UNA NACIÓN, UN HIMNO, UNA BANDERA. FINAL DE LA COPA DEL REY DE FÚTBOL General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Lo más urgente es España. No es el Estado. No es la economía. No, no y no. No es…

No son los partidos políticos, ni el Gobierno, ni la judicialización de la política, ni los másteres en desvergüenzas que adornan la vida diaria de esta vieja Nación. Nada de eso es importante por ser derivadas de la gravedad del momento: España.

España, camino de desaparecer como Nación, es lo único importante en este momento. Fruto del abandono en la Educación, en el respeto, rectitud, urbanidad; abandonada la historia y la cultura. Sin olvidar un movimiento desestabilizador que siempre mueve ficha desde fuera de nuestro entendimiento y frontera.

No es este momento para flaquezas, cobardías y cesiones. Ahora o nunca. No habrá otra oportunidad. El veneno de la fragmentación ha hecho mella y desde hace unos años, de quebrantos y traiciones -o bobadas (Dios me libre de los bobos que de los listos ya me libro yo)- se empezó a hablar de nación de naciones, de pluralidad de naciones, de federalismos, de repúblicas ingobernables; ahora se dice que hay tantas naciones como comunidades autónomas y un candidato, a Dios sabe qué, pretende que, como el Estado es plurinacional, Madrid sea una nación. Se ha dejado de gobernar, de mandar, de cumplir y de enseñar, porque al sabio ya nadie le escucha.

Final de la copa del Rey de fútbol: Sevilla-Barcelona.

Se anuncia y se fomenta con impertinentes declaraciones la violencia para este sábado día del partido. Sí, violencia. Van a violentar a millones de españoles ofendidos por una ya insostenible actitud de provocación. Cada uno es muy libre de pensar, hablar y predicar lo que le venga en gana, pero pretender educar y adoctrinar tiene sus límites, que están precisamente en la libertad. Pasar de las palabras a los hechos es una delicada barrera que hay que analizar. Romper España ¡no!; hasta ahí hemos llegado. Es ir muy lejos, mucho más de lo permisible.

Este sábado el independentismo pretenderá de nuevo alzarse con la violencia de la provocación, insultando, riendo, faltando… si no algo más. Atacan con humo y ciegos nos quedamos sin ver que esto echa humo tóxico.

No tenemos por qué aguantar que se silbe a los símbolos de nuestra Nación que se llama España. Ni tenemos porqué aguantarlo ni debemos hacerlo.

Una nación, un himno, una bandera, son lo suficientemente importantes para que podamos y debamos exigir, todos sabemos a quién, que se respeten, y con ello se nos respete a todos los que nos sentimos representados por esos símbolos, que somos la mayoría de los españoles. Si son incapaces de hacerlo que dejen paso a otros. Mil veces he repetido que cumplir y hacer cumplir la ley no se limita a denunciar. Muchos son los que han contraído la obligación no solo de cumplir la ley sino también de hacerla cumplir. Y no se cumple ni se hace cumplir refugiándose exclusivamente en las togas. Les pondré un ejemplo. Este sábado si se empieza a pitar al Rey, a silbar al Himno Nacional y a pedir lo inaceptable, violentando, a la más mínima, con respeto y cumpliendo con su deber, su obligación, con sensatez, firmeza y autoridad, se suspende el partido y cada uno a su casa, cantando vinieron, que se vayan cantando. Por supuesto campeón de la Copa del Rey de España, el Sevilla. Al Barcelona C.F. que se le imponga la más dura de las sanciones.

SE SUSPENDE EL PARTIDO 

Porque aquí, lo importante, lo verdaderamente serio, lo que se juega esta tarde de sábado en Madrid, no es la Copa del Rey de fútbol, lo que aquí nos jugamos es el respeto a una Nación, a su Bandera, a su Himno. Eso no es un juego, ni un título, y no vamos a tener muchas más oportunidades. La brecha es cada vez mayor, ellos son dinamiteros silenciosos que trabajan con el humo; que no nos ciegue.

Si no respetamos el himno, la bandera, si no respetamos y amamos a España, si no la defendemos con fervor, incluso con pasión, nada hay que hacer.

Hemos consentido mucho; hemos luchado y hecho muy poco, casi nada. Se va oscureciendo todo, la tarde declina y se hace tarde. Todavía estamos a tiempo de al menos hacer un gesto claro y rotundo. Firme. Silbidos, pitos, insultos: se acabó el partido. España romperá en un aplauso que puede ser el principio del fin de lo que nunca debió ir tan lejos. Estamos ante una emergencia nacional.

No, no es el fútbol. Los Comités de Defensa de la República ya están aquí.

Sabemos muy bien cuál es el problema. Necesitamos quien ponga la solución. Empecemos ya. O perderemos el partido.

Esperemos no estar ya contaminados por la costumbre y el cansancio.

HIMNO DE ESPAÑA https://youtu.be/0S19dt7JWQs

Si vas al partido no te lo dejes en casa. Ponlo alto y fuerte

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez  

Blog: generaldavila.com

21 ABRIL 2018

46 pensamientos en “UNA NACIÓN, UN HIMNO, UNA BANDERA. FINAL DE LA COPA DEL REY DE FÚTBOL General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

  1. En el periodico La Razon de hoy, Abel Hernandez publica su articulo ” Fuera de la ley”.Ahi se da con la clave : reformar todas nuestras leyes, para declarar fuera de la ley a los partidos que propugnen separarse de España.Y asunto concluido.No es normal que se deje presentarse a elecciones a partidos separatistas.

    Me gusta

  2. Tiene razón, trasciende el fútbol, que nos es más que una actividad lúdica, o así debería de ser, y va más allá de dejar en evidencia, o sea en ridículo, al gobierno de turno; el desmembramiento de la Nación Española es el fin último de estas pitadas al himno y la bandera, que por cierto muchos hemos jurado defender.

    Me gusta

  3. Me temo lo peor porque el complejo campa a sus anchas, porque no hay voluntad de lucha, porque ante el enemigo existe la voluntad de derrota, porque hay miedo al qué dirán, porque ante el ataque hay voluntad de deserción, porque el cáncer moral y ético ha campado a sus anchas sus raíces, porque el conformismo es la tónica habitual,… y esta generación inactiva y conformista será la responsable de su desgracia y falta de identidad en el futuro.

    Le gusta a 1 persona

  4. A las órdenes de V.E., mi General.

    Apasionado y apasionante artículo, como corresponde concretamente hoy y V.E. con la maestría y el conocimiento de causa que le son característicos, escribe y publica. No lo digo como un cumplido, y mucho menos, en absoluto, como una adulación que por otra parte sería improcedente y estaría fuera de lugar, sino desde la racionalidad y la misma pasión por la Patria y su porvenir inmediato, que en lugar de dilucidarse en el campo del honor para darnos a todos la opción a la defensa, se va a hacer en un partido de fútbol y en el terreno de juego más desfavorable.

    Dice muy bien V.E. lo que es fundamental y la única razón de nuestras vidas: “Una Nación, un Himno, una Bandera”. Por Dios, que nadie malinterprete ni piense en significados obscuros o con segundas intenciones esto que yo añadiría en las presentes circunstancias: “Y un Jefe”. Porque de esto es de lo que estamos huérfanos y abandonados a nuestra suerte, huérfanos de un mando que tenga la capacidad y el valor necesarios para, desde la más estricta y exquisita legalidad, ponga fin a esta locura antes de que España estalle de una vez y tenga que ocurrir como cuando la invasión napoleónica en 1.808. Pienso que no hay mayor legitimidad que la del derecho a eso, a la legítima defensa.

    He vivido estos dos últimos años, en particular, en la esperanza de que los mecanismos de defensa de la nación funcionarían automáticamente. Pero en mi percepción no ha sido así, sino que cada tímida, tardía e inútil acción de los poderes, sólo ha servido para empeorar las cosas reforzando la posición de los traidores.

    España no es un juego de niños y no admite más bromas de tan mal gusto. Ya no se puede consentir ni un insulto o vejación más a la Patria y sus símbolos, ni una falta de respeto más a S. M. el Rey ni a las Instituciones. Y si los enemigos han elegido las armas y el campo de batalla en un estadio de fútbol, pues allí habrá que recoger el guante y ventilar la cuestión de una vez por todas. Y Su Majestad, al frente y escoltado por un escuadrón de Caballería formado en posición de carga, y “Santiago y cierra España”. Mi pena es no tener siquiera cincuenta y cinco años y de ahí para abajo; que al fin de cuentas, una vida no es un precio demasiado alto si puede contribuir a poner fin a esta afrenta diaria.

    ¡¡¡VIVA ESPAÑA!!!. ¡¡¡UNA NACION, UN HIMNO, UNA BANDERA, UN JEFE!!!

    Me gusta

  5. Mi General,
    Si una parte importante de la afición del Barcelona, está por la labor de pitar al himno y gritar “Independencia”, la solución es muy sencilla. Que la RFEF expulse al Barça de la Copa del Rey y de la Liga.
    Hoy si se produce la pitada, alguien con “mando en plaza” debe tomar la decisión inmediata de suspender el partido.
    Creo que el Ministro del Interior asistirá al encuentro…pues eso como miembro del Gobierno, que utilice sus atribuciones…y no se deje pisar los c…es (con rima).
    Fuerte abrazo desde El Puerto de Santa María, donde ondea nuestra Bandera sin complejos!!

    Me gusta

  6. Y la solución es…

    A ver si lo entiendo. Pongamos por ejemplo, que yo soy sevillano, hincha del Sevilla. Y he conseguido con mis buenos dineros pagar una entrada (y su consiguiente viaje) para ver y disfrutar de la Final de la Copa del Rey entre mi equipo, el Sevilla, contra otro, en este caso, el Barcelona.

    Me pongo mi bufanda del Sevilla, me hago una carretera de kilómetros, llegó a Madrid, entro en el estadio, me siento en mi localidad pagada. Salen los equipos, forman junto al equipo colegiado, y cuando sale su Majestad el Rey suena el himno. En ese momento, una parte de la hinchada pita al himno. Y la solución que tiene Vuestra Excelencia es ¿suspender el partido? ¿Y dar el título al Sevilla? No, yo no quiero ganar así un título.

    Y yo me quedo sin ver el partido ya que unos y otros han mezclado “churras con merinas”, meten la política en el deporte. Oiga, no! Yo no tengo la culpa de que unos se sientan agraviados y piten y otros se ofendan y se enfaden. Dejen el deporte en paz que es lo único que nos ha dado alegrias últimamente.

    Que unos pitan el himno, mal ya que están mezclando Estado con Nación. Y si a otros les molesta que piten, se aguantan, ya que la Consitución ampara la libertad de expresión. Y pitar un himno no es violencia hombre! Pegar es violencia, violar es violencia, robar es violencia, matar es violencia… pero silbar? ¿Abuchear? ¿Y qué será lo siguiente, mirar mal?

    Algo habremos hecho mal para que se siga pitando el himno. Todos. Pero si la solución es suspender un partido, o la represión o una carga de caballería mal vamos.

    La represión, las multas, las cargas es dar más razones para que sigan pitando.

    Si el Estado hiciera bien las cosas, gobernar para todos los ciudadanos (y no sólo para la Banca) las personas no pitarian el himno de la Nación.

    Me gusta

  7. Mi General, completamente de acuerdo, sobran mas palabras..
    ¡¡POR ESPAÑA!! ¡DESPERTA FERRO! ¡¡¡VIVA ESPAÑA!!!

    Me gusta

  8. Mi general, después de leer detenidamente su misiva, sólo siento una cosa: ESPAÑA, ESPAÑA y ESPAÑA.

    Tenga usted por seguro que nos es adulación, que es lo que hay hoy en día donde se cambio de posición como de sentimiento de un día para otro. Yo siempre he permanecido firme en la defensa de nuestra nación, patria común e indivisible de todos los Españoles, militando activamente en el Partido Popular en Sevilla desde los comienzos porque pensaba que era una forma de servir a España. Mientras, luchaba contra el socialismo imperante y totalitario, la mayoría de mis amigos y compañeros de colegio, callaban sus principios y, muchos de ellos, comenzaron a adular a los gobiernos socialistas de la Junta de Andalucía. De esta manera, no pocos consiguieron situarse y medrar, pero perdieron su independencia y libertad, verdadera libertad.

    Quien escribe, fiel militante del PP y fundador y promotor de primeras Junta Locales de aquél en algunos municipios de Sevilla, ha recibido críticas hasta de mi padre. Mi padre me dice que si hubiera sido como los demás (dejé mi militancia de años por la traición de Rajoy al ideario que yo siempre había defendido), hoy quizás estaría ocupando un cómodo cargo en política , porque empecé en este feudo socialista casi de adolescente.
    Pues a estas alturas y como está nuestra patria, no voy a retroceder.

    Cuente con mi apoyo para la defensa de la Nación Española. Uno de aquellos, que sí permaneció fiel a España y que luchó en los campos de combate en las circunstancias más duras, era el único que me animaba a seguir luchando desde aquellos comienzos en la política contra el socialismo en Andalucía (creo que porque conocía bien mis principios), estará hoy defendiendo a nuestra Nación Española desde el cielo.

    El sentimiento y orgullo de sentirse español es inmortal y usted lo sabe bien.

    ¡¡¡Por esto y por estas razones, todos unidos en defensa de España !!!!

    ¡Un fuerte abrazo y Viva España!

    Diego Jesús Romero Salado
    Abogado y ante todo ESPAÑOL

    Enlace a mi articulo sobre la “Defensa de la Nación Española, vs. deber de Todos los Españoles”: https://generaldavila.com/sobre-la-defensa-de-la-nacion-espanola-versusdeber-de-todos-los-espanoles-diego-jesus-romero-salado/

    Me gusta

  9. Yo leo a todos, y luego opino. Si sólo leo a los que piensan como yo, mal vamos. La sociedad evoluciona, y ahora la sociedad (muchos) no tienen el mismo concepto de Nación como se tenía hace… (ponga aquí el número de años).
    Es como el experimento que hizo Vuestra Excelencia con la prensa escrita, dejando varios en un tren de cercanias. Nadie lo cogió, ergo la juventud no lee. Se equivoca. La juventud no lee el papel. Hay estudios que demuestran que la juventud lee mucho pero en otro formato. ¿Para qué va a leer las noticias de ayer cuando pueden leer las noticias de ahora? ¿Para qué leer una opinión en papel cuando la pueden leer de inmediato en el móvil?
    Pero es fácil caer en ese error, en que la única prensa de verdad es el papel.
    Yo no pito el himno. Yo respeto la Casa Real. Yo no creo que le haya ofendido cuando digo que mucha gente en este (gran) país ha sufrido y el Estado no ha hecho nada de nada. Por la tanto comprendo que la gente esté enfadada y harta, ergo pitan. Y no sólo pitan los nacionalistas, o los podemitas, o los estudiantes, o los pensionistas, o los parados… Y no por ello no dejan ser españoles.
    A lo mejor me he perdido algo y van repartiendo el carnet de buen español.
    He revisado el texto y no he visto ningún insulto, ni a Vuestra Excelencia ni a España. Pero si ve alguno me avisa, y si fuera así pediré disculpas.
    P.D. No todo es del mismo color, por mucho que se empeñen. Personalmente, el lavanda no me gusta pero si a Vuestra Excelencia le encanta, lo respeto.

    Me gusta

  10. Repito: gracias por leernos. No pite a los símbolos por los que nosotros, los soldados, y mucha más gente dan su vida ya que representan a su Patria.
    No confunda los términos. Yo no me empeño nada más que en defender a España y su unidad. No estamos -ahora- hablando de otra cosa así que no se líe con razonamientos que no vienen al caso. Buba tarde amigo … de fútbol. Solo eso.

    Me gusta

  11. Totalmente en desacuerdo con chess. Chess lo achaca todo a que el Estado ha gobernado para la banca o a que mucha gente ha sufrido con la crisis y el Estado no ha hecho nada (según él). Pero hay que repasar la historia y se verá que mucho antes de la crisis ya había separatistas. Y curiosamente hay más separatistas en las dos regiones más ricas de España, así que no creo que el separatismo tenga orígenes económicos. Tampoco creo que la desafección a los símbolos españoles (bandera, himno, monarquía…) tenga nada que ver con la condición social de la gente. Vivo en una ciudad de una provincia que tiene los niveles más altos desempleo de España y casi de Europa. Y sin embargo es habitual que la gente tenga banderas españolas en sus balcones. Voy andando de mi casa al trabajo y en los 20 minutos que tardo en llegar, desde hace años, (antes de que se iniciara el movimiento a favor de poner banderas españolas en los balcones) podía ver durante el trayecto ocho o diez banderas españolas (ahora más). Una enorme, colgando del techo de un modesto taller de coches, otra en un pequeño bar, otras en balcones y ventanas de viviendas particulares… Tengo fotos de banderas españolas ondeando en viviendas modestísimas, de gente de muy bajo nivel económico, pero que se sienten orgullosos de ser españoles y lo manifiestnan poniendo banderas españolas en sus casas. De hecho, es precisamente en los barrios más humildes de mi ciudad donde más banderas españolas se ven.

    Repito que el nivel socioeconómico no tiene nada que ver con el amor a España y a sus símbolos. Vivo en una de las provincias más pobres de España y de Europa. Pero la provincia donde nació Cervera, el bilaureado Varela, José Cadalso, el laureado (siendo capitán de la Legión) García Escámez, el general Pavía, el general Miguel Primo de Rivera y su hermano Fernando… Gente que arriesgó su vida por España y en muchos casos la dió.

    Por no hablar de la gente anónima cuyos nombres no figuran en los libros de historia: Los modestos garrochistas que no duraron el unirse al Ejército español para combatir y morir defendiendo España en Bailén; los voluntarios del Campo de Gibraltar que marcharon junto a la guarnición de esta comarca a morir en esa misma batalla combatiendo contra el invasor francés; los habitantes de Tarifa o Cádiz que defendieron sus ciudades con uñas y dientes para evitar que cayeran en manos francesas. Gente pobre, pero que tenían claro que eran españoles y que no duraron en dar sus vidas defendiendo España. Y sin que nadie les obligara; de motu proprio. ¿O qué decir de los gibraltereños (los de verdad, no la población trasplantada por los británicos) que abandonaron sus casas y pertenencias en 1704 para no vivir bajo el dominio británico, es decir, para seguir siendo españoles?

    Todos ellos gente pobre pero españoles hasta la médula. Hasta arriesgar y dar sus vidas por España y su bandera.

    Me gusta

  12. Las fotos a las que hago referencia las saqué como respuesta a una conocida que vive lejos de mi ciudad, simpatizante podemita, que decía que la bandera española es cosa de ricos y de fachas. Entonces cogí mi cámara de fotos, me fui al barrio más pobre de mi ciudad y saqué fotos de banderas españolas ondeando en las viviendas más modestas. Y se las envié por correo electrónico. Mi favorita es la de una vivienda humildísima donde ondea una enorme bandera española. La bandera es casi más grande que la casa. La foto está tomada en un día soleado y una suave brisa mantiene desplegada la bandera, que muestra sin recato la belleza de sus colores: el rojo sangre y el amarillo oro que la forman.

    Hay un libro del periodista y escritor Manu Leguineche sobre la guerra de Cuba en el que se narra lo siguiente: Tras la batalla de las lomas de San Juan, un corresponsal de uno de los periódicos yanquis que han azuzado la guerra contra España se acerca a las trincheras que acaban de tomar los estadounidenses. El corresponsal ve cómo los soldados españoles muertos en la batalla están siendo enterrados en las mismas trincheras que han defendido hasta morir. La inmensa mayoría eran (por el sistema de reclutamiento que había entonces) campesinos pobres. Problablemente muchos de ellos nunca tuvieron una vivienda confortable; quizás muchos de ellos pasaron hambre y penalidades durante sus vidas. Pero en 1898 prefieron morir defendiendo un trozo de España a miles de km de la Península, antes que retirarse.

    España y sus símbolos no son cosas de ricos ni de fachas.

    Me gusta

  13. Sí pitan , suspender el partido y la copa automáticamente para el Sevilla , y que nunca más los dejen participar en la Cop del Rey( y que conste que soy bética) pero !!!AÚPA SEVILLA!!!

    Me gusta

  14. Estoy completamente de acuerdo con todo lo que dices, mi General. El Presidente francés Sarkocy, en un partido en el que se pito la Marsellesa, dijo que si volvía a ocurrir, se suspendiese el partido; y no volvió a pasar. Aquí se podía hacer lo mismo, pero hay que tener, digamos, “atributos” y no falsos complejos. Es más fácil que, como dices, dejar los problemas a los de las togas y a la sacrosanta “libertad de expresión”

    Me gusta

  15. Por megafonía antes del comienzo del partido:
    Si a S.M. el Rey o al Himno Nacional no se le recibe con el respeto que se debe y se les recibe con pitada, automáticamente se procederá a desalojar del estadio al personal catalán.

    Me gusta

  16. Estoy con Vuecencia Mi General, si se pita a nuestro Himno, se suspende el partido.

    Aunque quizás una solución no tan drástica podría ser, desalojar todo el aforo del campo y que la final se celebre a puerta cerrada.

    Alguna vez tendrá que ser, ¿porque no ahora?, si al niño de pequeñito se le da un cachete a tiempo de mayor se le evitaran muchos problemas y frustaciones.

    Pero creo no lo veran nuestros ojos, cosas mas graves hemos visto y no se ha hecho nada, no veo yo a nadie de este Gobierno o Federación, con los suficientes bemoles para atajar esto de una vez por todas, pues seguro estoy que si se toma alguna de estas decisiones antes mencionadas, la proxima vez seguro, no se pita al himno.

    Craso error es pensar que no haciendo nada esta tendencia se acabará por si sola, la muestra de esto las tenemos a diario, mientras mas se les consiente a los Nacionalístas, mas envalentonados se sienten.

    Un saludo

    Me gusta

  17. Ni una palabra más, mi General. RESPETO a quien vale más que todos nosotros uno a uno: ESPAÑA.
    O esto se hunde

    Me gusta

  18. La defensa de los símbolos de España está por encima de cualquier interés particular o colectivo y tenemos el deber de defenderlos. El derecho a la privacidad, si no ampara hechos delictivos ni conductas cobardes, también.

    Me gusta

  19. Alguien toleraría que se insultara a su madre, que la silbaran,¡ NO!. Seriamos capaces de responder de forma violenta o muy violenta contra el que tal acción llevara a efecto. Pues bien, España, es mi madre, el lugar dónde nací, dónde eché raíces, es mi Patria, es mi hogar, es mi mundo, son sus paisajes, es su Historia, es el territorio, son sus habitantes. Siempre estaré agradecido por haber nacido en ésta tierra. Quién no sienta su bandera, su himno, no és ni puede ser español, porque ese sentimiento de pertenencia, se lleva en la sangre, en el corazón y en el alma.
    Los políticos, esa casta de acomplejados, cobardes y algunos traidores, (siempre los hubo), colaboran para acabar con nuestra Nación, y nosotros como españoles no podemos permitirlo.

    Me gusta

  20. En cuanto a lo que dice chess sobre que no se puede o debe interrumpir el partido de fútbol porque los aficionados del Sevilla sufrirían las consecuencias sin tener culpa de nada, me gustaría comentar algo. Chess tiene todo el derecho a opinar lo que quiera, siempre dentro del respeto y la educación, claro está. Pero debería comprender que otros no pensamos como él. Muchos españoles estamos hartos de que se menosprecie e insulte a nuestros símbolos: bandera, himno, monarca… Y si hay que tomar medidas drásticas para evitarlo, pues se toman.

    A muchos españoles nos fastidia que salga un sujeto en una tele autonómica diciendo que la unidad de España le suda la polla y que nos metamos a España por el culo… A muchos españoles nos fastidia que salga otro sujeto que al recoger un premio diga que nunca se ha sentido español, y que en caso de guerra iría siempre con el enemigo. A muchos españoles nos fastidia que en otra tele autonómica salga otro sujeto diciendo que España se llama así porque el nombre de Mongolia ya estaba cogido. A estos sujetos les pueden resultar chistosas estas palabras, pero a muchos nos hacen maldita la gracia. Muchos pensamos que España no es el país de los chiriguitos y las playas (como decía otra graciosilla en el mismo programa) sino que España es una gran nación que ha hecho grandes cosas a lo largo de la historia.

    Como tampoco nos gusta que se pite nuestro himno en un partido de fútbol. Y si hay que suspender el partido, se suspende. Para chess el mal mayor sería que se suspendiera el partido y el mal menor que se pite el himno; por eso él ve tolerable que se pite el himno con tal de que se juegue el partido. Pero para muchos españoles el mal mayor es que se pite el himno y el mal menor que se suspenda el partido. Por eso para muchos es preferible que se suspenda el partido a que se pite el himno. Eso los hinchas del Sevilla lo hubieran comprendido perfectamente. Por cierto, felicidades a los aficionados del Sevilla que acallaron los silbidos de los separatistas entonando el himno español. ¿Para cuándo habrá una letra que se pueda cantar como ocurre en muchos otros países?

    Y para terminar, hay que destacar que chees, a pesar de opinar de forma distinta a la opinión mayoritaria del foro, no ha sido insultado ni censurado. A mí en otros foros (supuestamente muy democráticos y republicanos), por defender educadamente la unidad de España o la actuación de las Fuerzas de Orden Público el 1 O o por decir que me parece bien que se encarcele a los golpistas catalanes, me han censurado, insultado, amenazado y hasta deseado que me salga un cáncer y me muera. Y luego los fachas somos los demás.

    Me gusta

  21. Ciertamente: se trata de romper a España; ciertamente: muchos decimos: no. Son varios los libros escritos desde el Desastre de Cuba, con un título parecido: “Dolor de España”. Si ahora no hablamos con palabras medidas mas contundentes, apoyadas en una voluntad manifiesta de entrega y de servicio, seremos peor que traidores; pues nuestro es el conocimiento, y nuestras la capacidad (el que da lo que tiene ya lo ha dado todo). Comparto el “hasta aquí”.
    Sólo añado, como católico, que el Hijo de Dios lloró por el desastre que se avecinaba a su pueblo por no haber creído en Él: las decisiones que por nuestra Patria se tomen, están ancladas en la verdad; si grave es el juicio de la Historia, peor el juicio de Dios.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.