LA PRENDA DE CABEZA EN LOS EJÉRCITOS DE ESPAÑA General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Enredado en mi cabeza

<<Los rojos no usaban sombrero>>. Pocos saben a lo que me refiero con esa frase. Divertido si no fuese porque en muchas ocasiones un simple sombrero sobre la cabeza era tu condena.

Resulta que al comienzo de la Guerra Civil, en el Madrid del desorden y el paseo,  llevar sombrero o corbata te podía costar caro: que te diesen el paseo. Eran prendas que se asimilaban a los señoritos burgueses o explotadores de los obreros como eran definidos por anarquistas y comunistas. <<…mientras en la calle no se vean monteras la revolución será nuestra>>, se anunciaba desde Solidaridad Obrera.

Los rojos no usaban sombrero

No serían uno ni dos los que sufrieron prisión y algo más por el simple hecho de llevar sombrero.

Como era lógico el gremio de sombrereros protestó porque aquello suponía su ruina. Pero llevar sombrero caló entre la gente de la calle como una prenda detestable usada por gente bien. Tal fue así que al finalizar la Guerra Civil una sombrerería muy conocida de Madrid, Brave, abrió sus puertas al público con el eslogan: <<Los rojos no usaban sombreros>>.  Aumentó de manera considerable el número de ventas. Al finalizar la Guerra Civil había en Madrid unas cuarenta sombrererías. Hoy no quedan más de doce.

En la vida militar no existe el término sombrero para definir a la prenda que sobre la cabeza se lleva sino algo mucho más generalizado aplicable a casi cualquier cosa que se lleve sobre la testa: prenda de cabeza. Sombrero militar, ros, gorra de plato, gorra de montaña, gorro, gorrillo, chambergo, gorro Lepanto, tarbuch, teresiana, chapiri, boina, casco, tricornio, bicornio, gorro isabelino, gorro de montaña, gorro ruso o ushanka…, en fin diversidad de nombres y modelos que cualquiera de ellos encaja como prenda de cabeza.

El chambergo, la capelina o sombrero de ala ancha, utilizados por nuestros Tercios, eran prendas muy acordes con la moda de la época. Protegían del sol, cubrían el rostro y protegía en los combates. El morrión fue el casco emblemático de nuestros Tercios, además de capacetes y borgoñetas. Prendas todas de útil protección en los combates.

Como parte del uniforme militar la prenda de cabeza no surge hasta el siglo XVII cuando se impone en los ejércitos para diferenciarse entre ellos y del resto de ciudadanos.

Era fácil por la prenda de cabeza distinguirse en combate y distinguir a la unidad que cada uno pertenecía. De ahí todo lo demás. Además de su sentido de protección en invierno, verano, o en combate, de distinguirse y ser distinguido, la prenda de cabeza es orgullo de pertenencia, historia, disciplina y clara expresión de pertenecer a una fuerza militar. Muchas veces, más que el uniforme, la prenda de cabeza define y marca, aunque son dos prendas íntimamente unidas, que hacen un inseparable conjunto. Por ello un soldado debe ir cubierto siempre, al menos casi siempre. Ya saben que cuando va armado no debe quitarse la prenda de cabeza ni en interiores. Descubrirse parece como relajarse, dejar la actividad, desprenderte de algo esencial para el cumplimiento de tu misión.

No sé si ustedes lo habrán notado. De un tiempo a esta parte el uso de la prenda de cabeza en los Ejércitos y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado es cada vez menos visible. En cuanto hay ocasión nos desprendemos de ella. Vamos que se la quitan a la primera de cambio. Y la cosa cambia. Un soldado lo es con la cabeza cubierta… y con correaje. Pero las modas, que dicen más funcionales, cómodas e igualitarias, nos traen la de descubrirse  en cuanto se tiene la más mínima oportunidad.

Y no hay necesidad de ello; ante nada ni nadie. Tampoco descocarse.

Un soldado saluda y esa es suficiente norma de respeto. Es una muestra de disciplina, afecto y respeto a todos.

Para quitarse el sombrero

Es el significado del saludo militar que nuestro Ejército, lo hace con la cabeza cubierta, con la prenda de cabeza.

Por cierto los soldados, la tropa, no tiene reglamentada la gorra en el uniforme de paseo sino la boina. Ellos reivindican la gorra como prenda de cabeza como la llevan oficiales y suboficiales. Y tienen toda la razón.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

9 febrero 2018

 

12 pensamientos en “LA PRENDA DE CABEZA EN LOS EJÉRCITOS DE ESPAÑA General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

  1. Indudablemente la prenda de cabeza ha perdido la razón de su uso y existencia en las FAS. Tal vez ese desuso o mal uso del cubre cabeza se debe a que falta cabeza que cubrir. Cosas de la globalizacion y multiculturalidad

    Me gusta

  2. Magnífica lección de uniformología, y me gustaría que nuestros compañeros en activo que te lean, tomen buena nota de la moraleja: un uniforme sin prenda de cabeza está incompleto y por lo tanto, constituye una falta de uniformidad.. Solo a los que tengan cuernos debe molestarles la prenda de cabeza

    Me gusta

  3. Buenas tardes, mi General:

    Lo he leído con detenimiento, y toca aprender.. bien, entender, y fijarme bien en todo ello, importante por cierto, soy algo despistada, aunque se diga que no.

    Un afectuoso saludo

    !! VIVA ESPAÑA !!
    !! VIVA EL REY !!
    !! VIVA LAS FUERZAS ARMADAS !!

    Josefa Lopez del Moral Beltran

    Me gusta

  4. Mi general hay una cosabde su artículo que no comparto, y es la parte final. Creo que lejos de querer llevar la gorra de plato lo que quieren tanto mandos como tropa es poder lucir con orgullo la prenda de cabeza caracteristica de su unidad, como VE. ha dicho chapiri, boina, tarbuch, etc. Que hasta no hace mucho estaba permitido y que recientemente por razones que se me escapan ya no esta permitido en determinadas uniformidades y lo que es más hiriente solo en determinadas unidades.

    Me gusta

  5. Muy estimado General Dávila:

    Muchas gracias por su artículo.

    Se dice que un pueblo sin tradición es un pueblo sin porvenir. En nuestro caso y en mi modesto entender aplicaría, un pueblo con tradición y que no la conserva, es un pueblo sin porvenir.

    Creo que nuestros soldados de Infantería de Marina, si tienen gorra de plato como prenda de cabeza, al igual que Oficiales y Suboficiales. Por cierto, que nuestra Infantería de Marina, la más antigua del mundo, el Real y Glorioso Cuerpo de Infantería de Marina, celebrará en unos días su 481 aniversario!

    Excediéndome en el comentario, me gustaría recordar que mañana 10 de Febrero, es el aniversario de la batalla de Krasny Bor, una hazaña en la que los guripas de la División Azul aguantaron la tremenda embestida de tropas soviéticas desproporcionadamente superiores en número. Aguantaron, el frente no se rompió y los soviéticos no avanzaron. Una oración y recuerdo.

    Un fuerte abrazo y VIVA ESPAÑA!

    Benigno Castro

    Me gusta

  6. A las órdenes de V.E., mi General.

    Los ejércitos españoles, y en especial los que se denominan como de tierra, siempre fueron muy ricos en variedad y modelos de prendas de cabeza. Pero nada más espartano y romántico que aquellos de paja o palmito que utilizaban en Cuba y Filipinas con el también original uniforme de rayadillo.

    Qué tiempos. hace ya ciento veinte años y parece que fue ayer mismo por lo vivo que permanece el recuerdo. Es como si lo lleváramos en el ADN.

    ¡¡¡VIVA ESPAÑA!!!

    Me gusta

  7. Bien, señores, ya lo he entendido, éste es un blog para militares, bien en activo, bien en reserva o retirados.

    Ayer me permitía dar un consejo nada banal, aunque piensen lo contrario, y no se publicó. Evidentemente Vds. no saben que soy especilista en geriatría y que se lo que me digo, pero supongo que en las fuerzas armadas uds. tienen un intelecto activo que no necesita de mayores estímulos. ENHORABUENA

    Como es sumamente interesante todo lo que aquí se escribe y generalmente desconocido para las personas ajenas a las fuerzas armadas, me limitaré en lo sucesivo sólo a leerlos. Pensaba que quizás una visión de la vida civil y un lenguaje podríamos decir coloquial daría una visión diferente, pero evidentemente no encaja en éste blog.

    Atentamente

    Margarita Alvarez-Ossorio

    Me gusta

  8. Se os ha olvidado a todos la borla del gorrillo cuartelero. Si vais por Andalucía, sobre todo en ferias, podréis disfrutar con los enganches que son una maravilla así como los coches. Advierto que por coche la gente con clase siempre piensa en la Berlina o en el Landó o también en el Faetón si va guiar alguien de la familia. Cuando van a usar el vehículo ruidoso y contaminante, le dice al “mecánico” que prepare el auto, llamarle de otra forma es una ordinariez . Entre la gente joven se puede tolerar “chaufer”, por supuesto bien pronunciado en Francés.
    Hecho el imprescindible preámbulo volvemos al gorrillo y su imprescindible borla. Entre los enganches, os alegrará la vista el trote de un Piter campero tirado por cinco yeguas tordas a la media potencia ( dos , las mas fuertes en el tronco y las otras tres, las más movidas, de guías delante comiéndose el mundo y por si fuera poco enjaezadas a la “Calesera”, y encima el coche lleno de guapísimas andaluzas con sus trajes de gitana.- me emociono recordando- Ya casi me olvido de la borla. Las cabezadas de la Calesera llevan bailando un florido borlaje que no solo embellece las cabezas del ganado, también sirve para alejar las moscas sobre todo cuando están parados bajo el sol austral. Los enganches cuando salen se pasan mucho tiempo parados . Perfectamente inmóviles. Ahí se ve la calidad y maestría del cochero.
    A estas alturas no es necesario pertenecer al CNI para para captar el símil eólico. La borla de gorrillo o chapiri tiene la importante función militar de espantar las moscas del centinela en verano y no tenga que soltar el fusil perdiendo eficacia y compostura marcial. Lo mismo le ocurre al que está en la trinchera apuntando por si alguno de enfrente asoma la jeta,

    Los rojos perdieron la guerra por suprimir la borla en sus gorrillos, y más cosas: no creían en Dios y tuvieron el infortunio de quedarse con el Ministerio con gran parte de su fuerza en revista.

    Me gusta

  9. El ademán de quitarse el sombrero es saludo característico de los ejércitos CON solera. En una base en particular existía una broma (la de bromas que se hacían ¿hacen? con la gorra) consistente en esconderles la ropa a quienes se estaban duchando, dejando SÓLO la gorra para que pudieran volver a la compañía “reglamentariamente” y allí poder volver a ponerse el uniforme que el bromista les había afanado; y así tantas, con la gorra de por medio.
    En el año 2008 observé a dos soldado con el pantalón y camisa del Ejército del Aires yendo por la calle sin gorra ni corbata; trayecto antiguo Ministerio del Aire-Arguelles-Princesa, y una calle a la derecha hasta su destino, las oficinas del EM del Ejército del Aire. Son un par de manzanas de las largas, era hora punta, y pensé que esta especie de “incógnito” era por cuestiones de seguridad, pero si yo me había percatado de su condición de militares, un terrorista, mucho más atento porque BUSCA, los hubiera detectado antes que nadie.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s