“…YO TE HUBIERA ABORTADO” Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Voy a ser muy breve. Me tiembla la mano al escribir, al tener que hacerme eco del odio que refleja la frase. Definitivamente esto va en serio y hay que prepararse. Duele pensar, asusta, que alguien pueda soltar semejante sentencia; no es una barbaridad, ni siquiera un insulto. Es algo grave y peligroso, parecido a un cartel para la entrada a un campo de concentración, del horror; muy cruel.

Escrito en una pancarta, premeditado, pensado en laboratorio, de las factorías del mal, dirigido, seguramente pagado. Es odio, creo que no individual, colectivo, de grupo, con finalidad, inducido. Esto no surge de uno, sino de muchos, y malos. Debemos estar preparados; y sobre todo protegidos.

Hay frases que resumen todo un programa, son eslóganes que alteran la normalidad; tanto que da miedo. Podríamos traer uno cuantos a colación. Pero causa desasosiego. Los vociferan en la calle, pero surgen de los peores infiernos.

Decía Spinoza: <<La paz no es la ausencia de la guerra, sino virtud, un estado mental, una disposición en pro de la benevolencia, la confianza y la justicia>>.

<<…yo te hubiera abortado>>. ¡Qué barbaridad! ¡Cuánto odio! No hay paz. Es un continuo desasosiego. Violencia verbal, moral, física. Sufren en silencio los pacíficos. Una sociedad que no se altera por algo así, que permanece inmóvil ante algo tan grave, es una sociedad asustada o en decadencia, sin autoridad moral.

Decía Aristóteles que el gobierno de los libres es más conforme a la virtud que el despótico.

Los despóticos y los violentos no escuchan, no quieren, su diálogo es unilateral, sonoro y violento, impuesto, de obligado cumplimiento, vociferante, no atiende ni entiende, no hablan, gritan. Leo la definición de dictadura: <<Régimen político que, por la fuerza o violencia, concentra todo el poder en una persona o en un grupo u organización y reprime los derechos humanos y las libertades individuales>>.

Conviene repasar lo que es violencia, verbal, moral, física. No vale todo.

Espero solo que la justicia esté en su sitio. La educación moral, la urbanidad, se ha perdido. ¿La justicia?

Y hay miedo. Llevamos tiempo con imposiciones que han superado lo permisible y aguantable. Cuando se juega con la vida, se sentencia con la muerte.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

11 marzo 2019

 

19 pensamientos en ““…YO TE HUBIERA ABORTADO” Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

  1. Queridísimo Rafa, y amigos:Si lo tienes a bién, de alguna manera dime cuando puedas, si de este modo te llegan mis réplicas.Ya te he dicho que dejé de mandarte mis humildes aportaciones a tu blog, porque desde hace meses me borran todo lo que escribo, aunque se supone que España es un Estado de Derecho, libre y soberano, en el que está prohibida la CENSURA.Comparto de principio a fin lo que escribes.Tengo que irme al trabajo o llego tarde.Entrañable y fuerte abrazo para todos¡¡POR DIOS, Y POR ESPAÑA, A MIS REYES SERVIR HASTA MORIR, POR LA VICTORIA VIVA LA LEGIÓN!!Esperanza González de Fonseca Marco 

    Enviado desde mi smartphone Samsung Galaxy.

    Le gusta a 1 persona

  2. Mí General, ni me asusta, ni me sorprende y sinceramente, ese odio ,se respira por ambos bandos, quizás un bando, sea más comedido en sus declaraciones publicas , pero el sentimiento, de repulsa, cabreo y a veces , incluso odio, se respira en el ambiente, un ambiente enrarecido, por los ataques de la satánica izquierda a. España, la familia, el embarazo etc etc.
    No voy a ser hipócrita, diciendo que no me cabrea y me crea sentimientos de odio , incluso venganza a los traidores de España y sus principios, sería falso…
    Sólo que muchos como yo, nos contenemos.
    Y que esta contención, dure mucho, por el bien de algunos….

    Le gusta a 1 persona

  3. A las órdenes de V.E., mi General.

    Este su Artículo, objetivo en todas sus letras, con el que se despierta uno hoy, es la mayor y más acertada aproximación a la preocupante realidad que vivimos y al preludio de catástrofe colectiva que nos espera a muy corto plazo.

    Estamos no al comienzo de la primavera de 2.019, sino de 1,936 y con unas elecciones, éstas sí, generales, aunque no un referendum para dilucidar un sistema de régimen, que por poco no son para el catorce de Abril sino para catorce dúas después. Ya la anarquía, contra toda ley, se ha adueñado del espacio público y hasta se nos sirve a diario en casa por los medios de comunicación.

    No quisiera ser pesimista, inconsciente, y menos agorero ni cantamañanas, Dios me libre. Pero si este nuevo “frente popular” logra hacerse con el poder ese día, a no tardar ni meses veremos a los grupos y partidas de nuevos “incontrolados” hacerse los amos de vidas y haciendas y comenzar los “paseos”.

    Y los políticos, igual que la otra vez, pensando sólo en sus intereses y sin enterarse de dónde sopla el viento. Ojalá, por una vez, la población sea consciente de su responsabilidad, y en un acto supremo colectivo de legítima defensa, barra en las urnas y haga desaparecer este peligro con sus votos bien meditados.

    ¡¡¡VIVA ESPAÑA!!!

    Le gusta a 1 persona

  4. Comparto una experiencia de hace unos días, y perdón por extenderme un poco. Una más, no es que sea extraordinaria, pero es la más reciente y viene al hilo de la violencia “institucionalizada” (por cuanto no es ni siquiera abordada por las autoridades pertinentes), que ya está instalada en nuestra sociedad.

    Siendo profesor de secundaria tengo el “privilegio” de constatar in situ qué perfil de persona se está fraguando para los próximos años en la sociedad. Por mi condición de interino no suelo estar mucho tiempo en un mismo Instituto, lo cual me permite no caer en el error de hacer de lo particular lo universal. Así las cosas, la anécdota que contaré no es excepcional de un pueblo o de un Instituto, es lo general.

    De entrada decir que prácticamente es imposible hacer una clase entera, que suele durar entre una hora y cincuenta minutos, sin que sea interrumpida cuatro o cinco veces por la indisciplina, por el parloteo en voz alta y sin recato, y no de un alumno con el que tiene al lado, no, sino de uno que se dirige al que está en la otra punta del aula. Eso no es particular de un curso o una edad, ni mucho menos. Desde primero de la ESO hasta un primero de Bachillerato, es lo que te encuentras.

    Bien. Lidiando día a día en ese ambiente, la semana pasada una niña de primero de la ESO, gamberra como ella misma y ante las continuas faltas de indisciplina y respeto, contestándome soezmente a todos mis requerimientos para que se callara, ni corta ni perezosa se levantó de su silla y dirigiéndose hacia mi en actitud barriobajera buscando un enfrentamiento físico consigo finalmente un momento de calma y la expulso de clase. Al no quererse marchar solicito la presencia de un profesor de guardia. Para mi sorpresa, y este es el colofón y aviso al drama que se nos echa encima, la profesora que vino a buscarla, previa explicación de los hechos, se lleva a la niña en abrazos y mimos.

    Me gusta

  5. Buenos días , por decir algo.. General Dávila :
    Leído.. y comprendida la situación actual. Opino, como D. Ramon, Hervías Garrido.
    !!Viva España!! !! Viva el Rey!! !! Vivan las Fuerzas Armadas, Ejército y la Legión !!
    Josefa López del Moral Beltrán

    Me gusta

  6. A las ordenes de Vuecencia. Veo como hablan algunos en la calle y opino lo mismo que D. Rafael Hervías En cuanto al comentario de D. Juan M, mi hijo profesor de Secundaria ha recibido amenazas de muerte por parte de los PADRES de algunos alumnos del Instituto San Isidro. Muy propio del frente popular. ¡Arriba España y viva La Legión!. Julio de Felipe.

    Me gusta

  7. Me suena que en el santoral hay un San Ramón Nonato. ¿O será quizás “no nato”, Patrón de todos los Santos Inocentes que no llegaron a nacer?. Podría ser el precursor, el protomártir de los cientos de miles de asesinados en el seno materno por estas hordas de mujeres poseídas por el demonio. Van a ser necesarios muchos exorcistas para curarlas.

    Con el permiso de V.E., me he permitido este pequeño juego de palabras.

    Me gusta

  8. No siempre estoy de acuerdo con usted, pero em esta ocasión me adhiero a todo lo que ha plasmado en su escrito.

    Me gusta

  9. Plenamente de acuerdo mi general.
    Quien escribe, quien profiere, quien apoya y se regocija con tal canallada, está tambien advirtiendo: YO TE HABRÍA FUSILADO.
    Debemos permanecer alerta para que estas femirrojas y femizorras, para que ellas y sus chulos, no puedan llevarnos impunemente, de nuevo, a Paracuellos del Jarama.
    Y si lo intentan, que al menos no puedan hacerlo con la impunidad con que asesinan a los inocentes nasciturus.

    Me gusta

  10. Muy buenas tardes Mi General, como siempre, estoy completamente de acuerdo con Vd. y perdone, pero estoy asustada con todo lo que ocurre en esta bendita España. Muchas gracias.

    Le gusta a 1 persona

  11. Buenas noches General Dávila.

    Completamente de acuerdo con su escrito.

    Es terrible ver como la violencia se va generalizando en todos los ámbitos de la vida civil: en el seno familiar, en la calle, en las escuelas e institutos, en el puesto de trabajo, en los espectáculos y diversiones, en el ejercicio de la política, en las mismas instituciones… ante la pasividad y, en muchas ocasiones, con la connivencia de las autoridades, fuerzas políticas y de los medios de comunicación controlados por éstas.

    Recuerdo cuando era joven, como en la familia se nos enseñaba a respetar a nuestros mayores, a no alzar la voz, a ceder el asiento… incluso existía en los primeros años de la EGB una asignatura llamada “Educación Cívico-social” que ahondaba en estos aspectos. La educación se iniciaba en el hogar y se forjaba en la escuela y en la educación secundaria. Se nos enseñaba a defender nuestras ideas a través de la argumentación y el diálogo, respetando la opinión de nuestro oponente, intentando siempre llegar a un acuerdo con éste.

    En la actualidad, el nivel de tolerancia es cero ante aquél que no comparte nuestras ideas u opiniones en relación a cualquier tema. No se busca el consenso, si no la imposición; y ante cualquier argumentación en contra, no se dialoga; inmediatamente se pasa a las amenazas, a los insultos e incluso a la agresión física.

    ¿Es la falta de educación el auténtico huevo de la serpiente? Si ya desde pequeños no respetamos a nuestros mayores, cónyuges, hermanos, hijos… cómo vamos a respetar a los demás: amigos, compañeros de estudio y de trabajo, autoridades e incluso a nuestra propia Patria.

    Si descuidamos nuestra educación y la de nuestros hijos (y no me refiero únicamente a los estudios, si no a inculcar valores y normas de convivencia) nuestros niveles de tolerancia serán bajos o inexistentes ante la adversidad y la frustración. La intolerancia y la prepotencia serán nuestras guías y la violencia nuestra única respuesta.

    Me temo que el futuro ya es visible, como cuando miramos a través de la fina membrana del huevo de una serpiente y podemos distinguir a un reptil ya formado. Es cuestión de tiempo que el huevo eclosione y surja la serpiente presta a atacarnos.

    Un saludo.

    Me gusta

  12. Pues sinceramente, como spliego, yo también estoy asustada, aunque no sea miedo exactamente lo que siento, es como una especie de escalofrío cuando veo y leo lo que hay por España al día de hoy, y no es sólo la situación política, aunque sea sobre todo eso, es también comprobar el tipo de educación que reciben los jóvenes, los mensajes más o menos explícitos sobre sexualidad, la falta de respeto a sus mayores, a sus profesores…

    Me pregunto que le ocurrirá a mis nietos, que están siendo educados en un colegio católico, en los valores en los cuales creo y por supuesto también mi hija y su marido, ¿podrán llevar una vida normal, conservarlos? ¿o tendrán que defenderse de la chusma que impera por doquier con violencia? No lo quiera Dios…

    Un saludo y !Dios salve a España!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.