Comentario del día … Y CORRÍ CON TODAS MIS FUERZAS (crónica de un esfuerzo cívico militar solidario) General de Brigada Adolfo Coloma Contreras (R.)

Carrera Cívico-Militar con motivo del Día de las FAS

Casi como un epílogo a los numerosos actos que se han venido celebrando con motivo del DIFAS, hoy domingo la avenida de la Castellana de la capital del reino ha sido testigo de un encomiable esfuerzo de organización y participación que con el lema “CORRE CON TODAS TUS FUERZAS” trataba de establecer un vínculo más entre la sociedad y sus Fuerzas Armadas.

Una iniciativa desarrollada por la Fundación Asistencial de las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil, entidad benéfica sin ánimo de lucro que trata de ayudar a viudas y huérfanos de los Ejércitos y la Benemérita, en riesgo de exclusión social. Especialmente a las primeras ya que los huérfanos son asistidos por los respectivos Patronatos. Se trata de una fundación, con más voluntad, ideas e ilusión que medios para su meritoria labor. La organización de esta carrera no era sino un medio más para obtener fondos.

Los adversos pronósticos del tiempo y la prolongada velada anterior para festejar la duodécima Champions del Real Madrid, (¡HALA MADRID!) no colaboraron a que la ciudadanía animara. Y eso que la carrera fue precedida por un emocionante lanzamiento de paracaidistas de la Patrulla Acrobática Paracaidista del Ejercito del Aire que, en un difícil escenario, hicieron las delicias del público y corredores con su arriesgado y preciso descenso

Con puntualidad militar, a las 9 de la mañana se daba el pistoletazo de salida desde las inmediaciones de la Plaza de las Cibeles y los más de 2.000 corredores se ponían en movimiento hacia la Plaza de Castilla. Yo partía de una cómoda posición alejada del portal de salida.  Y lo digo de verdad, corrí con todas mis fuerzas, pero pronto noté cómo muchos corredores me rebasaban. –“¡que vamos a hacer. ¡Cosas de la edad!”- Pensaba mientras mantenía como podía el ritmo. – “y demasiadas cervecitas”-, mentalmente aduje. No obstante, me obstinaba en darlo todo… “por nuestras Fuerzas”

A partir de los Nuevos Ministerios, el itinerario se hace infinitamente lineal y ligera pero endiabladamente cuesta arriba. Es entonces cuando de verdad empezaban a faltar las fuerzas,rebasado el Bernabéu, siempre bullicioso y hoy más, aquello se complicaba de verdad. Pero la visión del Ministerio de Defensa al otro lado de la avenida, me animó. Dormitaba el sobrio edificio sin ninguna muestra de apoyo o de solidaridad con los corredores. Uno ya lleva en esto muchos años como para ignorar que no son los cuarteles (ni edificios oficiales del ramo) sitio para colgar carteles, pero ¿Qué les hubiera costado tener un gesto con la carrera? Al fin y al cabo era una carrera cívico militar.

El regreso fue ya más regular y cuando rebasaba la hora en el cronómetro electrónico, con mis últimas fuerzas franqueaba yo la meta en similar posición. Contento de haber finalizado la carrera, pero, sobre todo, feliz de

HABER CORRIDO CON TODAS Y PARA TODAS MIS FUERZAS

POR UNA CAUSA SOLIDARIA

Adolfo Coloma

GB (R) del ET

 

PS: Ah! Y esto no es más que el epílogo. El colofón lo pondrá el próximo sábado la IV Marcha Motera del Ejército de Tierra ,que bajo el lema “con tu ejército, con nuestra bandera” reunirá a un montón de amantes de las dos ruedas que,  orgullosos de exhibir nuestra bandera nacional rodaran desde el Cuartel General del Ejército, en la Plaza de las Cibeles por toda la castellana hasta la Base del Goloso en una nueva oportunidad de confraternización cívico militar.

Blog: generaldavila.com

5 junio 2017

¡ENHORABUENA REAL MADRID! General de División Rafael Dávila Álvarez (R.)

El Real Madrid ganador de la Copa de Europa y van 12.

Hoy me decía un amigo que él es seguidor del Real Madrid porque tiene un exceso de glóbulos blancos en la sangre. Tiene gracia la ocurrencia. Me cuenta que, aunque se lo prohibiesen, es algo que lo lleva tan dentro que no puede evitarlo. Debe ser algo difícil de superar a pesar de la cantidad de razones que uno enumera a diario para volverle la espalda al deporte Rey. Lo de ser de un equipo u otro supera las razones futbolísticas e incluso las deportivas. Recuerdo que en las primeras misiones que el Ejército español llevó a cabo por tierras de la antigua Yugoslavia el nombre de Butragueño y el del Real Madrid suavizó más de una tensión en los controles de carreteras.

La afición del Real Madrid ¡ejemplar!

El fútbol nunca ha estado considerado deporte militar. Son muchas las lesiones que se producen y los enfrentamientos y la pasión que rodea a los partidos puede acabar en golpes de mano poco recomendables. Aún así impera, como en cualquier otro grupo, enorme y variada afición. He sido testigo de las más ingeniosas proezas de nuestros especialistas en transmisiones para llevar la radio o la televisión a remotos e imposibles lugares para escuchar o ver un partido de fútbol. Cuando es la selección española la que juega la pasión se desborda; se la siente parte de la milicia y de los valores que uno defiende. Es una batalla con sus defensas y ataques, un triunfo o una derrota.

Un campo de fútbol es, al menos en el lenguaje, una buena escuela de guerra. Estrategias, táctica, defensas, ataque, flancos, reservas… y mucho que pensar antes de elegir el equipo, la tropa, el general y el capitán.

Los colores del equipo se han identificado en la mayoría de los casos con algo que va más allá del fútbol y son como una bandera que se enarbola y simboliza el sentimiento y las razones de la lucha, de los goles. Rivalidad no quiere decir enemistad sino competencia, aunque a veces se lleve a límites que rozan lo inadmisible.

Anoche el Real Madrid consiguió ganar su duodécima Copa de Europa ante un magnífico equipo, La Juventus, y ante dos aficiones ejemplares. Una fiesta del fútbol y un equipo que es historia de España y embajador por el mundo llegando a lugares insospechados unido al nombre de España.

Me llamó la atención al final del partido ver cómo los jugadores del Real Madrid se envolvían en diversas banderas y que ninguna de ellas fuese la del Real Madrid ni la de España. Entre los aficionados sí que abundaban. Las verónicas con el capote no faltaron.

Ganó el Real Madrid y con él ganó España, lo que se agradece en estos tiempos en los que casi todos estamos perdiendo algo de España.

La Duodécima Copa de Europa

¡Hala Madrid! y gracias Real Madrid.

General de División Rafael Dávila Álvarez (R.)

Blog: generaldavila.com

4 junio 2017