descubrirla. Inolvidable; para repetir. No dejen de visitar La Roda y reposar su encanto y gastronomía.

Al buen hombre que me indicaba el lugar donde estaba la calle quise tentarle un poco y seguí preguntando ya que capté enseguida su buena disposición.

-¿Usted sabe quién era ese general Dávila?

-Sí, sí… era un general muy importante de Franco; fue ministro y estuvo de capitán general en Sevilla.

Me sorprendió y entonces insistí con algo más directo.

-Mire usted, se lo pregunto porque yo soy el general Dávila.

Imagínense la cara que puso el hombre hasta que le aclaré que yo era una tercera generación de generales, mi abuelo (el de la calle), mi padre, y yo.

Aquél buen hombre me estrechó la mano y me acompañó hasta el pie del rótulo donde ponía: CALLE GENERAL DÁVILA.

Vista de la calle general Dávila en La Roda

-Los hubo de un lado y de otro. Como aquí y en todas partes. Los unos de unos y los otros de los otros, pero todos somos los mismos e iguales. Ya nadie discute por eso. Ahora hay otros problemas. Aquí nos gusta recordar las cosas de viejos, así las llaman la juventud, y no está de más tener los nombres en las calles para el recuerdo. Pero bueno entre nosotros, por ahora, nadie se plantea esas cosas. Ya digo, tenemos otros problemas. Aunque claro con tal de salir en la tele, vaya usted a saber…

-¡Con Dios! Amigo, y gracias.

-Gracias a usted y un placer estrechar la mano de un general. Lo recordaré siempre que por aquí pase.

Así terminó mi visita a ese bello rincón manchego: La Roda. ¡Volveré!

Parece que llega el momento de que la Calle general Dávila de Madrid deje de llevar ese nombre por decisión de la alcaldesa -cuyo nombre he olvidado-  y una Comisión que ha encontrado un buen negocio de publicidad en esto de la revisión histórica. Algo habrán aprendido, aunque cuando se parte de cortas o preconcebidas ideologías es muy difícil asumir la historia.

Por lo que tanteo, entre ellos (alcaldesa y comisión) y los madrileños hay un abismo insalvable de educación, respeto y buenas maneras; a favor de los madrileños claro. En fin, gracias señora alcaldesa y comisionados. Sin acritud y con sinceridad: ¡Gracias!

Un soldado no está para monumentos ni para rotular calles sino para cumplir con su deber y, acabado este, dar paso al siguiente que ocupe su puesto en formación. El que destaca lo hace por mérito de los demás, razón por la que los nombres colectivos sean más justos que los individuales. Eso le oía decir yo a mi abuelo.

En Santander la Calle General Dávila es la más larga y me atrevería a decir que famosa. Une Santander con El Sardinero. Hace unos meses estaba sentado en una de sus terrazas que dan al mar cuando el camarero se acercó amablemente.

-¿Es usted el general Dávila?

-Pues sí. Usted dirá.

Paseo del general Dávila en Santander

-Está invitado señor. Yo fui legionario con usted en Viator, Tercio Tercero. Pero hoy la invitación es doble. Por usted y los viejos tiempos y por su abuelo que tiene la calle más grande y bonita de Santander.

Pues que lo siga siendo por el tiempo que juzguen conveniente.

Al llegar a Madrid cogí en la estación un taxi para ir a Príncipe de Vergara donde tenía una reunión. El taxista me comentó que venía de allí de llevar a una señora algo mayor y que cuando se montó en el taxi le dijo que la llevase a la calle general Mola.

-Señora ¿Será Príncipe de Vergara? ¿no?

-No caballero. He dicho y repito general Mola, pero si se empeña en llevarme a Príncipe de Vergara, pare que me bajo.

-Mire señora, yo la llevo a usted a general Mola o al mismísimo Valle de los Caídos. ¡Estaría bueno!

Pon rótulos; quita rótulos. Códigos postales, direcciones, nombres absurdos o malintencionados…

Las calles están para pasear y vivir en paz. Estos avanzados ediles y asesores van de otra cosa que se confunde con el contenido de las esquinas, farolas y papeleras. El olor y aspecto es mejorable y Madrid lo sabe, pero aguanta. Ya no se leen los rótulos de las calles; hay que bajar la cabeza, mirar a donde pisas y proteger la nariz.

Más de cien generales dan nombre a las calles de Madrid

Más de cien generales dan nombre a calles en la Comunidad de Madrid; cerca de treinta en Madrid capital. Seguramente ninguno de ellos por voluntad propia. No necesitan rotular nada que no sea su hoja de servicios y conservar el amor y respeto de los suyos.

La historia ahora se conforma con una ley caprichosa aprobada bajo el sectarismo de una ideología. En ella se amparan para remover y revolver nombres con incultura y flagrante fraude a la historia.

Ayuntamiento de Madrid

El dinero parece suyo. Madrid aguanta. No sabemos hasta cuando. Esperemos que no se atrevan también a cambiarle el nombre. La uniformidad, la impuesta, y el mal gusto se van imponiendo. Todo es posible y todo se va cumpliendo. Quieren que lleguemos tarde a la historia y a la verdad; para ello cuentan una historia suya. Pero eso es algo imposible; la verdad acaba floreciendo incluso en los lugares más áridos y sectarios.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

22 marzo 2017

18 pensamientos en “CALLE DEL GENERAL DÁVILA (II) General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

  1. Buenos días D. Rafael,
    Comprendo perfectamente su decepción por la actitud de la alcaldesa de Madrid. A ella la limpieza de la capital, los parados y la imágen de una ciudad sectaria, le importan un bledo.
    Obedece a los intereses de un Partido, al que no tiembla el pulso para recibir a los familiares de los agresores de dos miembros de la Benemérita en Alsásua.
    Afortunadamente, ha confirmado que no se presenta a la reelección, pero en cuatro años contará con el tiempo suficiente, para dejar la ciudad arrasada y víctima de todas sus arbitrariedades.
    Mucho ánimo y toda mi comprensión para los madrileños agraviados por la gestión de la regidora, con el apoyo cómplice de un descalabrado PSOE.
    Un abrazo

    Me gusta

  2. Buen sitio La Roda, mi querido General,… y Casa Juanito, donde yo también, desde hace muchos años, paro a toma algo, a mitad del viaje de ida de Murcia a Madrid y también de vuelta… y si voy con suficiente tiempo, me acerco al pueblo de La Roda a comprar dos o tres cajas de miguelitos para la familia.
    Y su gente, sencilla y humilde, pero atenta y cordial.
    Un fuerte abrazo.
    Pedro Motas

    Le gusta a 1 persona

  3. Yo sé muy bien quien era Juan de Arespacochaga, lo recuerdo vívidamente. Han pasado muchos años y sigo sabiendo, tenga o no tenga placa, que fue Alcalde de Madrid.
    Si me pregunta quien es el alcalde de Madrid hoy día, pues ni lo recordaría. Ni lo recordaré. No dejará poso…no dejará estela. Se olvidará y se desintegrará en la indiferencia ( de sus propios compañeros de partido, ya verán) .
    Ashes to ashes. Desaparecerá pronto de nuestras vidas….

    Sigo sabiendo quién es o quién era Don José Millán-Astray y Terreros, tenga o no tenga calle, sigo sabiendo quién era el General Varela ó quien era el General Dávila. Tengan o no calle. Yo iba a Madrid con 8 años y recuerdo una ciudad amable, limpia, divertida dentro de lo posible, la gente incluso se saludaba y todos en el Barrio de mis tíos se conocían. Y era un barrio de obreros. Recuerdo con agrado una urbe agradable con educación y maneras. Casa Mingo, Chicote, Casa Labra y así sucesivamente. Madrid era una ciudad digna. No digo que ahora no lo sea, pero en el equilibrio de la balanza, para mi ha salido perdiendo, y allí no hay quien viva.

    Le gusta a 1 persona

  4. Mi general, en mi juventud cadeteril La Roda era parada obligatoria para dar cuenta del famoso “gazpacho manchego” en mis viajes de Toledo a Murcia y viceversa. Y sigo dando fe de que es buen sitio para ello. Eso no podrán cambiarlo estos besugos.
    Las cosas con el buen tiempo van mejor por aquí gracias a Dios.
    A la orden

    Me gusta

  5. Con el permiso de Vuecencia mi General y pidiéndole disculpas si mi pensamiento pudiera parecer inadecuado.

    Atendiendo a lo que está sucediendo en España desde que murió FRANCO, y más con el zapatero detractado por rajoi, por el mismo que tanto lo criticaba por su política tan desfavorable a los intereses de España; el mismo que luego de entrar para aprovechar todo lo que criticaba y seguir haciendo cosas hasta peores. Es para pensar que los dirigentes de las naciones enemigas de España, esos se tiene que estar revolcando por los suelos de pura risa al ver esta decadencia llevada por el conjunto de los diferentes partidos de esta era tan corrupta, destructiva y bastarda CONTRA LAS PERSONAS HONRADAS. Por el contrario, las otras naciones amigas, esas deben sentir pena de nosotros. Tanto lo uno como lo otros es más que motivos para sentirnos avergonzados. ¡¡¡PORQUE ESPAÑA PUEDE Y DEBE SER OTRA COSA!!!

    Y. Lo peor de todos estos asuntos, NO es el hecho de que sean lo que son, LO PEOR, es que no se dan por enterados; de que se han acostumbrado a que los llamen lo que se merecen, y NO les importa nada, ABSOLUTAMENTE NADA. Es ahí que esto ya es mucho peor; pero desgraciadamente, los políticos no se inmutan, y el pueblo que los ha puesto, el mismo que los puede deponer. Parece ser que tampoco se da por enterado, es más, una parte importante, por diversos motivos los siguen apoyando en este desenfreno tan demencial como ladino y cobarde.

    Con el respeto que merece este blog:
    Atentamente: Ramón Lencero Nieto

    Le gusta a 1 persona

  6. Mi General por lo leído sobre los antecedentes militares de su familia está ya viene desde Cuba sobre el 1.878 con el General Fidel Dávila Arrondo, sin embargo hay quién me dijo había dos ramas de militares Dávila y lamentablemente ya no habrá sucesores militares ¿es cierto, mi General? lo cual sin duda se perdería una saga ejemplar y tradicional militar.

    Homenajear y reconocer a los valientes que lucharon y murieron por España siempre debe ser merecedor del reconocimiento ciudadano y no debería desaparecer por una Ley sea quién sea quién gobierne.

    A su orden Mi General

    Me gusta

  7. Esta chusma más que memoria lo que esgrimen es el resentimiento histórico contra aquellos que en su día se sintieron obligados a barrer España de aquel “Frente Popular” que ahora se sabe bien alcanzaron el poder con fraude en las urnas y los mantuvieron mediante la violencia y el crimen de estado al servicio de Stalin. No tenía legitimidad de origen ni mucho menos la tuvieron por sus criminales actos de gobierno. Eran enemigos esenciales de la democracia, Hay que llamar a las cosas por su nombre y con rigor histórico. La historia la deben escribir los historiadores, no los perdedores, procomunistas y enemigos de España.
    ¿ Si su odio se limitase hacia aquellos que les corrieron a “chorrazos” hasta el Pirineo en el siglo pasado, por qué no honran las calles bautizándolas con los nombres de los servidores del Estado que han sido cobardemente asesinados por los terroristas? ¿ Será que se siente más cerca de los asesinos que de las víctimas? Si no fuera así, ya habrían dado calles, por ejemplo, al Teniente Coronel Fidel Dávila Garijo, y a seis distinguidos servidores leales a España , asesinados por sus parientes ideológicos de ETA. Hasta 700 nombres a elegir.
    Carmena y secuaces al siquiatra. Enfermos de odio. Entre tanto, el PP estercola blando en cataratas

    Le gusta a 1 persona

  8. No tengo resquemor alguno por no dar el vº bº a algunos de mis comentarios. ¿Cómo iba a tenerlos si somos de la misma gran familia militar con tradición de siglos? Excepto mi padre(y tres de sus hijos de seis) y cuatro hermanos más del ET., la tradición de “Bustas” en la Armada, es impresionante. Insisto: me encantaría “cartearme” contigo, mi General.

    Me gusta

  9. Es una vergüenza que los hombres que hicieron una ESPAÑA grande y libre sean denostados como si eso pudiera influir en sus hecho en la memoria que dejaron o en su hoja de servicios a la Patria mire Vd. señora alcaldesa yo demuestro mi inteligencia al no meterme en charcos de los que no conozco la profundidad y por eso me asesoro pregunto, estudio y una vez que tengo conocimiento de ello hablo….. claro que hablando de política la inteligencia es el privilegio de los menos.
    Sra., por darle algún tratamiento, Vd. por muy alcaldesa que sea no puede gastarse cientos de millones en cambios de D.N.I, membrete de cartas, rótulos de calles, trabajos de retirada y colocacion de los mismos pues a los Españoles y particularmente a los Madrileños nos gusta movernos por las calles que llevan el nombre de héroes, lugares históricos, grandes batallas, o de agrupaciones que son y han sido la envidia de los ejércitos mas grandes del mundo como es el caso de la División Azul y el ejército alemán en la contienda mundial contra el III reich. Por tanto no gaste el dinero que no es suyo y antes que nada, indague escuche a los madrileños y aprenda de la historia de uno de los Pueblos mas importantes en la historia del mundo.

    Me gusta

  10. Uno se da cuenta de que todos los partidos políticos y sus estomagos agradecidos no quieren reconocer la História de España, la que no interesa que en las escuelas e institutos los chavales sepan, para estos mal llamados políticos la História de España comienza al día siguiente del 20 de noviembre de 1975 y no antes a esta fecha, es lo que quieren desaparecer a traves de esa porquería y mal llamada memória histórica, es un odio visceral a todo lo que suene a militar, es muy triste tener que vivir así, y sobre todo con un pueblo condenado a la ignorancia.

    Me gusta

  11. La gloria que les cabe a estos revisionistas de la Historia y que les pesará eternamente cual una losa es el hecho insólito de que un criminal como Stalin, en carta enviada al presidente del Gobierno español y líder del PSOE, Largo Caballero, en plena guerra civil, en diciembre de 1936, les pedía muy diplomáticamente que no mataran tanto (o lo hicieran con más disimulo), que no tenían por qué necesariamente emular el terror rojo soviético. Lean entre líneas:

    “La revolución española discurre por caminos que, en muchos aspectos, son muy distintos del recorrido por Rusia. Así lo determinan las distintas condiciones sociales, históricas y geográficas, las necesidades de la situación internacional, muy diferentes de las que tuvo frente a sí la revolución rusa. Es muy posible que la vía parlamentaria resulte en España un procedimiento de desarrollo revolucionario más eficaz de lo que fue en Rusia.

    Le envío cuatro consejos amistosos que sometemos a su discusión:

    1- Convendría dedicar atención a los campesinos, que tienen gran peso en un país agrario como es España. Sería de desear la promulgación de decretos de carácter agrario y fiscal que satisficieran los intereses de los campesinos.

    2- Convendría atraer al lado del gobierno a la burguesía urbana pequeña y media o, en todo caso, darle la posibilidad de que adopte una actitud de neutralidad favorable al gobierno, protegiéndola de los intentos de confiscaciones y asegurando la libertad de comercio.

    3- No hay que rechazar a los dirigentes de los partidos republicanos, sino, contrariamente, hay que atraerlos, aproximarlos y asociarlos al esfuerzo común del gobierno. Esto es también necesario para impedir que los enemigos de España vean en ella una república comunista y prevenir así su intervención.

    4- Se podría encontrar la ocasión para declarar en la prensa que el gobierno de España no tolerará que nadie atente contra la propiedad y los legítimos intereses de los extranjeros en España.”

    Me gusta

  12. Recuerden al leer el extracto de esa carta, que los asesinatos en masa de Paracuellos y las sacas de la Modelo y otros, recién perpetrados, aunque tal vez no eran de pleno conocimiento público, Stalin sí los conocía y algún que otro corresponsal de prensa británico también.

    Me gusta

  13. Buenos días.
    Escribo estas líneas desde General Dávila (Santander) para felicitarle por el blog y comentarle que precisamente ayer me he enterado de que un grupúsculo está recogiendo firmas para cambiarnos el nombre a la calle, con una alternativa desafortunada (como suelen serlo la mayor parte de las alternativas).
    Todo ello poco después de que el ayuntamiento hubiese retirado lo que quedaba del monumento a las legiones italianas que participaron en la liberación de la ciudad.
    Un saludo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s