ENTRE SICOFANTES ANDA EL JUEGO. Rafael Dávila Álvarez

Que un policía, o dos, o más, también no policías, lo sepan todo de todos, está mal, muy mal. Para la sociedad en la que se ha(n) movido peor, y para quien(es) se lo ha(n) permitido será costoso dormir sin encomendarse al secreto de las comunicaciones, ese que existe solo para el que no las usa.

A mi me dieron el mejor de los consejos: «Ni ocultes, ni te ocultes». Es mejor. Se necesita una habilidad cuestionable para ver y oír dónde nadie ve ni oye más allá de la normalidad.

Siempre hay alguien que tira de la cuerda y cierra las mallas de una red, de la «divina red» (en Sunzi, El arte de la guerra). A la hora de vaciar la red hay que desechar a los sicofantes. Hoy es difícil pescar porque el mar muda a mal y está lleno de ellos. «Los hay cuyo único deseo es aprovecharse de los periodos turbulentos para ampliar su poder personal. Los hay de doble faz, inconstantes y pérfidos, que siempre esperan ver de dónde sopla el viento» (Sunzi). Todos conocemos a alguno. Incluso se visten de honorables y nunca pueden ya a abandonar su estatus de dignidad y poder. Hasta alguno le (se) cree relevante; de los más.

El daño hecho es el de la duda. De todo(s). Con la cantidad de dudas que albergamos y ahora se enrosca como honorable(s), guardián(es) de la caja de los secretos. Habrá que buscar nuevas palabras para calificar dado que el adjetivo se convierte en nombre y se hace común y propio.

Sunzi dedica su último capítulo del Arte de la Guerra a la utilización de los agentes secretos. Siempre me intrigó el tema y hasta yo mismo los he sufrido. Me enteré ya tarde. Lo desvelaré algún día, dónde y cómo fue su fracaso.

Recuerdo la división que de los agentes hace el maestro de los Reinos Combatientes. Hay unos muy especiales: los agentes liquidables.

«Chan Yu: Reinando nuestra dinastía, el jefe de estado mayor T´sao perdonó un día la vida a un condenado, le hizo tragar una bolita de cera y lo envió a los Tanguts. A su llegada, el falso monje fue apresado. Habló a sus captores de la bolita de cera, que al poco tiempo expulsó entre sus excrementos. Abierta la bolita los Tanguts leyeron una carta dirigida por el jefe de estado mayor T´sao a su director de planificación estratégica. El jefe de los bárbaros fuera de sí, mandó ejecutar a dicho ministro y al espía. Este es el procedimiento. Pero los agentes liquidables se pueden emplear de otras formas. En ocasiones envío emisarios al enemigo para formar la paz y, a continuación, ataco».

De lo que se deduce que, además de no fiarte ni de tu sombra, hay que vigilar los excrementos, que suele ser el lugar donde mejor se guardan los secretos. A pesar de la honorable vestimenta todos acaban sentados en el mismo sitio.

Alguien se metió el dedo pulgar en la boca (*) equivocadamente (?) y, entonces, Caperucita se encontró con el lobo, que era un agente flotante, inteligente, dotado, prudente y capaz de abrirse camino… entre excrementos. ¿Es que los hay? Por el olor los descubriréis.

Colorín colorado que nos enseña Chang Yu.

(*)Los sicofantes (acusadores) en la antigua Grecia se metían el dedo pulgar en la boca para señalar al culpable.

Rafael Dávila Álvarez.

Blog: generaldavila.com

20 enero 2021

 

11 pensamientos en “ENTRE SICOFANTES ANDA EL JUEGO. Rafael Dávila Álvarez

  1. Supongo, mi General, que sabe que a Sunzi y su obra se le dedica tiempo y estudios en psicología, es decir, en los estudios específicos que se estudian durante la carrera, así que no es de extrañar que usted lo cite con frecuencia, porque no sólo trasciende de su obra cómo hacer la guerra, también la psicología que hay que emplear en casos que no son precisamente y exclusivamente guerreros. Y eso en sus tiempos…

    La mente y el comportamiento humano cambia poco, la naturaleza del ser humano es siempre la misma, y así como La Odisea nos sirve muchas veces de guía para analizar a nuestros semejantes, hay personas no importa la época, que nos ayudan a comprender las motivaciones que llevan a los hombres a veces a la guerra y, otras a intentar dominar con malas artes y engaños, no siempre o casi nunca evidentes. Esos son los más peligrosos, y al parecer usted lo ha comprobado personalmente, pero nada pueden con el que va de frente y a pecho descubierto, porque nunca encontrarán motivos ocultos por lo que poder atacar a traición.

    Lo de no fiarte ni de tu sombra lo aprendí hace muchos años, en cualquier actividad de la vida hay quién por envidia, por intereses ocultos, o simplemente por hacer el mal intentan y muchas veces inventan motivos para desprestigiar. Creo que todos los hemos padecido en una u otra circunstancias, así que hay que ir rectos y con la verdad siempre por delante, porque no hay mejor defensa que esa, que tarde o temprano nos salva de esa clase de individuos o individuas, que también las hay mi General, y en abundancia.

    Lo sicofantes han existido siempre, y por desgracia seguirán existiendo. Sólo hay que aprender a cuidarnos de no caer en sus manos por un mal paso. Una vida transparente y honrada tiene poco espacio para ellos.

    Por desgracia en política nadie o casi nadie puede tirar la primera piedra, y tarde o temprano acaban por disparar sobre su propio tejado. Lo malo es que a éstas alturas el tiempo apremia, y no podemos sentarnos tranquilamente a ver pasar el cadáver del enemigo. A muchos, si no actuamos con eficacia y rapidez, no nos va a dar tiempo, pero al menos irse con la conciencia tranquila ya es mucho. En último caso es siempre un consuelo.

    Un saludo con el afecto de siempre

    Margarita Alvarez-Ossorio

    Le gusta a 8 personas

  2. Ni ocultes ni te ocultes. Difícil de cumplir siempre pero sin duda alguna la única forma de contar con los miembros de los equipos, más o menos jerarquizados de los que todos formamos parte.
    Tengo para mí que la famosa transparencia que se exige, con sentido común, al equipo al mando no se da casi nunca entre los exigentes.
    Siempre “los otros” son los culpables de los errores o los delitos propios.
    No digas de palabra lo que no seas capaz de escribir y no le escondas información a tu jefe natural ni a tus subordinados; si quieres lealtad has de ganártela.
    Pero ¡ay los trepas!.
    V.E.R.D.E.
    Viva España!!

    Le gusta a 7 personas

  3. Mi respetado y muy querido GENERAL,,
    Se atraviesa el periodo de una guerra más allá del arte. Schwarzkopf se inspiró en EL ARTE DE LA GUERRA y sobre todo le seducía el CAPITULO XIII. Sin duda alguna “EL USO DE LOS ESPIAS” es LO MEJOR por eso lo dejó en último lugar.
    El concepto de “normal” se interpreta como regular y ordinario porque si se despliega deberíamos meternos en la norma matemática con sus implicaciones.
    Claro que ARISTOFANES jugaba con las sicofantas. “VENDEDORAS DE HIGOS” y delatoras de falsas conjeturas.
    Es posible que LOS AGENTES ELIMINABLES sean los de mucho interés ya que no es más que la única tradición intelectual en continuo desarrollo con el nombre de Sünzi” .
    ENHORABUENA y a la orden de V.E
    VIVA EL REY
    VIVA EL CNI
    VIVA Y ARRIBA ESPAÑA

    Le gusta a 7 personas

  4. A los sicofantes-filibusteros
    ———————————————————–
    Otra vez los excrementos
    de estos bichos culebreros,
    y con el estómago revuelto
    contenemos el aliento
    al escuchar el palabrero.

    De la verborrea barata
    que subliman su maldición,
    y deshaciéndose en bravatas
    sus ponzoñas se desatan
    contra el sentido ESPAÑOL.

    Al examinar lo que pretenden
    se nubla más la RAZÓN
    que con dignidad encienden
    los que en ella se disciernen
    TOCÁNDOSE EL CORAZÓN.

    ¿Hasta cuándo seguiremos
    en los brazos que destrozan
    los valores que tenemos?.
    Esperando, que NO tardemos
    EN SU RATRO DE BABOSAS.

    De sicofantes-filibusteros,
    de chulas y prostitutos,
    y personajes marrulleros
    que engañando a los obreros
    GLORIFICAN LOS INSULTOS.

    España día 21 de enero de 2021

    Ramón Lencero Nieto

    Le gusta a 7 personas

  5. Agentes secretos que sirven para que los secretos dejen de serlo y para que el poseedor todavía crea que el secreto sigue siendo SU secreto, secreto sólo suyo, porque si no es así, ya NO es secreto. Lo de que el Poderío del Secreto reside en que, al igual que la Fuerza del Diablo, pocos creen en su existencia, es sólo una verdad a medias; la valía de un secreto reside en el miedo que infunde, que es proporcional al desconocimiento de su naturaleza y de su ubicación en tiempo y lugar, para lo que la Fé en su Eistencia es imprescindible. “Porque sé que tu sabes que yo sé”, podría se un modo de resumir el fin de un episodio de secretos que han dejado de serlo: Buenos días, mi General y todos. . .

    Le gusta a 6 personas

  6. Buenos días, mi general y a todos sus lectores:

    Arribismo… una palabra que en su significado comienza así: “Comportamiento habitual”… El resto de su concepto ya lo sabemos.
    Relata muy bien vuecencia: «Los hay cuyo único deseo es aprovecharse de los periodos turbulentos para ampliar su poder personal. Los hay de doble faz, inconstantes y pérfidos, que siempre esperan ver de dónde sopla el viento» (Sunzi). Todos conocemos a alguno. Incluso se visten de honorables y nunca pueden ya a abandonar su estatus de dignidad y poder. Hasta alguno le (se) cree relevante; de los más”…

    ¡Ay, madre mía, mi General!… En mis años de vida profesional durante la lucha contra la barbarie terrorista de ETA, pude contemplar en primera persona el significado en todo su auge de lo que hoy leo en su blog. Preparar un operativo a conciencia y llegado el caso, antes de iniciar todo el trabajo de investigación, ya lo sabia hasta la chica de la limpieza. Y ahí lo dejo…

    La verdad tiene muchos amigos, pero muy poco sinceros. Los políticos siempre han “temido” que los heridos y los muertos recuerden a los “votantes la realidad”. Los políticos siempre se han dejado cortejar por los “caciques” y los “conseguidores”; y siempre debe uno cuestionarlos, porque las apariencias engañan.
    La Policía, por ejemplo, y desde mi humilde opinión profesional (sin cuestionar a sus miembros), es un cuerpo paralelo creado por el ministerio del interior para destruir adversarios y avanzar la agenda del Gobierno que sea. ejemplo: “Villarejo”… un personaje tan cutre. Los políticos se creen ciudadanos responsables políticamente bajo la responsabilidad de su cargo, y se ayudan en recordad que solo lo son; pero han acomodado su trasero a su sillón excesivamente y se han convertido en lo que son: HIPÓCRITAS.

    Siempre he considerado que uno debe cuidarse de los pelotas. Un día cualquiera se volverán contra ti.

    “Cuídate de los amigos ruidosos y de los enemigos invisibles”
    (Arturo-Pérez Reverte)

    Víctor Fraga, guardia civil y soldado.

    Le gusta a 6 personas

  7. A las órdenes de V. E., mi General.

    Excelente radiografía de una especie que nunca se extingue, y que en la actualidad en España es más numerosa que todos los ejércitos juntos.

    En la actividad civil, pues en el Ejército nunca se me dio el caso, tuve que sufrir lo indecible por la acción de sicofantes, trepas y aprendices de espía. Al principio, sorprendido y algo confuso por lo inesperado e insólito del fenómeno, me enfrentaba a ellos directamente y en público, hasta que comprobé que era eso precisamente lo que buscaban y provocaban para adquirir protagonismo y escalar notoriedad.

    A partir de ese momento puse en práctica la estrategia de no morder el anzuelo, dejarlos desarmados sin público, y como invariablemente esta gente en lo profesional eran una inutilidad integral muy peligrosa, dejarlos sufrir y sudar tinta hasta que a gritos tenían que pedir auxilio. Y allí detrás estaba un servidor, sereno e imperturbable, que muy cortés y cariñosamente les desconectaba el micrófono, y resolvía, si lo había, el posible conflicto. Ellos habían quedado en un ridículo espantoso, y terminaban por dejarme en paz. Como le tenían pavor al trabajo, siempre conseguían saltar el burladero y que otros terminaran la faena.

    Llegó un momento en que, entre jefaturas, ayudantías, secretarías y cargos administrativos, a dedo, naturalmente (perdón, de libre designación), puestos todos sin responsabilidad y a kilómetros de una sala de control; y ya la guinda, cargos sindicales que los liberaban por completo de tener que asomar ni de visita, ocurrió lo inevitable, aunque a ninguno de ellos le salpicó “el barro” por más bolas de cera que la fuerza del agua no pudiera eliminar del todo.

    Qué será de España, y de todos nosotros, el día en que todos estos tengan que huir abandonando el puesto de trabajo para no sucumbir aplastados por su ineptitud, y además no tengan detrás, porque ya no quede nadie que recomponga el desaguisado, a un alma caritativa que los libre, y nos libre a todos. de la catástrofe.

    ¡¡¡Viva España!!!

    Le gusta a 7 personas

  8. ¡…susórdenes

    Espías y sicofantes cada vez medran más entre las personas, que no entre los humanos.

    Hay casi un espía detrás de cualquier teléfono con cámara, y muchos sicofantes en el mundo de la información. Éstos suelen siempre contar malo ( verdad o mentira) de los enemigos de quien le paga. Casi todos esos periodistas son agentes liquidables.

    “al secreto de las comunicaciones, ese que existe solo para el que no las usa.”

    Con según qué edad y nivel económico y cultural, no utilizar Redes, correos electrónicos, no visitar páginas web y no utilizar tarjeta al pagar, te hace automáticamente sospechoso número uno. Sospechoso para los unos y para los otros.

    Los bárbaros entraron en Roma y aquello acabó mal. Ahora hay que hacerse a la idea de que bárbaros sin escrúpulos a los que sólo le interesa manipular tu voluntad de comprar o votar, están perfectamente camuflados cada vez que presionamos el On. Y no dejan de trabajar aunque hayamos presionados el Off.

    Buenas tardes.

    Le gusta a 6 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s