UNA INTERVENCIÓN ARMADA EN CATALUÑA Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Nada queda de España

Tengo que contestar a los que me preguntan. Insistentemente. Muchos y de variados sectores. Interesa la opinión militar, lo que no es de extrañar. Aunque no haya opinión militar; una opinión militar. ¿O sí?

La Ley dice lo que dice: <<Las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional>>. Más claro agua. La hora y el momento de hacerlo depende, todo depende, y está claro de qué y de quién depende. Todo el mundo sabe que no de un espadón, ni de un parlanchín, sino de la soberanía nacional que reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado. Ya sabemos cuales son los poderes del Estado.

Pero claro, pasa el tiempo, las cosas cada vez se ponen más feas, aquí no manda nadie, tampoco obedece nadie, ni se cumple ni te hacen cumplir, solo con Hacienda, Europa nos burla burlando, Kosovo cada vez más dentro de Europa, como para fiarse, por mucho que Rajoy no asista a la cumbre UE-Balcanes, y la larga cambiada acaba corneando con tan malos toreros, diestros en mansos y salir de najas.

La integridad territorial está en peligro. Rota, resquebrajada, españoles enfrentados, un Parlamento en rebeldía, un golpe de Estado declarado, un presidente de la Generalidad golpista, independentista, ultranacionalista, xenófobo, racista, fundamentalista. Un acto de toma de posesión sin bandera española, sin retrato del Rey, ni representante alguno del Gobierno. Cualquier cosa menos España. Ni soberanía, ni integridad territorial ni ordenamiento constitucional. Nada, no queda nada de España. ¿De quién dice la Constitución que es misión? Sí, ya sabemos y hemos dicho lo que hemos dicho, pero…

Ultranacionalista, xenófobo, racista, fundamentalista

Por eso la gente pregunta: ¿Qué piensa usted que va a ocurrir en Cataluña? ¿Cree que puede llegar a ser necesaria la intervención de las Fuerzas Armadas?

En primer lugar dejemos claro que se ha dado un golpe de Estado e implantado una dictadura, que todos vemos y vivimos, pero que los que deberían evitar, todos, suavizan, sonríen, dialogan, hacen chistes, gastan, desgastan y arruinan. En Cataluña ha habido una intervención que ha derivado en un golpe de Estado e impuesto una dictadura. No hay libertad para pensar libremente, para hablar, para estudiar, para poner un negocio, para expresarse con la seguridad de que nadie va a señalarte, para juzgar o para obtener una licencia. Allí manda el que tiene en una mano el membrete y en la otra la denuncia por español. No hay libertad y sí mucho miedo y enfrentamiento. La dictadura catalana asusta y vas con miedo a que descubran tu españolidad. Así están las cosas con tendencia muy clara a empeorar. El juez Llarena tiene que ir con cuatro escoltas: <<Me miran siete veces en cada esquina>>.

Este catalán llamado Torra, el otro Torrent, y el de más allá, estos sí que son espadones, que han bombardeado Cataluña, sus bombas han penetrado en las más vitales entrañas españolas, hundiendo la flota, la del mar, la del aire y la de tierra. ¿Hasta Cuándo? Han dinamitado la convivencia y han acabado con la libertad.

Un centenar de jueces se han dirigido al presidente del Gobierno Mariano Rajoy pidiéndole que impida gobernar  al nuevo presidente de la Generalitat debido a la derogación de facto de la Constitución en Cataluña y por estar sometidos a un poder público al margen de la ley. No escucha, no hace nada.

Sometidos a un poder al margen de la ley. Eso sí que es grave.

¿Qué piensa usted que va a ocurrir en Cataluña? ¿Cree que puede llegar a ser necesaria la intervención de las Fuerzas Armadas? Se repite la pregunta. No tengo la respuesta. Es indudable que todo es posible y todo puede ocurrir, hasta que sea necesario imponer el orden y la Ley. Lo dice la Constitución que gradúa los niveles dependiendo de la situación. Pero yo al interrogante que me plantean contesto con el peligro que supone el que haya una segunda parte. Esa que empieza dialogando con los golpistas y termina legalizando ese poder ahora al margen de la ley.

¿Diálogo? Sometidos a un poder al margen de la ley. Eso sí que es grave.

Lo que está claro es que ellos, los golpistas, han acabado con la libertad y de manera dictatorial mantienen la situación. Y no están dispuestos, a la vista está, a ceder lo más mínimo.

Europa odia a quienes se defienden y prefiere cualquier cosa antes que ver combatir a alguien por su libertad y su Patria. Aquí estamos a punto de perder la Patria, y la libertad hay muchos rincones de España donde se ha perdido, definitivamente.

¿Intervención militar? No sé si la Unidad Militar de Emergencias tendrá capacidad para retirar los escombros de estar ruina moral a la que nos encaminamos. Es una auténtica emergencia nacional.

“El poder tiene recursos para todo… ofrece muchas posibilidades… Todo el secreto está en saber manejar los dispositivos legales”.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog generaldavila.com

18 mayo 2018

 

152 pensamientos en “UNA INTERVENCIÓN ARMADA EN CATALUÑA Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

  1. piemso que algo hay que hacer y ya.Soy mayor y estoy viendo una España a la que no conozco y enl a que he vivido y educado a mis hijos.con perdida de valores eticos.Por favor señores del gobierno hagan algo YA.

    Me gusta

  2. Hace poco un hombre muy piadoso,me comentaba entre labios que el poder esta coartado,maniatado?…Asi se ve que los gobernantes cumplen las ordenes del poder oculto,que maneja desde la inmigración hasta la deuda,con el lavado de cerebro ,incluso antes de venir.Al llegar ya nos critican(algún hispano ) que aqui el ejercito siempre esta reprimiendo al pueblo(como si en sus países no siguiesen golpes y represión).Otros comentarios que les hacen en sus países son de índole sexual para atraer victimas a los negocios de los que se lucran el lumpen y las bases de las sociedades secretas,verdaderos protagonistas del nuevo orden.Desde luego,algo que deberían inculcarles antes de traerlos es una educación o adaptación a esta civilización ,en vez de rebajar hasta infantil el terrorismo cultural que se practica,con falta de inspección por parte de todos los responsables ,conscientes de que eliminadas las fas y controlada la justicia,no tendrán que responder.

    Me gusta

  3. Estoy convencido que tienen más culpa de lo que está pasando los sucesivos gobiernos de Madrid que los catalanes, es una aberración transferir la educación, la Sanidad y las infraestructuras por no decir otras, hace veinte años ya tenían preferencias los catalanes en las universidades con el resto de los españoles, cuando pasan unas décadas, ahí esta el problema el adoctrinamiento. Hace treinta años el sr. Tierno Galván en una San Silvestre madrileña dijo lo siguiente: ¡Viva el Porro viva la litrona!, a partir de ese momento se fomentó las famosas rutas del porro, del caballo, coca etc. Cuando pasan unas décadas que legión va a parar esas rutas. En un país serio habría que hacer políticas serias e incluso para mentalidades poco formadas.

    Me gusta

  4. Esta dicho todo con este escrito del general
    Quien lo quiera entender . Estoy totalmente de acuerdo

    Me gusta

  5. Es una situación muy difícil por el seguimiento que tienen esos cuatro locos separatistas y xenófobos de casi la mitad de la población catalana. Para mí sólo hay dos soluciones si no se quiere tomar Cataluña por las fuerzas Armadas Ejército etc. La primera es la económica; no pagar a separatistas y que el gobierno se instale en Cataluña controlando los dineros para que junto con la fuga de empresas empobrecer la región de manera que vean la necesidad que tienen de España interviniendo la Tv e interviniendo en la educación, el empobrecimiento de la región les hará ver las cosas de otro modo. La segunda solución es más drástica pero sería un referendum pero de España entera, porque una gran mayoría y me atrevo a decir la gran mayoría estamos hartos de Cataluña de sus insultos, de su menosprecio al resto de españoles y quizá dándoles lo que piden se den cuenta del error de la autonomía, aunque yo no me fío de Europa y quizá al final Europa los acojan en sus brazos como estan haciendo los sinvergüenzas de Bélgica y ahora Alemania. En resumen Es preciso mano dura, y que funcione la Ley, la Justicia, pero sin temor ni cortapisas.

    Me gusta

  6. Estoy completamente de acuerdo con el General Dávila? Habría que aplicar la Constitución ya, y acabar con el separatismo hay demasiada permisividad, luego puede ser tarde.

    Me gusta

  7. Así es como hay que hablar, con sentido común y con toda la fuerza de la legalidad. Da gusto escuchar a gente tan honesta y prudente. Esperemos que no haga falta la intervención militar, aunque según se encuentra España con estos políticos de bajísimo nivel y los independentistas tan radicales, me temo que no acabará bien y llegará a ser necesaria. Un saludo.

    Me gusta

  8. Si en vez de decir: Un centenar de jueces se han dirigido al presidente del Gobierno…digese: Un Oficial General de las Fuerzas Armadas españolas se ha dirigido al presidente del Gobierno…quizás tuviese más “fuerza de arrastre”. Digo yo.

    Me gusta

  9. Yo creo q hay q hacer algo pero ya, pienso que este asunto se le está yendo de las manos al gobierno y no veo q tengan pensado una buena solución pero q no sea bajarse los pantalones q eso saben hacerlo muy bien.

    Me gusta

  10. Nos gobiernan temerosos de que la oposición aproveche unas medidas, conforme a la Constitución, sean duras y atacar al propio Gobierno por su dureza. Este es el juego PP – PSOE que sólo están de acuerdo para beneficiarse con prebendas y nepotismo
    Así nos va.¡¡ VIVA ESPAÑA !!

    Me gusta

  11. Yo particularmente al señor torras lo quitaba de inmediato del poder y a los independetista ante de nada porque nos están metiendo a Cataluña en un boquete qué le va acostar salir aunque Cataluña está casi en la uvis yo lo siento por los catalanes españoles como le metemos manos a estos dictadores…

    Me gusta

  12. Hace falta un presidente valiente y con decision para hacer cumplir la ley. Pero…Donde esta.

    Me gusta

  13. En cada momento,segun el cargo que ocupas hay que dar la cara y resolver cualquier crisis o conato,con responsabilidad,aun cuando sean otros los causantes.A veces las protestas (sean fas,fops,manifestaciones etc)ocurren en explanadas y el responsable actua según ordenes recibidas,con muy diverso criterio.Los casos en cuarteles, campamentos casi no se evitan con la instrucción penal,pero mas con organización(mesas fijas etc) y agallas de los mandos.En la vida civil es mas complicado,sobre todo si hay agitadores y mucho dinero para conspirar(incluso países”amigos”?).
    Apliquese a Cataluña(y demas sitios silvestres) y basta poner unas lecciones del código civil para en unos años ver el progreso y la decencia de las gentes.Como decía Arzallus en etb2? la clave esta en Madrid,y una obsesion de catalanes indep.en WhatsApp es la corrupción del gobierno central(sin ver la propia).

    Me gusta

  14. Está claro que no queda otra que la intervención militar, le duela a quien le duela; pero es que no veo otra salida a lo que sucede, no solo en Cataluña, sino en Baleares, Vascongadas, Navarra, y Valencia. Es más grave de lo que nos están diciendo. Ahora comprendo las palabras del presidente de la Segunda República, cuando decía que para controlar Cataluña, hay que bombardearla, de cincuenta en cincuenta años. Claro que pienso que lo diría en sentido metafórico.jee

    Me gusta

  15. “Una Nación no se pierde porque unos la ataquen sino porque quienes la aman no la defienden”
    Blas de Lezo y Olavarrieta
    Almirante Español (1689-1741)

    Me gusta

  16. El hijo dice a sus padres:” Deseo mi autonomía, pero con condiciones y acto seguido pide sus habitaciones en casa libres de gastos, pide el coche y también y porqué no pide la cartera (la de los dineros), eso sí alegando que tiene derechos pero sin argumentar para nada sus deberes y obligaciones e incluso no desea salir del hogar , no quiere buscar otro sitio en donde instalarse, para qué si esta muy cómodo y nadie le reprime….” y así podría comenzar una novela de ficción que todos sabemos el final que tendría. La realidad ha superado con creces a la fantasía a la hipotética novela pero claro hoy tristemente en esta tierra nuestra, en esta vieja piel de toro, se ha instalado el esperpento más atroz y peligroso y lo que es más grave, los destinados a corregirlo (nuestros administradores, nuestros servidores, nuestros mayordomos han olvidado sus deberes para los que fueron designados y nombrados; miran para otro lado, miran solamente el conservar su silla eternamente, sin pensar para nada en los que los nombraron, alegando con la sonrisa manifiesta “que no pasa nada, que todo se ha de realizar “correctamente”, dando largas y más largas sin cumplir la Ley de leyes, esperando y esperando… y yo pregunto.-“esperando qué o a qué”…. Soy una persona de la calle, de a pié, me gusta la sardana o la jota, tanto como el cante flamenco, me gustan las gaitas, me gusta esta piel de toro, pero me gusta entera, me gusta mi bandera ,la de todos los españoles…, pero no me gustan los tiempos que corren (tengo 73 años) y por supuesto no me gustan las autonomias si es para beneficiar a los

    Me gusta

  17. continuación y conclusión ( por error he imputado enviar mi comentario sin finalizarlo):
    ….si es para beneficiar a unos pocos impresentables de esas autonomías, Mi conclusión es sencillamente que si ese articulo 155 se ha puesto en marcha, por favor, porqué no se ejecuta de forma contundente.
    Un saludo.

    Me gusta

  18. La legislación impuesta desde el eje NY-L-T via Bruselas,nos esta matando a disgustos y ahora vienen con la eutanasia(y fuera pensiones a los 80)se mojan mas(a pesar de cierta oposición de la iglesia que sobrevive a duras penas) .Decia en 1990 un español,(desertor y comunista )30 años en Londres en un centro de poder de cierto grupo,:”No vamos a pagar los gastos y pensiones de los demás” y aunque se han ido de UE ,han comprado gran parte del aparato productivo con gerentes falsos.
    Jugando con cartas marcadas (y con oposición débil)creo que la doctrina Rajoy muy gallega aunque algo infantil,ha mantenido las pensiones frente a los sicarios del exterior,y esperemos que sin tanques ,reconduzca la situación que posiblemente necesitara cierta suspensión de derechos en algún territorio,donde hoy se esta dici-
    endo en ambientes cerrados(@mail)que están a 8 muertos de la independencia.

    Me gusta

  19. Anteponer la paz social a la justicia con las víctimas, es lo que ha pasado en Colombia, en el País Vasco y en Cataluña, con el apoyo de los medios informativos internacionales. Esta estrategia permite llegar al gobierno a los que incumplen las leyes, los cuales, una vez alcanzado, pueden acabar inpunemente con los derechos de los ciudadanos. La solución pasa por priorizar siemore la justicia sobre la paz.

    Me gusta

  20. De acuerdo mi general, pero, ¿es qué no hay un general en activo que sea capaz de decir lo que las FF.AA piensan de todo esto?

    Me gusta

  21. Cada día que pasa la cosa se complica más. Será necesaria esa intervención. Pero si tarda será o tendrá que ser una intervención más dolorosa. Espero que se tomen medidas pertinentes a tiempo.

    Me gusta

  22. Con permiso de nuestro distinguido anfitrión y sin animo de enmendar lo que usted apunta; permita me añadir que, las decisiones políticas están dañando y coaccionando al poder judicial; al que habría también que “desintoxicar”. Un respetuoso saludo.

    Me gusta

  23. Mi nombre es Antonio Rafael Parrilla Muñoz, fuí soldado español de marina y juré por mi patria luchar( esto cantaba mi himno); hoy a mis 73 años, continuo fiel a mi juramento y como también busco LA VERDAD al igual que V.E, tengo que felicitarle y aprender de su valentía y cordura. Con todo mi respeto, un cordial saludo.

    Me gusta

  24. Este Señor tiene toda la razón del mundo, pero los Sres políticos sólo saben esperar, esperar a que? A que no tenga remedio, a que se peguen y se maten entre ellos y además arruinen España tirando por los suelos todos los logros conseguidos en siglos. Pues no, a la cárcel con todos los políticos que pregonan la independencia y anular la cdad autónoma de cataluña, hasta que se acaben los odios y todos sean libres de escoger su idioma y su forma de vida en común.

    Me gusta

  25. Debo de ser un poco torpe o quizás poco entendido en materia de lectura; coincido con usted, señor Garcia Oliver, puesto que no he entendido ni un pimiento de lo que ha escrito el señor don Vicente Otero. Un saludo

    Me gusta

  26. Estoy de acuerdo este país no va a ningún sitio con los políticos nefastos e impresentable que tenemos .España está hoy enferma y no tenemos gobierno fuerte con políticos que tomen decisiones .
    Entiendo que se debe i tervenir antes de que haya enfrentamientos civiles
    Es tan repitiendo la historia estos impresentables

    Me gusta

  27. Ya vamos tarde en demostrar a los separatistas que España no puede, de ninguna manera consentir la separación de Cataluña ni de ningún territorio nacional.
    Es lamentable y vergonzante ver que todos los traidores pueden opinar con el objetivo de dividir la nación y todo el mundo vaya otorgando.
    Estamos perdiendo la soberanía ante Europa y el mundo y van acabar con nuestra grandeza ganada por nuestros ancestros.
    Si seguimos con estos políticos que no piensan más que el coger un puesto para enriquecerse ellos, sus familias y los amigotes. Rateros, chorizos y traidores. Acabarán con España e imperará la ley del mas fuerte y las mafias.
    Hay muchos intereses internacionales y de religiones que se frotan las manos con nuestras prostituciones colectivas.

    Me gusta

  28. Si señor, mas claro agua.
    Todo lo que ha expuesto este general es lo que ha ocurrido y seguira si estos politicos ,en lugar de estar enfrascados en mociones de censura ,corrupciones y los titeres que montan,no se ocupan de gobernar,y noss van a llevar a una ruina total,por desgracia,por no coger el toro por los cuernos de unavez,por no tener el valor de decir,por hasta aqui hemos llegado.,

    Me gusta

  29. Dice la Constitución que la soberanía reside en el pueblo español del que emanan todos los poderes. Bien. Yo no soy militar (de hecho no hice ni la mili), no ostento ningún cargo ni responsabilidad funcionarial, simplemente soy parte del pueblo español, que tiene Internet y, de momento puede expresar libremente su opinión. En virtud de todo ello y legitimado por la Constitución tengo derecho a demandar una intervención policial y en su defecto, militar, en Cataluña, que derive en la anulación de la autonomía en esta parte de España por no menos de 10 años hasta que razonablemente se haya desnazificado la región, por tanto, todas las competencias devueltas al gobierno central; que se cierren todos los medios de comunicación que han alimentado y jaleado el golpe de Estado; que se ilegalicen todos los partidos políticos que promuevan la secesión de alguna parte del territorio nacional; que se eliminen todas las policías autonómicas y, que de un p… vez se lleve ante los tribunales al mayor ladrón e instigador de todo esto en Cataluña (y si tira de la manta, pues a la cárcel también con los que han participado del saqueo, y si llega muy arriba pues no pasa nada, el que la haga que la pague), y al que desde Madrid se le ha permitido extender el “cáncer” a toda España.
    Soy pueblo, he hablado, y hasta Pablo Iglesias estará contento de que el pueblo se exprese libremente. He dicho.

    Me gusta

  30. Creo que seria necesario. Asustar a los independentistas y poner cada cosa en su sitio. Soy catalana y es horroroso vivir aqui. Necesitamos ayuda urgente ya!

    Me gusta

  31. D. Rafael, yo si soy partidario de una intervención militar en Cataluña, y no sólo en esa región española, y no sólo en el ámbito territorial, sin que este aserto signifique Golpe de Estado.
    Usted y yo coincidimos en muchas cosas, por ejemplo en el mutuo respeto; en algunas, como es natural, tenemos distintos pareceres. Desde mi óptica las cosas han ido ya demasiado lejos para una solución política, sin que eso quiera decir que la Polis se maneje sin políticos que representen la voluntad popular, emanada en libertad, y con la prensa y demás medios de difusión a su disposición sin ataduras ni ánimos torticeros como ahora sucede. Pero los actúales políticos no están interesados en ello; cuando dan un paso adelante es para, a continuación, dar varios atrás; y lo pueden hacer porque el entramado jurídico-político-administrativo se lo permite.
    La independencia política de los gobernantes es más que una falacia: el mundo occidental camina unidireccionalmente, y camina hacia el fin de la civilización tal como se ha entendido durante siglos: camina a lo contranatural. Las actuales leyes vigentes en nuestra Patria lo han permitido. Y, a pesar de nobles intentos, hablar de independencia del Poder Judicial más que cuestionable como me han acabado reconociendo, al menos una asociación de juristas, que, evidentemente no nombro públicamente. Ejemplos abundan: la juez Alaya cercenada por la fiscalía; el fiscal Maza (que estuvo muy interesado en mi caso) enterrado sin autopsia.
    ¿Qué implica la intervención del Ejército? Pues, según mi parecer, ofrecer a los españoles un camino democrático con un adecuado y amplio espacio de libertad; mas sin reincidir en los errores. Lo digo con claridad: la Reforma de la actual Constitución. La “Pepa” significó la entrada en España de las ideas de la Revolución Francesa. Nuestro siglo XIX tuvo además que enfrentarse con 2.000 revoluciones, 6 guerras civiles -contando las de Cuba como tales-, la campañas africanas, y para colmo de males situarnos en ser cuasicolonias de Inglaterra y Francia, como ser puede ver en el laberíntico proceso de la boda de Isabel II con Francisco de Asís. La Segunda República fue una tragedia, la Primera más que nada un esperpento, con el Cantón de Cartagena como guinda, no tuvimos la posibilidad del desarrollo industrial. Si con Carlos III España sufrió el zarpazo de la Masonería -envuelta de Ilustración- el afrancesamiento denominándose liberalismo, logró lo que Napoleón no pudo -Riego y la pérdida del imperio son más que demostrativas de lo que digo-; de su mano entraría más tarde- el catalanismo, y después el vasquismo -“Aldeanismo” diría D. Adolfo, y no puedo evitar copiarle la idea-: el descuartizamiento de España, la desertización de sus territorios.
    Hubo que adecuar cada sucesiva Constitución al ritmo destructor de las desamortizaciones y de ir colocando a los liberales destacados con fincas y títulos nobiliarios, como lo manifestaba en el ABC, hace años, el Conde de Montarco en referencia a su abuelo: no quiso la número cien por supersticioso. Los partidos se dividían y se creaban por lo difícil de adecuar ideas foráneas tan repentinamente y tan dispares a nuestra tradición secular. La misma palabra liberal arriba citada es española, se aplicaba al Redentor, a su munificencia con los hombres.
    Las desamortizaciones -Mendizábal, Madoz y los suyos, por eso el primero acabó sus días en Inglaterra-, no sólo eran la manifestación del odio al catolicismo y a la Iglesia. Significaron la pérdida de los pueblos y aldeas de los campos comunes, de las dehesas…, que para la subsistencia de entonces eran necesarias, no sólo para la manutención, también para la madera y la construcción; y, por supuesto para la defensa de los nuevos amos (otra vez Fuenteovejuna, de otra manera, y con derrota). Surgía el vocablo indiano
    Sigo pensando que la monarquía -respetando las ideas de José Antonio y sus por qués- es la mejor manera de garantizar la continuidad histórica de España, e, incluso, volver a poner sobre el tapete las legítimas aspiraciones de nuestra Nación de ocupar el papel que le corresponde en el conjunto internacional, su gran afán no fue la explotación de los territorios conquistados, sino llevar la Religión, la cultura y la civilización. Además me viene a la memoria una frase del Conde de Romanones analizando las cuitas de Prim y sus tres nos: “es más fácil derribar a un monarca que entronizarle”. Todos sabemos que para abrir esa puerta fue necesario el magnicidio del catalán en la calle del Turco.
    Tal y como está diseñado el actual juego del monarca en el exprecto nacional es prácticamente un mero símbolo (Nadie quiere -por anacrónica y estéril- una monarquía al estilo de la corte austriaca, sólo D. Juan soñó con ella en Estoril). Unidor de voluntades sí, pero entrando ya en el plano moral, sociológico, sentimental o simbólico. El ahora llamado Consejo de Estado -lo suyo sería Consejo del Reino- es un refugio de aforados para la impunidad de cualquier delito, tan inútil para otra cosa como costoso para el Erario Público.
    El pueblo es soberano, y para serlo necesita libertad, enseñanza y cultura. La desinformación intencional o las falacias que salpican las llamadas redes sociales, distorsionan la percepción de la realidad tangible a la mayor parte de la población. Un solo dato: el español tiene casi 300.000 palabras, a día de hoy la juventud emplea menos de 300; muchas de ellas son “porfi”, “buen finde”, “superbueno”…o unos muñequitos llamados “emoticonos”. Decir que ellos son libres para tomar decisiones transcendentes para la sociedad o para su propia vida es navegar en la ignorancia.
    España tiene singularidades históricas que hay que respetar pues son legítimas, enriquecedoras del conjunto nacional y cómodas para el renacimiento del espíritu nacional si se encaminan bien. Como las planifica la actual Constitución son disgregadoras, basadas y justificadas en la mentira; no sólo intentan destruir la unidad nacional, sino que nos han llevado a la mayor desigualdad territorial desde el fin de la “Oscura noche del Islam”.
    Otra trágala del afrancesamiento -entiéndase masonería- fue la división territorial de España no por diócesis -el término diócesis significo territorio ocupado por gentes de usos comunes- sino por provincias, cuando una correcta distribución de diputaciones, o, en su caso de cabildos, hubiera ofrecido al pueblo mayor capacidad de poder de decisión tanto nacional como local, además de verse obligado a ello, y evitar un mal ya endémico: el caciquismo.
    La primera fase de la Restauración, la de Alfonso XII, da un tiempo de paz, es cierto, mas conlleva un precio: se la puede denominar como la era de Romero Robledales. Sagasta a un lado, Cánovas al otro. Uno este último más sensato, el otro más querido por el pueblo y mantenido por las sectas. Lugar de decisiones: el Circo Price; cada grupito idea un plan de gobierno, en el circo lo explicitan y discuten, se presentan al monarca, éste le encarga a Romero Robledales nuevas elecciones para que esta nueva propuesta se alce, y éste pone en marcha el mecanismo caciquil: tenemos nuevo gobierno. Lo que digo es tan real que a uno de los nuevos diputados en una de aquellas Cortes, cuando le preguntaron por cuál circunscripción era diputado, contestó con desparpajo que por Romero Robledales. La pregunta es ¿Tenía España resortes para impedir el desastre de Cuba -la puñalada de Cuba es más realista-, con la estructura diseñada por Cánovas y precipitada por Martínez Campos?
    Carece de sentido hablar ahora más de un tiempo que algunos llaman de revoluciones y espadones, y en parte llevan razón pues con la pequeña batalla de Alcolea Isabel II marchó al exilio, y entró la llamada “Gloriosa” con su “desastrosa” actuación que todos saben. Y bastó, si no recuerdo mal, como detonante un cuestión de sargentos.
    Evidentemente si soy somero en lo que entiendo substancial, no me entretengo en las aficiones y golferías de los nuevos nobles, a imitación real. Aunque a veces un lienzo costumbrista deja ver la realidad social con más claridad que un largo ensayo.
    Vuelvo a lo dicho: no estoy hablando de maquinación para un Golpe de Estado; además sería absurdo hablarlo públicamente si así fuera. Lo que pretendo es sacar conclusiones de la historia para enderezar con el máximo acuerdo posible una situación que amenaza con írsenos de las manos. Lo que yo trato es parar la destrucción planificada de la sociedad aniquilando la familia, parar la imposición del Pensamiento Único impuesto por poderes supranacionales, la enseñanza obligatoria de prácticas inmorales a los niños y jóvenes en escuelas y colegios como parte de un plan diseñado para la exaltación, como derecho y ventaja, de las más sucias prácticas sexuales, la desigualdad de la sociedad como la malnacida Ideología de Genero que hunde sus raíces en el marxismo más aberrante, la toma de poder mediante metodología bolchevique por parte de los llamados populistas financiados por lacayos de Rusia como Irán o Venezuela, la introducción de un exceso inasumible de extranjeros de África blanca o negra que, con el pretexto del humanismo de un país de acogida, tratan de disolver cualquier idea de unidad social, la desmoralización de las FOP y sus suicidios, el que los Estados Mayores traten de buscar la cuadratura del círculo para los posibles planes de contingencia para la Defensa de España sin los medios mínimos para ello, etc. Que pienso que hemos de hacer: hablar calmadamente, sabiendo que “el que tiene boca se equivoca”, pero que peor es el mutismo pues en sí es cobardía o ignorancia; mi primer inciso es la libertad, la reforma de la Constitución presentada sensatamente a la sociedad española, la defensa de la Monarquía, la abolición de la Autonomías tal y como están concebidas ahora, la publicidad de los actos políticos, el equilibrio territorial, la armonía social, la sensatez en las disposiciones que afecten a las FOP, o el ordenamiento lógico de la Judicatura y de la Administración al servicio del pueblo español amamantado en la cultura y la promoción social y solidaria, y por supuesto disponer de un Ejército bien dispuesto y con alta moral presentado a la sociedad como su garantía de libertad, y con evidente capacidad disuasoria frente a cualquier pretensión agresiva, y por supuesto la leyes contundentes que hagan imposibles las intentonas de romper la unidad de España.
    Aquí se ha hablado de los posibles escenarios bélicos previsibles en el horizonte, singularmente lo han hecho D. Vicente -una de las afirmaciones que hizo el Tte. General me ha obligado a modificar unos de los planteamientos sobre la Guerra Civil-, D. Adolfo y usted D. Rafael. Soy del mismo parecer, y, en mi opinión los próximos 12 ó 15 años venideros serán decisivos para la Historia. Creo que se ha de sufrir mucho, y creo que usted piensa lo mismo. No obstante en lo más íntimo de mí siento que emergerá una época de paz, desarrollo y prosperidad. Sin sentirme eximido de actuar, aunque sea con mis escasos medios.

    Afectuosamente, Carlos Manuel.

    Me gusta

  32. Con el mismo afecto le muestro mi total desacuerdo a su planteamiento. No voy a alargarme en argumentos. Solo busco la solidaridad y convivencia en paz, futuro para mis hijos y nietos. La Paz es muy cara y desde luego la Constitución está ahí. Un cordial saludo.

    Me gusta

  33. Discúlpeme D. Rafael si mis palabras no son de su agrado, pero están pensadas para evitar males mayores. Le agradezeco el tono cortés, como el mío fue cortés. España está por encima de usted y de mí. Y, a lo largo de mi argumento no estoy hablando de saltarnos las leyes.
    Por sugerencia suya genérica rastree la Constitución del 78, y no encontré en ella posibilidad alguna si los gobiernos no actuan, de impedir la deriva separatista.Y estos gobiernos no saben que es la justicia, aún menos que es un ideal que la vida nos reclama.
    Como he argumentado a lo largo del breve comentario avanzamos hacia un destrozo transnacional, palpable a cualquier inteligencia movida por la buena intención.
    Nuestra es, ante Dios y ante la Historia, la responsabilidad de lo que hicimos con las capacidades que el Creador nos otorgó. De ello daremos cuenta ante el Tribunal inapelable.
    Quiero decir: nuestra conciencia reclama limpieza, no tibieza. Al igual que usted quiero para las generaciones futuras un panorama amplio,un horizonte de concordia, en el cual se desarrollen todas las capacidades propias del ser humano en libertad, y, coincidiendo con usted: la paz indispensable.La paz horizonte no sólo del soldado, sino de los que no son indiferentes ante el sufrimiento ajeno, olvidándose del propio.
    Pero no hay paz donde hay falsedad, sometimiento a lo falaz, indiferencia ante la injusticia…; y ese es el panorama que tanto usted como yo vemos día a día.Y lo seguiremos viendo.
    Por eso, aclarando que no busco un golpe de mano, sino la aptitud enérgica y decidida del que saber afrontar la muerte por un ideal de nobleza, exclamo: aún estamos a tiempo, si a todo estamos dispuestos, ese todo es la concordia y la unidad de los que buscamos el bien común. Si no lo hacemos serán las generaciones futuras quienes nos lo reprocharán; y esto lo digo porque entiendo que tanto a usted como a mí hay un viento que nos golpea recordándonos quien somos.
    Tenemos una amplia panoplia de posibilidades, mas sería necedad no estudiar los grandes obstáculos que hay que afrontar. Mas me reitero: necesaria es la unidad. La unidad no es un pensamiento monolítico, sino una armonía de aportes en una misma trinchera. La camaredería se hace aliento cuando el solano abrasalla. Desde unas lineas sensatas también se ganan victorias.
    El cauce por donde discurren las aguas de la victoria se estampan en una frase: Ser hijos de la Verdad. Esa es la tasa real, la que arrostra tranquilamente a la muerte, pues es el deber cumplido.
    Los sentimientos son más fuertes que la musculatura; mas más allá de los sentimientos se alza la cumbre del deber. El deber es sufrimiento, todos hemos nacido en un valle de lágrimas. Pues que el fuerte sirva al débil, viendo que en él está Cristo, pues por su aptitud será juzgado:
    porque no vió que en el débil era Cristo quien estaba. Perdóneme mi catolicismo al hablar: no es exaltaldo, sino acendrado. Un fuerte abrazo general, reine en nosotros la concordia y el deseo de un mañana con los cielos despejados.

    Afectuosamente, Carlos Manuel.

    Me gusta

  34. Alli desde donde se maneja casi toda la UE,desde hace años ,(muchos derechos y libertades,pero en su casa bula), y a la piel de toro la controlan desde hace siglos,su mano larga(la pondría con c…. ),algun jefe policial,diputados,gobernador ,pasando por la guerra de Africa.
    La labor de neutralizar conductas impropias de paises amigos,compete a la c.i.y otros servicios que detecten la entrada de armamento o medios prohibidos,antes de corregir la legislacion aberrante que nos están imponiendo(hace un par de años un viejo abogado me decía “la legislación nos esta asesinando”),via UE añado,por orden de los mentores desde London y demás .La intervención armada no debería llegar si se hacen bien las cosas,pero parar en seco la rebelión educativa,el odio,y las manifestaciones publicas ,costara tiempo,siempre que el gobierno de Madrid no este en la misma nomina que los sicarios catalanes.

    Le gusta a 1 persona

  35. D. Rafael, como usted sabe estoy inmerso en una larga lucha por la justicia que ahorcan mi tiempo y, a la vez me van desguazando poco a poco. Las secuelas de mi accidente en el Don Juan de Austria no han sido corregidas, de forma intencional desde marzo del 98, es decir 6 años después del percance. Sin ir más lejos ayer cuando contestaba a su comententario sobre el mío tuve que parar, pues se me iba la cabeza y me desmayé en la cama (como ahora estoy revisando el escrito por las lógicas faltas de ortografía puedo añadir que he vomitado bilis cinco veces durante la redacción).
    Esto no es nuevo, el problema es la celeridad conque la intensidad y la frecuencia de estos hechos avanzan.
    Pero hay cosas que se llevan dentro, una de ellas es saber que hay asuntos más importantes que nosotros mismos, y luchar por ellos hasta el final. Por tanto mis investigaciones han seguido y seguirán hasta donde Dios me lo permita. Fruto de estas investigaciones es haber descubierto hechos de nuestra historia reciente que modifican, por su claridad y gravedad, las opiniones que nos habíamos formado las personas que se entregan a la verdadera justicia; y el conocimiento es una llave que abre muchas puertas.
    Cómo he descubierto esto (que no cito porque no puedo hacerlo públicamente sin antes parlamentarlo y meditarlo con personas de confianza y honor) es sencillo: cuando se abre un cajón buscando un documento puede darse la sorpresa de encontrase más documentos de mucha importancia.
    Luego está la inteligencia; saber que son la voluntad, la inteligencia y la memoria no las aumenta, pues son potencias anímicas, y por tanto inmutables. Así una persona aquejada de un trastorno cerebral que le impide recordar las cosas sigue teniendo la misma memoria, pero no puede emplearla porque el daño cerebral que sufre impide que se materialicen los actos fisiológicos propios. Sino hay que usarla correctamente por la virtud de la fe, si fuera la voluntad por la virtud de la caridad y en el caso de la memoria por la virtud de la esperanza,
    Pero esta información debe estar en manos de personas como D. Vicente, D. Adolfo o usted. Les cito a ustedes en concreto porque su pensamiento y su formación es la que mejor he comprendido en su foro, además son ustedes quienes más escriben; y, aunque haya disparidades lógicas los cuatro somos gente de fiar -perdón por incluirme- con muchos puntos de encuentro tanto en el plano moral como en el intelectual.
    Lo que digo ahora no es un cambio de discurso, es necesario para la comprensión de lo que después sugeriré. Sta. Teresa sufrió un percance en el carromato que la llevaba y el asunto era importante; esto trastocó sus planes, mas sabedora de la providencia divina elevó sus ojos al cielo y le dijo a Nuestro Señor Jesucristo lo siguiente: “Señor te quejas de que tienes pocos amigos, mas con los regalos que les haces de que te extrañas”. Este aparente desparpajo se llama intimidad divina, son los amigos de Dios y Dios se deleita con ellos. Es el Espíritu Santo quién mueve -sin restar la libertad propia y por tanto el mérito- esos actos y expresiones. Cuál es el trasfondo: la victoria asegurada con el sello de la cruz; no es una paradoja: el gran regalo de Dios a sus predilectos es el sufrimiento, compatir una pequeña astilla de la gran cruz de su Hijo. A veces hay premio ya en esta vida como fue el caso del Santo Job.
    Esta forma de entender el breve tiempo entre el nacer y el morir, hizo grande a España en un pasado que aún no ha pasado. O si lo quiere ver desde otro ángulo: si un hombre bueno quiere dejar a su descendencia un camino firme en su devenir le basta con recodar la siguiente cita bíblica: “El padre corrige al hijo con el palo, después al hijo le da la herencia y el palo lo tira al fuego”: Así les enseña el sentido de la transcendencia de sus actos y los asienta en el camino recto; pues saben en quien confiar y la importancia de sus actos, hasta los más simples. Esto lo sé muy bien, pues sin padre me crié.
    Por qué me he alargado tanto en contar esto: quiero dejar claro que las cuatro personas que he citado son católicas, y por tanto han pasado por la criba; y, a viva fuerza, han tenido que ser refinadas. Por tanto son sabedoras de que están insertadas en la Verdad y no pueden eludirla por dolorosa que sea en sus sentimientos la noticia que les llega, y por ende han de actuar en consecuencia, y asumir sus consecuencias, pues han topado con el deber.
    Ninguno de los cuatro estamos jubilados, sólo nos jubilará el júbilo de la muerte. Recuerde cómo se recreó usted al contar la muerte en combate del Tcol. Valenzuela en Tizzi Azza, una parte de usted quería haber sido aquél militar de España. Dicho con cariño, a usted le pasa en parte como a mí: en algunas cosas somos transparentes.
    Por tanto si yo tengo la obligación de contar lo que públicamente no puedo por sus consecuencias, los aludidos también tienen la obligación de saber estas investigaciones -por las vías que estimen oportunas, yo sólo estoy a disposición-, meditarlas, mascarlas y sacar consecuencias lógicas traduciéndolas en actos según su parecer.
    Concurre aquí otra circunstancia: si yo con mis limitados medios he llegado adónde he llegado, otros también pueden hacerlo, mas pudiera darse el caso de que sus medios no sean tan limitados; y, que, a la vez, ya estén ancladas sus intenciones de tal modo que reflexionen poco o nada sobre las consecuencias de sus pasos, pudiendo llegar incluso a entrar en lo liso y llano de lo torticero. Creo que usted entenderá entonces el por qué de mi reiteración en reforzar la monarquía, aun cortando por lo sano; y esto no es un acto bélico: esto se llama servicio, esto se llama nobleza. Y no se comete ningún atentado a la legislación vigente.
    También las personas aludidas sabemos perfectamente a quien le podemos decir: “Tempus fugit”, a quien se le puede añadir más frase: “Tempus fugit et imputantur”, y a quien es mejor que no le digamos nada.
    Le quiero contar un hecho que si lo medita verá que si viene a cuento. El único problema es como el de Sta. Teresa: a falta de lo textual a mi alcance tengo por necesidad que recrear un poco los hechos reales.
    Cuando España era la gran potencia mundial los nobles podían tener su propia flota, siempre y cuando, en caso de necesidad, la pusieran al servicio del rey como en el hecho del Marqués de Osuna. Un día visitando una de sus galeras iba preguntando uno a uno a los condenados el por qué de su pena; todos le contaban la gran injusticia que se había cometido contra ellos pues eran inocentes e injusto su castigo, a cuál más lacrimoso en su relato; mas llegó a uno, y éste no sólo entendía merecida y justa su pena, sino que además añadía más leña al fuego dolorido por sus actos y su conciencia remordiéndole. El Marqués ordenó a sus soldados que lo soltaran, estos extrañados por esa decisión le preguntaron la razón de su proceder, el Marqués de Osuna habló claro: “Cómo pretendéis que haya un criminal tan peligroso como éste entre tantos inocentes, soltadle”.
    Y yo me pregunto ¿Por qué hemos perdido la solemnidad en medio de la sencillez que tanto nos ha caracterizado? Y sí, hay respuesta, mas no es el momento de aclararlo porque merece un artículo exclusivo.
    Me parece oportuno despedirme de usted con una cita a esa paz que todos ansiamos, y que usted, con sentido común, quiere para los que perpetúen su apellido: Shalom. La primera palabra que el Señor resucitado dirigió a sus discípulos.
    Fue S. Francisco de Asis quien primero se dio cuenta de que “Pax” se quedaba corta en la tradución del arameo, por eso añadió “Paz y bien” y aún así corta se quedó. Ve usted: otro punto de coincidencia entre nosotros.

    Afectuosamente, su amigo Carlos Manuel.

    Me gusta

  36. Entiendo a Vuecencia, mi General. Creo que los quedamos del 23, estaremos a sus Órdenes. No obstante es una situación harto complicada.

    Me gusta

  37. Ya en los 90,agentes anglos decían que era muy complicado el panorama español;entonces había soluciones,hoy cobardes y sicarios se reparten la piel de toro con sus amos en la sombra,que ocultan el destino que les reservan cuando no les sean útiles(esta escrito hace mas de cien años).
    Con un país invadido,anestesiado y amedrentado mediante legislacion,recuperar la dignidad de los europeos,imprescindible para recuperar una cierta soberanía en varios temas,costaria mucho dolor y sangre.
    Serian necesarios años de formación cultural y política ,pero eso no interesa a los que pretenden imponer el nuevo orden para 2050,despues de un deterioro indescriptible que se lo haga pedir a pueblos y gobiernos.O sea mal asunto para los que vivan las próximas décadas,si bien ya se ve(aunque no se lee en exceso) el aumento de la delincuencia, el terrorismo a la carta y demás salvajadas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .