MILLÁN-ASTRAY A FRANCO ¡VAYA UN PACAZO QUE ME HAS TIRADO! General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Franco y Millán-Astray

Corría la primavera del año 1922. La Legión era ya una unidad de gran prestigio por sus éxitos en combate logrados con el tesón, el valor y la preparación de sus legionarios. También con el sacrificio y la muerte de muchos de ellos. El nombre de sus jefes corría de boca en boca, mucho más allá de nuestros territorios africanos. Destacaban Millán-Astray, el valiente e inteligente fundador, y Franco, un perfecto conductor de sus hombres, imprescindible para mandar sobre aquellos bravos soldados y llevarlos con acierto y sabiduría al combate y a la victoria.

Franco había vuelto de un corto permiso en Galicia y Asturias. En una de las primeras juntas económicas que se reunió a su regreso, presidida por el teniente coronel Millán-Astray y la presencia de los jefes de bandera y capitanes con mando de compañía, el teniente coronel  jefe propuso el ascenso a sargento de un cabo primero que tenía de escribiente y siempre le acompañaba en las acciones de combate en las que el teniente coronel participaba. Nadie se opuso y se aceptó la propuesta de Millán-Astray.

Franco replica a Millán-Astray

Acto seguido Franco hizo una similar solicitando autorización para que un legionario de su bandera fuese ascendido. Millán-Astray hizo constar que en su opinión aún le faltaban méritos para obtener esa recompensa. Franco, con absoluta tranquilidad y aplomo, contestó a Millán-Astray: ‹‹Tal vez le falte ser escribiente de la primera compañía›› (en clara referencia al de Millán-Astray cuyo ascenso se había aprobado). El momento se hizo tenso; ninguno de los oficiales levantaba la mirada de la mesa. La voz de Millán-Astray no se hizo esperar:

¡Vaya un pacazo que me has tirado!

Durante mucho tiempo se habló de aquella anécdota que recogió en uno de sus libros el teniente general Francisco Franco Salgado Araujo entonces capitán en la Legión.

Dos fuertes personalidades, dos jefes inseparables que además de mandar sabían estar cada uno en su lugar respetando las reglas del valor, el honor y la disciplina. Pero diciéndose las cosas claras, a la cara, y sin ambages.

Les contaré otra anécdota poco conocida de la personalidad del fundador de la Legión también descrita por el general Franco Salgado Araujo.

Millán-Astray supersticioso

El ángel del Alcázar de Toledo

Nos cuenta que el general Millán-Astray siempre fue supersticioso. El día 29 de septiembre de 1936 a las diez de la mañana Franco entraba en el Alcázar de Toledo: ‹‹A sus órdenes, mi general, sin novedad en el Alcázar››. Un día lleno de emociones y fuerte carga sentimental.

Almorzaron en el Hotel Castilla los generales Franco, Varela y Millán-Astray, los coroneles Moscardó, Martín Moreno y varios jefes hasta hacer un número de trece. Millán-Astray debió contar y darse cuenta de aquella cifra. Al entrar un botones del restaurante no se lo pensó dos veces y le obligó enérgicamente a sentarse en una esquina de la mesa y así completarla a catorce comensales. Pendientes y centrados la mayoría en la conversación de Moscardó, que narraba los sufrimientos padecidos, no todos se dieron cuenta de aquella maniobra según nos cuenta el general Franco Salgado-Araujo. El pobre botones no sabemos lo que haría en aquella mesa ni si de algo se enteraba, pero seguro que en cuanto pudo comprobar la poca atención que le prestaban se quitó de encima el hambre pasada desde el comienzo de la guerra.

Anécdotas casi perdidas, pero de gran valor histórico y que hoy he querido recordar con todos ustedes.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

8 abril 2017

14 pensamientos en “MILLÁN-ASTRAY A FRANCO ¡VAYA UN PACAZO QUE ME HAS TIRADO! General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

  1. Hay que darse cuenta que esas anécdotas vienen de los panigenistas de turno,Millan Astray era un gran jefe y un gran patriota muy querido,accesible y respetado,pero Franco no lo fue tanto,era temido por sus hombres y sus oficiales,los dos muy valientes pero muy distintos,a mi parecer el jefe de La Legion no debería haber muerto como General de Brigada y haberle dado un cargo mas acorde de el,como Alto Comisario en Marruecos.

    Me gusta

  2. Buenos días D. Rafael,
    Ese humor suyo que nunca nos falte. Con el permiso de VE, traslado las divertidas anécdotas a Dña. Magia Luisa Franco Revilla, hija del General Franco Salgado Araujo.
    Millán Astray no era el único supersticioso, cuando veo un gato negro cruzar, soy de los que cambia de calle.
    Un fuerte abrazo, y mis deseos de que nos acompañe el buen tiempo en nuestra Semana Santa.

    Me gusta

  3. Al hilo del comentario de D. Pedro, decir que nunca llueve a gusto de todos. Es normal. Pero yo le diría que leyera las “prevenciones a la Banderas” dadas por Franco al tomar el mando de La Legión en lo que se refiere al “trato”. Negar a Franco el afecto de sus legionarios me parece exagerado… aunque ningún grupo humano se salva de mediocres y entre estos suelen aparecer los temerosos. Pero estos no son fiables.

    Le gusta a 1 persona

  4. Un día los españoles redescubrirán a Franco y se ponderará la ingente obra de reconstrucción y modernización que hizo; ese día se darán cuenta de que todo nos lo advirtió (y a nuestra costa no le hicimos caso), y que lo moderno, democrático y funcional era aquello, no esto.

    Le gusta a 5 personas

  5. Para evitar confusiones sobre datos históricos y sin merma del valor de lo relatado, cuando Franco entró en el Alcazar de Toledo, éste ya había sido liberado días antes. Estoy de viaje y no tengo a mano la fecha de la liberación y los nombres de los mandos de las tropas que lo hicieron. Mi avanzada edad me hace malas jugadas de memoria. Un cordial abrazo. RMG

    Me gusta

  6. Todavía hay presuntos historiadores que califican, con cierto desdén, a nuestros héroes de “africanistas” que se jugaban la vida , no por los intereses de España, su patria sentida. Para esos “cortitos”, su sacrifico, su valentía, su abnegación.. eran artimañas para medrar. ¿ No sería más cómodo hacerlo en los sindicatos andaluces o en eso que llaman “Púnica” , Imbéciles ?

    Le gusta a 1 persona

  7. Mi General. Desde el punto de vista de cualquier persona medio normal y con amor a España, siempre que no sea de algún partido político amoral y pernicioso para el conjunto de los españoles de bien; esa persona, si no es idiota y sabe medir medianamente las cosas dará por hecho que tanto Millán Astray como Franco, que ambos fueron valientes, inteligentes y entregados a su cometido; que incluso ambos fueron más allá del deber. Que Franco tuvo mejor suerte de Millán Astray y que este último merecía haber tenido más grado del que le dieron.
    Los dos merecen ser mencionados con los honores que una parte de la sociedad les quiere negar. Yo estoy más con Don José Millán Astray que con Franco, sinceramente, creo que a Franco le pusieron muchas cosas a la mano, mientras que al Fundador de La Legión se las quitaban, y ahí está la diferencia que no se suele decir.
    Yo, el hijo de un vencido quiero venerar la memoria de los dos, la de Millán Astray y la de Franco al pensar que fueron españoles por encima de TODO y que es por eso por lo que estas hordas malolientes los desprecian como lo vienen haciendo:

    Atentamente: Ramón Lencero Nieto

    Le gusta a 1 persona

  8. Los dos fueron grandes militares, y al General Franco se le estudia cada día, y cada día que pasa la gente se acuerda de el y al regímen establecido de entonces, haciendo comparanza con lo que tenemos la gente hace la verdadera memória histórica, aúnque sea en silencio, pero existe, no cabe duda de que un día volveran banderas victoriosas y se levantaran de nuevo los valores que hoy en día enterraron los que dicen ser los democratas de siempre.

    Le gusta a 3 personas

  9. No soy Legionarario,por oposición familiar pero reconozco a estos hombres y mujeres como héroes servidores de esta gran Nación ,y igualmente a todo el Ejercito Español, y fuerzas de Seguridad del Estado Guardia Civil y Policía Nacional, Vivan todos ellos , Arriba España.

    Me gusta

  10. Yo, como legionario que soy, comprendo y comparto vuestras palabras, y maxime ambos general eran gallegos, de ahí parte de esa superstición

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s