LOS GENERALES EN LA POLÍTICA General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

En Adrianópolis acabó la historia del ejército romano tradicional. La Infantería, su nervio, no captó que la historia empezaba a hacerse a caballo. El error no fue de los infantes. Fue la culpa de sus generales. Solo conocían relevar con rapidez y orden una fila de hombres cuando estaban cansados por otra de refresco. Hasta entonces tener un buen jefe de instrucción en los ejercicios y con dotes de mando era suficiente. Cualquiera podía mandar aquellas legiones. Los generales romanos, en su mayoría profesionales de la política, nada sabían de la maniobra. Ninguno hubiese vencido, a pesar de su número, al Gran Alejandro que mucho antes combatió y venció con un pequeño número de soldados bien disciplinados y mejor mandados. Conocía la maniobra y sabía con pocos vencer a muchos con el arte.

En Adrianópolis, año 387, resurge el arte militar, una nueva era en la que ya no es  suficiente un jefe de instrucción competente en sus ejercicios y con dotes de mando. Resurge como consecuencia de una gran derrota. Los godos con el caballo y el estribo en el equipo ecuestre derrotaron a Flavio Julio Valente. La primera victoria de la caballería pesada sobre la infantería. La consecuencia es de gran calado. Hay que poner de nuevo en marcha el arte de la guerra en el que llevaba insistiendo Sunzi desde siglos atrás. El general formado y hecho para la guerra. Arte y oficio.

No veo a un político haciendo la guerra, pero tampoco veo a un militar haciendo política. Hasta que las cosas se complican. Esa es la razón. Hoy ya no son suficientes los relevos de las agotadas huestes por otras más frescas. Hace falta algo más: maniobra. Para sustentarse en la silla es necesario el estribo. Los políticos están perdiendo la batalla, cada día, a cada movimiento dan con su cuerpo en el suelo. Generales, pocos, como estribo, se han sumado a la lucha política. Saben cuál es su misión: vencer a muchos con el arte, mantener la autoridad del general, vigilar sobre su ejército, velar por sus hombres. Es una lucha por la unidad de España. Única razón del paso al frente.

Muy a mi pesar creo que no durarán mucho. Dice Sunzi en El Arte de la Guerra cuales son las razones por las que un general puede llevar sus huestes al desastre: <<El orgullo, el sentido del honor demasiado susceptible, la falta de previsión y la excesiva compasión son serios inconvenientes para ejercer el mando>>. Hay otra muy poderosa. El Mariscal Montgomery nos recuerda en su Historia del Arte de la Guerra que el general Robert Edward Lee fue perdedor en la guerra civil norteamericana porque <<era demasiado caballero para el áspero negocio de la guerra>>. Que hoy es la política.

Malos tiempos para los generales de la política, para los soldados que se enredan en semejante arte, mucho más peligroso que la cruel guerra.

La rendición de Breda es cosa de otros tiempos en los que <<la cortesía, el buen trato, la verdad, la fineza, la lealtad, el honor, la bizarría; el crédito, la opinión, la constancia, la paciencia, la humildad y la obediencia, fama, honor y vida son…>>.

Lucidez. La que pueden aportar los hombres que saben del arte de la guerra para vencer a esta política de demolición del edificio llamado España.

Pero esta no es una guerra de caballeros. Recuerdo a mis queridos compañeros las palabras que en la introducción al libro de Flavio Vegecio Renato hace Jaime de Viana cuando aconseja cómo estudiar el arte militar para sacar grandes ventajas: <<Si supieran ustedes distinguir la parte del casco que sirve para la defensa de la que sirve para el adorno>>. En política todo se confunde.

Ya está bien de adornos. Es necesaria una defensa férrea de España y las opciones están a la vista.

Con o sin generales la maniobra es defender la unidad de España.

Peleen por ello, unidos, sin fisuras y traiciones, sin rencillas entre las propias fuerzas, que todas son necesarias.

La otra alternativa, la de Podemos y Sánchez, ya la conocen; están bien pertrechados y sin fisuras.

Lucidez, lucidez, es la cualidad primera del general.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

26 abril 2019

14 pensamientos en “LOS GENERALES EN LA POLÍTICA General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

  1. Queridisimo Rafa, y amigos:
    Nunca podré agradecerte lo bastante tu colaboración de hoy.
    Para mi ha sido clarificadora en cuanto a que efectivamente las guerras entre caballeros quedaron atrás…
    Ya no sirve, la experiencia me lo ha demostrado, y tu hoy me lo confirmas. Decía, que ya hoy no es válido el consejo que mi padre me daba: “no pegues tu nunca el tiro de gracia, ni hagas leña del arbol caido….sé generosa en el perdón hacia el adversario, España no es una república bananera recien creada, los españoles somos los descendientes de Breda…”
    Claro está que mi padre murió hace 20 años. Hoy si viviera preferiría estar como está, o sea muerto, antes que ver lo que se ha permitido hacer con nuestra amada Patria, ESPAÑA.
    En cuanto a los generales en política, permitidme que os diga que el militar que llega a político cuando a lo largo de su vida militar peleó, y arriesgó, sin pensar que terminaria en ella, tienen todo mi respeto y gratitud por enfangarse en vez de inhibirse, que sería lo comodo para ellos.
    Además, no debe cundir el pánico entre los traidores, tránsfugas, cobardes y prevaricadores que asfixian al pueblo español desde la gestión de lo público, y que esa gentuza convierte en patrimonio privado, que ese es uno de los problemas….
    El pueblo decidirá sí sienta en el Parlamento, o no, a esos Generales, y conviene recordar que si son elegidos, EL PUEBLO ES SOBERANO tambien para permitr a esos generales emprender una accion de gobierno desde la vida civil.
    Espero haberme explicado con claridad. Repito, el pueblo es soberano no solo cuando adopta la idea que a nosotros nos agrada, si no también cuando asume una opción que en principio a lo peor otros no comparten.
    En cualquier caso, desde aquí y de corazón, me permito felicitarles, porque con la ayuda de Dios, y los votos de los españoles, afortunadamente para todos, ellos sí van a salir.
    Os deseo que paséis un buen viernes y

    ¡¡¡POR DIOS Y POR ESPAÑA A MIS REYES SERVIR HASTA MORIR, VIVA LA LEGIÓN!!!
    Esperanza González de Fonseca Marco

    Me gusta

  2. Buenos días mi General,
    Gracias por su clarividencia y liderazgo, para propiciar que se aglutinen las Fuerzas su defienden la Unidad de España. Resulta crucial en estos momentos, el acercamiento entre aliados naturales, por España Siempre.
    A todos los que en su día, sellamos nuestro compromiso besando nuestra Bandera, hoy con más fuerzas que nunca, pido recibir a la Enseña Patria en nuestras casas al grito de VIVA ESPAÑA!!

    Me gusta

  3. Creo que cada uno debe estar en su sitio, y solo en situaciones límite ,entrar en el mano a mano dentro del Parlamento. Pienso que los militares somos , demasiado nobles , para ese gallinero . Quizás, al estar en peligro España, sea necesario arriesgar.🇪🇸🇪🇸

    Me gusta

  4. Buenas tardes General Dávila:

    Magnifico articulo el de hoy y profundamente acertado..
    Opino como Esperanza González de Fonseca, y muy acertados todos los demás.. saludos con afecto para todos..

    Un un afectuoso saludo General Dávila .

    !!Viva España !! !!Viva el Rey !! !! Viva la Legión !!

    Josefa López del Moral Beltrán

    Me gusta

  5. Con la venia de Vuecencia, mi General:
    Enhorabuena por su artículo.
    Ya saben que si gana el Dr. Frankestein el siguiente paso es entregar el Poder Judicial en Cataluña a la Generalidad, cosa que es inconstitucional, pues así lo ha declarado el Alto Tribunal.
    Me parecen más útiles a España los generales mandando en plaza, pues su sola presencia al frente pone coto a los desafueros y las arbitrariedades de los políticos y los partidos.
    Viva España, el Rey y La Legión

    Me gusta

  6. Buenas tardes General Dávila.

    Excelente y acertado tanto el artículo como las reflexiones.

    La unión de fuerzas con el mismo objetivo común debería ser lo prioritario, por el bien de España.

    La bandera española en nuestros balcones y corazones y el voto presto para y por la unidad de España.

    ¡Viva España! ¡Viva el Rey! ¡Viva la Legión!

    Me gusta

  7. buenas tardes;
    La politica es para muchos algo ajeno, pero si uno no se interesa por la politica ella si lo hará por nosotros y es ahí donde debemos entrar.
    Cuando la podredumbre se ha apoderado de la sociedad, cuando la corrupción ha alcanzado todas las esferas de la vida de una nación si considero trascendental la entrada de aquellos que en última instancia portan la luz en un mundo de tinieblas. Decía Dostoievsky en Los hermanos karamazov ” si Dios no existe,no hay leyes entonces que rijan la vida de los hombres”
    Hay leyes ,y Dios, falta el cumplimiento de las mismas;
    !España! ,Patria de mis padres , tierra de antepasados, sudor y sangre de gloria por los siglos, concédeme en la lucha de los tiempos no ceder al enemigo vil, cúbreme con tú fuerza y amparo, Dios nos guia, nosotros tus hijos , a la espera
    del tambor batiente en el frente estamos
    !Viva España!
    Antonio Rosado Castillo

    Me gusta

  8. Con permiso de Vuecencia, mi General. Con Generales inteligentes y honrados España ha vivido lo mejores años del siglo veinte, lo cual quiere decir que pueden estar muy capacitados para dirigir la política y al pueblo en nuestra maravillosa Nación. ¡Arriba España y viva la Legión!. Julio de Felipe

    Me gusta

  9. A las órdenes de V.E.., mi General.

    Todavía quedan demasiados ingenuos que creen que el problema de la amenaza y el ataque a la unidad de España se puede resolver por medio del “diálogo entre los políticos”.

    Francamente yo ignoro si el paso al frente de prestigiosos Generales del Ejército, ya retirados, para entrar en el único sistema hoy por hoy legal, para luchar contra los rompepatrias, un partido político, es o no lo más acertado. Pero sí creo que es la hora de que la política se nutra de hombres honestos a carta cabal e intelectualmente preparados, pues de una y otra cosa carecen los políticos conocidos. Es hora de que alguien termine con el juego sucio del toma y daca y obviar a la sociedad de la que se cobra y se supone que hay que servir. Y eso nadie lo garantiza mejor que quien ha vestido el uniforme y se ha enriquecido solo de experiencia y no con dinero.

    Este artículo de V.E. deberían leerlo todos los políticos y meditar. No son ellos lo importante, sino la Patria y quienes la habitamos. La Política, como la milicia, no es un trabajo como otro cualquiera, sino una vocación de servicio. Y mientras no se entienda esto, tendremos lo que tenemos, mercaderes de poca monta. La experiencia hasta ahora es terrible. Hay conceptos sagrados, intocables, que no admiten debate, discusión ni mercadeo, que todos sabemos cuáles son, y es necesario que en el Parlamento haya quien los enumere y defienda como merecen.

    Me gusta

  10. El militar que es de honor a ame a su Nación siempre será mejor político que los que viven de la política. Eso ya quedó demostrado con DON Miguel Primo de Rivera y luego FRANCO

    Hoy con más motivos y conocimientos por parte de los militares que amen a su Nación. Porque NI son todos los que están Ni están todos los que son, y no nombro a nadie, que lo agarre como deba cada cual

    Atentamente y a la orden de los que me llamen si fuera necesario
    El hijo de un vencido Ramón Lencero Nieto

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.