ZAFARRANCHO EN LA POLÍTICA ESPAÑOLA General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Zafarrancho en la política española

En cierta ocasión un nutrido grupo de señoras visitaba las dependencias de la Legión en Ceuta. Más interesadas por lo doméstico que por las instalaciones de combate fueron a ver los dormitorios donde previamente se había realizado un zafarrancho a fondo. En la puerta un cabo legionario de dos metros de estatura y barba hasta el pecho miraba por encima del infinito militar. Las señoras quedaron sorprendidas del brillo del suelo que parecía recién pulido.

-¡Qué barbaridad! Aquí se puede comer sin mantel. ¿Cómo lo harán para que esté tan limpio y brillante?

El cabo legionario

Con cierta timidez una de ellas se acercó al cabo que no parecía precisamente el David de Miguel Ángel.

-Oiga legionario ¿Cómo limpian ustedes esto? El cabo sin dejar de mirar el lugar que su posición de firmes le exigía contestó con aire legionario.

-A mantazos, señora, a mantazos.

No entendió muy bien aquella dama lo que el legionario quiso decirla, o entendió algo distinto, porque algo ruborizada ya no preguntó nada más. El teniente que las acompañaba tuvo que explicarles que el brillo y la limpieza se lograba a base de muchas horas y constancia, con una fase final que consistía en subirse un legionario de buen peso sobre una manta de la que a modo de bayeta tiraban otros dos; así hasta que el suelo, como si fuesen las botas del uniforme, brillaba más que el sol. Y si no lo conseguían ya se sabe: ‹‹mantazo que te crió››.

Zafarrancho en la milicia es la palabra utilizada para designar la limpieza general de todas las dependencias del cuartel, también la personal, incluido el armamento, y que suele finalizar con una meticulosa revista.

En la navegación significa quitar los estorbos de una parte de la embarcación y dejarla preparada para un determinado trabajo o actividad.

Zafarrancho en la política española

Al margen de otros significados, nos quedamos con estas dos acepciones que son las que mejor encajan en la necesidad actual que requiere la política en España. Aunque solo sea por higiene, aunque también por aburrimiento, sería bueno practicar un zafarrancho a fondo y una posterior y detallada revista. Cuando todo esté limpio y aseado, se debe pasar exhaustiva revista, saldrán todos los políticos, uno a uno, con los forros de los bolsillos a la vista, en perfecta formación, y no les será permitido acercarse a las sedes de los partidos durante una generación.

Hagan ustedes el equipaje. Embalen sus pertenencias. El último que apague y pague la luz y, ya en la calle, sacúdanse el polvo de los zapatos.

Presidentes y vicepresidentes, ministros y sucedáneos. Senado y senadores, Congreso y diputados. Autonomías de todo tipo, las unas y las otras. Ayuntamientos, buenos y malos, también los regulares. Que se vayan todos. Los que hablan y los que callan. Los que dan la cara y los que tiene mucha cara. Los que critican y no se critican, los del discurso conocido y los desconocidos de la cola. Los violentos y los hipócritas, los que prometen y no dan nada, los que mienten y los que no; los del discurso del enfrentamiento y los que hablan de diálogo mientras ceden al chantaje. Los que odian al contrario por sistema rentable, e insultan como lenguaje de la calle, denuncian con la ley que incumplen. Los que nos roban el dinero y aquellos que roban algo más importante como es la libertad. Los que vigilan y nadie les vigila, árbitros y arbitrados, los que hablan de paz y no hay paciencia que los soporte. Los viejos conocidos y los jóvenes que mejor no haber conocido, los de siempre, los de antes y los de ahora. Los que son y los que no son, los que están, pero no son y los que no están y tampoco son. Los que suenan y los que no, los que conocemos y los que nunca hemos visto. Que se baje el telón para siempre y se termine ya la función.

Zafarrancho de limpieza.

Que se vayan todos

Que se vayan todos. Démonos un tiempo. Funcionemos con la ley. Cumpliéndola y exigiendo su cumplimiento. Será suficiente.

Y ya se sabe. El que no quiera irse que lo saquen a mantazos. Igual que lo de los gorrazos, pero con manta.

Zafarrancho de limpieza antes que seguir con este zafarrancho de combate entre unos y otros. Ha llegado un momento en el que uno no sabe a dónde mirar, a quién votar o cómo y a quién señalar. Parecen todos iguales, aunque no lo son. Y eso es lo malo. Es muy difícil encontrar las diferencias porque cualquiera es capaz de parecer lo que no es y ser lo que no quieres que sean.

España necesita quitar los estorbos para afrontar el futuro.

Acabado el zafarrancho de combate es hora de empezar con el de limpieza.

Aunque sea a base de tirar de la manta.

Si yo tuviera escoba, cuantas cosas barrería… cantaban Los Sirex.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

 

14 pensamientos en “ZAFARRANCHO EN LA POLÍTICA ESPAÑOLA General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

  1. Buenos días mi General,
    Para colmo de desdichas hasta Leslie, cantante de los Sirex ha sido denunciado por la fiscalía, por presunta contratación indebida en una empresa municipal de Barcelona.
    Animo a nuestros dirigentes, con D. Mariano a la cabeza, a salir de la poltrona a los acordes del famoso “paso ligero”.
    Mi enhorabuena a la Legión y a todos los que han formado parte de su historia. El próximo 12 de Mayo recibirá el Coronel D. Víctor Bandos, el reconocimiento de la Asociación Santo Ángel en el Puerto de Santa María de manos del Director General de la Policía.
    Buena semana a todos.

    Me gusta

  2. Pienso lo mismo mi general… España, convertida en “Patio de Monipodio” necesita de forma urgente un zafarrancho de limpieza general…. pero para volver a tener el cuartel limpio es imprescindible que vuelva el antiguo coronel….. y no siendo ello posible, que se restablezca su acreditado “régimen interior” mandando una temporada a “la pelota” a todos los advenedizos de la política, que en lugar de “religión de hombres honrados” son “secta de hombres forrados”

    Me gusta

  3. Siii… zafarrancho en la política española… a mantazos, mi querido General, a mantazos que te crió… para que todo quede en perfecto estado de revista… y el último que apague la luz y cierre la puerta por fuera… y si no quiere irse, que lo inflen los legionarios a host… iazos como si fuese un zafarrancho de combate cuerpo a cuerpo.
    Y así, con esa higiene… ética, moral y española.
    Un fuerte abrazo de este veterano.
    Pedro Motas

    Me gusta

  4. Yo tambien estoy completamente de acuerdo,de lo que no estoy seguro es de si habra mantas sucicientes como para dejar el piso limpio como lo dejabamos en la compañia.

    Me gusta

  5. Mantazo y sesión doble en el desfibrilador de tontos, para el Abad de Montserrat, que sostiene la teoría de que una Cataluña independiente, sería reconocida por el Vaticano.
    Con mi comentario, no he pretendido ofender a los miembros católicos del Blog, simplemente verificar que en todas las partes ” cuecen habas”.
    Desde éstas líneas envío un abrazo bien fuerte al Padre Custodio de Hospitalet. Un cura de ley!!!

    Me gusta

  6. Mi General, ojalá con un buen zafarrancho se limpiara a la clase política corrupta; pero , me temo que la picaresca española ha hecho mella en ella, y ha encontrado un buen hueco para vivir a coste de los ciudadanos. Su limpieza sólo se puede lograr , potenciando al máximo leyes eficaces contra la corrupción , y tomar medidas , entre otras muchas, que no se pueda ejercer cargos remunerados, aquellas personas que no hayan trabajado nunca; así, por lo menos, nos quitaríamos a personas que no han dado un palo al agua en su vida, y que lo único que han hecho es pertenecer a un partido político desde muy jóvenes. Reciba un taconazo de un Infante.

    Me gusta

  7. Siento, mi general, decirte que ” el mantazo” no es invento legionario, a los que admiro, dicho sera de paso, En todos mis destinos desde los africanos en Xaüen y Laucién hasta el gobierno Militar de Palencia y posterior de San Quintín, he enseñado el procedimiento de tan espectaculares resultados. En cuanto al lío de los corruptos y demás, me descubro ante tu comentario., mi General y maestro. Encuentro, no obstante, un grave escollo. Lo mismo que hay atenuantes y agravantes para un mismo delito, puede que también los haya con los políticos: Como esto es un verdadero lío, sigo una norma, que me va bien: “A veces es preciso tolerar un mal, sabiendo que lo es, por evitar un mal mayor”. Y lo digo, por los que, con mayoría absoluta, pudieron derogar leyes aberrantes contra nuestras creencias trascendentes, no lo hicieron. ¿Qué no harían o dejarían de hacer “los otros”? Ergo, en castellano, “esta es la cuestión”.

    Me gusta

  8. Mi General, muy bueno su comentario; mas, en lo referido a que se vayan los que estorban ¿Quién se iba a quedar? Porque es de suponer que hay personas honestas en todas partes, pero también. Y sin suponer, esas personas honestas dejan de serlo cuando no impiden o denuncian lo que se hizo inadecuadamente o que se hizo lo contrario al cumplimiento del deber, entonces, y siendo así resulta que el que no esté de acuerdo con lo expuesto en este comentario, o bien NO sabe interpretar lo leído, es un badulaque, o quizás demasiado “listill@”.

    Los enemigos de España son todas esas personas que han hecho posible este embrollo maquiavélico que nos pusieron en un punto del que quizás sea necesario utilizar la fuerza de la razón, pero de una manera violenta; quiero decir volviendo a derramar sangre inocente, porque los traidores tienen la fuga preparada para vivir de lo robado a las arcas del pueblo honrado y trabajador.

    Atentamente y a la orden: Ramón Lencero Nieto

    Le gusta a 1 persona

  9. Que razón tiene este señor. Ojalá su mensaje clara en los que nos gobiernan y en la clase política.

    Me gusta

  10. La clase política española, es una terrible enfermedad que estamos soportando estoicamente….. pero no tiene nada de extraño. ¡¡¡Es lo que han hecho siempre!!!

    Me gusta

  11. Si el pueblo se limita a elegir a sus representantes para que estos deliberen y tomen sus decisiones con el poder que les damos para resolver los problemas a esto se le llama Democracia indirecta, pero no, esto es inexistente, lo saben, pero no es de su interes, si lo hiciesen así posiblemente existiría Democracia, por lo tanto no existirían ladrones dentro de lo que se llama política democratica liberal. Desde que murió el General Franco inventaron una Constitución que con el paso de los tiempos fue acorde con sus intereses personales y no sociales, la muestra está al día a día, los casos de corrupción sobrepasan la vergüenza internacional, y España ya quedó fuera de la ilusión de todo país para poder cooperar en todas las materias, ante el mundo somos lo peor, y todo por culpa de una mal llamada Democracia, porque al fín y al cabo que es la Democracia, si es lo que vivimos pues no, yo no la quiero, democracia para mi fue la parte que yó viví.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s