VISUS MILITIS “VETERANOS” General Emilio Pérez Alamán

Veteranos paracaidistas

Un veterano es mucho más que una persona mayor que después de años ejerciendo una profesión se le considera un experto en la misma. Es posible que si son muchos los años transcurridos desde que dejó su actividad laboral, las nuevas técnicas habrán superado sus conocimientos y procedimientos de trabajo, pero los principios que guiaron sus primeros pasos y progresión en la que fue su empresa, siempre serán un referente permanente para quienes hoy ocupan las responsabilidades que un día fueron suyas, por lo que mal hará el empresario que desdeñe lo que denominaré el “Espíritu del Veterano

Cuando al calificativo de veterano lo atribuimos al soldado adquiere, por encima de la experiencia en su especialidad,  un significado especial, casi excluyente, porque  el soldado veterano es el depositario y transmisor de  la tradición  y valores de su Arma o Cuerpo y muchos de ellos han sido protagonistas de hechos sobresalientes, cuando no gloriosos, que constan en el Historial de la que siempre será su Unidad para ejemplo y estímulo de los que la forman en el presente.

Considero un gran acierto del Mando mantener las distintas Hermandades y Asociaciones que aglutinan a esos soldados veteranos que después de haber entregado años de su vida al servicio de España en una Unidad determinada de sus Ejércitos, de forma voluntaria y más que altruista, se reúnen, no solo  por mera añoranza, sino para mantener su Espíritu de Unidad y ofrecerse en servicio permanente a cumplir los cometidos que se les asignen y para los que siguen perfectamente preparados como Reserva Permanente.

Porque soy consciente de los valores que se encuentran en todas estas Hermandades y Asociaciones de Veteranos, me permito aconsejar y recomendar al Mando que aumente y perfeccione su atención a estas organizaciones de viejos soldados que, incluso con sacrificios materiales y personales, no dejan que el conformismo imperante les nuble  el Espíritu de Servicio Permanente   y  están siempre dispuestos a cumplir las misiones que el Mando considere para contribuir y difundir la Cultura de Defensa de forma coordinada desde el Organismo que corresponda.

En este objetivo fija hoy su mirada este veterano que durante su tiempo de actividad siempre procuró esa atención a los Veteranos  próximos a su su responsabilidad. Lo hace después de haber vivido un nuevo Encuentro de los Veteranos Paracaidistas con su Brigada, en el que cerca de dos mil “paracas” de todos los empleos, edades y cursos  procedentes de todos los rincones de nuestra Patria se unieron a los jóvenes que hoy integran nuestra Gran Unidad. Para todos ellos desde hace 63 años sus gritos siguen rasgando el aire de igual forma:

 

                   ¡SOBRE NOSOTROS!             ¡DIOS!

                      ¡CON NOSOTROS!                  ¡LA VICTORIA!

                      ¡EN NOSOTROS!                     ¡EL HONOR!

                      ¡TRIUNFAR!                  O        ¡MORIR!

       ¡CAIDOS PARACAIDISTAS!

                                   ¡CON NOSOTROS! 

 

 

                        Emilio Pérez Alamán Teniente General (R.)

Blog: generaldavila.com

25 junio 2017

11 pensamientos en “VISUS MILITIS “VETERANOS” General Emilio Pérez Alamán

  1. Querido General, leo tu artículo. Certero, equilibrado Enhorabuena.
    Cuando abandonaba mi profesión, por razones de competencia empresariales, me despedí del Obispo de Teruel a quien tuve el honor de conocer por razones de mi cargo directivo. Me contestó con unas líneas que creo reflejan una realidad. “algo muy grave está ocurriendo en una sociedad cuando a las personas que han alcanzado un alto conocimiento de su trabajo y de la vida misma, dejan su puesto de trabajo”
    Es una realidad incuestionable que España no es una nación que sea capaz de dar trabajo a todos los ciudadanos. Se habla de paro estructural, pero la realidad está ahi.
    Y es natural que se le permita optar por la jubilación a quienes así lo desen.
    Pero lo que si es un verdadero derroche es “abandonar” a ese gran número de ciudadanos que, por razones de edad, ya parece que nada tienen que decir, cuando en realidad son aquellos que por haber vivido tanto tiempo, han adquirido algo que es muy dificil de aprender. La realidad de la vida, del trabajo, de los princpios y valores.
    Esos VETERANOS deberían ser los encargados de enseñar a las nuevas generaciones, complementado, claro está con quienes ahora desempeñan la enseñanza. Esa mezcla, creo, sería fundamental.
    Un fuerte abrazo.

    Me gusta

  2. Mi querido General, qué razón tiene en lo que dice de los veteranos: el espíritu, la tradición, los valores, el servicio a España, la reserva permanente,…

    Y los recuerdos… Recuerdo un tren, en una tarde de verano que cambió mi vida. El primer viaje de mi juventud a un destino soñado, con la determinación de mis pocos años.

    ¡ya es historia! una historia que se proyecta en el futuro y llega a nuestros días, a este momento, en el que mi mano plasma en este Blog unos recuerdos de un tren…¡y de un paso al frente! ¡que me marco para siempre!

    Y recuerdo al rugir de los motores y mi primer salto militar.

    Hacía frío, un cielo claro se atisbaba en la lejanía mientras el día despunta en el horizonte.

    ¡El rugir de los motores! mientras el inconfundible olor a queroseno nos penetraba convertido en un aroma grabado para siempre en el recuerdo.

    Sentados, el avión…¡despega! ¡el frío se ha olvidado! nace la tensión del momento, los nervios a flor de piel, la firme decisión ¡también!

    Suena la chicharra, avanzamos…¡nadie nos puede detener en ese momento crucial! y salimos… aturdimiento, ingravidez, alegría; todo ha salido bien, flotamos en el aire como pétalos al viento.

    Tantos años después, aún siento el rugir de los motores y el olor a queroseno en mi memoria; el aire, el viento, la emoción sin limite recorre los pasillos de mi mente en este día…tantos años después.

    A lo largo de estos años, he olvidado quizás muchas cosas; lugares, gentes, incluso cosas que escribí en alguna tarde solitaria; pero aquello que fui…¡no se me olvida con tanta facilidad de entre los caminos del corazón y la memoria.

    Toca, tanto tiempo después…¡volver a soñar con los que fuimos! ¡y soñamos!
    compartiendo nuestros recuerdos de aquellos jóvenes años…mientras aún resuenan en la memoria… ¡el rugir de los motores! ¡el primer salto militar en la Brigada Legionaria Paracaidista!.

    Después de tantos años, no puedo evitar un escalofrío de emoción cuando escucho nuestro himno de infantería “Ardor Guerrero” son tantos los recuerdos que evoca en mí ese himno, que me sacude el alma al recordar aquellos días.

    Llegué a LA BRIPAC, sin equipaje, y cuando me marché para vivir y continuar mi vida civil normal fuera, aún no sabía que me marchaba ahora con un equipaje bien lleno, de recuerdos, emociones, disciplina, saber estar, fuerza y sentimiento.

    No solamente amo a mi Unidad Madre LA BRIPAC, porque representó mis jóvenes años en aquellos días, sino la amo porqué me dio más a mí, que yo a ella…¡me llenó ese equipaje de fuerza e ilusión, que continua repleto en este día de hoy, en el que tantos años después…¡estoy muy orgulloso de haber pertenecido a esa gran Unidad!.

    Muchos dicen que somos locos, otros dicen que somos dementes, algunos creen que somos ángeles porque caemos del cielo, pero la única verdad es que compartimos un sólo sueño: el de volar sin tener alas y el de ser, hasta el último día de nuestra vida, los caballeros del aire, conociendo la dicha que tienen Dios y los ángeles de tener el mundo bajo sus pies…

    Gracias por el recuerdo de este nuestro reciente Encuentro de veteranos Paracaidistas y un fuerte abrazo.

    Pedro Motas

    Me gusta

  3. Queridos amigos Emilio, José Luis y Pedro. Gracias por vuestra aportación a mi propósito de que la bondad de la necesaria evolución de la vida en todos sus aspectos, sería mucho más eficaz y beneficiosa con la sabia conjunción del impulso de la juventud y la experiencia de los Veteranos, que hacerlo a borbotones de felices ideas, ignorando a aquellos cuyos conocimientos y apertura mental son mucho mayores de lo que se les atribuye y sobre todo porque su lealtad y ausencia de interés particular priman en sus opiniones.
    Un abrazo.

    Me gusta

  4. Mi querido y respetado General: quien le comenta no es más que un simple Coronel sin otros méritos que haber servido a España -como quiere ser servida desde los diez y siete a los -49- años en que pasé a retirado por Mutilado Absoluto por la Patria en Acto de Servicio. El día -9- pasado hizo ya ¡34 años! Era entonces gobernador militar de Palencia. Veo con cierto temor cómo nuestra Patria se encuentra en similares, o más, peligros que en el 36 donde nuestros mayores dieron su vida por la Patria que hoy disfrutamos. Tenemos por delante una gran misión que cumplir. Será pequeña la de enseñar al que no sabe? Con todo mi afecto y respeto ¡a tus órdenes mi General. Carlos.

    Me gusta

  5. Buenos días mi general.. tengo el honor y la alegría, con infinito agradecimiento por ello, el pertenecer a la ” HERMANDAD DE VETERANOS DE LAS FUERZAS ARMADAS..” del lugar donde me encuentro, y vivo modestamente, en Málaga, teniendo la satisfacción de asistir, a todo aquello que se me invite, y pueda, con gran admiración a todos ellos.

    Si España me necesita, siempre estaré ahí.

    Un afectuoso saludo.

    Josefina López del Moral Beltrán

    Me gusta

  6. Mi General,
    Aprovecho su oportuno y certero Post, para felicitar al Coronel Diaz y a todos los miembros de la Directiva de la Fundación Tercio de Extranjeros, por su excelente labor en defensa de los veteranos Legionarios.
    Un fuerte abrazo a todos y Viva España!!!

    Me gusta

  7. Mi respetado general: me parece extraordinario el artículo por vuecencia escrito pero he de hacer una aclaracion.
    Hay personas, como este servidor que no han tenido el honor de servir en la Legión por culpa de las vicisitudes de una vida que en su momento no le permitieron alistarse por dos años.
    Quiero que quede claro, que en mi caso como en muchos otros, hemos vivido según la tradición, la rectitud y el honroso proceder de la vida militar, algunos como yo por el estricto “Credo Legionario” y que tenemos el gran honor de que a pesar de no haber servido en este glorioso cuerpo nos hayan admitido viendo nuestro amor a la Patria, a sus Instituciones y en generan al Tercio de Extranjeros, como asi se llamaba,en la Hermanda de Antiguos Caballeros Legionarios con la única pena de que nos presentaremos ante el Cristo de la Buena Muerte con nuestro chapiri pero sin ningún nombramiento que avale que hemos sido legionarios más de de corazón y de mente.
    Como siempre que a las órdenes de vuecencia

    Miguel Soler de Arespacochaga

    Me gusta

  8. Amigo Miguel, seguro que nuestro Cristo de la Buena Muerte se fijará en nuestros corazones y no en papeles o cartillas de alistamiento
    Un abrazo legionario

    Me gusta

  9. Tengo muchas ganas de poder asistir a un encuentro de veteranos
    Unas veces por trabajo y por otras cosas nunca pude asistir espero q el próximo año pueda hacerlo y me ecuentro con algunos de mis compañeros a los q nunca olvide tengo muy presente pues tuve grandes amigos en la. BRIPAC.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s