PASCUA MILITAR 2018. UN GRAN DÍA. (VISUS MILITIS) General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

SSMM los Reyes Don Juan Carlos y Doña Sofía en la Pascua Militar 2018

Suele ser nuestro visus dominical una rápida mirada militar al horizonte de acontecimientos. Un aviso del vigía, del centinela que espera la aurora. Con esa brevedad y anhelo lanzamos cada domingo nuestro mensaje de alerta. Es un santo y seña para que nos reconozcan los que tiene que hacerlo. Seguimos siendo centinelas.

Hoy, día después de la Pascua Militar, debemos ser algo más extensos. Recibidas las consignas para la guardia de nuestro mando supremo, el Rey de España, debemos cumplirlas y hacerlas nuestras sin más interpretación que la de la disciplina y obediencia.

Es un momento grave que no permite frivolidades ni irresponsabilidades. Más que nunca se requiere el más exacto cumplimiento del deber. Cada uno con el suyo.

La Pascua Militar del año 2018 ha sido un acto de especial relevancia. La unidad de los Ejércitos de España se vio ayer reforzada sin necesidad de discursos, habituales corrillos o intereses políticos aprovechando el momento. Ayer, Día de la Pascua Militar, solo había una palabra que destacaba sobre todas: la unidad.

El sencillo acto se convirtió en el homenaje a un soldado, al que fue el primer soldado de España y mando supremo de los Ejércitos: El Rey Don Juan Carlos. Con él se homenajeaba también a los que hasta ahora han sido sus soldados, a esos Ejércitos que bajo su mando han sido un ejemplo de lealtad, firmeza, rigor y amor a España. Ayer el pasado reciente de España se abrazaba con el prometedor futuro, sin fisuras, sin un ápice de fractura ni el más mínimo síntoma de debilidad. Son las razones por las que aquí estamos celebrando nuestra Pascua Militar: España. Ese era el mensaje que ayer se palpaba en el Palacio Real. España miraba a su pasado reciente, a él se abrazaba, y ponía la vista en el futuro llevando el testigo entregado en el relevo: unidad por encima de todo.

El salón del Trono recuperó una imagen única y añorada por alguno de nosotros. Dos Reyes, juntos por España. Brillaba la mirada del viejo soldado, apretaba los dientes conteniendo la emoción mientras veía como el nuevo mando supremo de las tropas le dirigía aquellas palabras de hijo emocionado y de Capitán General que con firmeza ha cogido el mando.  Brillos en palacio, brillante ceremonia, solo una palabra: emoción.

El Rey se dirige a los Ejércitos en la Pascua Militar

PASCUA MILITAR: EMOCIÓN

Ha sido la Pascua de la emoción; la que supone homenajear a quien pasa a la reserva, a quien todo lo ha dado. Quedaba sellado en las palabras del Rey Felipe VI:

‹‹En esta breve referencia personal, permitidme ahora que, como Mando Supremo de las Fuerzas Armadas y en nombre de todos, felicite a nuestro antiguo Capitán General, Su Majestad el Rey Don Juan Carlos, tras cumplir ayer su 80 aniversario. Felicidades Majestad; y gracias, también, por tantos años de servicio leal a España, por tu ejemplo vistiendo con honor el uniforme y siempre velando por la excelencia y el compromiso de nuestras FAS con nuestra Democracia, nuestra libertad y nuestra Seguridad.

Y aunque sea adelantarme unos cuantos meses, ya que cumplirá esa misma edad este año, felicitamos todos también a la Reina Sofía, que tanto cariño y cercanía ha demostrado siempre hacia la gran familia militar››.

la ministra de Defensa en la Pascua Militar

No debemos olvidar las palabras de la ministra de Defensa. En los años que llevamos escribiendo en este blog habrán visto que jamás hemos adulado a nadie; hemos intentado ser justos y equilibrados en nuestros juicios. Hoy, en honor de la verdad, debemos felicitar a la ministra de Defensa porque con una claridad asombrosa ha puesto el dedo en la llaga de tres problemas que todos conocen y pocos exponen. Son la clave del futuro y el simple hecho de anunciarlos con firmeza y claridad, como ella ha hecho, es razón más que suficiente para el optimismo. Se echaba de menos. También es verdad que se compromete mucho y estaremos atentos. Pero esperamos con confianza y esperanza.

Después de proclamar el compromiso de las Fuerzas Armadas con la unidad y el futuro de España, la ministra ha sintetizado con conocimiento y acierto las necesidades más urgentes en los Ejércitos:

-Una Ley de financiación y sostenibilidad de las Fuerzas Armadas.

-El futuro laboral para la escala de tropa y marinería más allá de los 45 años.

Equiparación salarial de los militares con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Así mismo ha hablado de la injerencia y desinformación que hoy se presenta como un invisible enemigo para el que hay que estar preparado. En definitiva de algo de lo que aquí les hablamos con asiduidad: la batalla de la narrativa.

Agradecimiento. Emoción. Unidad. Servicio. Continuidad. Futuro. Esperanza.

Un gran pascua Militar como hace tiempo no recordábamos.

¡Viva España! ¡Viva el Rey! ¡Viva las Fuerzas Armadas!

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

7 enero 2018

 

 

VISUS MILITIS “VETERANOS” General Emilio Pérez Alamán

Veteranos paracaidistas

Un veterano es mucho más que una persona mayor que después de años ejerciendo una profesión se le considera un experto en la misma. Es posible que si son muchos los años transcurridos desde que dejó su actividad laboral, las nuevas técnicas habrán superado sus conocimientos y procedimientos de trabajo, pero los principios que guiaron sus primeros pasos y progresión en la que fue su empresa, siempre serán un referente permanente para quienes hoy ocupan las responsabilidades que un día fueron suyas, por lo que mal hará el empresario que desdeñe lo que denominaré el “Espíritu del Veterano

Cuando al calificativo de veterano lo atribuimos al soldado adquiere, por encima de la experiencia en su especialidad,  un significado especial, casi excluyente, porque  el soldado veterano es el depositario y transmisor de  la tradición  y valores de su Arma o Cuerpo y muchos de ellos han sido protagonistas de hechos sobresalientes, cuando no gloriosos, que constan en el Historial de la que siempre será su Unidad para ejemplo y estímulo de los que la forman en el presente.

Considero un gran acierto del Mando mantener las distintas Hermandades y Asociaciones que aglutinan a esos soldados veteranos que después de haber entregado años de su vida al servicio de España en una Unidad determinada de sus Ejércitos, de forma voluntaria y más que altruista, se reúnen, no solo  por mera añoranza, sino para mantener su Espíritu de Unidad y ofrecerse en servicio permanente a cumplir los cometidos que se les asignen y para los que siguen perfectamente preparados como Reserva Permanente.

Porque soy consciente de los valores que se encuentran en todas estas Hermandades y Asociaciones de Veteranos, me permito aconsejar y recomendar al Mando que aumente y perfeccione su atención a estas organizaciones de viejos soldados que, incluso con sacrificios materiales y personales, no dejan que el conformismo imperante les nuble  el Espíritu de Servicio Permanente   y  están siempre dispuestos a cumplir las misiones que el Mando considere para contribuir y difundir la Cultura de Defensa de forma coordinada desde el Organismo que corresponda.

En este objetivo fija hoy su mirada este veterano que durante su tiempo de actividad siempre procuró esa atención a los Veteranos  próximos a su su responsabilidad. Lo hace después de haber vivido un nuevo Encuentro de los Veteranos Paracaidistas con su Brigada, en el que cerca de dos mil “paracas” de todos los empleos, edades y cursos  procedentes de todos los rincones de nuestra Patria se unieron a los jóvenes que hoy integran nuestra Gran Unidad. Para todos ellos desde hace 63 años sus gritos siguen rasgando el aire de igual forma:

 

                   ¡SOBRE NOSOTROS!             ¡DIOS!

                      ¡CON NOSOTROS!                  ¡LA VICTORIA!

                      ¡EN NOSOTROS!                     ¡EL HONOR!

                      ¡TRIUNFAR!                  O        ¡MORIR!

       ¡CAIDOS PARACAIDISTAS!

                                   ¡CON NOSOTROS! 

 

 

                        Emilio Pérez Alamán Teniente General (R.)

Blog: generaldavila.com

25 junio 2017

VISUS MILITIS 1 DE ENERO 2017 ESPEREMOS SIEMPRE, AUNQUE ESPEREMOS DESESPERADAMENTE

san_felipe_1

San Felipe. Siempre vigilantes y expectantes

El horizonte se abre ante la impenetrable mirada del soldado. Vigila el horizonte militar. Turbio y envuelto en nieblas que obligan a una mayor y expectante vigilancia.

Es momento de recordar las viejas, nunca antiguas, Reales Ordenanzas, código moral del comportamiento y sabiduría del soldado.

‹‹Los Ejércitos de España son herederos y depositarios de una gloriosa tradición militar. El homenaje a los héroes que la forjaron es una deber de gratitud y un motivo de estímulo para la continuación de su obra››.

La historia de España es rica en acontecimientos; no quedan fechas que rellenar en el calendario. Empezamos el año y el 1 de enero se conmemora la Batalla de los Castillejos (1860), donde el General Prim, al mando de los Voluntarios Catalanes, ganó la primera gran batalla de la guerra de África.

granada_1492_detail1

La toma de Granada.

Siguiendo el calendario el 2 de enero celebramos el fin de la Reconquista española (1492) con la toma de Granada.

Es el 6 de enero de 1782 se recupera Mahón entonces en poder de la Corona inglesa. El Rey dada la importancia de la costosa reconquista ordenó que, en la fiesta de la Epifanía, se reuniese a todas las guarniciones y en su nombre se trasladase a todos los soldados su felicitación. Es la Pascua Militar.

Siempre atentos a las palabras de SM. el Rey el soldado guarda en el fondo de su corazón el mensaje de su Jefe Supremo.

Durante años sus palabras se han centrado en apelar a la unidad de España y a la misión constitucional de los ejércitos. Hay ocasiones, como la actual, en las que este mensaje de unidad se espera desesperadamente.

Estos años  atrás hablaba el Rey y decía que para mantener la unidad de España, el respeto a sus símbolos y la observancia de la Constitución contaremos siempre todos, contará España, con el Rey, que se honra en estar al frente de los ejércitos.

El valor consiste en buscar la verdad y decirla y que la independencia permanente de la Jefatura del Estado es la que le permite  ejercer el arbitraje y la moderación, y también garantizar la unidad de la patria y la consolidación del sistema. Y decía el Rey, que los ejércitos constituyen el brazo armado de la soberanía nacional, no hay España sin libertad y no hay libertad sin ejércitos. Y dice ahora y dirá siempre, que como Rey, como Jefe del Estado y mando supremo de las Fuerzas Armadas se honra profundamente en compartir con nosotros y con la nación en su conjunto, una misión que atañe a garantizar la soberanía e independencia de España, a la defensa de su integridad territorial y del ordenamiento constitucional. Así ha hablado el Rey a sus soldados durante estos años, con palabra de Rey, apelando a la Unidad de España y su sentimiento de proximidad a los soldados de los que él es el primero de todos.

3435622

Pascua Militar. Habla SM. el Rey

Es día 1 de enero. Empieza un año de esperanza. El día 6 es la Pascua Militar. Dijo un 6 de enero el Rey Don Juan Carlos recordando las palabras de un pensador español: “Esperemos siempre, aunque esperemos desesperadamente”.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez