UNA INTERVENCIÓN ARMADA EN CATALUÑA Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Nada queda de España

Tengo que contestar a los que me preguntan. Insistentemente. Muchos y de variados sectores. Interesa la opinión militar, lo que no es de extrañar. Aunque no haya opinión militar; una opinión militar. ¿O sí?

La Ley dice lo que dice: <<Las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional>>. Más claro agua. La hora y el momento de hacerlo depende, todo depende, y está claro de qué y de quién depende. Todo el mundo sabe que no de un espadón, ni de un parlanchín, sino de la soberanía nacional que reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado. Ya sabemos cuales son los poderes del Estado.

Pero claro, pasa el tiempo, las cosas cada vez se ponen más feas, aquí no manda nadie, tampoco obedece nadie, ni se cumple ni te hacen cumplir, solo con Hacienda, Europa nos burla burlando, Kosovo cada vez más dentro de Europa, como para fiarse, por mucho que Rajoy no asista a la cumbre UE-Balcanes, y la larga cambiada acaba corneando con tan malos toreros, diestros en mansos y salir de najas.

La integridad territorial está en peligro. Rota, resquebrajada, españoles enfrentados, un Parlamento en rebeldía, un golpe de Estado declarado, un presidente de la Generalidad golpista, independentista, ultranacionalista, xenófobo, racista, fundamentalista. Un acto de toma de posesión sin bandera española, sin retrato del Rey, ni representante alguno del Gobierno. Cualquier cosa menos España. Ni soberanía, ni integridad territorial ni ordenamiento constitucional. Nada, no queda nada de España. ¿De quién dice la Constitución que es misión? Sí, ya sabemos y hemos dicho lo que hemos dicho, pero…

Ultranacionalista, xenófobo, racista, fundamentalista

Por eso la gente pregunta: ¿Qué piensa usted que va a ocurrir en Cataluña? ¿Cree que puede llegar a ser necesaria la intervención de las Fuerzas Armadas?

En primer lugar dejemos claro que se ha dado un golpe de Estado e implantado una dictadura, que todos vemos y vivimos, pero que los que deberían evitar, todos, suavizan, sonríen, dialogan, hacen chistes, gastan, desgastan y arruinan. En Cataluña ha habido una intervención que ha derivado en un golpe de Estado e impuesto una dictadura. No hay libertad para pensar libremente, para hablar, para estudiar, para poner un negocio, para expresarse con la seguridad de que nadie va a señalarte, para juzgar o para obtener una licencia. Allí manda el que tiene en una mano el membrete y en la otra la denuncia por español. No hay libertad y sí mucho miedo y enfrentamiento. La dictadura catalana asusta y vas con miedo a que descubran tu españolidad. Así están las cosas con tendencia muy clara a empeorar. El juez Llarena tiene que ir con cuatro escoltas: <<Me miran siete veces en cada esquina>>.

Este catalán llamado Torra, el otro Torrent, y el de más allá, estos sí que son espadones, que han bombardeado Cataluña, sus bombas han penetrado en las más vitales entrañas españolas, hundiendo la flota, la del mar, la del aire y la de tierra. ¿Hasta Cuándo? Han dinamitado la convivencia y han acabado con la libertad.

Un centenar de jueces se han dirigido al presidente del Gobierno Mariano Rajoy pidiéndole que impida gobernar  al nuevo presidente de la Generalitat debido a la derogación de facto de la Constitución en Cataluña y por estar sometidos a un poder público al margen de la ley. No escucha, no hace nada.

Sometidos a un poder al margen de la ley. Eso sí que es grave.

¿Qué piensa usted que va a ocurrir en Cataluña? ¿Cree que puede llegar a ser necesaria la intervención de las Fuerzas Armadas? Se repite la pregunta. No tengo la respuesta. Es indudable que todo es posible y todo puede ocurrir, hasta que sea necesario imponer el orden y la Ley. Lo dice la Constitución que gradúa los niveles dependiendo de la situación. Pero yo al interrogante que me plantean contesto con el peligro que supone el que haya una segunda parte. Esa que empieza dialogando con los golpistas y termina legalizando ese poder ahora al margen de la ley.

¿Diálogo? Sometidos a un poder al margen de la ley. Eso sí que es grave.

Lo que está claro es que ellos, los golpistas, han acabado con la libertad y de manera dictatorial mantienen la situación. Y no están dispuestos, a la vista está, a ceder lo más mínimo.

Europa odia a quienes se defienden y prefiere cualquier cosa antes que ver combatir a alguien por su libertad y su Patria. Aquí estamos a punto de perder la Patria, y la libertad hay muchos rincones de España donde se ha perdido, definitivamente.

¿Intervención militar? No sé si la Unidad Militar de Emergencias tendrá capacidad para retirar los escombros de estar ruina moral a la que nos encaminamos. Es una auténtica emergencia nacional.

“El poder tiene recursos para todo… ofrece muchas posibilidades… Todo el secreto está en saber manejar los dispositivos legales”.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog generaldavila.com

18 mayo 2018

 

LA QUE SE AVECINA General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

14660744800891

Unidad de España

‹‹Dicen que han movilizado 500 policías, pero hay más delincuentes potenciales en esta Cámara que ahí fuera››.

‹‹Me debo al honor de mi patria y de los ciudadanos, no al honor de esta Cámara››.

‹‹Usted  ha usado el nombre de España para ponerse a la venta de dictadores y regímenes como el de Venezuela e Irán».

‹‹El sistema político del turnismo está herido de muerte. Buena suerte en su epílogo, señor Mariano Rajoy››.

‹‹Gracias por venir a nuestra patria a combatir el fascismo››. Venían del distrito de Vicálvaro de inaugurar un jardín a las Brigadas Internacionales. Justo cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica. ¿Qué crecerá en ese jardín?

‹‹Ante el golpe de la mafia, democracia. No a la investidura ilegítima››.

‹‹Tomad pacíficamente las plazas, que son el parlamento del pueblo››.

‹‹PSOE Iscariote que lleva cuarenta años dando una de cal y otra de arena››.

1456906252_957707_1456950269_noticia_fotograma

Cal viva…

‹‹Todavía huele a cal viva››.

‹‹Señores del PSOE, sociedad anónima››.

‹‹¿No les da vergüenza ser obreros en consejos de administración?››.

‹‹Reciben a los ricos con abrazos y a pelotazos a quienes llegan a nado››.

‹‹Traidores››, ‹‹caciques››.

‹‹Payaso››, ‹‹terrorista››, ‹‹gilipollas››.

Unos y otros. ‹‹Los hunos y los hotros››, que decía Unamuno.

hqdefault

Indefinible parlamento

Es el Parlamento. Son algunas de las frases que se intercambiaron los diputados que nos representan (?), o dijeron sus representados en las puertas del Congreso. ¿Fiel reflejo de las virtudes y defectos de los españoles? Ustedes dirán. De las entrecomilladas, elijan la que quieran e identifíquense. Hay muchas más. Estas son un pequeño ejemplo del nivel alcanzado en el diálogo parlamentario. Mientras peor hablamos más habladores somos sobre todo cuando el origen de la palabra surge del odio o del afán de poder.

‹‹Ni palabra mala ni obra buena››. Si esa es la palabra imaginen las obras.

Si lo prefieren esto es ‹‹mesa sin pan y ejército sin capitán››.

Hoy he tirado del Ingenioso Hidalgo que siempre da luz cuando te sumerges en el túnel de la ignorancia. Don Quijote aconseja ‹‹en lo que toca a cómo has de gobernar tu persona y casa, Sancho…››.

‹‹No comas ajos ni cebollas, porque no saquen por el olor tu villanería. Anda despacio; habla con reposo, pero no de manera que parezca que te escuchas a ti mismo, que toda afectación es mala››.

014-don-quijote-de-la-mancha-de-cruz-delgado

Sabios consejos de don Quijote

‹‹Ten cuenta, Sancho, de no mascar a dos carrillos, ni de erutar delante de nadie. Erutar, Sancho, quiere decir regoldar, y éste es uno de los más torpes vocablos que tiene la lengua castellana, aunque es muy sinificativo; y así, la gente curiosa se ha acogido al latín, y al regoldar dice erutar, y a los regüeldos, erutaciones; y, cuando algunos no entienden estos términos, importa poco, que el uso los irá introduciendo con el tiempo, que con facilidad se entiendan; y esto es enriquecer la lengua, sobre quien tiene poder el vulgo y el uso››.

Creo que todo está dicho; hemos asistido a discusiones con el plexo solar.

He pretendido no decirlo como ellos dicen, pero así es la crónica parlamentaria cuando pretenden hablar y las palabras se convierten en un ruido expelido por la boca. Visto lo visto y dicho lo que allí se dice y como se dice, quizá fuese mejor votar sin discutir. El resultado sería el mismo, pero ahorraríamos la mal llamada cortesía parlamentaria. Se reduce a exabruptos.

Espero que se cumpla la sentencia de Quevedo: ‹‹Te reciben según te presentas, te despiden según te comportas››, porque va siendo hora de despedir tanta grosería y mala educación que dejan entrever el preludio de algo peor. La que se avecina es preocupante. Es la caverna y la taberna, de una a otra y tiro porque me toca.

Situación de desgobierno y crispación a la que hemos llegado después de gastar muchas energías por el camino. Materiales y morales. Nadie exige responsabilidades. Todo queda en un espectáculo de insultos e improperios que esconden la realidad del problema y su solución: España se les va de las manos.

El que ha mantenido la situación de fondo durante más de una año, ahora escorado de su partido, levanta las cartas marcadas con las que jugaba.

la-bandera-independentista-l-e_54349945032_54028874188_960_639

España está en juego

‹‹España es una nación de naciones. Cataluña es una nación dentro de otra nación que es España, como lo es también el País Vasco, y esto es algo de lo que tenemos que hablar y reconocer››.

El lenguaje no es inocente, sobre todo cuando se utiliza con penuria intelectual. Como consecuencia, las obras son peores.

Desde hace años la partida está en marcha. Discutida y discutible. La última palabra no está dicha. El futuro de España incierto y pendiente de una partida de naipes.

Empieza de nuevo la partida, esperemos que esta vez sin tahúres. Arriba el telón y que de nuevo empiece el espectáculo. España está en juego. Cuidado con el apuntador.

Hasta ahora solo hemos visto oquedad ‹‹ni palabra mala ni obra buena›› y  desaliento ‹‹mesa sin pan y ejército sin capitán››.

sancho_ii_de_castilla-e1434735322867

¡Rey don Sancho, rey don Sancho…!

¡Rey don Sancho, rey don Sancho!, no digas que no te aviso…

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez