27 DE FEBRERO DE 1537 : LA INFANTERIA DE MARINA Juan Chicharro Ortega , General de División de Infantería de Marina ( R )

Infantería de Marina

El Real Decreto 1888/1978 fija  el 27 de febrero de 1537 como la fecha de la antigüedad del Cuerpo, lo que la convierte en la Infantería de Marina más antigua del mundo por delante de la británica, francesa u holandesa.

Este próximo martes día 27 todas las unidades de este Cuerpo conmemorarán este acontecimiento un año más. Para los infantes de marina es un día grande, rinden  culto a su historia, a sus tradiciones y reafirman su compromiso con los valores que la han conformado desde hace 481 años, al servicio de su Patria y de su Rey.

Por mar y por tierra, “valientes por tierra y por mares el lema de la Infantería de Marina desde que en 1537 Carlos I organizara las “ Compañias Viejas del Mar de Nápolespara dotar a las Escuadras de la Real Armada del Mediterráneo de guarnición propia y que fuera diferente a la infantería de los Tercios por su condición de formar parte de las dotaciones y de estar marineados.

Desde aquellos lejanos días hasta hoy, El “Real y Glorioso” Cuerpo de Infantería de Marina  ha escrito una historia ininterrumpida al servicio de su Rey y de su Patria. Su hoja de servicios es un recorrido por la historia de nuestras armas y su presencia a lo largo de todos los escenarios, donde ha sido menester el empleo de la fuerza militar, ha sido constante: la América hispana, las lejanas Cochinchina y Filipinas, los escenarios africanos, las guerras en la península y siempre en la mar, a bordo de nuestros buques de la Armada de la que forman parte indisoluble, dan fe de ello.

Valientes por Tierra y por Mar

Hoy en las postrimerías del pasado siglo y en los albores del siglo XXI la Infantería de Marina ha estado, y está presente, allá donde España la ha requerido y así la hemos visto en los últimos años en Bosnia, en Haiti, en El Líbano, en Afganistán,  en el Indico o en el África subsahariana.

El día 7 de marzo de 2009 el diario ABC  publicaba en su TERCERA un artículo titulado “El Cuerpo de Infantería de Marina” en el que el analista del Grupo de Estudios Estratégicos , Florentino Portero, apuntaba con desagrado la situación orgánica en la que el citado Cuerpo quedaba como consecuencia de la aprobación, entonces, de la Orden de Defensa 3771/2008; pero sobre todo se preguntaba : “¿Podrá la Brigada de Infantería de Marina conservar sus valores específicos y mantener la calidad de su fuerza de combate ?”

Hoy, transcurridos ya casi diez años del precipitado análisis, planteado en aquél artículo, el presente del Cuerpo de Infantería de Marina no puede ser más optimista y prometedor. No sólo se han solventado problemas específicos internos del propio Cuerpo – sin duda desconocidos por el articulista de entonces – sino que, hoy la Fuerza de Infantería de Marina mantiene una disponibilidad, preparación y operatividad  considerada entre las mejores de nuestras FAS.

España optó, en su momento, en 1537, de forma pionera en el mundo, por la creación de un Cuerpo de Infantería de Marina, que le diera la capacidad expedicionaria y de proyección de su poder sobre tierra. Hoy, las características del escenario internacional del futuro aconsejan potenciar esta capacidad naval y la Infantería de Marina, Cuerpo eminentemente naval, está en disposición de embarcar y operar en y desde todo tipo de unidades navales, y al mismo tiempo efectuar misiones en tierra.

La Infantería de Marina aporta fuerzas con capacidad expedicionaria que le permite ser desplegada de inmediato en un ambiente incierto a grandes distancias, y en escenarios muy exigentes, constituyendo su principal valor su capacidad para llevar a cabo acciones militares en tierra iniciadas en la mar.

Y por otra parte la Infantería de Marina ha consolidado en el campo de las operaciones especiales las capacidades que proporciona la Guerra Naval Especial, no solo en escenarios convencionales en el ámbito marítimo-litoral, sino también en aquellos otros escenarios estratégicos en los predominan la guerra asimétrica e híbrida en los que pequeñas unidades, ágiles, discretas, polivalentes, con elevado nivel de autonomía, etc., pueden ser capaces de poner solución a una crisis con una acción puntual. Estas unidades  constituyen hoy la principal aportación de la Armada a las operaciones especiales conjuntas.

Pues tal parece que los malos presagios que intuía en su día el analista ya citado no se han cumplido; más bien, todo lo contrario.

La Infantería de Marina española sigue hoy en la brecha más que nunca y mantiene un alto nivel operativo en la vanguardia de nuestras fuerzas armadas. Su respeto y amor a sus tradiciones seculares la convierten no sólo en un orgullo nacional sino también en una  herramienta temible en la defensa de los valores que han hecho grande a nuestra Patria a lo largo de los siglos.

Esta es la infantería de marina de siempre, la que integrada con los buques de la Flota constituye la mejor herramienta que una nación puede disponer.

El próximo día 27 de febrero celebraremos el 481 aniversario de la creación del Cuerpo de Infantería de Marina.

¡VALIENTES POR TIERRA Y POR MAR!

Juan Chicharro Ortega

General de División de Infantería de Marina (R.)

Blog generaldavila.com

27 febrero 2018

 

A PROPÓSITO DE LA INFANTERÍA DE MARINA Juan Chicharro Ortega General de División de IM (R.)

Sí, una vez más un Comandante General de la Infantería de Marina cesa en el mando por imperativo de la edad. Así, el General de División Don Jesús Manuel Vicente pasa a la reserva y en breve un nuevo General asumirá el mando de la Infantería de Marina española; y así desde hace nada menos que casi quinientos años.

Desde estas líneas quiero dar la enhorabuena al General Vicente por su buen hacer en el ejercicio del mando y mis mejores deseos para el futuro.

La Infantería de Marina, al igual que la Armada de la que forma parte indisoluble,  se encuentra siempre en desarrollo orgánico y no hay momento para el reposo en la modernización de sus estructuras; es algo que forma parte de su esencia como fuerza : saber conjugar la tradición con la transformación. Y de esto escribo hoy, tomando como referencia lo que el propio General saliente ha destacado en los medios.

Los Comandantes Generales, uno tras otro, aportan durante su mandato su experiencia y constituyen el motor de la transformación antes citada. En los últimos años hemos visto a la Infantería de Marina adaptarse a la evolución de la tipología de los conflictos en los que las posibles amenazas emplean modalidades de enfrentamiento muy diversas  a la que es necesario hacer frente: cambios estratégicos y circunstancias, como el terrorismo o el apoyo a las FCSE.

Hoy, la Fuerza de Infantería de Marina, manteniendo su naturaleza naval, aporta a la Defensa de España un fuerte carácter expedicionario pudiendo ser considerada algo más que una fuerza especial por su preparación, medios y alistamiento. La combinación de unidades de infantería con unidades de apoyo de fuego y de apoyo de combate, sostenidas logísticamente desde los buques anfibios de la Armada, alistadas para saltar de la  mar a tierra sin solución de continuidad constituye una fuerza única en nuestras FAS y también en la propia OTAN. Su preparación para las operaciones especiales es paradigma en la Alianza Atlántica destacando de una parte un Batallón Reforzado de Desembarco del Tercio de Armada entrenado para utilizar tácticas y técnicas especiales, compuesto por unos 700 infantes de marina y que se encuentra en alta disponibilidad; y de otra la Fuerza de Guerra Naval Especial, unidad también única en nuestras FAS, donde se recoge la capacidad para operar en todo tiempo y circunstancia en y bajo la mar.

En los últimos veinte años hemos visto a la Infantería de Marina en Bosnia, Líbano, Irak, Afganistán, Haití, África Occidental y en el Océano Indico.

Hoy vemos unidades de este Cuerpo aportando Equipos Operativos de Seguridad en la Operación Atalanta, en la Operación Sophia y en los Grupos Navales Permanentes de la OTAN; Organizaciones Marítimas de Operaciones Especiales de la Fuerza de Guerra Naval Especial en la Operación Atalanta; y Equipos de Adiestramiento de Misión, también de la FGNE en la Operación “Inherent Resolve”, así como de apoyo especializado del TEAR.

En un inmediato futuro vamos a ver también desplegar  unidades de infantería de marina en Mali realizando actividades de Fuerza de Protección y en el  mes de mayo de 2019 la FIM aportará la quinta rotación de la contribución española al Grupo Táctico de la “Enhaced Forward Presence” de la OTAN desplegado en Letonia con unos 300 efectivos.

La Infantería de Marina es lo que son sus hombres y mujeres. Así ha sido desde que en 1537 Felipe II diera carta de naturaleza al actual Cuerpo de Infantería de Marina y a lo largo de estos casi cinco siglos son innumerables las transformaciones orgánicas que ha sufrido y desde luego los cometidos de sus cuadros de mando. Hoy adquiere especial relevancia la aplicación en la Armada de la consideración de principios de mérito y capacidad para todos aquellos puestos que no sean específicos del Cuerpo General de la Armada y de la Infantería de Marina. Es lo que disponen las actuales Instrucciones de Organización y sería deseable que así se aplicara este concepto lejos de algunas veleidades corporativistas que inexplicablemente existen contra todo sentido y razonamiento común.

Caminante no hay camino, se hace camino al andar” nos decía Machado y así sin solución de continuidad la Infantería de Marina se ha ido transformando continuamente hasta el punto de que la IM que yo conocí allá por los años 70 del siglo pasado está a años luz de la de hoy en todos los aspectos que uno pueda imaginar. Esta la realidad y no se puede negar, pero no es menos cierto que aún persisten anomalías como la imposibilidad de que, por ejemplo,  un brillante oficial de IM, diplomando de EM, con experiencias en operaciones y en destinos en el exterior así como en el mando de unidades no pueda alcanzar el empleo de Tte.General y así poder optar a destinos como los del Mando de Personal o Logístico, situación única en las FAS para los procedentes de un Cuerpo de Mando. Incomprensible e inexplicable en el año 2017.

Tal como la marea, que sube lentamente pero sube, cada Comandante General ha ido aportando su buen hacer para mantener la operatividad de las unidades de la Fuerza de IM y el reconocimiento de la valía de sus oficiales, suboficiales y tropa. Al próximo Comandante General le corresponde una difícil tarea pero sobre todas ellas seguramente la de culminar la tarea, comenzada hace ahora 10 años, de situar a los mandos del Cuerpo conforme a lo que las propias Instrucciones de la Armada proclaman.

¡VALIENTES POR TIERRA Y POR MAR!

Juan Chicharro Ortega

General de División de IM (R.)

Blog: generaldavila.com

28 diciembre 2017

III ENCUENTRO DE VETERANOS INFANTERIA DE MARINA General de División de Infantería de Marina Juan Chicharro Ortega (R.)

Infantería de Marina española

Con el embajador de EE.UU.

En el año 2008 asistí en Washington a una reunión de Comandantes Generales de Infantería de Marina de naciones de la OTAN, y  de otras, que organizó el General de cuatro estrellas James Conway, a la sazón Comandante General de la Infantería de Marina norteamericana (USMCCG). Finalizada la reunión hubo una cena de despedida y al buscar mi puesto protocolario en la misma me sorprendió ver que estaba ubicado en la mesa presidencial.  Sin duda un error, pensé de inmediato, toda vez que en la misma se encontraban sentados, además del citado USMCCG, generales y almirantes de cuatro estrellas así como personalidades relevantes de la política de Washington como por ejemplo quien otrora fuera Secretario de Estado Henry Kissinger. No, no era un error y un escalofrío de orgullo, más como español que como infante de marina, recorrió mi espalda cuando el propio General Conway al hacer la presentación de los que allí estábamos sentados me introdujo como el Comandante General de la Infantería de Marina española, la más antigua del mundo, y de ahí mi presencia en esa mesa.

EL EMBAJADOR DE LOS EEUU EN ESPAÑA

Un par de años más tarde recibí una llamada del Embajador de los EEUU en España, Don Eduardo Aguirre, manifestándome su vivo interés en conocer la Infantería de Marina española y en concreto el Tercio de Armada. Demanda nada fácil de cumplimentar al pasar las relaciones entre los EEUU y España por momentos difíciles (el Presidente del Gobierno era Rodríguez Zapatero). No era, ni es normal, la visita oficial de un Embajador y menos el de los EEUU a una unidad militar pero gracias a la habilidad del entonces Jefe del Estado Mayor de la Armada la visita pudo realizarse. Finalizada la misma no puedo olvidarme las cuasi lágrimas que brotaban de los ojos del Embajador y las palabras que dirigió a nuestros infantes de marina. De nuevo un escalofrío de orgullo recorrió todo mi cuerpo.

Sí, los héroes de Iwojima, los hombres del Monte Suribachi honraban a nuestro viejo Cuerpo de Infantes de Marina.

ENCUENTRO DE VETERANOS DE INFANTERÍA DE MARINA

Este pasado día 20 de mayo a las 1000 horas en la Agrupación de Infantería de Marina de Madrid mientras se izaba solemnemente la Bandera Nacional de nuevo un escalofrío me atravesó, si bien esta vez no estaba yo sólo. Allí formados se encontraban casi 300 hombres curtidos y entrados en años, todos veteranos de la Infantería de Marina, antiguos oficiales, suboficiales y soldados, que sintieron el mismo escalofrío del que les hablaba antes. Al izarse nuestra enseña nacional los recuerdos de tantos años al servicio de nuestra Patria se agolparon de repente en nuestras mentes: dura instrucción, no menos duros adiestramientos, tantas vigilias en tierra y en la mar, tantas acciones heroicas y no heroicas, tantos sacrificios propios y familiares, los recuerdos de Guinea, Sáhara, Bosnia, Líbano, Irak, Afganistán… y la mar de Somalia o del Golfo de Guinea y Cabo Verde, etc. Las amistades reencontradas, el viejo camarada perdido, el veterano sargento o capitán, aquel soldado siempre presto a todo, el amor a España. Sí, demasiadas emociones juntas en la nostalgia y el recuerdo.

Infantes de marina marchemos a luchar

la Patria engrandecer y su gloria acrecentar”

Marchemos a luchar” manifestación explícita del espíritu ofensivo del infante de marina que sólo se prepara para atacar.

La Patria engrandecer y su gloria acrecentar” manifestación explicita de su razón de ser y existir: España.

Nobleza y valentía nuestros emblemas son

Sí, nobleza porque noble es el infante de marina desde tiempo inmemorial en los viejos tiempos de los barcos de vela, en la Escuadra de Barlovento, el de las hazañas en la América española o en las Filipinas.

Valentía porque el valor ha sido siempre su característica principal, en Trafalgar en la derrota o en Somalia en la lucha contra la piratería hoy.

Gloria a los valientes que por mar y tierra heroicamente murieron defendiendo a su Bandera

Y en la explanada de la Agrupación sonó el toque de oración y los corazones cansados de los veteranos temblaron de emoción al recordar a tantos innumerables antecesores cuyos restos reposan en el fondo de los mares y en recónditos lugares de todo el mundo. “Ante Dios nunca serás héroe anónimo” aserto que expresa la esperanza en el más allá que se reserva para los que han servido a su Patria con honor.

Que los infantes de marina gloriosamente saben triunfar

Sí, triunfar porque el infante de  marina sólo cree en la victoria, no tiene otro objetivo, está en su ADN.

Y los veteranos que ya han visto irse a muchos de sus compañeros, que han vivido el peligro de la mar y de la campaña, imploran al Creador su bondad divina y piden a nuestra patrona la Virgen del Carmen así como a nuestro patrón San Juan Nepomuceno su amparo celestial.

“Bendícenos Señor, bendice a España

danos hambre de gloria y sed de amor

dales vientos propicios a nuestras naves

sirviendo a España

Lucha por vos, Señor, Señor”

Siempre Infantes de Marina

SIEMPRE INFANTES DE MARINA

Este pasado 20 de mayo ha constituido un rejuvenecimiento del espíritu para los que durante tiempo conformaron las filas de la infantería de marina española. A ellos se les debe lo que este Cuerpo es hoy y entre ellos cobra especial relevancia el que un elevado número de los presentes sean hombres cuya relación con el Cuerpo provenga del servicio militar obligatorio y su presencia desmiente cuantas falacias se vierten hoy sobre lo que significó en España su paso por las filas de la otrora juventud.

Once a marine, always a marine” es lema del USMC y absolutamente transpolable a nuestro viejo Cuerpo.

Españoles la Patria está en peligro, acudid a salvarla” gritó en 1808 el Alcalde de Móstoles y no puedo por menos recordar esta frase cuando constato y les transmito que la iniciativa de este encuentro de veteranos y toda su organización que se denomina TERVET (Tercio de Veteranos) cuenta con la decisiva presencia de viejos infantes de marina catalanes. Tal parece que allí donde se siente la Patria en peligro surgen los valientes.

Veteranos de Infantería de Marina

Y no puedo terminar estas líneas sin dirigirme a los infantes de marina que se encuentran en servicio activo para recordarles que lo que son hoy se lo deben a estos que el otro día vieron formados, decirles que ellos son mejores que nosotros y tienen mejores medios pero que asuman y se mantengan en el inquebrantable ejemplo de amor a nuestro Cuerpo y a España que yo he visto en la impecable presencia de nuestros veteranos.

¡VALIENTES POR TIERRA Y POR MAR!
¡VIVA SIEMPRE ESPAÑA!

JUAN CHICHARRO ORTEGA

GENERAL DE DIVISIÓN DE IM (R.)

Blog: generaldavila.com

24 mayo 2017