SEMANA SANTA Y LA IMPLICACIÓN DE LOS MILITARES José Francisco Nistal Martínez Coronel Capellán

 

Semana Santa en Afganistán

Los militares actuales, en general, en el aspecto de la fe, tampoco pierden  el paso. Mayoritariamente se confiesan católicos. Luego, serán más o menos practicantes. Pero, el haber vivido experiencias dramáticas les ha hecho valorar, más si cabe, las cosas convencionales que dan calidad a la vida y cuidar, como tesoros, los bienes que nacen de los sentimientos y los afectos.

Este ejercicio no se aprende por ciencia infusa, ni interviene la magia. Las misiones de pacificación en el extranjero abren al máximo los poros del amor a la familia y del cariño a los que el corazón roza.

El Cristo de la Fe “Cristo de los Alabarderos” sale del Palacio Real de Madrid

Y, en la fe, no es distinto. Por eso, cuando llega Semana Santa, los militares católicos dan testimonio de sus convicciones y no dudan en manifestarlas públicamente envueltos en la otra piel, que es el uniforme. Es un derecho que ejercen en un estado a-confesional, que no laico. A nadie se le obliga. Por eso, nadie puede verlo ni como provocación ni como fanatismo. Los militares van vestidos de uniforme a las procesiones como, en la actualidad, pueden ir a otros actos que, en épocas no muy lejanas, las amenazas terroristas no aconsejaban. Y lo hacen libre  y voluntariamente, ejercicio que las hermandades agradecen profundamente. No es una hermandad completa sino hacen estación de penitencia militares en sus filas. La conexión vital entre unos y otros es la Fe en quien va a la muerte para devolver la Vida, Jesús de Nazaret. Y, de esto, los militares también pueden hablar. La sangre derramada por los héroes españoles de la era constitucional, fieles al compromiso contraído y sellado con el beso a la bandera nacional, ha regado paz y vida en mundos de ambiciones, odios y venganzas. En ambos casos, ni la vida fue un fracaso ni la muerte inútil. A la vista está que, en el tiempo, las semillas se han cuajado de frutos.

Los militares en las procesiones no son floreros decorativos. Son creyentes de todo el año que expresan su fe, unas veces anónimamente involucrados en las parroquias y, otras veces, identificados con su nombres sobre el borde del bolsillo del uniforme.

La BRIPAC con su Cristo de Ánimas de Ciegos

¡Ojalá los católicos en general, y particularmente los españoles, no fuéramos reos del pudor y la vergüenza que sentimos de manifestar públicamente nuestra fe que, por otra parte, fue un compromiso que adquirimos, voluntariamente, el día de nuestro Bautismo!…

Ser coherentes hoy, en todas las facetas de la vida, tiene un alto coste, por eso no faltarán indigentes culturales que no vean con buenos ojos a los militares en los cortejos procesionales. Al tiempo.

José Francisco Nistal Martínez

Coronel Capellán

Blog: generaldavila.com

lunes 26 marzo 2018

9 pensamientos en “SEMANA SANTA Y LA IMPLICACIÓN DE LOS MILITARES José Francisco Nistal Martínez Coronel Capellán

  1. Nuestro páter acierta plenamente en sus predicados porque cuenta las cosas tal y como son. En el tema procesional la cosa se acentúa porque es el pueblo el que quiere que los militares participen en estas manifestaciones públicas de fe, por cierto, hasta estratificadas y clasificadas en muchos casos, debido a la demanda : La hermandad de Capitanía, de Aviación, de los artilleros, de la Guardia Civil, de La Legión, de Intendencia, de Unidades Logísticas, de Fuerzas Paracaidistas, de la Marina, de Caballería … ¿sigo ? Existen vinculaciones muy antiguas en las que los militares se prestan a arrimar el hombro, poniéndole una nota de color a cuanto acontece. Hasta en las cabalgatas de Reyes Magos, muchas, cuando fueron creadas, se hicieron realidad hace más de 100 años debido a los caballos y/o carros de tiro que prestó el mando de entonces para llevarlas a cabo. Ellos responden a lo que el pueblo pide. No es necesario acudir de oficio, sino voluntariamente, como he suscrito montones de veces en multitud de artículos de prensa en este sentido, con sentidos homenajes de reconocimiento a muchos uniformados en las respectivas corporaciones a los que se sienten vinculados. Y eso no lo podrá eliminar ningún político absurdamente porque es algo que pide el pueblo a voces, al menos desde que apareció en la historia la música militar. ¡ Felicidades, mi coronel !

    Me gusta

  2. Con permiso de V.E., me tomo la libertad de publicar aquí lo que he venido repitiendo en otros lares durante años.

    Como todos los años, este Jueves Santo la Legión desembarcará en Málaga para acompañar a su Cristo protector durante su recorrido procesional, dando así cumplimiento al deseo unánime no sólo de los legionarios sino de los malagueños. Una tradición que estuvo en trance de desaparecer durante el gobierno socialista del insensato Zapatero y que motivó el comentario que hoy publico de nuevo para que nunca se olvide que lo religioso también afecta a lo castrense.

    Desde hace años, cuando llegan estas fechas de Semana Santa, siempre hay motivos para volver a comentar la fobia que la izquierda tiene a las manifestaciones religiosas de los católicos, tratando de recortar y hurtar al pueblo cuanto relacione a las Fuerzas Armadas con la religión en un intento de despojar a unos y otros de milenarias tradiciones que para la izquierda no significan nada ni tienen valor alguno.

    En pasados años se intentó que el Himno Nacional no se pudiera interpretar en actos religiosos, lo que significaría la desaparición de la costumbre de que se oiga el Himno Nacional cuando salen los Cristos y las Vírgenes de las iglesias en las procesiones en un claro homenaje que rinde honores a lo más sagrado para los cristianos, algo que causa dolor de estómago a tanto perroflauta, con coche oficial o bicicleta.

    Y todos los años publico también por estas fechas el mismo comentario que publiqué en su día, a ver si se enteran de una vez por todas que el vínculo de las Fuerzas Armadas con su Cristo o su Virgen es tan antiguo y tan fuerte que nunca, por mucho que lo intenten, lograrán acabar con ello.

    Tan es así, que si un día vuelven a gobernar los cristianofóbos y lo prohíben, no dudo que La Legión, por ejemplo, formaría de paisano tras su Cristo junto con los demás ciudadanos que lo acompañan en penitencia y no abandonarán a su Cristo como no abandonarían a un compañero caído. Y a ver quien prohíbe eso ahora. Con uniforme o sin él, oficial o privadamente, las Fuerzas Armadas acompañarán a sus protectores como un solo hombre y hasta ahí llegarían los esfuerzos de la izquierda porque ir más allá sólo podría hacerse infringiendo las libertades individuales de cada uno de los militares, en ese momento ciudadanos civiles.

    En este enlace encontrarán el comentario, que repito un año más:

    https://www.dropbox.com/s/gt55sbnnzzjwou8/%2BReligioso%20o%20castrense%202018.pdf?dl=0

    Y para quien todavía no sepa quien es La Legión, aquí lo dejan claro:

    https://www.elconfidencialdigital.com/dinero/Legion-Malaga-visitantes-Londres-Angeles_0_3116688313.html

    Me gusta

  3. Respetado Pater:
    Pido perdón por personalizar, pero aunque por parte de madre he nacido en una familia de escritores, -en las hemerotecas están sus miles de artículos y libros publicados, fue premio Ejército entre otras cosas (aunque yo diste hasta las antípodas de la ideología de mi madre, hecho por el que hasta me ha desheredado), he de decir que aunque crecí leyendo relatos bellísimos LO MÁS HERMOSO QUE YO LEÍ JAMÁS SOBRE EL SEÑOR, LO HA ESCRITO EL GENIAL ALFONSO USSÍA (¿PARA CUANDO SU INGRESO EN LA RAE?, ¿QUÉ PASA?, ¿NO LE ADMITEN PORQUE ES MONÁRQUICO, DE DERECHAS, ARISTÓCRATA SIN UN ÁPICE DE ESNOBISMO, E INTELIGENTE?, –QUE CONSTE QUE SÓLO LE CONOZCO POR LEERLE, NO HE CRUZADO PALABRA ALGUNA CON ÉL, EN TODA MI VIDA) ,DECÍA QUE SU ARTICULO “EL ARRESTO DE DIOS” ES LO MÁS HERMOSO QUE YO LEÍ JAMÁS SOBRE NUESTRO PADRE, DIOS Y LAS FUERZAS ARMADAS, Y LO QUE ESE HECHO REVIENTA LA SUPUESTA “TOLERANCIA” DE ALGUNOS/AS….
    Me permito pedirle Pater, que si lo tiene a bien, busque en Google el artículo de Alfonso Ussía “el arresto de Dios”. Se que le confortará leerlo.
    Con el ruego Pater, de que aunque no nos conocemos personalmente, como nos une la fe en Cristo, si lo tiene a bien, me encomiende a Dios en sus oraciones durante esta Semana Santa, respetuosamente le saluda, quedando a su disposición
    Esperanza González de Fonseca Marco

    Le gusta a 1 persona

  4. La Fé coincide con los instintos primigenios y con la razón. En las Despedida del Soldado, el día de su licenciamiento, siempre les decía que la participación en la Misa de despedida era libre, como marca la ley. Pero yo les pedía a los que no eran creyentes que participaran en la bendición del Dios en el que creían, a su manera ,buena parte de sus compañeros, como prueba de una gran amistad nacida del servicio a toda la sociedad. Jamás faltó alguno. Desde aquí un fuerte abrazo a todos los que han sido mis soldados con el deseo ferviente de que les haya ido bien a todos

    Me gusta

  5. Una de las obligaciones de todo buen católico es hacer apostolado y una de sus formas son las manifestaciones de culto, especialmente las externas como las procesiones. El participar en ellas puede arrastrar a quienes no creen o tienen abandonadas las prácticas religiosas a reanudar o mejorar su relación con Dios. Si ven que los militares, que han jurado ofrecer su vida dan testimonio de Fé, su ejemplo es muy eficaz.
    Gracias Pater

    Me gusta

  6. No en vano España, tan pronto como consiguió después de ocho siglos de reconquista palmo a palmo de manos de los musulmanes, la unidad política y religiosa, lo primero que hizo fue descubrir un mundo nuevo al que llevó su fe y su cultura y comenzar la conquista y evangelización de todo un imperio, el más grande que vieron los siglos. Y lo hizo portando en una mano la espada y en la otra el crucifijo.

    La ilusión y las directrices de los Reyes Católicos, y muy especialmente de la Reina Isabel, no fueron conseguir riquezas sino evangelizar a los habitantes de las tierras que se conquistaran, ganar almas para la religión católica.

    Es inconcebible en España una celebración religiosa cristiana sin la representación y presencia del Ejército. Es pura e histórica tradición que nadie, y menos aún un pelagatos cualquiera de la política, tiene el derecho ni la facultad de suprimir. Además, si se trata de alguien que va de ateo o agnóstico, por no decir de enemigo declarado de la religión, no es de su incumbencia y sólo tiene una opción, no asistir ni como espectador, pero tiene que respetar las creencias y el derecho al culto de los demás.

    Yo he vivido muchas Semanas Santas y por todas partes de España. Y aunque alguien me diga que todo esto de los Oficios y las Procesiones es más folklórico que sentimiento religioso, e incluso que tiene un transfondo de interés económico, puedo asegurar que no es así. Es, si se quiere, una religiosidad muy sui generis de cada lugar y en relación a su tradición particular. Pero en absoluto es una manifestación folklórica o costumbrista como puede ser, por ejemplo, un espectáculo taurino o un partido de fútbol entre equipos famosos.

    Es muy emocionante ver a los Soldados llevando la imagen de un Cristo crucificado por las calles y haciendo vibrar a quienes asisten al acto.

    Me gusta

  7. De toda la vida ha tenido el ejército representación en las procesiones, por muy “aconfesional” que sea el Estado, la mayoría de los españoles, y de su ejército, es católica; huelga dar explicaciones a la Portentosa Zurdería Islamista, y mucho menos a los cargos, electos o no, que tan bien la representan.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s