CENTENARIO DE LA LEGIÓN (72-6) DIARIO DE UNA BANDERA. COMANDANTE FRANCO. General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez)

 

IMG_20151006_205346Los que amáis a la Legión, os interesáis por ella, o simplemente sentís curiosidad por saber lo que es y quiénes son los legionarios, estáis obligados a leer tres libros. El primero de ellos: ‹‹La Legión››, escrito por su fundador, el Teniente Coronel Millán-Astray. El otro: ‹‹Diario de una Bandera››, escrito por el Comandante Franco, lugarteniente del fundador y, junto a él, creador y ejemplo del espíritu de la Legión.

Hay un tercer libro cuyas letras han quedado escritas con sangre en las ardientes páginas africanas: Valenzuela. El Teniente Coronel Valenzuela, Jefe de la Legión, muere al frente de sus legionarios como quisiera morir cualquier Jefe de la Legión que se pone al frente de sus hombres. Ya está escrita la historia de la Legión, la única: el sacrificio hasta la muerte si necesario fuera. Estos tres libros, escritos con sangre, sobre la tierra y sobre el papel, son las fuentes de la Legión explicada desde la cruda realidad del combate y la tragedia legionaria, historias de guerra y de hombres ante la guerra. Son el manual del soldado, el idioma del combate y el espíritu que renace.

Tendrá que escribirse el libro del Centenario de la Legión. El primer capítulo está ya escrito: Millán-Astray, Valenzuela, Franco.images Son el camino trazado, el ejemplo a seguir, el Credo ordenado cumplir ¡siempre!, hasta morir.

‹‹Diario de una Bandera›› no es la historia de una Bandera de la Legión, la del Comandante Franco. Va más lejos. Es la Legión que trabaja, combate y muere, es la  épica legionaria. En cada uno de sus hechos habla la Legión en romance.

Franco relata los comienzos de los legionarios, cada uno distinto, la mayoría envueltos en el olvido, los honores y la gloria. Ser Caballero no es baladí. Buscan, ni ellos lo saben,  galones o estrellas, aún a costa de la muerte. No todos lo logran, ni una cosa ni la otra. Ser Caballero legionario es un título que no todos pueden conseguir.

‹‹Diario de una Bandera›› está escrito por el Comandante Franco cuando el sentimiento legionario aflora. Es un relato épico del sufrimiento, del compañerismo, del amor a España y a su Bandera ganada con la sangre de los legionarios. Es historia de la Legión.

Octubre de 1920. Riffien, cuartel de legionarios.

Jura de Bandera. Quieren la suya. Teñirla con su sangre. Habrá que esperar.

Legionario, legionario soy

Y  mi niña dice, cuando a verla voy

¡Niño mío!, yo quiero ser la primera

Que se abrace a la Bandera ganada por la Legión.

Soledad, camaradería, algún combate… de boxeo. Aburre y cansa la quietud a estos hombres de guerra.

Trabajo a destajo. Ellos quieren ser infantes. África es escuela, nervio y alma de la Infantería.

¿Quiénes son esos soldados

De tan bonitos sombreros?

Es el Tercio de legionarios

Que llenan sacos terreros

29 de junio de 1921. Primer día de gloria. ¡Al fin!… Buharratz, Muñoz Crespo. Asoman los héroes: Torres Menéndez, Ortiz de Zárate, Arredondo, Monterito, cuarenta legionarios muertos.legmelilla--478x270

Ya se oye ¡La Legión! ¡La Legión!

22 de julio. ¿Qué sucede? Melilla. Le toca a la I Bandera, la de Franco. ¡En socorro de Melilla! El Fondak, a Tetuán. ¿Será posible? ¡Hay que seguir! ¡Hay que seguir! Sordos a la corneta hay que despertar  a los legionarios. Dos noches sin dormir, más de cien kilómetros en día y medio. La más dura marcha de una unidad de infantería, sin apenas descanso, algún sueño breve en la cuneta. La legión empieza a vivir y a sentir su Credo.

¡Melilla! Se entra cantando, La Madelón… No queda nada de la Comandancia General. Gritos de ¡Viva España! ¡Estos son soldados, que negros y qué peludos vienen!, mil comentarios, las emociones más grandes de la vida militar. Para esto se fundó la Legión.

Nador, Monte Arruit… en la guerra hay que sacrificar el corazón ¡esperan tantas posiciones!

Las salidas son casi diarias y el aprovisionamiento de las posiciones requiere la presencia de la columna y librar combate con el enemigo. Como un chorreo van disminuyendo los efectivos de la Legión y Regulares.

El Atalayón, Caseta del Tren, Sidi-Hamed (solo Manolo, el valiente cantinero, visita a diario la posición)…

Los blocaos, el de la Muerte, Mezquita, Dar Amed (el Malo).

Dar Amed desaparece bajo los escombros. Antes, un Cabo y catorce legionarios, voluntarios,  han ido en su auxilio. Saben que van a morir. El legionario Lorenzo Camps, había cobrado días antes la cuota y no había tenido ocasión de gastarla, hace entrega de las 250 pesetas a oficial diciéndole:

  • Mi teniente, como vamos a una muerte segura ¿quiere usted entregarle en mi nombre este dinero a la Cruz Roja?

Recreación-de-la-gesta-de-TerreroEl cabo que los manda es el legionario Suceso Terreros cuyo nombre figura con letras de oro en el Libro de la Legión.

¡Así mueren los legionarios por España!

¡Casabona! Felicitaciones: ‹‹ Con su indomable valor, con su admirable amor patrio, con su incomparable pericia…››

¡Viva España! ¡Viva la Legión!, grita el bravo Blanes, abanderado de la primera Bandera. Se lo llevan gravemente herido.

Solo se ve a Millán-Astray. Lo manda todo cuando cae herido el bravo jefe de Regulares, González Tablas.

Nador, Tahuima, Sebt y Ulad-Dau…

El ardor de aquellas tierras se humedece con sangre legionaria. Cuatro bajas, veinte, cien bajas… ¡Viva la Legión! ¿Y si no se hubiese creado la Legión?

El 10 de octubre de 1921 es glorioso en la historia de la Legión. El Gurugú, de Segangan a Taxuda. Las bajas se multiplican. El enemigo con gran arrojo ataca por todos lados. Hace falta espíritu más que balas. Hasta los acemileros acuden al fuego.

El pecho descubierto de los legionarios parece blindado con acero

¡En avant! ¡En avant! Grita un legionario francés.

Se lucen las baterías gallegas ¡admirables! Se convierten en la artillería de la Legión.

Monte Arruit ¡al fin! No se puede describir el horrendo cuadro que se presenta. La mayoría de los cadáveres han sido profanados o bárbaramente mutilados… Sobre la fosa común un puñado de tierra. Y una oración legionaria. Porque juntos formamos bandera.

La Legión va creando su historia de bravura y lealtad.descarga

Y así, continúa el relato de guerra. Como entonces fue y como desde entonces se grabó en el alma legionaria. ¡Para siempre!

Pasan los legionarios por la plaza y se escucha a un grupo de soldados la inspirada canción del Legionario, de la que es autor el comandante Cabrerizo. Es uno de los cantos más bonitos hechos a la Legión:

Legionario, legionario,images

Canta alegre tu canción,

Que el cantar es legendario

En nuestra heroica Legión

Soy legionario de España

Que una hazaña sin rival

Daré al libro de su historia

Para ofrendarle la gloria

De otra página inmortal.

Páginas inmortales para nuestra heroica Legión. Tres jefes, los primeros: Millán-Astray, Valenzuela, Franco.2040

Muchos otros hemos mandado las tropas de la Legión. Es el honor de mandar sobre el valor. Nuestra base, la fuente de nuestro hacer, nuestro reglamento y conocimiento, está escrito en los libros y el ejemplo de sus tres primeros jefes: Millán-Astray, Valenzuela y Franco. Son la esencia y el alma de la Legión, lo que fue, lo que es y lo que será.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

26 enero 2020

17 pensamientos en “CENTENARIO DE LA LEGIÓN (72-6) DIARIO DE UNA BANDERA. COMANDANTE FRANCO. General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez)

  1. CVVE:
    Franco: Jefe del Estado, Jefe del Gobierno, Jefe de La Legión, héroe de guerra; Reales Ordenanzas, Reglamento de Honores Militares, etc.
    Qué sólos quedan los muertos. Cuánta infamia y cuánto infame.
    VERL

    Le gusta a 4 personas

  2. Respetados y queridísimos amigos:
    – Hoy es uno de esos días, en que se me ha hecho un nudo en la garganta leyendo el artículo del Gral. Dávila.
    – Por la parte que me toca, como nieta de un antiguo combatiente de Regulares durante la campaña de Africa, (herido en Aluzemas por más señas), y como hija del jefe de una Bandera de La Legión en el Sáhara, a la que llegó en el año 68, siendo un capitán hasta con espolones, os digo que me ha conmovido profundamente lo que has escrito, hasta llenárseme los ojos de lágrimas.
    – Por eso, hoy es de esos dias en que la emoción no me permite otra cosa que pedirle al Señor que te siga iluminando y guiando tu pluma, y a las almas de nuestros héroes que no dejen de marcarnos el camino por el que debemos seguir, porque no podemos traicionar tanta abnegación, sacrificio, y valentía.
    ¡¡ POR DIOS Y POR ESPAÑA A MIS REYES SERVIR HASTA MORIR, VIVA LA LEGIÓN !!

    Esperanza González de Fonseca Marco

    Le gusta a 4 personas

  3. P.D./ He puntuado ortograficamente mal, y quiero dejar claro que mi padre llegó al Sáhara siendo Cpt., pero no ascendió a T.Col. hasta estar en Fuerteventura.
    – Buen dia del Señor a todos

    Esperanza González de Fonseca Marco

    Le gusta a 2 personas

  4. El tantas veces olvidado comandante Franco respecto a su papel en la fundación y comienzos de la Legión. Lugarteniente y mano derecha de Millán Astray. Su protagonismo posterior en la historia de España ha hecho que se haya olvidado su importancia en los inicios de la Legión.

    Respecto al Diario de una Bandera, habrá que leerlo antes de que encabece la lista de libros prohibidos por el nuevo régimen. A muchos de los ganapanes semianalfabetos que nos gobiernan les debe de resultar intolerable que su autor fuera capaz de escribir libros.

    Un artículo muy valiente, como es de esperar de un legionario.

    Le gusta a 2 personas

  5. ESPIRITU 1 “DE LA LEGIÓN”:

    “ES ÚNICO Y SIN IGUAL, ES DE CIEGA Y FEROZ ACOMETIVIDAD, DE BUSCAR SIEMPRE ACORTAR LA DISTANCIA CON EL ENEMIGO Y LLEGAR A LA BAYONETA.”

    Con los rostros impasibles, fuerza invencible al acecho
    los legionarios aguardan del cornetín el acento,
    para lanzarse al ataque, en busca del cuerpo a cuerpo,
    que puntualiza y exige la enseñanza de su credo.

    Riza el aire los colores de sus guiones soberbios,
    acaricia los tatuajes de sus bronceados pechos;
    y con ansia delirante entre suspiros y besos,
    de su leal compañera reciben el casto aliento.

    Al resonar el clarín la voz de aceptado reto,
    como a un mágico conjuro brota La Legión del suelo;
    y acortando la distancia con su ímpetu tremendo,
    a la fase del asalto lleva su arrojo y denuedo.

    Relucen las bayonetas con metálicos destellos,
    hay como un crispar de garras en el pavón del acero;
    y los Novios de la Muerte, con su mordiente de esfuerzos
    clavan sobre el enemigo su dentellar violento.

    Fecha, momento y lugar, estipulación y acuerdo
    milagro sobre la cruz de su ardiente juramento;
    cripta, tálamo y mortaja, que por destino escogieron,
    al rendir su generoso capitular de silencios.

    En la inquietud permanente, nostálgica del recuerdo;
    y con la exacta medida de tu herencia y estamentos,
    prometemos firmemente, que si es preciso, sabremos
    morir gritando también: ¡¡¡ VIVA ESPAÑA y VIVA EL TERCIO !!!

    Le gusta a 4 personas

  6. -El ejercito columna vertebral de la patria-.
    Sentencio Francisco Franco.
    Y La Legion sabido por todos, es un cuerpo de elite con unos sagrados valores inconmensurables, heroicos y sacrificados que son el ejemplo mas virtuoso para un mejor servicio en la defensa de la patria española.
    Nuestra maravillosa democracia consiguio su propósito. Hacer de la mili y jura de bandera un acto exclusivamente voluntario, todo un insulto a nuestra dignidad como nación.
    Como decia mi padre, en los momentos criticos y de revoluciones anarquicas de tiempos pasados, los que dieron la cara y hicieron frente a un enemigo despiadado enloquecido y cruel, fueron los mas valientes y heroicos soldados de la Legion entre otros por supuesto.
    Estimado general Davila. Sus escritos nos alienta en la esperanza de una patria en la que volvera a amanecer de nuevo una nueva primavera.
    Viva la Legion
    Viva Millan Astray
    Viva Franco
    Arriba España

    Le gusta a 2 personas

  7. El Teniente de la Guardia del Zar de Persia Parviz Sardari se alistó en La Legión en 1.983 como Legionario raso y fue encuadrado en la U.O.E.L.
    Él estaba esperando el momento de poder regresar a Irán una vez haber retornada la monarquía a Persia, ese era su firme propósito. Hablaba justo lo necesario y sé de primera mano que era una de las personas más respetadas de la Compañía empezando por el mismo Capitán hasta el último Legionario. Yo lo recuerdo con el cariño que se ganó y la pena que me causaba al saber de su desgracia

    109
    Teniente del Zar de Persia, Legionario en España
    ——————————————————————————————-
    Voy a decir unos versos
    Que salen del corazón,
    Ellos son de los recuerdos
    Llegados de la Legión.

    Unidad de Operaciones
    De los tercios extranjeros
    En la Legión de ese antes,
    Paracaidistas y guerrilleros.

    Aquí llegaban los hombres
    Que daban un paso al frente
    Donde sólo se quedaban
    Los que eran más resistentes.

    En los anhelos de hallar
    Lo que ansia un buen soldado
    Que quiere servir y ser
    Ejemplo de ciudadano.

    Hasta ella llegó un iraní,
    Que en su nación era Teniente,
    Él era uno de los soldados
    Más preparados y diligentes.

    Más serio y capacitado
    No había otro en la unidad,
    Él infundía el respeto
    Desde abajo al Capitán.

    Lo recuerdo con el cariño
    Y el respeto que merece
    En los hombres como él
    Que a la memoria aparecen.

    Me daba pena mirarlo
    Sabiendo que era Teniente
    Y acatando este destino
    Que le deparó la suerte.

    En esto de la disciplina
    No había otro como él
    Y en el orden de combate
    También se daba a valer.

    Él estaba en la Legión
    Esperando ese momento
    De que regresara el Zar
    Al trono que habían depuesto.

    Los fanáticos religiosos
    Que malversando el Islam
    Han arrodillado al pueblo,
    La Persia, que hoy es Irán.

    Casi siempre estaba sólo
    Cuando libre se encontraba,
    Y el dolor que le mordía
    A nadie se lo contaba.

    Como el novio de la muerte
    Que se alistó en la Legión
    Y otros muchos que llegaron
    Buscando una redención.

    Él se estaba preparando
    Para volver a su tierra,
    Yo no sé si sigue vivo
    O se quedó en la trinchera.

    Cabo 1º Legionario Rogaciano Goana Nelson

    Le gusta a 4 personas

  8. A las órdenes de V.E., mi General.

    Qué terrible dilema el conflicto moral que se produce en circunstancias de vida o muerte entre el honor y el concepto de la disciplina y el deber de obediencia ciega. Porque una cosa es el romanticismo y la gloria que tienen el luchar y morir combatiendo a un enemigo común, en una guerra de verdad, y otra, la lucha contra la propia conciencia y sentido del deber cuando se es objeto de flagrante y evidente injusticia. Franco lo expresó mejor que nadie cuando le clausuraron la Academia General.

    Digo, parafraseando al poeta Gustavo Adolfo Béquer, y como muy bien sugiere Don José A. Martínez en comentario más arriba, “Dios mío, qué solos se quedan los muertos”

    ¡¡¡Viva España, Viva la Legión!!!

    Le gusta a 3 personas

  9. Mi general: con singular emoción escribo el comentario, que quisiera breve. Dar Drius Rifien, Monte Arruit, el Fondak de Anyedida. Nombres todos tan familiares que bien porque estuve en ellos, bien porque estuvo mi padre, dando apoyo artillero a la columna legionaria de nuestro general Franco, forzosamente .me traen recuerdos y emociones inolvidables. Y si de personajes hablamos, qué decir del íntimo amigo de mi padre del entonces comandante Franco con el capitán Manolito de Bustamante y Sánchez- que así lo llama ba él con el diminutivo cariñoso. Y del entonces teniente y héroe Ortiz de Zárate, compañero y amigo de Academia en Toledo, con el que me intercambiaba los botos, grandes y del mismo número (46) en ambos. Y Gomez Vizcaino, y Gamborino compañeros de promoción. Cuando se siente, duele, y ama a España, como nosotros, mi general, no me avergüenzo de que afloren las lágrimas de un viejo soldado
    curtido en tierras africanas. Siempre a tus órdenes, mi general del coronel que quiere, ama y admira a la Legión.

    Le gusta a 4 personas

  10. General Dávila.

    Un valiente, emotivo y gran artículo el suyo. Los dos primeros libros forman parte ya de mi biblioteca antes de, como muy bien apunta D. Antonio Fernández, sean retirados como libros prohibidos por el “nuevo régimen,” no únicamente el de Franco, si no también el de D. José Millán-Astray.

    Es una vergüenza que se estigmatice de esta manera a los fundadores de la Legión y más teniendo en cuenta que este año se celebra el Centenario de su Fundación.

    El del Teniente Coronel Valenzuela supongo que se refiere usted a sus heroicas gestas en África que culminaron con su heroica muerte, en Peña Tahuarda, el 5 de junio de 1923.

    He oído hablar de otro libro, el cual no he tenido todavía la fortuna de adquirir y poder leer y que tiene por título “La Legión que vive” del Coronel D. Juan Mateo y Pérez-Alejo, editado en Melilla en 1932 y que el autor no pudo ver, ya que falleció en combate cuando el libro todavía se encontraba en imprenta. Espero tener la suerte de encontrar un ejemplar.

    Un saludo a todos.

    Pedro Dalmau

    Le gusta a 4 personas

  11. Buenas tardes General Dávila:
    Impresionante, y magnífica historia de la Legión de España, con todo detalle.
    En cuanto pueda, me haré con los tres libros de la Legión, que menciona. Gracias.
    Un afectuoso saludo ´
    !Viva España! !Viva el Rey ! !Viva la Legión !
    Josefa del P. Socorro López del Moral Beltrán

    Le gusta a 2 personas

  12. Intentaré encontrar los tres libros que cita. Necesito conocer el alma de La Legión. Con unos fundadores, como los que cita , el éxito era seguro. En mi interior me siento, Caballero Legionario Paracaidista. Se que es una osadía, pero así lo siento, no quiero ofender a nadie.
    🇪🇸🇪🇸🇪🇸🇪🇸

    Le gusta a 4 personas

  13. Todo ello es puro testimonio de la Historia, que hay que transmitir, con pulcritud (el sentimiento y la elegancia no todos la poseen), a los historiadores, periodistas e investigadores más jóvenes (algunos se detienen en los museos en lo menos importante, ignorando lo esencial, lo elevado de contenido flagrante, firmando crónicas trasnochadas e incongruentes propias de aves de corral -hace años que leí una crónica castrense en la que el autor no sabía lo que era una región militar-) para que no nos salgan los “enteradillos” de turno, a tratarnos de imponer que saben más de la Historia que nosotros mismos, para, a la postre, provocar el triste uso de la frase “así se escribe la Historia”.

    Me gusta

  14. Yo no pasa un día , que no recuerde mi paso , por la legión . Me ha marcado para bien ., Y me dio valores de hermandad y Justicia .y en el plano personal deciros que aúnque he tenido algunas equivocaciónes en la vida ., El servir a país en la legión no ha sido una de ellas. Año 1985 ‘<,décima bandera . Montejaque la Indiana .y como reza el espíritu de la pelota … nuestras raza no a muerto aún.. Valenzuela… Viva España. Viva Rey . Viva la legión… Y cuidaros mucho y muy especialmente los que estáis lejos de la patria . Un saludo Molí.
    ,

    Me gusta

  15. Con permiso de Vuecencia, mi General. Como dice Dª. Josefa, tengo un nudo en la Garganta. Los Legionarios también lloran. “¡Viva España! Legión inmortal, que es gran gloria morir por España, abrazado a un sublime ideal. Con la sangre que vierten sus hijos mas frondoso el laurel brotará, del que haremos coronas, que España en sus sienes augustas pondrá.” ¡Arriba España y viva la Legión!. Julio de Felipe

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .