LA EXTERNALIZACIÓN EN LAS FUERZAS ARMADAS: ¡QUÉ GRAN INVENTO! Salvador Fontenla Ballesta. General de Brigada (R).

Leyendo la excelente obra de Roca BareaImperofobia y Leyenda Negra (2017, 362) he tropezado con el siguiente texto: La venta de cargos y oficios en Francia había comenzado a finales de la Edad Media y se convirtió en un mal endémico que terminó pudriendo el Estado. No es un procedimiento inventado en Francia ni muchísimo menos. En cuanto existe algo parecido a un Estado, aparece este sistema que consiste en entregar a particulares gestiones necesarias de la cosa pública. Ahora lo llaman privatización y parece que lo acaban de inventar. No es difícil asociarlo inmediatamente con los problemas que las externalizaciones han producido en las Fuerzas Armadas.

La principal diferencia, con el caso que relata Roca Barea, es que la descomposición del Estado es una consecuencia de privatizaciones indiscriminadas; y en el caso de las Fuerzas Armadas españolas estas privatizaciones han sido una de las herramientas empleadas para socavar estas esenciales instituciones estatales.

Narciso Serra, el que fuera ministro de Defensa, ha dejado claro la finalidad última de las reformas militares (“La transición militar”, 2008). Sus antecedente inmediatos son las reformas de Azaña, y cuya línea de política militar han seguido fielmente los gobiernos posteriores, incluidos los del Partido Popular. Intenciones y procedimientos que han sido analizados en profundidad por Blas Piñar y José María Manrique, en su libro; “Ejércitos Anulados” (2016).

Como las privatizaciones están muy mal vistas en el ideario socialista, se las denominado, más eufemísticamente, como externalizaciones. Independientemente de su finalidad de socavar las competencias de los ejércitos, también han contribuido a la corrupción generalizada que sufre España, innegable a estas alturas con solo ver los telediarios, porque han dado pie a centralizar, en el nivel político, suculentos contratos.

La concienciación previa.

Todas estas acciones de privatización fueron precedidas de las correspondientes campañas de concienciación, entre los estados mayores y altos mandos. Se empezaba con el adanismo: todo lo anterior estaba mal, pero, a partir de ahora, todo iba a empezar a solucionarse. Si se encontraba reticencias, estaba el recurso convincente de una velada amenaza: si no eres parte de la solución (la suya, por supuesto), eres parte del problema.

De todas las privatizaciones (perdón externalizaciones) llaman poderosamente la atención las producidas en las áreas de seguridad, formación y logística.

 Las privatizaciones en la seguridad.

Es sorprendente, cuanto menos, que una institución que tiene por esencia la seguridad haya privatizado la seguridad exterior de muchas de sus instalaciones, lo que no deja de ser extrañamente paradójico. La visibilidad externa de esta medida es bien evidente, y daña la imagen de los ejércitos, ya tan pocos visibles ante los ciudadanos. Es también extraño que para estas funciones no se hubieran potenciado, en su día, la policía militar, que además tiene la ventaja, como todo lo militar, de una polivalencia y disponibilidad (incluido el horario) que no tienen los elementos civiles. Sería interesante conocer quiénes están detrás de las empresas de seguridad que prestan estos servicios.

Tampoco debe extrañar que también se haya privatizado parcialmente la seguridad interior, porque es lo que se ha hecho con la descentralización de las fuerzas de seguridad en Cataluña y Vascongadas. No es un secreto que ahora dependen de poderes feudales, que no acatan la autoridad del estado ni coordinan con él.

La privatización de la formación y de la enseñanza militar.

Si sorprendente es lo anterior, más lo es la privatización, más que parcial, de la formación de nuestros oficiales.

La preparación del ejército español, y por ende la formación de sus cuadros de mando, ha quedado contrastada y reconocida, desde el inicio en sus participaciones en operaciones internacionales. Así lo acaba de reconocer públicamente la actual ministra de defensa.

Es indudable que la enseñanza, como todo, es siempre susceptible de mejoras y de perfeccionamiento. Pero, previamente para ello hay que hacer un análisis, para localizar las deficiencias y corregirlas, o potenciar sus capacidades. No fue así. No se hizo un ningún análisis y ningún estudio. Se ha privatizado por la cuestión ideológica de desmilitarizar al ejército.

Es desconcertante que unas fuerzas armadas que habían demostrado su eficiencia internacionalmente, que demostraba el alto rendimiento en la formación de sus cuadros de mando, haya descargado su formación en el sistema universitario español, uno de los peores del mundo occidental.

Si aplicáramos esta misma regla de tres, podríamos privatizar los cursos para los ascensos a jefe, general, etc.; o de formación para el estado mayor, etc., que seguro que muchas universidades se prestarían gustosas a impartir sus célebres, costosos y prestigiosos másteres.

Las privatizaciones logísticas.

Las primeras acciones consistieron en la enajenación de terrenos e inmuebles. Desamortización que ha dejado pequeña a la célebre de Mendizábal, aunque esta haya sido más discreta. Sería también interesante conocer los precios reales de venta y los beneficiarios últimos.

La reducción de unidades ha sido tan drástica, que tenemos unas fuerzas armadas macrocefálicas. Donde la dirección de los asuntos militares está,  en la mayoría de las veces, en manos de civiles, con mucha menos preparación y experiencia en asuntos de defensa (si es que tienen alguna) que muchos militares, forzados a estar sin destino a pesar de su formación.

Sería más rentable privatizar a las grandes unidades tácticas, que seguro que sería más barato para las arcas públicas. Alquilarlas, como antes de la Guerra de la Independencia. El nuevo jefe empresario dotaría, formaría a sus cuadros de mando y adiestraría a su unidad, mejor y a menos coste, que mantener la actual y monstruosa infraestructura administrativa.

Salvador Fontenla Ballesta. General de Brigada (R.)

19 septiembre 2018

Blog: generaldavila.com

 

20 pensamientos en “LA EXTERNALIZACIÓN EN LAS FUERZAS ARMADAS: ¡QUÉ GRAN INVENTO! Salvador Fontenla Ballesta. General de Brigada (R).

  1. Formacion militar: existen otros modelos, a mi juicio muchisimo mejores que el español.Por ejemplo el del Ejercito aleman.Sus oficiales se forman durante unos años “full time”, o sea dedicados solo a recibir enseñanzas exclusivamente militares.Solo despues de terminado ese ciclo de formacion exclusivamente militar, es decir cuando ya son Oficiales, es cuando se les permite seguir alguna carrera civil.

    “Non multa, sed multum”.Quien mucho abarca….

    Me gusta

  2. El Estado español, por culpa de unos y otros, es hoy un esqueleto.Apenas sin fuerzas para oponerse a la desintegracion de España.Urge por ello su re-conquista.Ya en 1931 un grupo de españoles hablaban de la “Conquists del Estado”.Hoy, ante el desmantelamiento casi total de nuestro Estado, lo suyo seria reconquistarlo, pues sus actuales ocupantes ya vemos adonde van a velocidades de crucero ( reformar la Constitucion para recoger en ella el derecho de autodeterminacion…Asi empezo la desintegracion de Yugoslavia).

    Me gusta

  3. Magnífica exposición, mi general, de un problema que preocupa a muchos en todo el espectro del escalafón.
    Hay, además de lo que expones, una derivada algo colateral, pero de mucha trascendencia. La mayor parte de esos puestos externalizados, si no todos, bien podrían ser cubiertos por miembros de las FAS, con la adecuada capacitación. Esto supondría un cúmulo de oportunidades para muchos miembros de las FAS, especialmente clases de tropa, que e. gran medida ven cercenada su permanencia en los ejércitos, a la te.orana edad laboral de 45 años.
    Por último, sería también muy esclarecedor estudiar en qué medida, tal externalizacion se ha aplicado en los ejércitos y en la Armada. Me temo que aparecerían muchas diferencias.
    Vuelvo al inicio. Magnífico el artículo, mi general.
    Adolfo Coloma

    Le gusta a 1 persona

  4. ¿Y le han dejado escribir esto sin que fuera censurado? Bravo!
    Habla de “privatizaciones, perdón externalizaciones”… Todo ciudadano de España sabe a quién le interesa privatizar lo “publico”… Empiezan las siglas con las letras PP y acaba con las letras PSOE (juntas dan…).

    Han privatizado la educación, la sanidad… Telefónica… el furrrbol… y asi con todo. Sólo quedaba el Ejército. Pues, manos a la obra.

    Primer paso: desprestigiar el modelo vigente, un ejército profesional. ¿Cómo lo hacen? Comparando éste modelo con la “mili”… y poner por las nubes las “excelencias” de la “mili” (¿si tan excelente era para qué la quitaron? ya, va a ser que no era tan excelente). Y ensiguida, ya mismo, empezarán con: “esto no funciona”, “hay que cambiar”… bla bla…

    Pero, ojo, no va a volver la “mili”… no. Quieren privatizar… ay! externalizar las Fuerzas Armadas. Y usan los argumentos de todos esos generales que alaban las “excelencias” de la mili para ataque el “actual” Ejército. Señores! ¡Los están usando! Asi que sigan con esos artículos comparando el modelo vigente con el anterior menospreciando el trabajo que hacen ahora, AHORA, nuestros soldados.

    Segundo paso: una vez que hemos calado a la opinión pública que lo “público” no funciona (como la educación, la sanidad, etc.) llega la solución, ese “mana” caído del cielo y que hará que todo vaya como la seda. Y no, no es la vuelta de la “mili”. Sino la privatización… ay! otra vez! La externalización de las Fuerzas Armadas.

    Tercer paso: implantación del nuevo modelo de externalización de las Fuerzas Armadas… lo venderan como algo bueno, bonito y barato pero… no funcionará, y dirán que hace falta más dinero bla bla bla…

    Y claro que es un contrasentido que una empresa de seguridad “privada” sea la encargada de seguridad de un recinto militar… Es absurdo. Lo único que tiene que hacer el “enemigo” es pagar a esa empresa de seguridad “privada” más dinero para dejar sin seguridad nuestros recintos militares. Para llorar…

    “Sería interesante conocer quiénes están detrás de las empresas de seguridad que prestan estos servicios.” Ejem… ejem… Pedro Morenes. Pero no se lo diga a nadie…. ejem… ejem…

    Por no hablar de todos esos Altos Mandos que han pasado al sector privado de… la Seguridad Privada. ¿Y todavía se lo pregunta?

    ¿La privatización de la formación y de la enseñanza militar? ¿Le suena que los oficiales y los suboficiales querían que les homologaran los títulos? (La Tropa no, que no existe). Ahora ya sabe el motivo. Y claro, el Ministerio de Educación como a cualquier otro Ministerio, no le gusta compartir su trozo de tarta. ¿Quereis homologaciones? Pues los profesores, civiles.

    “Sistema universitario español, uno de los peores del mundo occidental.” ¿Se acuerda del primer paso? ¿Desprestigiar lo público? Muchas gracias. La Educación Universitaria Privada le enviará una cesta estas próximas Navidades. Buen trabajo.

    Y ahora viene el punto que me ha llamado la atención que pasara la censura: “La reducción de unidades ha sido tan drástica, que tenemos unas fuerzas armadas macrocefálicas”.

    Macrocefálicas. ¿No? ¿Seguro? ¿Quién lo firma? ¿Un General de Brigada? ¡Un General de Brigada acaba de admitir que tenemos unas fuerzas macrocefálicas! ¡Venga ya!

    ¿Y qué podemos hacer? ¿Reducir oficiales empezando por los Generales? Respuesta de Nuestro Excelentísimo Señor General: “de eso ni hablar”. Punto.

    No. La solución es: “Sería más rentable privatizar a las grandes unidades tácticas, que seguro que sería más barato para las arcas públicas… ” Ya. Barato. Ja, ja, ja…. Un, dos, tres, responda otra vez, general… ¿qué empresa privada de seguridad le está tentando con pasarse al sector privado? ¿Eulen? Por decir una.

    Me gusta

  5. Magnífico y esclarecedor artículo. Muy bien mi General. Todo “PROGRAMADO” A ESPAÑA SERVIR HASTA MORIR. Un abrazo Joaquín de Valenzuela Etayo Hermandad de La Legión Cabo del Somaten

    Me gusta

  6. Buenas tardes, General D. Salvador Fontenla Ballesta:

    Magnifico articulo, y verdad verdadera.. que, como bien menciona, es propio de la dirección de politicos, y de personas sin conocimiento alguno, sobre las Fuerzas Armadas, o .. se esta haciendo para desmantelar lo mejor que tiene España, sus Fuerzas Armadas.. , y convertirlos en elementos , distintos. ( Es mi humilde opinión..)

    He leído los comentarios que, volveré a leer esta noches de nuevo junto a su magnifico escrito, para aprender bien y reflexionar sobre ello.
    Un saludo afectuoso para para todos los ponentes, y..

    Otro Saludo afectuoso para Vd, General Fontenla Ballesta.

    !!Viva España !! !!Viva el Rey !! !! Viva las Fuerzas Armadas + Ejercito y la Legión!!

    Josefa Lopez del Moral Beltran..

    Me gusta

  7. Sr. anónimo Chees: No entiendo porque todas o casi todas las personas que entran al blog a hablar mal de nuestros Ejercitos, y del modo en que se dicen las cosas aquí, lo hacen amaparados en el anonimato.

    A mi me ha pasado lo mismo mi General, mi capacidad lectora no da para tanto, o para tampoco.

    Como diría alguno; ¡SE EXPLIQUE LECHES!

    Me gusta

  8. Joder… con el Chees, estoy pasmado de tanta filosofía barata e ideología chusca que respira por su anonimato. Ahora me doy cuenta de que leyendo sus argumentos y puntualizaciones-pasos, me doy cuenta que no me ha servido de nada mi paso por la Milicia y por la Universidad… porque no entiendo nada de tal exposición, y eso que he puesto todo mi humilde interés e intelecto a ello.
    En fin, mi querido General, ahora más que nunca es cuando le felicito efusivamente por su artículo, fruto de una vida dedicada a la milicia, al buen hacer y a los demás.
    ¡¡¡ VIVA ESPAÑA y ¡¡¡VIVA EL EJÉRCITO !!!
    Un fuerte abrazo.
    Pedro Motas

    Me gusta

  9. Totalmente de acuerdo con lo que dice el artículo, sobre todo en lo referente a que la seguridad de algunas instalaciones militares se haya encomendado a empresas de seguridad privadas. Como bien dice el general Fontenla, eso daña mucho la imagen de los Ejércitos. ¿Alguien se imagina que los acuartelamientos de la Guardia Civil estuvieran estuvieran custodiados por empresas de seguridad privada? En el caso de los Ejércitos, esta tarea podría desempeñarla perfectamente la Policía Militar.

    En cuanto a la externalización de la enseñanza militar, sobre todo la adscripción de las academias de oficiales a universidades, pues lo mismo. Ninguna de esas universidades tiene un prestigio tan importante como para que se les haya encomendado la formación de oficiales.

    Me gusta

  10. Acepto que no se ha entendido mi exposición. Mea culpa. Voy a intentar ser más claro:
    A modo de preámbulo, y si me equivoco en algo espero que me aclaren el error. La temática del artículo de hoy es la externalización en las Fuerzas Armadas, y en mi opinión pensaba que el autor estaba en contra por la cita que usa al principio del artículo pero cuando llega al final del todo, justo antes de la firma, y a modo de conclusión: “sería más rentable privatizar a las grandes unidades tácticas, que seguro que sería más barato para las arcas públicas.”
    Y aquí mi primera pregunta, (abierta a debate espero): ¿el autor está a favor de las externalización en las Fuerzas Armadas o no?
    Yo, en mi modesta opinión, creía que no pero después de leer el último parrafo dudo.
    ¿Todo lo que he escrito hasta ahora lo han entendido? ¿Pasamos al siguiente punto del autor del artículo?
    El autor en su siguiente parrafo, ese que empieza con “La principal diferencia…”. Yo, en mi opinión, estoy de acuerdo en todo. Es más, amplio en que los últimos gobiernos de España han privatizado muchas más instituciones estatales. Lo cual, en mi opinión, fue y sigue siendo un error.
    ¿Todo lo que he escrito hasta ahora lo han entendido? ¿Alguna duda de lo que yo he escrito? Bien, podemos seguir.
    El autor en su siguiente parrafo, ese que empieza con “Como las privatizaciones están mal vistas…”. Yo, en mi opinión, el autor olvida al Partido Popular que cuando estuvo en el gobierno tambien externalizó y tambien contribuyo a la corrupción generalizada. En mi opinión, tanto socialistas como populares hicieron malas gestiones.
    ¿Todo lo que he escrito hasta ahora lo han entendido? ¿Alguna duda?
    El autor ahora pasa al tema de la concienciación previa. Nada que añadir por mi parte.
    Pasemos a lo que el autor encabeza con “Las privatizaciones en la seguridad”. Yo, en mi opinión estoy totalmente de acuerdo con lo expuesto salvo cuando dice “sería interesante conocer quiénes están detrás de las empresas de seguridad que prestan estos servicios”. Y yo creo que el autor sí sabe quiénes están detrás de esas empresas a poco que investigue.
    A continuación habla el autor del tema de las fuerzas seguridad en Cataluña y Vascongadas, y según el autor están privatizadas. Es su opinión. La mía, si se me permite, es que esas fuerzas de seguridad que menciona las pagamos entre todos, ergo no son privadas. Otro tema sería que se haga de esas fuerzas de seguridad.
    ¿Todo lo que he escrito hasta ahora lo han entendido? ¿Alguna duda? He de confesar que el tema se va complicando, pero no es culpa mía. En mi opinión el autor divaga. Pero es mi modesta opinión.
    El siguiente punto es “La privatización de la formación y de la enseñanza militar”.
    Antes de seguir, por favor entiendan mi dilema: si el autor está en contra de la externalización de instituciones estatales, ¿por qué ataca al sistema universitario español como “uno de los peores del mundo”? ¿En qué se basa en afirmar tal barbaridad? ¿En unos másteres?
    Al autor le sorprende que la formación de los oficiales caiga en manos del sistema universitario español. Ahora entramos en mi campo. Y voy a intentar explicarlo para niños de 5 años:
    El Ministerio de Educación es quien otorga las titulaciones homologadas. ¿Todos de acuerdo? ¿Algún error? Bien. ¿Se imaginan que el Ministerio de Educación va a otorgar titulaciones a todos esos oficiales sin que el profesorado perteneciera al sistema universitario español? La respuesta, coincidirán conmigo, es negativa. Ya que si lo hiciera, entonces el autor tendría razón de que el sistema universitario español es de los peores del mundo.
    Es curioso que tanto a oficiales como a suboficiales sí le homologan titulaciones una vez salen de las Academias pero a la Tropa no.
    ¿Todo lo que he escrito hasta ahora lo han entendido? ¿Alguna duda? Espero haber sido claro en mi exposición: que el autor se equivoca en la privatización de la enseñanza y formación militar. En mi opinión es la contraria, que gracias a ese sistema universitario español que tanto desprecia la enseñanza y formación militar ha mejorado cualitativamente.
    ¿Han entendido la palabra cualitativa o les presto un diccionario?
    El último tema del autor son “Las privatizaciones logísticas”. Del primer parrafo de este tema, no entiendo al autor. ¿Han hecho especulación inmobiliaria con terrenos pertenecientes al Ministerio de Defensa? En mi opinión y viendo el telediario, pues… creo que sí. Tampoco lo deja muy claro el autor.
    ¿Todo lo que he escrito hasta ahora lo han entendido? ¿Alguna duda? ¿No?
    El autor en su siguiente parrafo, ese que empieza con “La reducción de unidades ha sido…” pienso que tiene razón. Estoy de acuerdo totalmente con el autor. No sólo eso, sino que me sorprende que diga: “tenemos unas fuerzas macrocefálicas”. Entiendan mi sorpresa, es la primera vez que un general afirma tal cosa.
    Y llegamos al último parrafo. Hasta ahora yo pensaba que el autor estaba en contra de la externalización de las Fuerzas Armadas pero va y escribe: “Sería más rentable privatizar a las grandes unidades tácticas, que seguro que sería más barato para las arcas públicas.” Yo no lo entiendo: ¿está el autor a favor o en contra? A lo mejor, ustedes que son del mismo oficio me lo explican.
    ¿Todo lo que he escrito hasta ahora lo han entendido? ¿Me he explicado mejor, D. Francisco Garcia Oliver? ¿Y usted, D. Pedro Motas, ha entendido mis dudas?
    En mi opinión, para ideología chusca, es leer algunos comentarios que lo único que hacen es alabar al autor por ser quien es y gritar mucho ¡Viva España! Y no entender que el autor ha atacado al sistema universitario español como uno de los peores del mundo. Y eso, no se lo permito.
    ¿Me he explicado o la próxima vez uso dibujitos? Hay veces que pienso que ustedes, los militares, hablan otro idioma.

    Me gusta

  11. Mi General: todos tus argumentos me parecen irrebatibles. Por otra parte se ve que surgen del conocimiento y de la experiencia. Serían asumibles desde cualquier opción de pensamiento político, con la única excepción de los negligentes y desleales con el pueblo que democráticamente les haya elegido.
    En los ejércitos las felicitaciones vienen de arriba cuando te las mereces. Por ello, al menos hasta ahora, a la voz del superior nunca se responde con aplauso. Solo respeto y acción

    A tus órdenes y un fuerte abrazo
    .

    Me gusta

  12. A las órdenes de V.E., mi General.

    Aunque sea ya con retraso, me incorporo y tomo el banderín de cola. Bueno, podría también decir el farolillo rojo, si como parece, a alguien extraño le gustan las marchas nocturnas por caminos rurales y sin luna llena.

    El artículo, sabio e impecable, pero sobre todo, diáfano, transparente y claro como el agua de lluvia. Con la autorización de V.E. me atrevo a hacer una breve observación, plenamente consciente de que no corresponde a un simple contertulio tomarse esa licencia.

    Algunos comentarios, y digo “algunos” porque he contado hasta dos del mismo autor desconocido, son “de manual”. De manual de la manipulación, quiero decir. No sé si para reventar el debate o sólo para poner una pica en Flandes. Eso de la manipulación es una disciplina que no llega a ciencia, tampoco a arte, porque no se necesitan mayores conocimientos ni aptitudes o virtuosismo, sino una buena dosis de caos mental y el imprescindible pico para soltar parrafadas interminables sin haber dicho nada, que se estudia en sociología.

    Nada. Pelillos a la mar.

    ¡¡¡VIVA ESPAÑA!!!

    Me gusta

  13. Sr chess ¿Y todo eso porque “el autor ha atacado al sistema universitario español como uno de los peores del mundo. Y eso, no se lo permito.” ? Tanta divagación me ha traído a la mente aquella frase “Si no puedes sorprender con brillanteces, desconcierta con gilipolleces”.

    Pero hombre, si eso lo sabemos hasta los que no formamos parte del tinglado universitario. Que la enseñanza española es mediocre lo saben en cualquier país serio. Adoctrinamiento, trapicheo con ciertos másteres, catedráticos que no aparecen por clase, y mil cosillas más disponibles en las redes.

    En la última edición del Quacquarelli Symonds (QS) World University Ranking (junio 2018), la primera universidad española es la Autónoma de Madrid, que se sitúa en la posición 159 del ránking mundial tras ascender 28 puestos respecto al año anterior, superando a la Universitat de Barcelona, que desciende diez posiciones hasta el 166. Le sigue la Universitat Autònoma de Barcelona, que asciende dos puestos situándose en el 193. Y las demás de ahí para abajo.

    Y por cierto llama la atención que las universidades catalanas estén por delante de otras españolas de gran prestigio, pero hay que saber invertir más y mejor en estas cosas y está demostrado que los nacionalistas catalanes no reparan en gastos cuando desean destacar.

    Me gusta

  14. Contestando al señor chess:
    “¿Todo lo que he escrito hasta ahora lo han entendido?”: pues no.
    “¿Alguna duda?”: pues si, todas.
    “¿Me he explicado mejor? ¿Y usted, D. Pedro Motas, ha entendido mis dudas?”: sigo sin entender nada.
    “En mi opinión, para ideología chusca, es leer algunos comentarios que lo único que hacen es alabar al autor por ser quien es y gritar mucho ¡Viva España!”: sin necesidad de alabar a nadie por ser quien es, si grito con todas mis fuerzas ¡¡¡ VIVA ESPAÑA !!!
    “Y no entender que el autor ha atacado al sistema universitario español como uno de los peores del mundo. Y eso, no se lo permito”: Pues permítame que como, hasta hace poco, estuve como Profesor y Director de Master Universitario Pos Grado, reconozca que en el sistema hay graves carencias formativas, porque los alumnos pos grado llegan a los master con lagunas básicas que hay que reforzar posteriormente.
    “¿Me he explicado o la próxima vez uso dibujitos?”: mejor que lo deje como está para no empeorar más las cosas.
    “Hay veces que pienso que ustedes, los militares, hablan otro idioma”: siento decirle que, en mi caso, soy civil; pero, como veterano, me siento orgulloso de mi paso por las Fuerzas Armadas.
    Un saludo.
    Pedro Motas

    Me gusta

  15. He tenido el honor de estar bajos sus órdenes y comparto todo lo que vuesencia expresa en su artículo, la pena es que no tengamos más Generales con la visión tan clara del problema y con los……….de decirlos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.