COSAS DE LA GUERRA CIVIL. FRANCO PRIMER CABALLERO MUTILADO DE GUERRA General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

En el fragor de los combates en la guerra civil española no se detenía la administración de los temas más cotidianos y domésticos, los del día a día.

En enero de 1937 fue creada la Dirección de Mutilados, encargada, a su vez, de organizar el Benemérito Cuerpo de Mutilados de Guerra por la Patria. Su creación se decía era para asegurarle el porvenir a cuantos sufrían inutilidad para el trabajo o mutilación como consecuencia de las operaciones de campaña. El 5 de abril se aprobaba el Reglamento Provisional del Benemérito Cuerpo de Mutilados de Guerra por la Patria que se encabezaba con el nombre «del inmortal genio de la Letras Españolas, Miguel de Cervantes Saavedra, mutilado en el combate naval de Lepanto». En su artículo nº 1 decía: «La Patria acoge bajo su protección y amparo a los individuos pertenecientes a los cuadros de los Ejércitos de Aire, Mar y Tierra y a las Milicias, y a cuantos a consecuencia de la actual campaña, y por la liberación y engrandecimiento de España y en lucha contra el marxismo, resultaron mutilados o heridos en las condiciones que establece el artículo siguiente, en la prestación de servicios de guerra, encomendados por orden superior o prestados espontáneamente si hubieran redundado en beneficio de la campaña…».

Al frente el general Millán-Astray que no tarda en darle sus características y vida al Cuerpo. Una de sus ideas fue integrar al Generalísimo Franco en dicho Cuerpo. No hay gran seguridad sobre el efecto que este nombramiento causó a Franco y si le hizo gracia la propuesta ya que Franco fue herido de guerra (África, El Biutz 29 de junio de 1916), pero no mutilado.

En mayo de 1938, Millán-Astray dirige carta a su compañero de promoción, entonces ministro de Defensa Nacional, el general Dávila, a la que acompaña instancia oficial en la que en nombre del Benemérito Cuerpo de Mutilados de Guerra por la Patria propone nombrar al Caudillo Primer Caballero. Tanto en la carta como en la instancia, el general Millán-Astray evita nombrar a Franco como mutilado y se limita en su propuesta a que sea el «Primer Caballero» y reciba el recién creado distintivo de «Caballero Mutilado de Guerra por la Patria». Además de alabar las virtudes de Franco dice Millán-Astray que Franco debe figurar en cabeza de cualquier Orden, militar o civil.

Alega en su valor el mérito propio para ostentar tan preciado distintivo, porque también tuvo el honor de verter su sangre en gravísimas heridas recibidas en los campos de batalla en África. La realidad que después del nombramiento no fue un distintivo usado por Franco.

En 1976 se reorganiza el Benemérito Cuerpo de Mutilados de Guerra por la Patria y en 1985 llega el momento de su extinción al declararse que ya no podrán ingresar en él ninguna persona que se lesionara a partir de esa fecha y en 1989 queda extinguido oficialmente pasando sus componentes al retiro.

Al que su vida le entregó…

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

24 octubre 2021