INÚTILES EJÉRCITOS Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

El mando militar

Hubo un momento en que se introdujo gran confusión sobre el concepto del mando militar, allá cuando se acuñó el criterio de que para alcanzar el mando solo se necesitaba osadía e ideología, doctrina acuñada en parte por la Revolución francesa. Hasta que llegó Napoleón, el general, y dejó sentado que eso era muy bonito, pero para imponerse y ganar batallas, la guerra deberían manejarla los Estados Mayores con hombres capacitados para leer los mapas de la mente del contrario. Su derrota llegó cuando permitió que otros leyesen la suya. A pesar de eso, el último esfuerzo sería cosa de la voluntad de vencer también sabiamente manejado por alguna de las secciones del Estado Mayor.

En ocasiones, el mando era el prestigio o una prefabricada máscara del mando, en otras no; simplemente una diferencia notable de fuerzas. El mando nunca fue un miliciano diestro en el manejo del pistolón como arte de la justicia.

Ahora resurge con fuerza la osadía del agitador y talibán de choque como ejemplo de eficacia, como el mando, que incluso derrota a los mejores ejércitos del mundo. Se hace visible la peligrosa máscara que envuelve la ideología y que se propaga como el más eficaz de los agitprop.

Ello conlleva el riesgo de apreciarse las intrigas en ciertos niveles de mando que discuten cual es la mejor de las opciones: luchar o entregarse a la novedad de no luchar. Así nos luce en Occidente: «Las intrigas de campamento, más deplorables aún que las intrigas de palacio, echan por tierra las mejores combinaciones estratégicas y, en pos de todo esto, viene la deshonra y la muerte para la patria» Villamartín. Nociones del Arte militar).

Nuevos Ejércitos

Los nuevos ejércitos se muestran incapaces para la Defensa, tanto que hasta el concepto clásico es tergiversado, se huye de la doctrina ofensiva, y a la acción militar se la prefiere dotar del matiz, convertido en virtud, defensivo, como diciendo «yo no he hecho nada, son los otros que me atacan», algo que introduce la duda de su necesidad. Sí, la gran duda: atacar y defender como soldados o ser simples vigilantes de no se sabe muy bien qué y llegado el momento elegir entre gritar o abrir la muralla.

Un ejército defensivo, de espíritu melifluo o tibio, jamás vencerá cuando sea atacado. Deberá dotarse con urgencia del arma ofensiva en su espíritu, algo difícil de comprar o adquirir en poco tiempo si no se ha hecho doctrina en los centros de formación militares. Solo del entusiasmo que aporta el valor y el honor surge la bayoneta, ultima defensa a ultranza.

El 11S confirmó lo que temíamos: todo ha cambiado y los ejércitos deben hacerlo con urgencia. No se ha emprendido el cambio. Está a la vista. No queda nada que nos defienda ante la maldad —la ideología— que impera y que se expande de forma imparable como una maldición bíblica. Los ejércitos actuales no están para la guerra frente a los nuevos ataques. Están aún pensando en las guerras del pasado.

Ejércitos convencionales

Los ejércitos convencionales son un retrato fijo de lo inútil, incapaces de atracción y apoyo en su labor, mal entendido su trabajo y en ocasiones, casi todas, criticados. Puede que haya una gran parte de razón es esa crítica.

El mundo idílico que creemos vivir huye de la contienda cercana y se entretiene con las imágenes de la televisión o en redes sociales alejado de la proximidad y sin darse cuenta que lleva una bomba en su bolsillo. Que toda la estructura de vida que se ha dado se encierra en un redil vigilado.

No está para combates, para la guerra, para defenderse, porque ve en los ejércitos una fábrica de violencia y no de libertad. Las explicaciones ya no son válidas. Nadie atiende a ellas.

Mientras la silenciosa y discreta ocupación de nuestra forma de vida, de nuestra casa y enseres, se produce apoyada por nosotros mismos con complacencia y meliflua sonrisa, la invasión está en marcha y nuestros ejércitos la protegen. No nos protegen a los invadidos.

Es necesario pasar a la ofensiva y no abrir la muralla. Para ello hay que construir ejércitos modernos dotados del espíritu que los tiempos reclaman.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

22 septiembre 2021

15 pensamientos en “INÚTILES EJÉRCITOS Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

  1. Una vez más en el centro de la diana, pero si VE me lko permite, ese espíritu esta fasltando también en una buena parte de la sociedad civil, ahora todos tenemos obligaciones impuestas por comveniencia de los que mandan, los ninis aumentan exponencialmente, no por circunstancias ajenas a su voluntad, es que su espíritu en la mayoría de los casos es que prefieren esa forma de vivir, o del estado o de la familia, pero con un movil en sus manos.

    Le gusta a 5 personas

  2. S las órdenes de V.E., mi General.

    Pues hablando de «Mando», no falta quien tiene en su programa, para el día que mande él, dotar a los ejércitos de la más eficaz y barata arma de autodestrucción:

    Los comisarios políticos.

    A lo bestia como hace cien años, personajes sinestros, ignorantes pero fanáticos del partido, que tan fáciles de gatillo eran, no para exponerse en primera línea, sino para ir diezmando a los mandos profesionales de General a Capitán, y sobre la marcha y el terreno. Si acaso, a posteriori rellenaban un paripé de expediente para cubrir las apariencias.

    ¡¡¡Viva España!!!

    Le gusta a 7 personas

  3. Mi respetado y muy querido GENERAL,
    V.E, saca a la palestra un TEMA DE EXCEPCIONAL INTERÉS : «INÚTILES EJ
    ÉRCITOS». ENORME FELICITACIÓN PORQUE LO HACE DE MANERA SINTÉTICA EXCELENTE. Desde tres hitos claves alumbra la doble idea del ATAQUE Y LA DEFENSA. Precisamente LAS DOS POSTURAS emparejadas y contrarias : EL EJERCITO OFENSIVO Y EL DEFENSIVO.
    Con esmerada sencillez expone :
    1.- EL MANDO MILITAR
    – Concepto francés de la ideología frente al análisis mediante el ESTADO MAYOR CONFIGURATIVO. Fue en 1795 cuando el General LOUIS BERTHIER , en la Campaña Italiana suscita y crea un equipo específico para el Ejército con 5 lineas remarcables :
    -Personal
    -Inteligencia e Informaciones
    -Planificaciones
    -Operaciones , y
    -Logística
    Seguidamente LA ACADEMIA DE GUERRA PRUSIANA, como siempre OPTIMIZA tal visión y establece EL PRIMER ESTADO MAYOR DE NUESTROS DIAS.
    ESPAÑA no se quedó atrás, Claramente en Nociones del Arte Militar (VILLAMARTIN) recoge y puntualiza sobre EL MANDO y tantas aportaciones al ARTE DE LA GUERRA de SUN-TZU insuperado.
    Godoy en España, en 1801 es protagonista del origen del E.M español.
    2.- NUEVOS EJÉRCITOS
    – Incapacidad defensiva
    – Huida de la doctrina Ofensiva
    – Se admite como virtud la defensa
    – Ejemplo del 11S
    3.- EJERCITOS CONVENCIONALES
    – Retrato de lo INÚTIL
    – Fabrica de violencia y doctrina de ocupación.
    – Cundo el cubano Nicolás GUILLEN , representante genuino de la «POESÍA NEGRA», Que pasó por España luchando contra FRANCO, escribe «LA MURALLA», declina el concepto del MANDO como tal:
    «Para hacer una muralla,
    tráigame todas las manos:
    ……..
    ¿Quién es?
    -El sable del coronel…
    -¡Cierra la muralla!
    -¿Quién es?
    -La paloma y el laurel…
    -¡Abre la muralla!
    No se puede dejar pasar ESPIRITUS DEBILES EN LA DEFENSA DE INTERESES PATRIOS.
    «ALIUD EX ALIO MALUM » (Un mal deriva del otro. / Terencio)
    Abrazos para todos.
    A la orden de V.E
    VIVA EL REY
    VIVA EL E.M ESPAÑOL
    VIVA Y ARRIBA ESPAÑA

    Le gusta a 3 personas

  4. Lo mejor será simular ser de terracota o barro, y dejarles creer que su Miliciano del Pistolón es un magistral estratega; esperar a que, confiados, se acerquen demasiado para su salud, y ¡zas!. De momento van «por buen camino». Buenos días, mi General, y todos.

    Le gusta a 5 personas

  5. Con su permiso mi General.

    Los jóvenes no son más que el reflejo de la sociedad en la que viven. Pero no el reflejo de la fraseología que se difunde sino la reacción a los hechos que aquélla pretende ocultar.

    La desintegración a formas aberrantes de la familia, no digamos ya de la escuela, la suspensión del servicio militar obligatorio como puntal referencia de una disciplina olvidada, la confusión creada por los traficantes de todo tipo de artificios, la presión liquidadora de los medios de comunicación, el engañoso mundo de las redes sociales, la denigración suicida de cualquier límite razonable, la perversión del concepto del bien y del mal sustituído por el falso principio de que todo lo que yo quiero es bueno, la disponibilidad de cualquier clase de tecnologías facilitadoras de la inanidad, la inexistencia en fin de otro referente que no sea uno de los que la propia cultura de la desintegración ofrece no puede conducir a otra cosa más que a una comunidad enferma y decadente.

    Se da la paradoja de que mientras el cuerpo social decae, el cuerpo político que de él se nutre, prospera y enriquece multiplicándose sin medida. De esta trágica y fatídica desigualdad, yo creo que sólo nos puede sacar ese Ejército nuevo y de toda la vida, el único capaz de defender nuestras sociedades invadidas, atacando con eficacia a los malvados depredadores del «redil vigilado».

    A las órdenes de V.E.

    Le gusta a 4 personas

  6. Buenos días mi General, buenos días a todos:
    Poco o nada sé de estrategia militar, salvo lo que voy aprendiendo en este blog. Sin embargo, respecto de los mandos militares, la estrategia de los gobiernos de España -por medio de sus ministros de Defensa desde Narcís Serra- ha sido la de ir sustituyéndolos por otros, si no afines al partido por lo menos condescendientes con quien los nombra.
    El actual ministro del Interior está haciendo lo propio con los mandos de la Guardia Civil.
    Además de por su capacidad profesional, la calidad en el mando se mide por el respeto de sus subordinados. Y ese respeto hay que ganarselo.
    En el ámbito de mi profesión yo he sido Jefe, he estado al mando. Y nada me hizo sentir más orgulloso que escuchar de uno de mis subordinados, cuando ya no lo era, que el mejor Jefe que había tenido había sido yo.
    Por supuesto cuando, en defensa de las personas a mi mando, me enfrenté al ministro de turno me cesaron fulminantemente.
    Fue injusto pero no me dolió. No estaba allí para bailarle el agua a nadie. Y si no me iban a dejar trabajar, mejor que pusieran a otro.
    Saludos cordiales.

    Le gusta a 6 personas

  7. Con permiso de Vuecencia, mi General. Los políticos bolcheviques están tratando hacer desaparecer nuestros gloriosos ejércitos para crear uno que sea afín a sus intereses pero sin la preparación defensiva y ofensiva en caso de ser atacados para destruirnos, ya lo dijo uno de ellos «mejor morir que matar». ! Arriba España y viva La Legión !. Julio de Felipe Jiméno

    Le gusta a 5 personas

  8. Atentamente y con el debido respeto

    El pueblo que desprecia a su Ejército como es el caso de España, NO solamente se destruye la moral del mismo. La Nación queda indefensa ante el enemigo que se ofusca en desarmarlo y humillarlo ante las naciones que nos miran con la desconfianza que sembraron las políticas criminales del conjunto de la izquierda con el apoyo de ciertas llamadas derechas.
    Y ASÍ NOS VA

    Le gusta a 4 personas

  9. Buenas tardes; yo pienso, mi General, que hacer del ejército una profesión más, es decir, un medio para ganarse la vida, entra dentro de la educación generalizada de evitar el sacrificio, el esfuerzo y la ambición de conseguir más precisamente sin ese esfuerzo imprescindible que exige, sobre todo, ser soldado. Y para que hablar de algo que es de vital importancia en un soldado, el sentido del honor. No nos damos cuenta, creo, que la palabra honor está en desuso, por falta de práctica del mismo.

    Hace mucho tiempo que no leo en ninguna parte, excepto en éste blog, de lo que es el honor, y me gustaría que entre esas encuestas que se prodigan preguntaran alguna vez a la gente que describan lo que ellos entienden cuando se alude a esa palabra. Estoy segura de que muchos ni siquiera podrían dar una explicación concreta de lo que significa.

    Así que ¿podemos esperar una sociedad y un ejército honorable entre personas jóvenes? Pues mucho me temo que no, y por eso creamos ejércitos defensivos que no combativos, porque en el combate lo que lleva al éxito es el honor de ganar, en cambio en el defensivo sólo está el sentido de la supervivencia, y desgraciadamente mientras nos dejen malvivir sin demasiadas dificultades aguantaremos lo que venga antes de defendernos, y cuando queramos hacerlo quizás sea ya demasiado tarde para reaccionar.

    Esa es mi humilde y lamentable opinión.

    El sentido del honor es el que nos lleva a no consentir injusticias que podamos evitar en el terreno civil, y el que lleva a la victoria en el terreno militar.

    Saludos cordiales y agradecidos, mi General

    Le gusta a 5 personas

  10. Mi General: Otra lección y muy oportuna. Las FF.AA, no están de moda, llevamos muchos años bajando. Como ejemplo la supresión del servicio militar obligatorio, eran otros tiempos y quizás no se estudió bien.
    Las guerras se ganan atacando, “un buen ataque equivale a una victoria”.
    Las ideologías son un peligro, es muy difícil derrotarlas y controlarlas.
    Confío en los Mandos, las Unidades y en poco más.
    En algún momento habrá que decir: “ Hasta aquí hemos llegado”.
    Solo veo a un partido político decidido, y sin unión no hay solución 🇪🇸🇪🇸🇪🇸

    Le gusta a 5 personas

  11. Buenas noches Mi General:

    Totalmente de acuerdo con su escrito.
    Los comentarios muy acertados, sobre el tema. saludos a todos y gracias.

    Saludos con afecto respeto y agradecimiento. General Dávila.

    Josefa del P. S. López del Moral Beltrán

    Le gusta a 3 personas

  12. Un gran artículo.
    En España parece ser que la tendencia es convertir al ejército en una unidad de emergencias, preparada para todo tipo de catástrofes y eventualidades, menos para la defensa del territorio nacional. Para esos ejércitos modernos dotados del espíritu que vuecencia reclama, seguro que ni hay ni habrá presupuesto; no interesa ni al gobierno, ni muchos menos a sus socios.

    Le gusta a 1 persona

  13. Buenas noches,

    Esta modernizacion del ejército a los nuevos tiempos no sólo es aplicable a los ejércitos, sino también a la empresa y otros muchos ámbitos. De este modo se explica en parte porqué, a nivel mundial, hacer las cosas bien (pero a la antigua usanza) está lastrando a muchos países en detrimento de otros, (aparentemente) menos cualificados o menos preparados. Vivimos en un mundo complejo, donde priman la velocidad y la adaptabilidad. Los ejércitos y las empresas tal y como los conocemos son demasiado rígidos para las exigencias actuales y necesitan evolucionar.
    Muy recomendable al hilo de este tema el libro «Team of Teams» del General Stanley McChrystal.

    Saludos

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s