LA LEGIÓN CAMINO DEL CENTENARIO (V) LA BANDERA DE LA LEGIÓN General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

La Reina Victoria entrega la primera Bandera a La Legión en Dar Riffien

‹‹LA BANDERA DE LA LEGIÓN será la más gloriosa porque la teñirá la sangre de sus legionarios››.

Orden dada, orden cumplida…  Es la norma de La Legión.

La Reina Doña Sofía, entonces Princesa de España, entrega la Bandera al Tercio Duque de Alba

Tuvo que pasar tiempo para que la Legión tuviese su anhelada bandera. No quisieron cobijarse en ella hasta que con sus vidas hubiesen demostrado su amor y entrega. Fue un largo cortejo, un enamoramiento lento que se consumó cuando se había derramado la última gota de sangre. Ofreciéndose en sacrificio teñían de roja sangre aquella Enseña Nacional  que una Reina ya bordaba. La guerra está en marcha, la Legión sin bandera… ¡Tiene que ser la más gloriosa! Eso requería una espera de sangre y sacrifico.  El jefe y fundador de la Legión, teniente coronel Millán-Astray, había señalado las condiciones necesarias para alcanzar el Amor de la Bandera, para llevar la Enseña al combate. El valor, compañerismo, amistad, unión y socorro, marcha, sufrimiento, endurecimiento a la fatiga, compañerismo ante el fuego, y las cardinales: Disciplina, Combate, Muerte. Con ello se lograba el Amor a la Bandera. Nunca quiso decir ‹‹es la más gloriosa››, como algunos equivocadamente recitan, sino ‹‹será››. Es un permanente compromiso. Es la constante búsqueda de su gloria; nadie puede pronunciar el verbo ser hasta que no lo ha entregado todo. En la Legión ‹‹todo›› es la vida. Por eso cada uno lanza su juramento diciendo ‹‹será la más gloriosa›› como lo es ya para los muertos por ella. Cada caído en combate, cada sangre derramada hace gloriosa a la Bandera de la Legión. Mientras, en la diaria entrega, estás en deuda con ella, tienes el compromiso de hacerla la más gloriosa. En la Legión no se admite apropiarse de la gloria de los demás sino aprender de ellos e imitar su comportamiento. La bandera es gloriosa desde el primer día, pero un legionario vive con el compromiso constante que se conjuga en será, será, será… hasta que tengas por sudario, legionario, la Bandera Nacional. Tu gloria es la de tu Bandera y por ello tu vida está hipotecada a su futuro de gloria. Nunca al tuyo.

Tiempo costó recibir aquella bandera. Los primeros legionarios juraron Bandera ante la Enseña Nacional del Regimiento de Infantería Ceuta nº 60. Fue un 21 de octubre de 1920 en el llano de El Tarajal. La formación era mandada por el comandante Jefe de Instrucción Francisco Franco, siendo el abanderado el capitán Justo Pardo Ibáñez, el diseñador del emblema de la Legión. La presidencia la ostentaba el fundador del Tercio de Extranjeros, teniente coronel Millán-Astray.

La fórmula del juramento fue: ‹‹¿Juráis a Dios y prometéis al Rey, defender la Bandera de España hasta perder la última gota de vuestra sangre y no abandonar al que os mande?››.

Cuando se retiraba la bandera, la emoción se unía al deseo de ser merecedores de tener su propia bandera.

La primera Bandera de La Legión

‹‹Tendréis Bandera propia y estaréis cobijados por ella›› decían los carteles de propaganda. Pasaron tres años hasta que se iniciaron los preparativos para la ceremonia de entrega de la merecida Enseña propia a la Legión. Debería ser en la Corte el año 1923. Cuando una Bandera expedicionaria formada por legionarios de todas las unidades de La Legión se encontraba en Algeciras camino de Madrid para el acto de entrega y el Jefe de La Legión, teniente coronel Valenzuela, ya estaba en la capital del Reino organizando el acto, los acontecimientos en el protectorado exigieron la presencia de todas las unidades y sus jefes, por lo que la programada y tan ansiada entrega de la Enseña Nacional se vio suspendida.

Finalizada la Guerra de Marruecos en la que La Legión ocupó un lugar destacado pudo de nuevo volver a organizar los actos de entrega de la Bandera. Por fin. Se realizó el 5 de octubre de 1927 en Dar Riffien siendo la madrina Doña Victoria Eugenia, Reina de España.

‹‹La Bandera que recibís lleva en cada puntada de sus bordados las gotas de sangre heroica que los hombres a que se destina ofrecieron como anticipo a la gloria con que llega a vuestras manos.

[…]

Os incumbe desde hoy la misión honrosa de guardarla, defenderla y glorificarla.

[…]

La Bandera de La Legión será la más gloriosa…

Mi corazón palpita y mis manos tiemblan al despedirme de ella, aun conociendo lo muy fuertes y nobles que son los que la reciben, que la nobleza es redentora y engendra siempre nobleza de la vida a los altos ideales de la Patria y a la civilización por la que venís luchando, guiados por el nombre glorioso y evocador de España››.

Eran palabras de la Reina. Quedaron grabadas en los pliegues de la Bandera de la Legión. Para siempre. La Bandera permaneció en Dar Riffien hasta la llegada de la República, pasando al Museo del Ejército donde en 1991 su Director la entregó al Jefe de la Legión siendo depositada en el Museo de la Legión en Ceuta. Finalizado el acto de imposición de condecoraciones es de resaltar que S.M. el Rey Alfonso XIII, nombró coronel honorario de La Legión al general Millán-Astray. El coronel Sanz de Larín entregó su bastón de mando al fundador. El heroico mutilado avanzó hacia los legionarios y les dirigió una de sus más encendidas arengas que terminaba agradeciendo al Rey:

‹‹Señor: Este es el día más feliz de mi vida, gracias por haberme nombrado Jefe de esta pléyade de bizarros soldados, que lucen cicatrices en la cara, la cual jamás han vuelto al enemigo››.

Con voz vibrante y gorro en alto, gritó:

‹‹¡Legionarios! Descubríos ante el recuerdo de los muertos que con raudo vuelo fueron a la gloria, y gritad con todas las fuerzas de vuestros pulmones:

¡Viva España! ¡Viva el Rey! ¡Viva la Legión!››

La Bandera permaneció en Dar Riffien hasta la llegada de la República pasando al Museo del Ejército. En 1991 su director hizo la entrega al Jefe de La Legión depositándose en el Museo de la Legión en Ceuta.

La Reina Sofía, entonces Princesa de España, entregaba la Bandera al Tercio Duque de Alba

El 20 de septiembre de 1970 la Reina Doña Sofía entregaba en Ceuta la

Bandera al Tercio Duque de Alba. Volvió a recordar aquella primera Bandera empapada de gloria por la sangre de sus legionarios.

Hoy camino del Centenario traigo el recuerdo de sus palabras y el documento que estuvo en sus manos cuando entregó la Bandera:

‹‹Siento gran emoción al entregaros esta Bandera, símbolo de nuestra España milenaria, foco de cultura, de heroísmo y de honor.

Bandera por la que han muerto tantos héroes, cuya defensa jurarán nuevas generaciones con el mismo amor a la Patria que yo juré en mi corazón cuando pisé tierra española.

Quisiera representar en estos momentos a todas las madres españolas; las que trabajan en el campo, en la fábrica, las humildes o desvalidas. Todas, ejemplo magnífico de las virtudes de la mujer, que cuando atiende y cuida su hogar, piensa en vosotros, que aseguráis la libertad y paz de sus familias y de sus hijos.

Documento original que leyó la Reina Sofía en la entrega de la Bandera al Tercio Duque de Alba

Cuando la Reina Victoria entregó a la Legión su primera Bandera, sabía muy bien, que manos la recibían. La que ahora yo os entrego, está enriquecida por el sacrificio de vuestros predecesores, y estoy segura, que todos los días os haréis dignos del depósito de honor que en ella nos legaros, para que así la reciban vuestros sucesores en el futuro con más gloria››.

No hay duda, el mandato está cumplido y la sangre legionaria sigue tiñendo de rojo la Bandera de España y siempre queda hueco para el oro de su gloria.

‹‹LA BANDERA DE LA LEGIÓN será la más gloriosa porque la teñirá la sangre de sus legionarios››.

General de División Rafael Dávila Álvarez

(Jefe de La Legión entre 2001-2004)

Blog: generaldavila.com

1 junio 2017

16 pensamientos en “LA LEGIÓN CAMINO DEL CENTENARIO (V) LA BANDERA DE LA LEGIÓN General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

  1. Me gusta. Buenos días General, soy de la cofradía de Mena en Málaga, y vivo todos los acontecimientos que se celebran de la Legión.. y conocer su historia. Gracias ..y feliz día.
    Un cariñoso saludo.

    Me gusta

  2. Buenos días
    El Tercio,Legión en la actualidad es la unidad que despierta más interes en la sociedad española y lo es desde su fundación, fundación atribuida a un teniente coronel, en este caso el legendario, arrojado e inteligente José Millán Astray, alma de dicho cuerpo,organizador benemérito que supo darle el empuje que ha hecho de dicha unidad el orgullo de España, pero que NO es su fundador, dicho fundador tiene un nombre, Jose Villalba y Riquelme, general de división y Ministro de la Guerra que en 1920 decidió por si mismo y por su libre criterio fundar, a modo de experiencia, una unidad que descargara el tremendo esfuerzo que estaban haciendo las unidades del Ejército español en África y que costaban un río de sangre , de dolor y de rechazo en la sociedad.
    El interes de Villalba por fundar un cuerpo de voluntarios con estas caracteristicas venía de antiguo, exactamente desde el año 1905 en que fue comisionado por el Ministro de la Guerra Marques de Polavieja para asistir a unas maniobras del Ejército francés en las que pudo comprobar el temple y la reciedumbre de la Legión Extranjera Francesa, en 1920 y con el cargo de ministro bajo el brazo se dedicó a fundar nuevas unidades y escuelas, el Tercio y la Escuela de gimnasia de Toledo, refundar el Arma de Aviación, dándole nuevas capacidades y aeródromos y sobre todo y lo mas importante, llevo a cabo una reorganización a fondo del Ejercito español, poniendo todo su empeño en cambiar de arriba a abajo el Ejército español destacado en el Protectorado una de cuyas nuevas unidades era el Tercio.
    Villalba mando llamar a Madrid a Millán Astray que estaba destinado, recién ascendido, en Asturias y le confió la tarea de “construir” la nueva unidad, cosa que hizo de manera esplendida ayudado por el comandante Francisco Franco.
    El siguiente ministro, Vizconde de EZA y el general Berenguer se encargaron de echar abajo la reorganización de Villalba, de mandarla a la papelera con el consiguiente destrozo que tal medida supuso, el poder absoluto civil y militar de Berenguer en Marruecos con un ministro de la Guerra rendido a su “carisma” y por fin el desastre de Annual achacado por el general Picasso y con razón al Alto Comisario y al inútil de “su” ministro.
    Se libró de la papelera, a la que lo mandaba el atildado ministro EZA, el Tercio porque Millan Astray, que era un lince, al darse cuenta de que se quedaba sin unidad dio una conferencia a la que asistio el Ministro y en ella saco toda su fuerza dialéctica, moral, ética y publicitaria de que era capaz, y era mucha, para conseguir salvar la Legión, cosa que consiguió in extremis, aunque dejándola bajo el mando del Alto Comisario y General en Jefe del Ejercito español en Africa Dámaso Berenguer, que la puso a asegurar aguadas y trabajos casi de policía en Yebala(Ceuta), cuando el peligro y la razón de ser de la nueva unidad estaba en el Rif, en Melilla.
    Nadie le quita méritos al insigne español y bizarro militar que fue José Millán Astray y es por eso por lo que no veo prudente achacarle a el lo que de ninguna manera pudo hacer, porque es mas que evidente que un teniente coronel,sea este el que sea, no funda en España, en los Ejércitos, nada de nada.
    Millán Astray tiene una hoja de Servicios que quita el hipo, es un soldado de España que merece todo el reconocimiento de sus conciudadanos, tenía una valentía sin límites y lo que es más importante, una magnifica cabeza que puso a disposición de la organización de una unidad militar que ha dado y da a España una historia de batallas ganadas,héroes de increíble heroicidad y una Legión que sigue siendo el orgullo de España.
    Pero NO fundo el Tercio, Villalba, que era inteligente, hizo con esa unidad lo que hacia siempre que fundaba o remodelar una unidad, poer al mando el mejor, en el Tercio a Millan Astray y en la Escuela de Gimnasia a Gómez de Salazar y estos personajes se encargaron de darle forma, colores, sabores e ímpetu a sus nuevas unidades.
    Creo que es deber de la historia situar y darle su valor a los personajes, personajes que se ensamblan en la historia común realzandola en todos los aspectos.
    Saludos

    Le gusta a 1 persona

  3. Todo el honor y méritos al heroico General Millán Astray fundador de la Legión junto al General Franco. Pero no nos olvidemos, por favor, de que fundó también el Benemérito Cuerpo de Mutilados por la Patria. El hoy y desde un día aciago, declarado “a extinguir” Como también pertenecimos a él los Mutilados en Acto de Servicio -y por lo que “parece” …aún “no extinguidos”, gloria y honor a nuestro General. Al que de forma ignominiosa quitaron su estatua. ¿No se podría, digo, restituir al mismo lugar de donde nunca debimos consentir que nos lo quitaran…? Aunque fuera a rastras-porque de otra forma no puedo- este Caballero Mutilado Absoluto por la Patria en Acto de Servicio, estaría presente. Y por no extinguido,creo, firmes y cuadrado en el primer tiempo del saludo ante la figura inolvidable de nuestro General .

    Me gusta

  4. Contundente frase: “En la Legión no se admite apropiarse de la gloria de los demás sino aprender de ellos e imitar su comportamiento”. A buen entendedor pocas palabras sirven. Es el corolario del ser legionario.

    Le gusta a 1 persona

  5. Buenos días, mi General y a todos los presentes:
    Mientras voy leyendo su maravilloso y fantástico artículo, la emoción corre por mis venas; imaginándome de pie, firmes y cabeza atrás, mirando al cielo. Leo una y otra vez y me detengo en este párrafo narrado por nuestra Reina Doña Sofía:
    ‹‹Siento gran emoción al entregaros esta Bandera, símbolo de nuestra España milenaria, foco de cultura, de heroísmo y de honor».
    Leyendo este párrafo, permítame Vuecencia narrarle un derecho acaecido en la Guerra Civil española qué, para la ocasión, considero muy aceptable de comtemplar la casta, el heroísmo y el honor de la nuestra, “La Legión”.

    —¡Eh, los de la Pasionaria! —grita un legionario—. ¡Bien podíais enterrar a vuestros muertos, que cuando sopla el cierzo nos llega un pestazo que no hay quien aguante!
    —¡Sí, hombre! —le replica un cenetista—. ¡Para que nos friáis a tiros en cuanto asomemos la jeta!
    —¿Qué dices, desgraciao? —responde el legía—Nosotros somos caballeros legionarios y solo combatimos de frente y con honor.

    Muchas gracias, mi General, que con sus artículos consigue que los valores, indudables e indiscutibles, sigan en pie.
    ¡Por España, siempre por España!
    Sin otro particular, quedo a sus órdenes.

    Víctor Fraga. Guardia Civil y antiguo caballero legionario paracaidista.

    Le gusta a 4 personas

  6. Enhorabuena D. Rafael a V.E y a todos los Legionarios seguidores y colaboradores del Blog.
    Agradecemos que siempre se encuentren en el lugar adecuado, defendiendo la Bandera y la Unidad de España.
    Viva la Legión!!! Viva España!!!
    Un fuerte abrazo.

    Me gusta

  7. En estas reales bellísimas y nobles líneas se ve el espíritu de un legionario real y se desprenden los 12 mandamientos del Credo Legionario con el cual estoy orgulloso y comprometido y bajo el cual he vivido, vivo, y vivirÉ hasta que el Jefe Supremo de todas las fuerzas me llame a su círculo donde seguiré defendendiendo el Credo Legionario y formaré en los luceros bajo la bandera legionaria con el Aguila de San Juan y el resto de los Legionarios haciendo guardia al Cristo de Mena.

    ¡¡¡VIVA ESPAÑA!!! ¡¡¡VIVA SIEMPRE LA HERÓICA LEGIÓN!!!

    Me gusta

  8. ¡Reliquia en púrpura y oro, limpia enseña legionaria
    con la sangre de tus hijos revestida y esmaltada!
    ¡Bandera la más gloriosa, soberbio pendón de España!
    El credo de La Legión, tu honor y respeto guarda.

    Los que juraron morir en el hervor de tu causa,
    con el entusiasmo y fe de la cruz y de la espada,
    supieron bajo tu amparo, cumplir su linda palabra
    de hacerte la mas gloriosa, sobre la historia y la raza.

    En la espiral de los tiempos, acero al rojo en la fragua,
    cortejo verde y sangriento de hombres guiones y armas,
    el tercio y los legionarios en los campos de batalla,
    peregrinaban conquistas y victorias esquinadas.

    Y al defender los principios de la libertad humana,
    bajo castrenses preceptos de doctrinas hermanadas,
    rindiendo culto al deber y obediencia inculcada,
    La Legión bajo tus pliegues, amante se cobijaba.

    El hispano bicolor que te define y ensalza,
    como símbolo y escudo de nuestra gloriosa patria,
    será para La Legión, oro limpio y sangre grana,
    en el santo relicario de sus vivencias sagradas.

    Por un altar de recuerdos, cicatrices en el alma,
    los tercios de la Legión forman en sus explanadas,
    y sobre el fondo amarillo con dos estrofas de grana,
    juramentos y canciones, te rinden promesas blancas.

    ¡¡¡VIVA ESPAÑA Y VIVA LA LEGIÓN!!!
    Un fuerte abrazo, mi querido General.
    Pedro Motas

    Le gusta a 1 persona

  9. Creo que ya se ha dicho todo. Puede que me esté volviendo senil, pero cuando oigo el himno de La Legion y la canción El Novio de la Muerte se me saltan las lagrimas. ¡Arriba España y Viva la Legion!. Julio de Felipe

    Le gusta a 1 persona

  10. Mi General, disculpe; mas, NO es que pretenda rectificarle, NO es mí propósito. En lo referente a “LA BANDERA DE LA LEGIÓN SERÁ LA MÁS GLORIOSA PORQUE LA TEÑIRÁN LA SANGRE DE SUS LEGIONARIOS, ¡ahí hay una rectificación. Ella es posterior a la donación de la Bandera por la Reina Doña Victoria en Dar Riffien, y ella es ¡¡¡LA BANDERA DE LA LEGIÓN ES LA MÁS GLORIOSA PORQUE ESTÁ TEÑIDA POR LA SANGRE DE SUIS LEGIONARIOS!!!.

    Deseo y espero no haberle herido el orgullo. NO tengo dudas que lo entenderá. Un Legionario que mamó leche de gato rabioso desde el mismo día en que se alistó. Y que aún conserva la iniciativa del credo Legionario. Y si alguien lo duda puede entrevistarme cuando lo desee.

    Atentamente y a la orden de Vuecencia y aquellos que sean dignos de ser lo que representan: Ramón Lencero Nieto=Rogaciano Goana Nelson

    Le gusta a 1 persona

  11. Mi General, gracias por contestar. Es cierto lo que dice, en parte; porque, aunque no se rectificaran los espíritus originales. Sí que se decían como yo expongo en mi pensamiento. Y. Yo hice tres campamentos de recluta Legionario, en Ceuta, 1.965 en el monte de Ingenieros, en El Aaiún 1.970 y en Fuerte Ventura en 1.977 en Tefía. He sido Cabo y Cabo Primo Legionario Instructor en El Jaral (Ceuta) y en Trara (Melilla) y SÉ lo que estoy diciendo.

    Si no lo cree conveniente, no publique este pensamiento, o comentario, no sé cómo decirlo; Vuecencia sabrá entender y hará lo que mejor sea por el bien del entendimiento, y siempre sin menospreciar al superior NI al inferior en Grado Militar.

    Atentamente y a la orden de Vuecencia: Legionario Ramón Lencero Nieto

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s