LEY DE MEMORIA HISTÓRICA. REVANCHISMO General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Nuevo curso escolar. Preparados para nuevas emboscadas y traiciones. Lección magistral la de don Francisco Vázquez y Vázquez en una reciente tercera de ABC. La (des)Memoria Histórica

La política española ha hecho retroceder a los españoles situándolos en un lugar incierto y peligroso. Todo tiene su comienzo. Este retraso, medido y certero, se inició con unas explosiones, todavía sin aclarar, a las que se unió la definitiva: Ley de Memoria Histórica.

Dinamitada la convivencia llega el gobierno de los tontos. Se llaman Gobierno progresista con escasa vergüenza y nulo respeto.

El embajador Francisco Vázquez, socialista de verdad, dejaba clara la situación del actual socialismo: <<Un partido ideológicamente distinto al PSOE de la transición, cuyas patrióticas políticas de entonces son sometidas a revisión por quienes hoy ocupan (¿okupan?) la dirección socialista>>. Rotundo en su definición del proceso de la <<Memoria Histórica>> impulsado por el Gobierno del actual PSOE <<en su afán de quebrar el principal fruto de la Transición democrática…>>.

Quebrar el principal fruto de la Transición, volver a la contienda. ¿Qué y quiénes son los que forman este PSOE?

Zapatero no tiene capacidad para mover tan compleja empresa. Sánchez, el Gobierno sanchista, tampoco. ¿Quién? Ni Calcante, el Testórida, el mejor de los augures, que conoce lo presente, lo futuro y lo pasado, sabría contestar.

Acierta el embajador Sánchez: Revanchismo.

<<Todo este revanchismo alentado desde el Gobierno sanchista nos retrotrae a los españoles a 1939…>>.

Este es el socialismo de nuevo cuño. No han aprendido nada. El llamado progresismo, iniciado con Zapatero, continuado y agigantado por Sánchez, es la reencarnación del socialismo de Largo Caballero, el del odio y rencor. Son los magos de las urnas, del agitprop. Nos volveremos a encontrar, a enfrentar. No han aprendido nada. No saben nada. No escuchan. No cumplen. No aman a España. ¿Quién está detrás? ¿Quienes?

Son, en definición del socialista Francisco Vázquez y Vázquez: revanchistas. Si lo sabrá él bien.

Nos retrotraen a 1939. Yo creo que a años antes.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

26 agosto 2019

PRESIDENTE EN FUNCIONES… ¿DE REY? PROHIBIDO EXHIBIR LA BANDERA HISTORIADORES A LA CÁRCEL General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Dicen que en cierta ocasión un ministro de la Gobernación, ya saben, le preguntó a su Jefe de Gabinete que qué hora era. Este, pelota de oficio, le contestó:

-La que usted quiera que sea señor Ministro.

Pedro Sánchez marca la hora y no ha llegado tarde a la audiencia con el Rey. Fue el Rey el que se anticipó. La hora es Pedro Sánchez. Ya avisó en su día. Yo y el Rey.

¡Qué bien estuvo aquel imperativo: ¡¿Por qué no te callas?! ¿Lo recuerdan?

Mañana 10 de agosto se conmemora la gesta de Magallanes y Elcano que por primera vez, hace 500 años, circunnavegaban el mundo. Pero como si nada. España se deshace entre la dispersión y las luchas internas.

A dos chavales de 14 años que recogían sus trofeos de piragüismo con la Bandera de España en sus hombros se les ha prohibido tajantemente tal exhibición. Dos incipientes héroes, ejemplo de patriotismo, que renunciaron a sus premios porque por encima de ellos está su Bandera. Espero que la ministra de Defensa tome note y sea ella la que premie a los chavales por su patriótica actuación: los sevillanos Pablo Ogazón Rodríguez y Carlos Sánchez Bernal. Los mayores, los que quieren ser maestros del desencanto, han quedado al descubierto por cobardes e infames.

El Grupo socialista del Congreso ha presentado una excluyente proposición de ley con la que pretende reescribir la historia, redactar el pasado a su antojo y mejor servicio, ley de Memoria Histórica y Democrática, un atentado contra la democracia, una apuesta por la mentira, por la inquina, una falsa historia que les permita justificar los crímenes, de entonces, y condenar los otros. En definitiva un fusilamiento histórico en el siglo XXI. Muerte a la historia. A la convivencia.

Acabarán justificando los crímenes de la ETA. Es cuestión de tiempo y darles rienda suelta.

¿Quieren que siga? Lo tienen delante de su narices, ahora, aquí, en España, mes de agosto de 2019. Estos son datos.

-Un presidente perdido en su soberbia y fatuidad.

-Una España que olvida su historia.

-Un partido político que pretende enfrentar de nuevo a los españoles, como en su día lo hizo, y escapar de su historia vergonzosa.

-El ultraje a los símbolos de la Nación, la sectaria educación, a los niños,  en el odio a España. ¡Irresponsables!

-Todo consentido, en esta España troceada, dispersa, sin identidad, crispada, camino desaparecer como Nación. Puede que ya ni Instituciones, ni Estado queden.

-Todo sin enterarnos, mientras miramos los barquitos en la mar, los atardeceres rojos, las terracitas de conversaciones con el móvil, los paseos al compás de las cigarras o el ombligo de nuestros semejantes en esas playas tan acogedoras donde hay que madrugar para coger sitio.

El sitio lo hemos perdido. Sin darnos cuenta.

Rey don Sancho, rey don Sancho, no digas que no te aviso…

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

9 agosto 2019

PROCESO DE BEATIFICACIÓN DEL PADRE HUIDOBRO, CAPELLÁN DE LA LEGIÓN General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Padre Huidobro Capellán de la Legión

En abril del 2018 escribí en el blog una carta al Papa Francisco pidiéndole su intercesión para que el proceso de beatificación del Páter Huidobro se pusiese de nuevo en marcha ya que su causa lleva tiempo <<dormida>> sin saberse muy bien las razones. Inmediatamente la “Agrupación de Legionarios de Honor de Almería” junto a la  “Hermandad de Artilleros de Honor de La Legión“, se sumaron al reto de esta petición enviando sus comunicaciones para la apertura de la Causa de beatificación del Páter Huidobro a Roma, al Postulador de la Causa y al Arzobispo Castrense de España.

Después de algún tiempo la respuesta ha llegado. Ha sido del postulador de la Causa, Padre Cebollada, que es quien mejor conoce en estos momentos el proceso. Su contestación es de enorme importancia porque nos explica cuales son las razones por las que el proceso de beatificación está “dormido” y lo que aún es de mayor relieve: qué es lo que hay que hacer para que se reabra.

Tumba del Padre Huidobro en los Jesuitas de Serrano, Parroquia de San Francisco de Borja

Lejos de especulaciones el Padre Cebollada nos pone en el camino para que la Legión y sus fieles, legionarios o no, devotos todos, pongamos en marcha de nuevo este proceso. La Legión hizo ya Santo a su curita legionario, popularmente, pero ahora hay que luchar para que su Santidad sea oficialmente reconocida por El Vaticano. <<La devoción es una condición sine qua non. Devoción venida desde diversos sectores del pueblo de Dios que tengan o hubieran tenido relación con el P. Huidobro>>, nos dice el postulador, Padre Cebollada. Ese es el camino y está en nuestras manos, en nuestra devoción.

Se inició su causa de beatificación en 1947 siendo Papa Pío XII quedando paralizado el proceso con Juan XXIII sin que hasta ahora hubiese explicación sobre ello. Hoy ha quedado aclarado: es necesaria la devoción. Tenemos que rezar y visitar su tumba en la Iglesia de los Jesuitas de San Francisco de Borja en Serrano. Tenemos que aumentar y pregonar nuestra devoción al Capellán de la IV Bandera de la Legión que murió al servicio de todos. Es condición sine qua nom.

Creemos que el pontificado del Papa Francisco, jesuita como el Páter Huidobro, sería un buen momento para reabrir o impulsar el camino de la beatificación del Capellán de la Legión: <<Legionario y Santo>>, como quedó proclamado entre los legionarios.

El próximo Centenario de la Legión se llenaría de gozo si se recibiese la noticia de la apertura del proceso. Para ello los principales protagonistas somos nosotros con la dirección y guía del Arzobispo Castrense del que esperamos encabece esta petición y el impulso de los Mandos actuales de la Legión.

El camino está indicado, claro y diáfano. No hay excusas. Empecemos ya.

Monumento al Padre Huidobro en la “Cuesta de las perdices”. Madrid

Gracias a la <<Agrupación de Legionarios de Honor de Almería>> y a la <<Hermandad de Artilleros de Honor de La Legión>> por haber puesto la primera piedra para este monumento que queremos construir en el Cielo: la Santidad de nuestro Capellán, legionario y Santo, Padre Huidobro.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

10 JUNIO 2019

CARTA DEL POSTULADOR GENERAL DE LA COMPAÑÍA DE JESÚS

 

MILITARES EN EL CONGRESO General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

¿Alguien se cree ganador de estas elecciones? Se equivoca. Nadie ha ganado y buena prueba de ello es la indiferencia que se observa en las reacciones tanto a la victoria como a la derrota.

No hay ruido de batalla, queda el campo despejado, con suma rapidez se han retirado muertos y heridos.

Se guarda silencio y se asimilan los dos impostores. Momento de Kipling.

<<Salvo una batalla perdida, no hay nada tan triste como una ganada>> (Lord Wellington). Cualquier batalla es dura y los guerreros se entristecen en la derrota y, por parecidas razones, en la victoria. Los irresponsables beben de la victoria hasta caer ebrios.

Al hacer el recuento suena la voz ronca del fatal desenlace: Sin novedad. Poder decirlo sin arriar el pendón de la batalla significa que el honor permanece intacto. Derrota no equivale a deshonor. Victoria puede serlo, depende de cómo se administre.

Ambos, vencedor y vencido, tienen su cometido ineludible. Las guerras de las armas terminan y se firma un armisticio o la paz definitiva, la guerra política es permanente, sin tregua.

No puede haber descanso. Es una batalla perdida o ganada, más o menos larga, pero no hay tiempo para el reposo. Las tropas no son de plomo y la política es el juego de la guerra permanente. Los soldados cada mañana se levantan al fragor de la batalla y alguien debe mantener vivo su espíritu de lucha.

Victoria y derrota: impostores ambos. Ganar gana uno. Los demás por mucho que crean y digan: pierden. Pero todos han luchado hasta el límite.

El siguiente paso es para los vencedores asumir su responsabilidad. Los otros, perdedores, también los que perdiendo creen haber ganado, es entender a España. Quizá España ha cambiado. Quizá hay que darse un paseo por esos lugares que algunos encorbatados no pisan jamás, escuchar, hablar y meditar. Bajarse de la España oficial y enredarse en la del sufrimiento de los meses largos.

Una novedad en el Congreso: militares. La novedad, por Vox, el General Rosety (Cádiz), y general Mestre Barea (Alicante); por el Partido Popular el general Gutiérrez Díaz de Otazu (Melilla). El general Asarta, que iba de número uno por Vox en Castellón, se queda fuera.

Esto despierta un gran interés militar. Vamos a estar muy pendientes de sus intervenciones y su actitud. Esperamos que lo que les ha llevado a dar este paso al frente (de batalla) redunde en beneficio de España y sus Fuerzas Armadas. Queremos oírles y sentirles, saber lo que dicen y hacen. Desde aquí les felicitamos y les ofrecemos este humilde blog para que, si lo consideran oportuno, nos mantengan informados y conectados con su actividad que seguro será de gran interés para el mundo de la Defensa. La oferta queda hecha.

Ellos saben mejor que nadie lo que cuesta una victoria y más perder una batalla, pero que ninguna de ellas tiene poder para alzarse con soberbia ni para derrotar el alma de un soldado.

Su voluntad de vencer y el espíritu combativo, siempre, más en la derrota, permanecen intactos.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

30 abril 2019

LAS LISTAS ELECTORALES DE LOS PARTIDOS. Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

El que piadoso desengaña amigos

tiene mayor peligro en su consejo

que en su venganza el que agravió enemigos.

Por esto a la maldad y al malo dejo.

Vivamos, sin ser cómplices, testigos;

advierta al mundo nuevo el mundo viejo.

(Francisco de Quevedo).

Hay lugares de los que nadie se va contento. Uno de ellos es la política. Hay otros; pero de ese hablaré en ocasión más propicia.

El agradecimiento a los servicios prestados es el mayor de los desagradecimientos; en política es peor; ni eso. Cuando pueden sacar partido de ti, el partido lo hace, cuando no, o se inventan algo, que filtran, o te mandan el motorista.

En política, y otros menesteres, diría que para todos, más vale guardarse siempre una carta. Saber y amenazar. Dormir con la Iliada bajo la almohada, cerca de la daga. La daga es buena compañera, sobre todo en el mercado de dagas, y si no vean como en el ministerio de Defensa se guardan la ropa unos a otros mientras nadan por ríos y mares distintos; de dagas. Unos entran y otros salen, pero a todos les esperan los misiles, la industria de la aeronaútica, o la patronal de la industria de Defensa; incluso los uniformados, buenos y obedientes, que se han movido bien en sus pozas, acaban en Santa Bárbara, Expal, Global Training Aviation, Oesia Network, Navantia, General Dynamics, y yo que sé en cuantas dagas más. En fin, un chollo, lo que se dice un chollo. Estas cosas del armamento dan mucha munición. El último que ha usado la puerta giratoria ha sido tan rápido que casi no ha dado tiempo a hablar de él. Era Secretario de Estado de Defensa y el paro no le ha durado ni un día. Escribano Mechanical, o algo así, le abre sus brazos. Estos sí que se van contentos, seguros de su valor político que ahora será su gran aliado y que, desde su bien remunerado puesto, mirarán por encima del hombro a sus compis.

Miro las listas de los partidos para situar a los generales al frente de sus tropas. Los ya rentabilizados van a Europa, a sus ejércitos de descanso. A vegetar, cuando debería ser el lugar donde se diese la batalla más importante.

Al resto me gustaría avisarles de que las tropas están cansadas y abatidas, que ven enemigos por todas partes y se sienten rodeadas. Que de la principal hazaña están desengañados porque no hay respuesta a la obediencia. Que las batallas dejan heridos y heridas incurables; que son tropas que se han sentido muchas veces abandonadas y engañadas. Que hay mucho desencanto en el frente.

A los que repasan las listas y en ellas ya no se encuentran. A los que se alegran al verse. A todos es bueno recordarles que una vez terminado el juego, rey y peón duermen en la misma caja. Así fue y así será por los siglos de los siglos. Y así decía Quevedo y ni caso le hacemos.

Vivamos sin ser cómplices, testigos;

advierta al mundo nuevo el mundo viejo.

Y el que piadoso desengaña amigos…

Cosas de la política, de ahora y de antes. Ahora y antes es siempre.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

3 abril 2019

CABALLERO LEGIONARIO ALEJANDRO JIMÉNEZ CRUZ: ¡PRESENTE! General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

En este Camino al Centenario que ya hemos iniciado debemos hacer un alto porque, una vez más, esa vieja conocida de la Legión se nos ha colado, como siempre, sin previo aviso: la muerte.

Ayer murió en acto de servicio, en ejercicios de adiestramiento, el Caballero Legionario Alejandro Jiménez Cruz, del Tercio don Juan de Austria, III de la Legión. Tenía 22 años, ilusión y amor a España. Era un Caballero legionario.

Nuestro compañero Alejandro ha asumido el Espíritu de la Muerte:

“El morir en el combate es el mayor honor. No se muere más que una vez. La muerte llega sin dolor y el morir no es tan horrible como parece. Lo más horrible es vivir siendo un cobarde”.

En combate ha muerto. Para la Legión las maniobras, cualquier ejercicio de instrucción o adiestramiento, es combate. No hay diferencias en la entrega y decisión. Es el combate permanente, sin turno, sin contar los días, ni los meses ni los años.

Recogemos con dolor el cuerpo del legionario, de nuestro compañero Alejandro, ante nuestro Cristo de la Buena Muerte lo depositamos, rezamos y también lloramos, Alejandro compañero, a nuestro lado, siempre, siempre, siempre, que nosotros no te dejamos, sigues aquí, unión y socorro, compañerismo y amistad.

Los versos del coronel Luis López Anglada nos sirven de despedida.

El toque de oración inicia el vuelo

Y hay en las últimas luces del cielo

Algo invisible que nos acompaña,

Como si en la quietud de los soldados

Estuvieran aquí formados

Todos los que murieron por España.

Caballero Legionario Alejandro Jiménez Cruz: ¡Presente!

¡Viva España! ¡Viva el Rey! ¡Viva la Legión!

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

26 marzo 2019

UNAS DIFÍCILES E INCIERTAS ELECCIONES. EL ARTE DE LA POLÍTICA General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Fue su respuesta cuando le presentaron a Ortega y Gasset: <<Hay gente pa tó>>.  Rafael el Gallo, ante lo que él no entendía, ser filósofo, nos dejó la mejor y más comprensible definición de filosofía. En nuestra política actual no hay gente “pa tó”, sino “pa ná”. Y nos la jugamos por ello, todos. Porque tó y ná son lo mismo: nada, que eso es filosofía. Copio al maestro Gustavo Bueno: <<Ahora todo el mundo tiene su filosofía,  está disuelta por todo el mundo, está muerta. Un hostelero sevillano decía que su filosofía era jamón, jamón y jamón>>. No le faltaba razón.

La de los políticos ya me dirán ustedes cual es; aparte de jamón, jamón y jamón, que también, pero del caro. La del presidente, el que se va, se llama “Falcon”; la del que se fue “a mí no me pregunten”, ¿y la del que venga?, si es que viene otro.

El momento es sumamente delicado. Si no hay acuerdo habrá guerra. Eso es así según los estudiosos del fenómeno humano, de ese desliz llamado guerra que para los romanos era una meditación mientras la paz era un ejercicio; dicen que lo decía Flavio Josefo.

Se intenta escenificar la paz, pero el enemigo lanza sus misiles y detrás su infantería. Mientras peor mejor. Bancos y banqueros, políticos y politiqueros, juzgadores y juzgados, halcones y palomas, generales y soldados, rezadores y mascullapadrenuestros, honrados y ladrones, pillos y pillados, tontos y listos, ricos y pobres, todos en una mezcla indescifrable, atemorizados o huidos hacia delante, depende, que lo mismo vale uno para un roto que para un descosido. Todos iguales, pero diferentes, unos más que otros. El caso es, como siempre, tener un amigo, de conveniencia claro. Hasta en el infierno, o quizás ese sea el mejor sitio para tenerlo; allí hay de todo. Es lo que llamamos política. ¿O filosofía de la política?

Hay que reformar la casa. Hay que escribir un libro que explique el arte de la política, como El Arte de la guerra. Para ello será mejor que empecemos por darnos cuenta que política y guerra son lo mismo, la misma filosofía. Puede, por ello, que ya esté escrito.

El arte de la política

Como lo que se aproxima, elecciones en clave de enfrentamiento,  va a ser una guerra a muerte les recuerdo algunas normas que no dejó escritas un hombre que amó a su patria: <<Yo amo -escribía Maquiavelo– a la patria más que al alma>>:

-Cuanto aprovecha al enemigo os perjudica, y viceversa.

-Las mejores resoluciones son las que permanecen ocultas al enemigo hasta el momento de ejecutarlas.

-La naturaleza hace menos hombres valientes que la educación y el ejercicio.

-Vale más en la guerra la disciplina que la impetuosidad.

-Los que se pasan del campo contrario al vuestro, si permanecen fieles son  una gran conquista, porque la fuerza del enemigo disminuye más por la pérdida de los que huyen que por la de los que mueren, aunque el nombre de tránsfuga sea sospechoso entre quienes le reciben y odioso para los que deja.

-Difícilmente es vencido quien sabe conocer su fuerza y la del enemigo.

-Aconséjate de muchos respecto a lo que debes hacer, y de pocos en lo que quieras hacer.

-Los buenos generales solo dan batallas cuando la necesidad les obliga o la ocasión les llama.

-Los accidentes imprevistos se remedian con dificultad, los previstos fácilmente.

-Los hombres, las armas, el dinero y el pan, son el nervio de la guerra; pero de estos cuatro elementos, los más necesarios son los dos primeros, porque los hombres y las armas encuentran el dinero y el pan, pero el pan y el dinero no encuentran armas y soldados.

-Acostumbrad a vuestros soldados a despreciar las comidas delicadas y los trajes lujosos.

Por último, sin que ello sea el final, conviene saber que cuando los hombres quieren una cosa deben empezar por aprender a hacerla para ejecutarla cuando la ocasión lo permita.

Leedlo porque leer es aprender, pero aplicarlo es también aprender, la clase más importante de aprendizaje.

Hay más. Mucho más.

Ya sé que no me entienden.

La política cree que lo sabe todo, pero es una lástima que no sepa más que eso.

Desde los tiempos más remotos quedó claro, por encima de cualquier otra norma, que al hacer la guerra el propósito debía ser <<llevar la paz al Estado y no el de sumirle en la desolación>>.

Que ustedes lo aprendan bien.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

18 febrero 2019