A CULO PAJARERO ¿QUIÉN ES EL GALLO? Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

He contado alguna vez lo sucedido a uno de mis bisabuelos, sevillano, inteligente y buen narrador de historias. Esta era una de sus favoritas a la que ponía un acento especial.

Iba de Madrid a Sevilla y en Despeñaperros hizo el alto técnico en un hotelito, cuya situación he localizado, convertido ahora en un merendero o algo así.

Antes de entrar al comedor y con la elegancia que le distinguía preguntó a la recepcionista del hotel por los aseos. Esta, a la vez que le señalaba una rústica puerta de madera, le entregó una cañita de aproximadamente un metro de longitud. Mi bisabuelo, aunque algo sorprendido por el ofrecimiento, prefirió no hacer preguntas y aceptarla con la misma naturalidad que a él se la habían ofrecido. Fue al abrir aquel portalón cuando rápidamente se percató del porqué del utensilio. El supuesto aseo de caballeros era un gallinero donde multitud de gallinas picoteaban alrededor de un fornido y arrogante gallo. Ponerse de cuclillas a calzón caído en aquel lugar expuesto a los ataques de las hambrientas gallinas, incluso someterse a la chulería del gallo del corral, requería, sin la menor duda, el uso de aquel utensilio para mantener a raya a cualquier gallina que osase acercarse por la peligrosa retaguardia que quedaba a culo pajarero. Mi bisabuelo, al ver el panorama se desinfló y para hacer algo de tiempo se entretuvo unos minutos sacudiéndole unos cañazos al chulo del gallo.

Se abría la puerta del Parlamento para la sesión de control al Gobierno. Al entrar todos recibían de un ujier correctamente uniformado una caña de un metro aproximadamente; en algunos antiguos lugares llamada el estupidómetro porque medía en centímetros el grado de estupidez del usuario. A algún diputado han tenido que explicarles su mecanismo combinado y otros muchos la llevaban de casa, pero muy larga, demasiado, tanto como la nariz de Pinocho. Evito dar nombres.

La sesión de control se ha convertido en un penoso ataque a España en la figura de su símbolo y exponente más fuerte: la Corona.

En estos momentos comprendemos al Rey y debemos estar cerca de su segura firmeza que convertirá en realidad integradora para el futuro y en cada día más ganas de luchar por España.

Recuerdo las palabras de Don Juan Carlos en Covadonga cuando le imponía a su hijo, hoy Rey de España, la Cruz de la Victoria como Príncipe de Asturias:

<<Esa cruz significa también tu cruz. Tu cruz de Rey. La que debes llevar con honra y nobleza, como exige la Corona. Ni un minuto de descanso, ni el temblor de un desfallecimiento, ni una duda en el servicio a los españoles y a sus destinos. En esa obra bien hecha y en esa voluntad de superación, yo quiero que tú, Príncipe de Asturias, te sientas entrañablemente crucificado>>.

No va a ser fácil doblegar a los españoles por mucho que este temporal presidente y los actores que hoy han querido convertir el Parlamento en un gallinero se empeñen. A cañazo limpio se han insultado, amenazado, y descubierto sus vergüenzas, a culo pajarero, un triste espectáculo digno de la ironía de Berlanga: Todos a la cárcel.

Me repito; sí. Ya lo he contado. Pero tiene propósito. Escribe Ángel González en sus Glosas a Heráclito:

Nada es lo mismo.

Nada permanece.

Menos la historia y la morcilla de mi tierra:

se hacen las dos con sangre, se repiten.

Y el gallo del corral negó lo evidente tantas veces como fuese necesario para no ser descubierta su traición. Aunque tenía el estupidómetro de mayor tamaño y quedaba a culo pajarero con las vergüenzas al aire.

En la sesión de control.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

1 octubre 2020

 

 

 

14 pensamientos en “A CULO PAJARERO ¿QUIÉN ES EL GALLO? Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

  1. Jauria humana contra los Reyes. Todos tienen la presuncion de inocencia, menos ellos. La subversion, a la vista de todos. El Ejecutivo
    contra la Jefatura del Estado y el Poder Judicial.
    En 1936 les falto tiempo para cargarse al entonces Jefe del Estado, el Presidente de la Republica D. Niceto Alcala Zamora.Se repite la Historia.

    Le gusta a 4 personas

  2. ¡…susórdenes!

    Los españoles necesitamos que el Rey dé un paso adelante en el asunto del COVIT, comprometiendo a los políticos a la unidad de acción con criterios unificados en el tiempo, en lo científico y lo económico. Una intervención al modo de la que tuvo cunado el golpe de estado de los separatistas catalanes.

    Necesitamos su protección. Necesitamos comprobar, que al contrario que los políticos, alguien sólo dice y hace por España y los españoles.

    ¡Viva el Rey!

    Le gusta a 4 personas

  3. A las órdenes de V. E., mi General.

    Están ya en la fase de preparación artillera del terreno que quieren conquistar. Hay que aguantar la embestida sin vacilar, y esperar a que agoten la munición, porque son tan torpes, que disparan sin orden ni concierto, dispersos y en plan francotirador, sin concentrar el fuego en un punto concreto, y entonces salir al contraataque sin hacer prisioneros. A por todas de una vez para siempre, o al menos para doscientos años más. Qué tíos más pesados.

    Todos los que están al acoso y derribo del sistema gracias al que ellos viven y medran, son por definición una cuadrilla de traidores y golpistas confesos, que no tienen legitimidad para estar donde están, y merecen ser destituídos y neutralizados.

    Y a continuación, eso. “Todos a la cárcel”. Pero a pudrirse allí, sin indultos exprés ni esas cosas. A envejecer hasta que les llegue la pérdida de la memoria. Siempre saldrá más barato darles de comer, que dejarlos sueltos robándonos. el dinero y la paz.

    ¡¡¡Viva España!!!

    Le gusta a 5 personas

  4. Yo ni tengo la suerte de ser abuelo ni aún he llegado, con la lucidez de doña Lourdes, a esos benditos años, pero confieso igualmente que esta ración de animina en vena, cuando puedo aplicármela mañanera y con el café, es un chute magnífico. No perdamos de vista a la presidenta del gallinero: tiene más peligro que una piraña en un bidé. Y es que ni elegidos con el candil de Diógenes les salen más bastardos.

    Le gusta a 6 personas

  5. Al gallo del culo pajarero
    ———————————————–
    Cuando el pueblo se acobarda
    ante la sinrazón gubernativa
    y las mentalidades bastardas
    en su indignidad se alargan
    bailaremos en las derivas.

    Que forman las tempestades
    de los que en ellas se impulsan
    dentro de las ilegalidades
    bendecidas por sociedades
    que de la dignidad rehúsan.

    En este país sin nombre
    sobran todos los valientes,
    porque el pensamiento progre
    se opuso contra lo NOBLE
    aprovechando la PESTE.

    Que administran al antojo
    de la inmoralidad conveniente,
    que sin sentir ningún sonrojo
    nos tratan como despojos
    y de la forma más hiriente.

    Este gobierno es un petardo
    que aplauden las bastardías
    y presumiendo de GUARRO
    se hacen ver en los desgarros
    DADOS A LAS FELONÍAS.

    España día 1 de Octubre de 2,020

    Ramón Lencero Nieto

    Le gusta a 6 personas

  6. Buenos días mi General y todos; retrete y gallinero como plato único, y la culpa la tenemos todos menos la caca, el gallo, y sus gallinas. Problema de muchas plumas para tan poco vuelo, con las peores minorías mejor representadas, y encima nos avisan de los peligros de una meritocracia. ¿Y a la mayoría quien la representa?, pues la mayoría, cuanto más lejos mejor, lagarto, lagarto, no vaya a ser que…

    Le gusta a 6 personas

  7. Hace años vi un reportaje sobre la guerra de las Malvinas en el que entrevistaron a combatientes de ambos bandos. Un infante de marina británico contó que, tras desembarcar, tuvieron que hacer a pie unos 100 km hasta la capital de las islas cargados con armamento, munición y mochila. Como tuvieron problemas logísticos, tenían que beber el agua de los charcos que se iban encontrando por el camino, lo cual les provocó diarrea. De vez en cuando, un infante de marina de Su Graciosa Majestad se apartaba de la fila y tras quitarse la mochila, desabrocharse el cinturón y bajarse pantalones y calzoncillos, pues… a culo pajarero. Afortunadamente allí no había gallos que pudieran importunarles. En una ocasión, un infante de marina se apartó de la fila, se quitó la mochila, se desabrochó el cinturón pero como no veía que no le daba tiempo a desabrocharse el pantalón y bajarse los calzoncillos, recurrió a una solución de emergencia. Sacó su bayoneta y se rajó pantalones y calzoncillos para que estos pudieran bajar rápidamente.

    Los políticos que atacan a la monarquía tienen mucha prisa por echar al rey. Como si tuvieran diarrea. A culo pajarero y con prisas diarreicas. Y las prisas a veces no son buenas.

    Le gusta a 2 personas

  8. Buenas tardes mi General, totalmente de acuerdo con su escrito.
    Saludos con afecto y respeto. Al igual que a todos los participantes,
    !Viva España! ! V.E.R.D.E. ! !Viva la Legión !
    Josefa López del Moral Beltrán

    Le gusta a 3 personas

  9. Muy bueno el símil, General. Yo les dejaría ir a los aseos sin la varita, a ver si con suerte…

    En fin, mejor no dejar vagar la imaginación, porque se me ocurren cosas mucho más peligrosas.

    Usted al menos le echa cierto humor, yo ya no soy capaz ni de eso.

    Saludos

    Margarita Alvarez-Ossorio

    Le gusta a 4 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .