EL COÑAZO DEL DESFILE Y LAS DIECISIETE HERIDAS DE ESPAÑA General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

EL COÑAZO DEL DESFILE Y LAS DIECISIETE HERIDAS DE ESPAÑA General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

 

Todos sabemos lo que quiso decir; que fue lo que dijo. Por si alguno tiene dudas <<coñazo>> según el Diccionario de la RAE significa <<Persona o cosa latosa, insoportable>>. <<Mañana tengo el coñazo del desfile>>, decía el presidente del Gobierno del Reino de España un día, no cualquier día, la víspera del Día de la Fiesta Nacional de España. ¿Lo recuerdan? Se le escapó, <<o no>>, como él dice.

¡Aymé!, si enumerásemos los coñazos que tenemos que soportar los españoles. ¡Como duelen y el daño que hacen! Usted, por poner un ejemplo, señor presidente, que ni nombrarlo hace falta para saber de quién se trata. Ni hizo ni deshizo, pero aburrido…, un rato largo. Incluso soportamos, lo que es peor, a otro que, a punto de ser presidente del Gobierno, siendo jefe de la oposición, aprovechó el desfile para ofender a una nación aliada, concretamente a los Estados Unidos de América, al no levantarse a saludar a su símbolo nacional, su bandera, la bandera de todos los estadounidenses. Estas cosas ocurren por falta de cultura, por desconocimiento de las relaciones internacionales, y nacionales, incapacidad, o por maldad, lo que sería menos malo. La Bandera y las Fuerzas Armadas representan a la Nación y a todos sus nacionales, piensen lo que piensen y sean como sean. Ofender a la bandera de una nación o despreciar a sus Fuerzas Armadas es ampliable a su pueblo.

De lo que se deduce: ¿Qué podemos esperar?

Por tanto estaba dándole vueltas pensando en qué escribir este año para el Día de la Fiesta Nacional de España. Difícil cuestión cuando se nos va de las manos España. Lo mejor sería nada, no escribir nada, no decir nada, de nada sirve ante los nada estimulantes ejemplos de estos años atrás.

Diecisiete heridas, una en la femoral…

Recordé la pesimista -o realista- celebración de estos últimos años alrededor de esta fiesta de España. Me acordé del coñazo del desfile, de nuestra Bandera, de nuestros soldados,  y de las diecisiete heridas que tiene España. Diecisiete fracturas que rompen la solidaridad, diecisiete heridas que no cicatrizan, por las que se desangra España, por unas más que por otras, alguna en la mismísima femoral, para diecisiete cirujanos inexpertos rodeados de escasa praxis médica. Suelo entretenerme cada 12 de octubre en pasar lista y revista a los presidentes de las diecisiete heridas. Pocos vienen a celebrar el Día de España, alguno huye, otro se escabulle, otro hace ostentación de su ausencia, otro insulta, otro se queja del protocolo, otro aprovecha el puente; otro habla, en su idioma (en la intimidad), por primera y única vez con el presidente; otro se exhibe, la mayoría se inhibe, se abstiene de España. Así hasta diecisiete las heridas de España.

En la España solidaria (?) hablan de independencia y de dineros, lo único que importa, de fueros ¿o de huevos?, de la torre de Babel, de derechas o izquierdas, cada uno tiene su idioma, y su larga lengua para pedir, exigir, y no dar nada.

Celebramos El Día de la Fiesta Nacional de España con un golpe de Estado en marcha y sin que se haga nada.

La Bandera de España, el Día de España, la Fiesta Nacional, ¡señores! ¡España!, la unidad de España, impónganla o no nos engañen y certifiquen, si se atreven, que España se desangra, que muere por sus heridas, las diecisiete, por dos más que ninguna.

¿Qué celebramos? ¿Quienes lo celebran? ?¿Dónde están los Parlamentos, políticos, profesores y colegios, universidades, embajadas, autonomías, medios de comunicación, Reales Academias, el Instituto Cervantes o la Marca España? ¿Cómo celebran esta festividad? ¿Fiesta Nacional? Mucho queda por hacer; todo queda por hacer.

¿Y los soldados? ¿Son diecisiete? ¿Por qué, para qué, por quién desfila España?

Al aprobar las Cortes Generales en 1987 una ley que establecía el 12 de octubre “Día de la Fiesta Nacional”, se decretó en1997 que se trasladasen a este día los actos más significativos que se venían desarrollando anualmente el Día de las Fuerzas Armadas (sin suprimirlo), al considerar que tal medida contribuiría notablemente a realzar la conmemoración de la Fiesta Nacional y a la plena integración de todos los elementos históricos y culturales que conforman la Nación española. Esa es la razón por la que se celebra un desfile militar el 12 de octubre, que nada tiene que ver con el día de las Fuerzas Armadas.

Integración, verdad histórica, respeto, convivencia, solidaridad, trabajo, proyecto, unidad, España, España, España.

La tropa -la del <<a lo que manden, cumplirá su deber, a España servir hasta morir, la de hasta los 45, se agradecen los servicios prestados, la del ¡Vista a la derecha! (ahora es a la izquierda) la del ¡Viva España!>>- desfila el día 12 de octubre como contribución a realzar la conmemoración de la Fiesta Nacional, de la unidad de España, su misión constitucional, por la integración de todos los elementos históricos y culturales que conforman la Nación española. Pues mire usted deben de ser los únicos porque no hay más que eso, desfile y recepción con vinito y canapés; no para los soldados.

Pues como empezaba: <<Un coñazo>>.

Día de la Fiesta Nacional de España. Onomatopeyas: Cañonazos, salvas de ordenanza, tarariiiiii, pachín pachán, ruido, mucho ruido para ocultar lo inocultable, lo evidente, lo manifiesto cada día, hoy con un golpe de Estado, mañana habrá otro.

Diecisiete fracturas que rompen la solidaridad, diecisiete heridas que no cicatrizan, por las que se desangra España, por unas más que por otras, alguna en la mismísima femoral, para diecisiete cirujanos inexpertos rodeados de escasa praxis médica.

El Día de la Fiesta Nacional con un golpe de Estado en marcha y sin que se haga nada. ¿Qué celebramos?

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

10 octubre 2019