UN GENERAL PARA ESPAÑA Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Me figuro la cara que habrán puesto al leer el título. No, no van por ahí los tiros.

Cuando ascendí a general se me ocurrió mirar en el diccionario el significado de la palabra “general” y, mira por donde, antes de llegar a la acepción militar (la cuarta) encontré otro significado con el que me identifiqué y sentí más satisfecho. General: Común, frecuente, usual. ¿Lo recordaban? General significa lo más común, frecuente, lo más usual. No está lejos la definición del verdadero sentido del generalato, que viene a ser formar un todo con todos los que, aún de naturaleza diferente, están bajo tus órdenes. Aquella definición me llevo a la otra: sentido común; que no es ni más ni menos que la capacidad de entender o juzgar de forma razonable. Lo más común tiene, o debería tener, mucho que ver con el sentido común.

Algo tan sencillo -tan común (?)-, -tan poco general-, que cuando en la política está ausente, todo lo que se hace, se aprueba y se legisla, es contrario al interés general, es decir al interés común, por lo que casi siempre acabamos en el enfrentamiento y la derogación de lo hecho por el anterior. Falta de sentido común.

Porque general es lo contrario a lo particular, al egoísmo, y al interés de partido, clan o grupito.

Porque no tiene sentido, común, que la señora Elsa Artadi, dirigente independentista, diga que el Rey no puede ser recibido con normalidad en Cataluña porque “justificó la violencia”.

Porque no tiene sentido, común, vetar al Rey de España en España, y que la entrega de los premios Princesa de Gerona se realice en un lugar privado debido a que la alcaldesa de Gerona, Marta Madrenas, niegue las instalaciones municipales para ello -¿son suyas en propiedad?-, aunque haya antecedentes como el del alcalde de Barcelona que en su día se negó a que allí se entregase la bandera de combate al buque insignia de la Armada española cuyo madrinazgo ostentaba la Reina Doña Sofía. No es general.

Porque no tiene sentido, común, que asistamos a la reapertura de las embajadas catalanas y que la portavoz del Gobierno diga que ven ese espectáculo con respeto mientras el independentista que se ha alzado contra España en Cataluña, y ahora gobierna (?), anuncia que las utilizará para promocionar el independentismo.

Porque no tiene sentido, como denunciamos cada día y a cada hora, que nuestra lengua, la española, es motivo de enfrentamiento y que en España no se pueda estudiar, hablar, rotular, en definitiva expresarte con libertad en español.

Porque no tiene sentido, común, que los independentistas que dieron el golpe de Estado en España estén huidos de la justicia o en la cárcel mientras los que ahora ocupan sus puestos en la gobernanza de Cataluña digan, hagan, y prediquen con sus obras lo mismo que los perseguidos o encarcelados.

Porque no tiene sentido, común, que un partido que es una franquicia del terrorismo, que ha defendido a los etarras, que exhibe a los que a esa banda han pertenecido, esté en las instituciones.

Porque no tiene sentido, común, que se insulte y se ofenda a los símbolos de España con impunidad y provocación.

Porque no tiene sentido, común, que los independentistas sostengan en pie al Gobierno de España y no tiene sentido, común, ninguno, que el Gobierno de España se deje apoyar por los que quieren romper con España. Nada tiene ese sentido de generalidad sino más bien de particularidad.

Poco general y mucho recluta recién llegado.

Porque no tiene sentido, común, que sigamos con un Gobierno no votado por el pueblo español, que nos sintamos igual votando que no, que nos parezca que cualquiera es apto para estas lides, que sonriamos las ocurrencias que sobre la marcha se le ocurren al gobernante de turno.

Nada en busca del interés general.

General, algo común, usual, frecuente, lleno de sentido, común, que sepa constituir un todo desde las diferencias, la diversidad, y las particularidades de cada cual. Alguien que sintamos común a todos y que piense en todos. No son estos los “generales” (entiéndase como debe entenderse) que tenemos.

El término general se aplicó cuando surgió la necesidad de poner un mando superior, sobre la generalidad o totalidad del ejército.

<<¡Ah, el papa! ¿Cuántas divisiones tiene el papa?>> ¿Recuerdan la chulería de Stalin?

No. No se trata de medir las fuerzas de los contrincantes. No se trata del poder de las divisiones. Estamos en un momento en el que hay que medir el poder de la razón, de la historia de una nación, de sus habitantes, y mostrar el poder moral que nos acompaña frente a los que pretenden aflorar todo lo malo que se ha creado en estos años.  Desmenuzados en taifas necesitamos un general, no un oficial general sino alguien que siendo de lo más común sepa aglutinar ilusiones y proyectos alrededor de esa idea común llamada España. Mira que es sencillo. Pues parece que no.

El sentido común, aunque no suele ser el más común de los sentidos, debe guiar este difícil momento. Alguien habrá que lo tenga y sea capaz de ponerse al frente de ese proyecto. Hoy por hoy no se le ve por ninguna parte. Y eso que es lo más común. Un buen momento para encontrarlo por ejemplo en ese partido que busca líder. Haberlos haylos.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

18 junio 2018

 

 

 

19 pensamientos en “UN GENERAL PARA ESPAÑA Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

  1. En momento dificiles es cuando adquieren su pleno sentido las Instituciones.Que no tienen por que plegarse al capricho del gobernante de turno.Cuando el caos se apodera de una nacion, cuando no se respetan las leyes ni las normas basicas de convivencia, es cuando los ciudadanos de a pie dirigen sus miradas a Instituciones centenariad, que cumplen una mision salvadora de la sociedad.

    Una de esas Instituciones basicas son los Ejercitos.A proposito de los mismos, quiero traer a colacion unas palabras de quien fuera Jefe del Estado Mayor Central republicano en nuestra ultima guerra civil,Vicente Rojo Lluch.En un libro publicado en Madrid en 1968 – “El Ejercito como Institucion social”-,en el apartado dedicado a definicion y concepto del Ejercito moderno, decia:

    “Es el instrumento con que la sociedad asegura la paz defendiendose interna y externamente, cuando la supervivencia de la comunidad historica se ve amenazada de destruccion por la agresion exterior o ñor la corrupcion y la anarquia interior en el cumplimiento de la ley.”

    ¿ Que no diria hoy ese hombre viendo el desastre en Cataluña y en el resto de España? En momentos dificiles, ya lo dijo otro español: todos a una , como Fuenteovejuna, a defender a nuestra Patria.

    Me gusta

  2. Espero que entiendan todos la irónica fotografía que abre el artículo. Así lo entiendo yo. Muy bueno mi general y a ver si toman nota por el lado que les corresponde.

    Me gusta

  3. Mi respetado señor Dávila, mi admirado General: Andaba yo un poco preocupado por el giro que están tomando las cosas con motivo de varios sucesos, los unos fortuitos y otros hábilmente programados por el marketing, utilizándolos de forma oportunista; pero esta mañana al abrir mi correo y ver su nueva entrada,. zas !, he encontrado la respuesta buscada y he sentido nuevamente la brisa en la cara , esa brisa que contienen sus palabras con tanto “sentido común”, que me han recordado que este general sentido es el mejor de los sentidos. mi General.
    Gracias por disponer de un gran sentido común y trasmitirlo. Le saludo al estilo zen y japones, inclinando mi cabeza y pronunciando respetuosamente la palabra “Os”

    Antonio Rafael Parrilla Muñoz, un hombre que no quiere perder el sentido común.

    Me gusta

  4. Cierto, mi querido General; el sentido común nos debería proteger de cometer errores, de caer en problemas o conflictos, y como consecuencia, de que la propia España sucumba a su total falta de sensatez.
    Seguramente nos parecerá que cualquier animal tiene más sentido común; y es cierto, pues no tiene tantas cosas en qué pensar, ni tanto que sopesar para tomar una decisión; sobre todo los políticos, que están supeditado a su ideología y a las encuestas de opinión.
    He aquí nuestro eterno dilema, los españoles disponemos de tantas posibilidades de acción que muchas veces nuestra mente no es capaz de valorarlas todas con el tino suficiente como para llegar a una conclusión realmente beneficiosa para nosotros, tanto a corto, como a medio o largo plazo.
    Yo siempre lo he manifestado: estamos actualmente viviendo en una sociedad enferma de valores con unos líderes carentes de ética y moral cuyo liderazgo maquiavélico y cínico está activando la indignación ciudadana y el rechazo de la sociedad.
    Y mi pregunta es: ¿podemos abrir las puertas a la esperanza, que no se refiere solo al futuro, como tendemos a creer, sino también al presente, porque nuestra existencia, nuestras obras, además de un destino final tienen un significado y un valor ahora y aquí?
    Como siempre, un fuerte abrazo.
    Pedro Motas

    Le gusta a 1 persona

  5. QUERIDISIMO RAFA, Y AMIGOS:
    GRACIAS POR ESCRIBIR LO QUE MUCHOS PENSAMOS.
    NO ME EXTIENDO MÁS PORQUE HE ENVIADO YA DOS RÉPLICAS SOBRE OTROS TEMAS QUE NO SE HAN PUBLICADO, Y NADA MÁS LEJOS DE MI INTENCIÓN, QUE PRETENDER COMPROMETEROS.
    CON EL CARIÑO DE SIEMPRE, FUERTE ABRAZO A TODOS Y
    ¡¡¡A ESPAÑA Y A MIS REYES SERVIR HASTA MORIR, VIVA LA LEGIÓN!!!
    ESPERANZA GONZÁLEZ DE FONSECA MARCO

    Me gusta

  6. Buenas tardes General D. Rafael Davila:

    Magnifico escrito, acertado,verdad, y de gran sentido común. Lo comparto de principio a fin.

    También comparto los comentarios, acertados al máximo..cada uno en su linea con un final único..de gran sentido común. todos ! .que comparto. totalmente..Gracias,y saludos,cariñosos.

    Gracias General D. Rafael Davila, por su escrito de hoy,
    Un afectuoso saludo…

    !! VIVA ESPAÑA !! !!VIVA EL REY !! !! LAS LEALES FUERZAS ARMADAS..Y LA LEGIÓN !!

    Josefa Lopez del Moral Beltran

    Me gusta

  7. Efectivamente Mi General, España tal como está, es un sin sentido dentro de la insensatez, esperemos que de tanto abusar de los sentimientos y sentidos, no nos veamos abocados a tener que sentir mas de lo que debieramos.

    Mi plegaría a mi Cristo de änimas y Ciegos, un “General” con sentido común, que aune voluntades y esfuerzos de todos para todos, pero con 20 años, para quedarme con la tranquilidad que por lo menos mis descendientes mas próximos, no tengan que verse involucrados en la podredumbre a la que nos llevarán “cabos furrieles” con tan poco sentido común o individual, que para el caso viene a ser lo mismo.

    Un saludo

    Me gusta

  8. Yo no dejo de preguntarme, ¿Vascongadas ya es independiente?, Cataluña prácticamente lo es ya en éstos momentos, luego que ocurre en España y a los españoles que viendo esa realidad lo estamos permitiendo, y es la realidad. En Vascongadas no se ponen apenas banderas en ningún ayuntamiento, al igual que en Cataluña. bandera española que ven, bandera que queman, (eso sí, es considerado el hecho por los jueces, como libertad de expresión), Nuestro idioma sigue marginado en ambas regiones, la presión social y el odio en ambas dos, está a la orden del día. Ya vimos que hicieron en Alsasua con dos Guardias Civiles, o en Mataró el otro día con un Legionario y su pareja, unos agredidos por jóvenes fanáticos, en el otro por Mossos también fanatizados, que encima alardeaban de ser independentistas. Y esa alcaldesa de Gerona que niega nada menos que a SM el Rey de España un local y no está ya detenida a éstas horas. Caminamos hacía el abismo social, mientras el presidente del Gobierno o mejor dicho del DESGOBIERNO de España, se dedica cada día a hacer marketing o propaganda con inmigrantes ilegales, o derrochando nuestro dinero ofreciendo Sanidad gratis total, regalando 8.8 millones de euros a los sindicatos, etc. etc. Claro que hace falta un general, como Pavía por no citar a otros más modernos en el empleo.

    Me gusta

  9. Con apertura de mente y haciendo pensar y razonar adecuadamente, eso como Vd. bien dice es Sentido Común.

    Me gusta

  10. Lleva usted razón, mi General, apelando al sentido común, pero sentido común no falta y por aquí pasa gente que lo derrocha. Lo que sobran son egísmos y ambiciones. Lo que falta es, afectivamente, un General para España.

    No hace falta que sea de uniforme y no importa que lleve corbata, lo que hace falta es alguien con los valores y arrestos de un General con mando en plaza que se haga cargo de la situación en que se encuentra España o simplemente que mande un aviso, un serio y definitivo aviso a quienes venden España. Ya basta de mindundis y trepas “gobernando” España.

    Si lo hace alguien de uniforme, ya conoce las represalias y no es el momento de que le manden a uno a casa. Así que nos falta un mensajero que tenga detrás a los guardianes de la integridad de España que se ven obligados a permanecer callados hasta que suene a rebato.

    Y digo esto porque parece que nuestros gobernantes se ven impunes para hacer descaradamente cualquier cosa que les convenga, sin más límites que las trampas que las leyes les permiten, que son muchas. Ahí tenemos el ejemplo de Puigdemont y otros.

    ¿No hay nadie que le diga claramente y mirándole a los ojos al tal Pedro Sánchez que ojo con lo que hace?

    Parece que no y se echa de menos.

    Mientras tanto, perdemos España.

    Me gusta

  11. A las órdenes de V.E., mi General.

    De todos los desatinos, ofensas a la inteligencia e insultos soeces a España, a todos los españoles y a sus Instituciones comenzando por la Monarquía y la augusta persona del Rey, los ultrajes a los símbolos como la bandera, y un largo etcétera que con gran acierto V.E. desgrana y enumera en el artículo, es sin duda el más grave y ofensivo el hecho de que no ya unos individuos suelto a título personal, sino toda una corporación municipal, es decir, una institución oficial que existe y subsiste gracias al sistema monárquico que se votó mayoritariamente al menos en tres ocasiones distintas y establecido en la Constitución en vigor, se atreva a declarar persona non grata al mismísimo Rey.

    Una cosa así ha sido tipificada toda la vida como un delito de rebelión, y en según qué casos, de alta traición. Y que aquí no pase nada, es increíble.

    Cuando la Ley se convierte en papel mojado y las cosas degeneran en anarquía, es que el sistema está agotado, hundido, y, o se le reflota, o nos ahogamos todos.

    ¡¡¡VIVA ESPAÑA!!!

    Me gusta

  12. Bonitas palabras mi general. Y también muy originales los “juegos de palabras”.
    Acertadas palabras también en muchos comentarios del blog.
    Unas y otras me traen a la memoria unas poéticas y proféticas palabras:
    “España se nos moría entre palabra y palabra….
    Y fue preciso callar, para que hablaran las armas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.