TODAVÍA QUEDAN HÉROES. EL MAGISTRADO Y EL ABOGADO DEL ESTADO Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Hace unos días murió Stanley Martin Lee, Stan Lee. Creador de los superhéroes que, en casa, entre mis nietos, se mezclan con soldaditos de la Legión, vaqueros del lejano oeste y otros juguetes extraños para formar ese mundo imposible, o no, como el del Belén que empezamos ya a montar y donde en el mismo prado verde se juntan el lobo y las ovejas, lo patos y los conejos, junto a cerditos y pavos, ángeles y palomas, con un castillo inmenso de Herodes que nunca hay suficiente espacio para colocar.

Como la vida misma. Un juego disparatado de posibilidades imposibles con el que pasa la vida en la imaginación de la necesidad, en la solución de tanto mal, de la eterna lucha entre el bien y el mal, en aquel caballo del bueno detrás del malo que nunca corría lo suficiente. Nada ha cambiado. Los niños se quedan absortos en los dibujos animados, quizá porque todavía están muy cerca del mundo del que vienen, y de los héroes del bien, quizá porque pronto intuyen su necesidad. Los viejos también sueñan con sus héroes, desde esas ventanas de los Centros de Mayores, de las tristes residencias donde vamos a parar cuando ya no servimos y damos la lata, cuando ya se acaba todo, lo poco que teníamos de héroes. Pero allí, seguimos buscándolos, Supermán, Hulk o Spiderman, aunque en este caso no es necesario que se disfracen. Son su hijo, la hija, un nieto, ese con el que jugaba a héroes imposibles. Esperan, los esperan. Es la permanente mirada por la ventana, a la puerta de entrada, que no retirarán hasta ver por ella a su héroe que viene a visitarle.

Es La Iliada de la vida, donde se cobija todo, donde está todo narrado. Aparecen los malos y los buenos, héroes y villanos, la imaginación y la realidad. Stann Lee nos ha resucitado La Iliada con héroes actuales, con sus pasiones, sus virtudes, sus temores y su fe en ellos mismos. El guión lo pone cada uno de nosotros, pero si entre nosotros hablásemos veríamos que para todos es lo mismo. No deja de ser la nueva lectura de un libro eterno, escrito en el imaginario de la vida, de la de todos, desde los iniciales dibujos animados hasta la vuelta al lugar de dónde venimos, esperando antes el abrazo de los que dejamos. Todos somos héroes y no de película, sino de una realidad que empieza y no sabemos si acaba.

La Iliada

Lo cotidiano y la necesidad de plegarte a las razones humanas hace que se plieguen también los héroes. Se les ve muy de vez en cuando. Casi nunca, porque miramos poco al cielo. Pero vuelan y allí están siempre. A nuestro lado.

Esta era la crónica cotidiana de la actualidad y me he ido por donde no quería. No sé como terminar. Empecé de una manera que nada tiene que ver con el final. Quizá sí. Porque hoy quería hablarles de héroes muy corrientes y normales. Porque entre tanta miseria y esclavismo, entre tanto sometimiento humillante al poder establecido, de cualquier manera, en estos días han surgido esos héroes de los que realmente yo quería hablar. Son un juez y un abogado del Estado que han dicho ¡basta!, y se les ha caído el equipo. Decir eso a “estos” es jugártela; porque “estos” son los malos de la película y tienen el poder. Y los héroes cotidianos, como el juez y el abogado (nosotros), no tienen traje para volar, ni tela de araña, ni martillo, ni nada de nada. Y lo que tienen es honradez, vergüenza y dignidad, ese traje, que es el de todos los tiempos, aunque no se vea, pasará, como en la Iliada, que les salvará. Porque a la postre, como en la vida, como al final de la vida, lo que vale y cuenta es la moral, la verdad, la dignidad, la honradez, y saber volar.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

24 noviembre 2018

16 pensamientos en “TODAVÍA QUEDAN HÉROES. EL MAGISTRADO Y EL ABOGADO DEL ESTADO Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

  1. Excelente analogía. Todo hace pensar, desde luego, que vivimos un universo inverso, y aquellos que se admiraron como héroes hoy día no son tales, ya no se desea que salven vidas, sino ideales, no se desea el triunfo del bien, porque el bien tampoco es tal, y poco falta para que esos héroes sean ahora villanos, y los villanos héroes.

    Le gusta a 1 persona

  2. A las órdenes de V.E., mi General.

    Comienza uno a leer este artículo, y a la vez le va invadiendo una nostalgia de algo real que vivió en los años de la niñez y la juventud. De la niñez, aquella ilusión y aquel gozo que todos los años por este tiempo nos hacía vibrar preparando el Belén para la Navidad. Se terminaba de montar todo justo a media tarde del día de Nochebuena, y ya el resto hasta el día siguiente al de Reyes, se disfrutaba en plenitud y los niños éramos el centro de todo. Para eso lo preparaban los mayores, cuya mayor alegría era vernos a los chiquillos soñar y contentos. Y algo en extremo valioso, la despreocupación y tranquilidad con que íbamos al colegio y al instituto sin el temor a que nadie pretendiera que probásemos la droga, ni nadie nos pervirtiera con pornografía y esas cosas.

    De la juventud, para qué voy a enumerar tantas cosas que no cabrían en este espacio, pero que todos conocemos por haberlas vivido al menos durante una parte importante del nuestra existencia. Con esta lectura vuelven a la mente todas las ilusiones, esfuerzos y éxitos logrados, y hasta algún fracaso si la hubo. Pero el balance en conjunto, fue algo inigualable hoy en día.

    Cuando en España ha terminado la independencia de la justicia y el derecho a la libre y honesta expresión profesional de un miembro de la misma en ejercicio, es que ya hemos caído bajo la bota estaliniana inapelable de la peor de las dictaduras. Ahora sí que estamos inermes ante quienes nos quieran ultrajar, robar y matar, pues no hay a quien acudir en demanda de amparo. Sería necesaria una legión de magistrados y letrados héroes que hicieran causa común con los dos represaliados, uno por omisión cobarde y complicidad, y el otro por acción directa.

    ¡¡¡VIVA ESPAÑA!!!

    Le gusta a 2 personas

  3. “TODAVÍA QUEDAN HÉROES. EL MAGISTRADO Y EL ABOGADO DEL ESTADO”.

    Por supuesto. Entre esos peces que decíamos ayer, los hay buenos, malos y excelentes.
    El drama de la democracia es precisamente éste: que los malos y los peores sean los que detenten un poder que natural y moralmente no les corresponde.

    ¡¡España siempre!!

    Me gusta

  4. Magnífico artículo el de mi querido General, dedicado a dos héroes que no teniendo traje para volar, ni tela de araña, ni martillo, ni nada de nada… pero si tienen honradez, vergüenza y dignidad.

    Esas fantasías de niño
    que nunca se acaban
    pues siendo adulto
    se desean con ganas

    ¿Quien no ha querido ser héroe?
    para el mundo mejorar
    y sentirse pleno
    en la dura realidad

    O un villano ser
    para poderse vengar
    de las personas malas
    que llegaron a lastimar

    Fantasías locas
    que nunca se van
    puede que se olviden
    pero ahí siempre están

    Con un fin en cada persona
    en ese mundo queremos estar
    para salir de la rutina
    para escapar de la realidad

    Todos somos héroes o villanos
    depende de nuestra decisión
    a ver si mejoramos el mundo
    o lo mandamos a la destrucción

    Puede que no tengamos poderes
    como los personajes de fantasía
    pero si marcar la diferencia
    para tener una mejor vida

    Esas bonitas fantasías
    nunca se van a acabar
    pero mejor que sea así
    antes que aburrimiento mortal

    Porque a la postre, como en la vida, como al final de la vida, lo que vale y cuenta es la moral, la verdad, la dignidad, la honradez, y saber volar.

    Gracias, mi querido General, por hacernos sentir, por un instante, como un niño en nuestra madurez avanzada, la fantasía en la dura realidad.

    Un fuerte abrazo.
    Pedro Motas

    Le gusta a 1 persona

  5. Con esta chusma del nuevo “frente popular” nos estamos pareciendo a la Arabia Saudí, y no precisamente en riqueza petrolífera. Aquí hace años se ordenó desde el Gobierno el tiro en la nuca al jefe de la Oposición, Calvo Sotelo. Ahora le quitan las calles como si encima hubiera sido culpable de algo. Los “justificados” motivos se explicaran en “La comisión de la verdad doctoral sanchista”, ampliación de la “Memoria Histórica” de Zapatero.No tardarán en anular la Academia de la Historia, acusada de infiltraciones fascistas. Los socialdemócratas que no se anden con el bolo colgando que pronto irán a por ellos. Los piolets están de camino.

    Me gusta

  6. Es curioso, D. Rafael, mientras usted publicaba esta mañana sobre la resistencia de muchos juristas a las imposiciones políticas, yo he mantenido una conversación primero con un jurista para interesarle en mi proyecto de aunar grupos, bajo la bandera de formar una plataforma que trate, por su volumen de miembros y grupos, de influir en los destinos patrios sin disolverse en dicha plataforma, es decir conservando sus señas de identidad. Luego ha sido más largo el intercambio de comunicados con el grupo que encabeza el Gral. Chicharro, han mostrado verdadero entusiasmo por el proyecto, Dios quiera que sembrando, sembrando…

    Afectuosamente, Carlos Manuel.

    Le gusta a 1 persona

  7. Vuecencia.

    Tras leer y releer su artículo “Todavía quedan héroes: el Magistrado y el Abogado del Estado”, tras semanas de intenso trabajo de servicio a la justicia como abogado y a puertas de entrar de guardia el próximo martes durante una semana completa, cumpliendo el mandato constitucional de asistencia letrada ex. art. 24.2 de la Constitución, no quisiera –con la venia de V.E.- desaprovechar la oportunidad intentar ilustrar aún más si cabe su excelente “símil”, reproduciendo algunos de los principios rectores que rigen nuestra actuación de defensa letrada, predicables a todos los abogados, seamos o no abogados del Estado: estos principios se encuentran recogidos en el Código Deontológico de la Abogacía Española.

    -“Perviven como principios fundamentales en el ejercicio de la profesión de Abogado la independencia, la dignidad, la integridad, el servicio, el secreto profesional y la libertad de defensa.”

    -“La independencia del abogado resulta tan necesaria como la imparcialidad del Juez, dentro de un Estado de Derecho.”

    – “… y esta tan compleja como unívoca actuación del Abogado sólo sirve al ciudadano y al propio sistema del Estado de Derecho si está exenta de presión. “

    – “…el Abogado posee total libertad e independencia de conocer, formar criterio, informar y defender, sin otra servidumbre que el ideal de Justicia.”

    – “En ningún caso debe actuar coaccionado ni por complacencia.”

    De lo correlativo, si a estos principios fundamentales añadimos que tanto magistrados, jueces, fiscales, abogados del estado, abogados, procuradores y graduados sociales, tenemos la obligación sine qua non de jurar o prometer acatar la Constitución como norma suprema del Estado y los respectivos estatutos, en la fundamental –matizo- prácticamente idénticos, está claro que ante las presiones que, a veces, sufrimos, el actuar sobre lavase de estos principios fundamentales engrandecen tanto al magistrado como al abogado del estado, cumpliendo ambos con la independencia y lealtad inherente a sus respectivas funciones.

    “Juro o prometo guardar y hacer guardar fielmente y en todo tiempo la Constitución y el resto del ordenamiento jurídico, lealtad a la Corona, administrar recta e imparcial justicia y cumplir mis deberes judiciales frente a todos.” (Art. 318.1 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, LOPJ)

    Y, además del juramento expresado en el art. 318.1 de la LOPJ vinculante para los miembros de la carrera judicial, en el art. 544 de la misma, se recoge la obligación de juramente o promesa antes de iniciar el ejercicio profesional respecto de los abogados, procuradores y graduados sociales:

    “Los Abogados, Procuradores y Graduados Sociales, antes de iniciar su ejercicio profesional, prestarán juramento o promesa de acatamiento a la Constitución y al resto del ordenamiento jurídico.”

    Así las cosas y esperando que esta contribución sirva a modo de “recordatorio” a todos los que ejercemos nuestras funciones en el ámbito de la justicia, me uno la laudatio que V.E. dedica con al magistrado y al abogado del estado, Ilmos. Sres. Don Manuel Marchena Gómez y Edmundo Bal Francés.

    Un afectuoso saludo,

    Diego Jesús Romero Salado
    Abogado

    Le gusta a 1 persona

  8. No es broma, hará tres días atrás, soñé que volando salvaba a España. A sus tierras y sus gentes. Hacía muchos años que no volaba en un sueño.
    Lo de salvar a mi pueblo, ni se me hubiera pasado por mi cabeza. Si me dicen ayer como hoy se encuentra.

    Me gusta

  9. Buenas tardes, General Davila:

    Si, magnifico, y muy acertado, lo que nos pone hoy
    ” TODAVÍA QUEDAN HÉROES, EL MAGISTRADO Y EL ABOGADO DEL ESTADO ”
    Y muy llevado a los temas de la Navidad.. y situación real.

    Me han gusta mucho las aportaciones, que leeré mas despacio esta noches, para aprender..por lo expuesto por todos, y muchos de ellos, como D. Diego Jesus, Romero salado, y también me ha gustado mucho , el comentario de D. Pedro Motas.. que es un experto en bordar los temas. Y aprovecho para enviar, un afectuoso saludo a todos y feliz sabado..

    Afectuosos saludos General D. Rafael Davila ..con infinito agradecimiento.. feliz Sábado.

    !! Viva España !! !! Viva El Rey !! !! Viva las leales Fuerzas Armadas, Ejercito y la Legión !!

    Josefa Lopez del Moral Beltran..

    Le gusta a 2 personas

  10. Estimada, Doña Josefa,

    Comparto con usted la alusión al magnífico comentario de D. Pedro Motas y le agradezco que le haya gustado mi comentario, escrito con “prisas” y de “corrido”. Lástima que no pueda contribuir más debido a mis obligaciones familiares y profesionales.

    Hay varias erratas, entre ellas “sobre la vase” [base] y “juramente” en vez de “juramento”: la poca iluminación y la velocidad al escribir.

    Así, sobre la base del amor a España, con la venia de D. Rafael Dávila, le invito a leer mi artículo publicado en este blog sobre la Defensa de la Nación Española:

    https://generaldavila.com/sobre-la-defensa-de-la-nacion-espanola-versusdeber-de-todos-los-espanoles-diego-jesus-romero-salado/

    Buenos días y feliz domingo,

    Diego Jesús Romero Salado.
    Abogado

    P.d.: Aprovecho para Invitarle a seguir mi blog “Jurídico 2.0” en facebook, cuyas señas de identidad verá perfectamente identificadas:

    https://www.facebook.com/juridico2.0

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.