LA ARMADA ESPAÑOLA LA ARMA ¡VIVA ESPAÑA! General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

¡Viva España! Es lo único que hoy me sale del corazón cuando con emoción veo las imágenes del “Juan Carlos I”, buque insignia de la Armada española, en Guecho con cientos de españoles esperando su turno para poder visitarlo. Su atraque en ese puerto ha sido motivo de rechazo, insulto y escarnio, por parte de los de siempre, también del partido socialista español (?) de Pedro Sánchez, el de la ministra de Defensa (que no debería permanecer ni un segundo más en su ministerio por la postura de su partido, el pesoe). Para estar a la cabeza de nuestras Fuerzas Armadas hay que ser responsable y tener el mismo comportamiento y coraje que exiges a los que mandas.

La Armada española, nuestra gran embajadora en el mundo, sigue siendo una gran desconocida. Alejada de las cámaras y del interés mediático cumple una misión fundamental en el desarrollo de nuestra política internacional y es un elemento clave de nuestra seguridad. Silenciosa, eficaz, audaz, siempre estuvo en vanguardia de los sueños de España cruzando los mares llevando la paz en los colores de su bandera.

Ha llegado a Guecho el buque insignia de la Armada española. La noticia era el rechazo a su presencia de los personajes que están al frente de su ayuntamiento, y que creían iban a ser secundados por los guechotarras. Desde primeras horas de la mañana de hoy sábado -mañana ocurrirá lo mismo-, se producían enormes colas de españoles vascos que iban visitar el buque de la Armada “Juan Carlos I”. Querían sentir el calor de su Patria en los uniformes de sus marinos. Querían sentirse españoles.

Es una victoria contra la intransigencia y lo que es aún mayor victoria: la ganada contra el odio que llevan sembrando algunos partidos hacia España. Una victoria más de las que la Armada con su silencioso buen hacer ha ganado para España.

La belleza de nuestra ARMADA no solo está en sus buques, en su navegar, en sus uniformes, en su historia. La belleza de nuestra Armada está en los corazones de sus componentes, que como dice su himno navegan “Soñando victorias, diciendo cantares…”.

“Yo no digo mi canción sino a quien conmigo va”. El cantar de su querida España.

El ejemplo de la Armada española debe seguirse, y acudir a todos esos lugares de España donde viven tantos españoles arrinconados, y hasta perseguidos por su amor a España, para que con libertad y seguridad puedan sentir el latido firme y recio de su Patria junto a nuestros soldados y marineros y gritar: ¡VIVA ESPAÑA!

Sin miedo ni rencor, pero hay que armarla.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog. generaldavila.com

23 marzo 2019