Los muertos y las muertes. Juan Miguel Mateo Castañeyra General de División (R.)

Honor a los muertos

La vida humana no tiene precio, por lo que todos los muertos son iguales. Por eso, el honrar a los muertos forma parte de la mejor tradición de los ejércitos. Por eso a muchos nos parece execrable desenterrar muertos, aunque lo proponga el Parlamento; porque lo que es malo lo es, independientemente de quien lo diga. Y para los que creemos que una vez muertos nos presentamos ante el Supremo Hacedor y esperamos de su Misericordia, la igualdad de los muertos ofrece aún menos dudas.

Pero si es cierto que los muertos son iguales, también es cierto que las muertes son completamente diferentes. Y no es lo mismo morir asesinado, en un accidente, por enfermedad, en la casi diaria tragedia de las pateras, suicidándose matando o en cualquiera de las otras muchas maneras que hay de morir.

Y creo que, aunque obvio, es bueno señalarlo porque unas veces intencionadamente y otras de forma inconsciente, igualamos esas muertes. Y eso a veces sirve para justificar posturas y actitudes. O lo que es más grave, en estos tiempos en que libramos una guerra contra el terrorismo yihadista, sirve para justificar o, al menos, comprender a los terroristas.

Llegada a España del cuerpo de Ignacio Echeverría

Y así vemos que algunos se indignan porque nos ocupemos más de los muertos en los atentados de Londres o de París que de los muertos en una patera. O, lo que aún es peor, algunos comprenden, justifican o comparan los atentados terroristas, cuyo objetivo son seres inocentes, con las acciones en las que mueren también inocentes, muchas veces tomados como escudos, como consecuencia de un bombardeo cuyo objetivo no eran estos inocentes. Porque esos muertos son iguales sí, pero sus muertes no.

En este sentido, un conocido humorista que se caracteriza por su sectarismo demagógico manifestó, hace cierto tiempo, algo así como que nos escandalizamos mucho por un accidente de aviación y muy poco cuando naufraga una patera; sacando implícitamente la conclusión de que nos preocupamos de los ricos, de los que viajan en avión y no de los pobres que viajan en patera; aprovechando al mismo tiempo, para demostrar (al que se lo quiera tragar), su preocupación por la humanidad. Podría decirle, aunque sería inútil, entre otras cosas porque él lo sabe perfectamente, que ese mayor escándalo se produce no porque unos sean pobres y otros ricos, o porque esos muertos no sean todos iguales, sino porque sus muertes son las que no son iguales. El avión ha alcanzado unos estándares de seguridad que hacen muy difícil el accidente y la patera, por el contrario, no tiene ninguno; el avión va pilotado por un técnico experto y responsable y la patera la lleva un criminal desaprensivo, que de navegación entiende lo mismo que de imparcialidad sabe el conocido humorista. Por eso en un caso existe sorpresa, que no escándalo, y en el otro no.

Pero hablando de muertes diferentes, hace unos días murió heroicamente Ignacio Echeverría; que fue capaz de hacer, según el Evangelio, el mayor acto de amor, que es dar la vida por los demás. Su muerte es un ejemplo para una juventud que esta machacada a base de consignas que hablan del no esfuerzo y del no sacrificio. Su muerte es también un manifiesto contraste, con el resultado de aquella encuesta, en la que solo un 16 por ciento de los españoles estarían dispuestos a defender a España. Es más que seguro que su actitud habrá servido a más de uno para recapacitar sobre ciertas actitudes que, hasta este momento, han formado parte de su vida.

Ignacio Echeverría: Un héroe

Pero hay gentes que, bien convencidos o bien porque están pagados, tratan de crear una sociedad sin valores que se niega a defenderse. Los unos, los convencidos, se dejan llevar por una ideología que, anclada en la guerra fría, se creyó los mensajes de pacifismo que lanzaba la potencia más militarista del mundo y, además, con sus orejeras ideológicas, miran con simpatía cualquier cosa que perjudique a Occidente; a estos, los pontífices marxistas les llamaron tontos útiles. Los otros, los pagados, solo hacen su trabajo. Pero a unos y a otros les molesta que el acto de Ignacio Echeverría ponga de manifiesto virtudes que están aletargadas, por lo que tratan de desvirtuarlo o simplemente de olvidarlo. Y así, unos comparan lo que no puede compararse, otros tuitean que lo inteligente hubiera sido huir, y cosas mucho peores, y otros callan y niegan homenajes con excusas absurdas.

Los que establecen comparaciones no se atreven, aunque tal vez sea lo que les pide el cuerpo, a comparar directamente la acción terrorista con la actuación de Ignacio. Son más sutiles; como ejemplo, una conocida periodista comparaba el dolor de la madre de “los mártires palestinos” con el dolor de la madre de Ignacio. Si, señora periodista, el dolor puede ser el mismo, pero para comparar dolores podría usted poner otro ejemplo en el que no hubiese la menor duda de que al referirse usted a “los mártires palestinos”, no se estuviera refiriendo a terroristas suicidas o terroristas a secas. No, los dolores puede que sean comparables, pero hay comparaciones que son odiosas y esta además de odiosa, es deleznable. No sé si estará usted entre los convencidos por la ideología, de los que cumplen la misión por una nómina o simplemente es que ha dicho una tontería, pero, en cualquier caso, la comparación no es inocente y resulta intencionada.

En cuanto al mundo de las redes sociales, si alguno tiene curiosidad por saber lo que sobre ese tema se comenta en Twitter, le aconsejo que, por higiene mental, abandone la idea ante el cúmulo de cobardías, bajezas, mezquindades y canalladas que ahí se leen, y que pueden afectar seriamente a la mente de cualquier persona saludable.

El Ayuntamiento de Ferrol niega el justo homenaje a Ignacio Echevarría

Por último, entre los que callan como si no se hubieran enterado, o niegan el justo homenaje al héroe, está el Ayuntamiento de Ferrol, lugar de nacimiento de Ignacio. Su Alcalde de Podemos apoyado por el BNG, dice que no hay nada que homenajear, ni Banderas a media asta, ni señal de luto, ni minuto de silencio, ni nada de nada porque, según ellos, Ignacio, que nació en esa ciudad, no estaba vinculado a la misma. No sé si a ustedes les ha causado sorpresa; a mí no. Entre estos los hay de los convencidos por la ideología y de los que están pagados.

Estamos en guerra; una guerra que nos han declarado y que muchos no quieren ver. Es una guerra que se libra sin enemigo ni frentes definidos y cuyos objetivos en principio no son ni los ejércitos, ni los territorios, ni los intereses económicos, sino la mente de la población. Una guerra en la que más que nunca es cierto aquello de que para que triunfe el mal basta con que los buenos no hagan nada, pues de eso se trata, de que no hagan nada. En esa guerra el enemigo cuenta, como siempre ha pasado en todas las guerras, con colaboracionistas, convencidos unos y pagados otros. Están entre nosotros, pero al revés de lo que ocurrió en el pasado, no se presentan de forma clara y muchas veces cuentan con prestigio social y muchos seguidores.

La muerte ejemplar de Ignacio Echeverría no será y no es, sin duda, estéril. Servirá, entre otras cosas, para poner a algunos ante el espejo de su propia cobardía, para despertar algunos espíritus adormecidos y para poner de manifiesto a los tontos útiles y a los otros.

Juan Miguel Mateo Castañeyra

General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

15 junio 2017

 

16 pensamientos en “Los muertos y las muertes. Juan Miguel Mateo Castañeyra General de División (R.)

  1. Mi general He escrito al ilustrísimo señor obispo de Ciudad Real, prior de las órdenes militares de Santiago, Montesa, Calatrava y Alcántara para qué se conceda a don Ignacio Echeverría, caído en lucha contra moros en Londres y de reconocida trayectoria Católica, algún honor postumo concedido por dichas órdenes militares. Por otro lado y con su permiso reenvío el mensaje del blog a mis contactos. A sus órdenes mi general. Agustin Payno

    Le gusta a 1 persona

  2. No me sorprende la vil actitud de los “podemitas” ferrolanos. Cuando la contaminación de la costa por la catástrofe del “Prestige”, otro alcalde “bloqueiro” negó el cobijo nocturno en un gimnasio municipal a las tropas que habían estado trabajando, de sol a sol, sin descanso, en la limpieza de playas y rocas, fuente de riqueza para su municipio.
    Tanto unos como otros sobreviven entre el odio y la suciedad. Les veo cierto parecido con los champiñones. Necesitan estiércol y obscuridad para desarrollarse. Con la única diferencia que los champiñones son suculento comestible, mientras que las deposiciones mentales de este ganado resabiado de bípedos implumes son letales como las amanitas.
    Sinceramente, me parece un lujo excesivo que una democracia mantenga en la legalidad a esta ralea de energúmenos ( etim. Poseídos de satanas)
    Mi General, muy atinada y oportuna , como siempre, tu intervención.
    A tus órdenes.
    Zunzunegui

    Le gusta a 2 personas

  3. De todos es sabido Mi General, que en las reacciones humanas, tanto han influido siempre la condición de cada individuo, como el animo con que nos encontramos en ese momento.

    Pero también sabemos, y mas como militares, que tanto el animo como la presteza para la defensa son entrenables.

    Por lo tanto siempre me pregunto, y al hilo de como se está desarrollando últimamente esta sociedad y los acontecimientos, concretamente estos asaltos terroristas, porque no instaurar desde ya, una clase para nuestros niños, para ir formándoles y preparándoles, para situaciones como estas y otras parecidas, ya se, que no todas las muertes producidas por el terrorismo se podrían evitar, debido a lo imprevisible de sus ataques, pero si algunas, y tratándose de vidas humanas, creo que seria de agradecer y rentable este entrenamiento.

    Permitanme la osadía, pero creo que por poner un ejemplo, de los cientos de personas que estaban en la sala Bataclam en París, y de las cuales ochenta resultaron muertas y otras tantas heridas, Si la mayoría de ellas se hubieran abalanzado a por los terroristas, por supuesto que hubiera habido muertes, pero pienso que muchas menos que las que hubo.

    Si todas las personas actuáramos con la entrega y el valor de Ignacio, otro gallo nos cantaría a esta sociedad, pero claro, eso se queda solo para los que tienen y se sienten tocados por el espiritu de la colmena.

    Pero como buenos progres, esto no interesa a esta clase acomodada política que tenemos, para ellos es mas importante y rentable, aprobar una Ley que castigue el cortar los rabos de los perros.

    Un saludo

    Me gusta

  4. De acuerdo en todo menos en una cosa. La potencia militarista más grande de la historia. no es precisamente la Unión Soviética. Ha hàbido muchas, pero ninguna iguala a la prepotencia de los USA, comparable a la del regimen hitleriano (me refiero en lo militar, no en lo ideológico).
    Una potencia, màs hostil a nuestros intereses patrios que nuestro eterno enemigo, la pérfida Albión. Una potencia que nos debe su independencia y que a lo largo de su corta historia sólo nos ha mostrado hostilidad y digo corta porque una vez… un sargento suyo al ver la placa de las batallas en que ha intervenido mi glorioso regimiento dijo… habeis combatido en mas batallas que todo nuestro ejercito junto.
    Y si, una corta historia en que les ha dado tiempo a apoyar la insurrección americana y nuestra posterior perdida de nuestras provincias hispanoamericanas. Que le arrebataron medio Estados Unidos a Méjico como agradecimiento al permiso de Santa Ana para establecerse como coñonos en Tejas (que no saben ni como se pronuncia, no se molestan).
    Que no sólo con eso nos roban Cuba, Filipinas y mas escandalosamente Puerto Rico y Guam….
    Y que, a pesar de dejarles nuestras bases, nos nuegan el derecho a defender Ifni y el Sahara, apoyando a su aliado martoquí.
    Una gloriosa potencia que las únicas guetras que ha ganado en solitario han sido las campañas contra Santa Ana (hace mucho), pues Pancho Villa les dio pal pelo, y las de la isla de Granada y Panamà. Con Corea… fue una coalicion y quedaron en tablas, Vietnam…. ya sabemos, Iraq… no supieron ni que hacer… Afganistan… peor que los soviéticos. La segunda guerra mundial? todos contra Alemania… y lo que los alemanes temían es que los mandaran al frente del este.
    En fin… librenos Señor de según que aliados. Les tengo tanto odio como Anibal a Roma. Que nos devuelvan al menos Puerto Rico, que no es suyo ni los puertoriqueños se sienten americanos. Me emociono cada vez que veo la bandera española ondear frente a la bocana cada vez que entra un.barco español…. eso… no nos lo pueden arrebatar como hocieton con el castellano de Filipinas.
    Esa es la potencia militarista peor de la historia… por mucho que manden a nuestros soldados a Letonia…. Ucrania siempre fue rusa…. como Argentina fue y es España.
    Por cierto, mi glorioso regimiento es el Principe 3, antiguo tercio del Milanesado

    Me gusta

  5. Buenas tardes
    No cabe duda que estamos en guerra, lo que no tengo tan claro es donde esta el enemigo ni que aspecto tiene.
    SE que el mundo musulman esta decidido a hacer daño a Occidente y que de hecho siempre que puede lo hace y además, de forma brutal.
    Lo que no tengo claro, ya digo, es el aspecto que dichop enemigo tiene en España.
    El dia 11 de Marzo del año 2004 una brutal matanza rompió España, rompió su sociedad y la dejo casi sin aliento, digo casi porque los españoles, los madrileños en esta como en otras muchas ocasiones fueron los que dieron el DO de pecho en forma de ayuda, apoyo y fuerza a los familiares de los asesinados y sobre todo consiguiendo trasladar a los heridos lo mas rápidamente posible a los hospitales para salvarlos.
    Los españoles supieron estar a la altura de las circunstancia, no politicos de ninguna manera y según se fue viendo la maraña de mentiras con la que se cubrio el atentado, jamas lo estaran.
    Desde entonces, bajo mi punto de vista, la democracia española esta bajo serias sospechas.
    El enemigo que perpetró esa matanza no esta definido ni juzgado, si lo esta el hecho en si y tras una rara e inconexa investigación del hecho, unas conclusiones poco menos que disparatadas, un juicio increible y una sentencia absurda cerrado a cal y canto.
    El enemigo mato a casi 200 personas y nadie, adia de hoy quiere saber quienes idearon la barbaridad, quienes la financiaron, quienes recabaron la información necesaria para hacer un atentado tan milimétricamente bien diseñado, quienes fueron los autores materiales, que explosivo plástico se utilizo, como se trasladaron a los lugares de los atentados, y sobre todo ¿Como se eclipsaron sin dejar huellas?
    Porque lo realmente difícil de conseguir hacer en una empresa asi NO es llevarla a cabo, sino salir indemne, escabullirte sin terminar muerto o detenido.
    Se nos dijo que era una respuesta por “nuestra participación ” en la guerra de Irak, se nos dijo que los autores eran unos moritos de Lavapiés, se nos hablo sin ningún fundamento de las terminales de Al-Caeda y mucho chau chau, pero al final nadie ha conseguido averiguar quién fue el enemigo que nos asesinos a 200 españoles.
    Desde entonces en España no se para de hablar del peligro islamista , se detiene preventivamente cada martes y cada jueves a “arabes” que segun parece son mas radicales que el tio que los fundo(nunca nos cuentan que a los dos días están en la calle por falta de pruebas) , se utilizan los medios que el estado tiene a su alcance para que, cada vez que los musulmanes atentan por el mundo, asociarlo al 11 M en un intento radical de lavado de cerebro colectivo…pero, los españoles que piensan, que son mayoría,saben que les han dado gato por liebre y que el enemigo, anda suelto y rentabilizando los miedos.
    Mientras tengamos este baldón no creo que podamos decir que sabemos quien es el enemigo y donde se esconde.
    Solo sabemos que asesinó de forma brutal a casi 200 personas…y que esta matanza nada tiene que ver con el terrorismo musulmán.

    Saludos

    Me gusta

  6. La Guerra que tiene a los españoles en vilo es una Guerra de guerrillas urbanas y llevada a cabo por los títeres de otros títeres que al servicio de dictaduras de las llamadas izquierdas están haciendo su agosto. Los llamados “podemos”, ellos son los guerrilleros urbanos de esta España temporal y enanizada por los gigantes de la discordia.

    Mas. NO hay que echarles las culpas a estos endiosados en el olimpo de la demagogia marrullera, cobarde e inconveniente para los mismos que los están aplaudiendo por ignorancia y otros por conveniencias maquiavélicas. La culpa la tienen los del PSOE, PP, PSOE y PP, ellos han hecho que estas porquerías estén ahí, y en cierto modo; hasta puede que haya sido un bien para el conjunto de los españoles de buena voluntad.

    Si esto sigue así, NO tardando mucho tiempo algo va a suceder. Y que nadie se asuste. NO digan luego que no están avisados.

    Si los políticos de una Nación son lo que vienen demostrando es España, el pueblo no es mejor. Y ello es para sentir VERGÚENZA. Yo simplemente estoy cabreado, muy cabreado.

    Atentamente y a la orden del que me llame en defensa de lo que se ha jurado ante la BANDERA de ESPAÑA.

    Ramón Lencero Nieto

    Le gusta a 1 persona

  7. Ocultando la verdad y la realidad, los politicos están haciendo un daño indescriptible a la juventud. Con el permiso de Vuecencia lo reenvío a mis contactos para que poco a poco se regenere la idea de Patria y Nación. Julio de Felipe

    Le gusta a 1 persona

  8. Estoy verdaderamente asombrado por el acto de heroicidad de nuestro compatriota Ignacio Echeverría. No hay palabras para comprender cómo sin armas se enfrenta a unos asesinos armados con una reacción rápida enfrentándose a ellos costándole la vida.
    Ahora bien, cómo se vería el supuesto hecho de que si hubiera habido cuatro militares ,p.e. de comisión en la Embajada Española y hubiera dado tiempo de enviarles al lugar de la furgoneta donde empezó el drama y hubieran llegado a tiempo de perseguirlas y darles muerte.
    ¿Se podría decir que era un acto de injerencia en un pais extranjero?
    ¿Se deberían haberse limitado a avisar a la policía, sabiendo que perdían un tiempo precioso?
    ¿Podrían haber actuado, por su cuenta, si no hubiera un superior que se lo ordenase?
    ¿Se deberían quedar impávidos, sabiendo que probablemente lo podían haber solucionado?
    Esta rocambolesca situación viene a cuento de que quizá no está muy claro, en la cabeza, de los que se les pudiera presentar una situación de esta naturaleza.
    La situación se puede extrapolar ,incluso , a la situación de Venezuela.
    ¿Se puede consentir que un gobierno empiece a saltarse sus propias leyes y convenios internacionales llevando a la ruina a su país y asesinando a sus propios ciudadanos?
    ¿Podemos permanecer impávidos ante el gran problema de Venezuela?
    ¿Será que el miedo y la cobardía atenaza a todos los países, de tal manera que todas las escusas son pocas para no tomar parte en el problema?
    Si Ignacio Echeverría hubiera actuado así hoy lo tendríamos paseando por Piccadily Circus.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s