LOS ÓSCAR DE HOLLYWOOD Y LA GUERRA . Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

No suelo ver la televisión, nada tengo contra ella, sino que el tiempo no puedo dedicarlo a otra cosa que no sea aprender cosas nuevas. Queda mucho por saber y hay poco tiempo para aprender acerca de las grandes dudas que se han ido acrecentando con el paso del tiempo y que cada vez se presentan más oscuras en interminable laberinto que apenas deja horas para dormir buscando su salida. No será la nueva conciencia de la imagen la que lo solucione.

Ahora entiendo algo más porqué Dédalo construyó el laberinto para encerrar al Minotauro que solo aplacaba su ira con sacrificios humanos.  Sin olvidar recrearse en la obra de una pista de baile para Ariadna.

Empieza a desvelarse el gran secreto que se encierra en la escasa evolución del cerebro humano cuyo líquido parece ser el rojizo color del atardecer de fuego. Es el Minotauro. Pasión por el animal.

La televisión nos ofrecía los premios al espectáculo real de ese arte profundo que atrapa la ilusión óptica con el color, la luz y el movimiento, todo eso que atrae al hombre más remoto; algo que creíamos podría ennoblecerle al verse en su desnudez sentado en la caverna de Platón: el cine entrega los Óscar.

Desde el lugar más culto, dicen, la meca del cine, del blanco y negro al tecnicolor, de la pulcritud de la imagen, arte sublime, nos llegó el cine sin dirección, pero con un guion muy antiguo: un hombre abofetea a otro por defender a su mujer, a la que cree propiedad. Poder. Posesión. Expresarlo con más brutalidad, con menos primor, con escándalo, no sería muy difícil. No es necesario. Ustedes me entienden. Claro que como era Hollywood todo era color y no sabemos muy bien si fue o no, solo película sin doblar.

La escena ha sido de cine. Solo ha faltado el beso del perdón, un buen beso, de esos, repito, de cine, eternos, de ella a él que agradecida planta en los labios de su defensor. Todo después de un intermedio para el duelo de pistolas por la solitaria calle, estática, rota la imagen por ese indefinible matojo que rueda por el viento, que se supone.

Puede que la Ilíada narrase esa escena de película o fue incluso antes. Aquiles, o fue Menelao el engañado, o Paris abofeteado. No sé que tuvieron que ver Briseida o Helena en todo este acontecer que es la guerra.  Bofetadas hubo para todos y pasiones desbordadas, guerras y más guerras hasta que Einstein le preguntaba a Freud el porqué de las guerras y este contestaba que la culpa fue de una palabra a la que se respondió con una bofetada. Que eso no cambiará y que puede que se llame amor, u otra cosa distinta que tiene que ver con poder. O mejor con posesión: «conservar y unir (eróticas)—destruir y matar(de destrucción)». Siempre en una se da algo de la contraria. Es la vida.

El mejor ejemplo es la Ilíada. Pocas diferencias. «Por consiguiente, parece que el intento de sustituir el poder real por el poder de las ideas está condenado por el momento al fracaso» y sentencia: «El ser viviente protege en cierta manera su propia vida destruyendo la vida ajena».

Einstein y Freud no llegan a soluciones. Se les había adelantado Pascal:

«Guerra intestina del hombre entre la razón y las pasiones.

Si no hubiera más que la razón sin pasiones.

Si no hubiera más que las pasiones sin razón».

Una bofetada o una guerra. Misma pulsión.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

4 abril 2022

 

9 pensamientos en “LOS ÓSCAR DE HOLLYWOOD Y LA GUERRA . Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

  1. A las órdenes de V. E., mi General.

    Seguramente, si hay juicio, que sería lo que toca a continuación, el abofeteado alegará su sagrado derecho a la libre expresión, y el abofeteador el suyo a la legítima defensa del honor puesto en duda.

    Cosas de la democracia. Resultado: O aquí no ha pasado nada y con los beneficios de la publicidad nos tomamos unas copas juntos hasta emborracharnos, y tan amigos. O nos dejamos un pastón y nos arruinamos cada uno en los dos mejores y más famosos bufetes de la nación, y son ellos al final quienes se lo llevan crudo todo. Y nosotros, pobres diablos, a empezar de nuevo. Si podemos después de tanto esfuerzo y desperdicio de energías. Lo mejor y más inteligente sería que el uno, sin ir más lejos, se quedara con la fofetada, que de todas formas nadie se la puede quitar, y el otro disfrutara del merecdo premio del beso.

    Estos yankys son únicos para el espectáculo. Sólo recordar el montaje de la explosión del barco aquel en La Habana, para iniciar una guerra contra quien les había ayudado a ser independientes, para robarles una perla, se saltan las lágrimas.

    ¡¡¡Viva España!!!

    Le gusta a 5 personas

  2. Atentamente y con el debido respeto

    Al figurín de Will Smith
    …………………………………………..
    El comportamiento humano
    tiene mucho de animal,
    Y. En esta irracionalidad
    no hay padres, ni hermanos
    ante la colera bestial.

    Esas conductas tan ridículas
    son propias de los personajes
    entrenados para rodajes
    antesalas de las películas.
    Y. Nunca en los homenajes.

    El engreído Will Smith,
    es uno entre muchos más
    que ensalzado por la sociedad
    se exhibe cual figurín
    endiosado en el pedestal.

    De la fama conseguida
    a través de las ficciones
    entrañada en los actores
    apadrinados por movidas
    que la necedad compone.

    Día 4 de abril de 2022

    Ramón Lencero Nieto

    Le gusta a 6 personas

  3. Buenos días a todos.

    «Estos yankys son únicos para el espectáculo. Sólo recordar el montaje de la explosión del barco aquel en La Habana, para iniciar una guerra contra quien les había ayudado a ser independientes, para robarles una perla, se saltan las lágrimas».
    Desde luego. Recordemos «las cañoneras de Tonkín» (años 60), las dudas sobre Pearl Harbor, la «brillante» técnica de arrasar ciudades japonesas o alemanas (y también francesas e italianas), la deforestación de la selva vietnamita y la destrucción de presas y pantanos para acabar con su agricultura, la milonga que nos vendieron con las «matanzas» de albaneses en Serbia, y pocos años antes jalear la guerra en los Balcanes, las intervenciones constantes en Centroamérica, el no hacer nada en Hungría 1956, las «primaveras» árabes, la Marcha Verde con banderas alauitas y estadounidenses…
    ¡¡¡Con aliados así, adelante hasta la victoria final!!!

    Le gusta a 2 personas

  4. Buenos días.
    Ante las diferentes opiniones vertidas sobre la bofetada ,yo ,que no debo sumisión a nada que no sea o esté dentro de las buenas costumbres, me inclino a justificar la famosa bofetada en una parte de la contemplación y no en la otra. Yo aprendí a que a una señora (y digo señora) se la saludaba tomando su mano y acercarla a los labios, sin rozarla, simulando un beso respetuoso, o saludarla al cruzarse ,o simplemente estar cerca ,levantando ligeramente el sombrero quien o si lo llevara. En consonancia con esto justifico en este caso la defensa por la ofensa. No lo hago ,sin embargo, en la situación en que todo se desarrolló.
    Ha salido el coro de plañideras a decir que si una mujer no necesita defensa, que si la propiedad, que si el machismo,etc. Todo en aras de una falsa igualdad por la que se está entrando y que sí existe en derechos,claro que sí, pero decir como han dicho, que se defienda sola es tanto como mirarla y decirle ante la ofensa “!!es tu turno!!
    Yo no lo encajo. Tengo a las mujeres muy por encima en cuanto a respeto y consideraciones .Puede que sea antiguo y no “progresista” pero……no soy capaz de aceptar todo . Aprendí que la lealtad y la bonhomía se muestra cuando dices lo que crees que es, no lo que quiera oír la otra parte

    Serafín Verdejo

    Le gusta a 1 persona

  5. Lo cierto, mi General, es que la vida, a partir de la aparición de la redes sociales, no es más que un espectáculo a la vista de todos.

    Para uno que la use con fines didácticos, hay miles que sólo quieren fama y por añadidura el dinero que suele traer consigo esa fama.

    Ya me gustaría oír a Freud opinar sobre el mundo actual, cuando nadie se oculta de nada ni siquiera tiene un mundo interior que ocultar. Es una sociedad vacía, ni siquiera es interesante estudiarla. El que es malo no puede ni quiere disimularlo, se siente orgulloso porque eso le da, teóricamente poder y el que roba nos mira por encima del hombro porque se considera más listo que el honrado. Y no es anecdótico, posiblemente ustedes, como yo misma, hayan oído a esos que presumen de engañar a hacienda, ahora posiblemente lo digan más bajito porque ese dinero que el gobierno nos saca de los bolsillos se ha convertido en el motivo vital para la supervivencia de ese mastodóntico entramado y haya que tener más cuidado con lo que se dice al respecto y a quién, pero yo recuerdo perfectamente a mi marido borrando categóricamente de nuestra lista de posibles invitados o amigos a los que se expresaban en esos términos, porque los había, ya lo creo, y los sigue habiendo. Y lo que es peor, que una siente cierta ansiedad cuando presenta su declaración para pagar hasta el último céntimo que le corresponde, con la sospecha casi cierta de cuales serán los fines para los que destinen.

    Creo que cada vez hay más pasiones sin razón, que razón sin pasiones. Y eso da miedo. Al menos a mi me lo da.

    «Show» puro y duro, tiene razón D. Félix. Ahí no encontraremos ni a Einstein ni a Pascal, ni por lo más remoto a Descartes o Spinoza.

    Saludos

    Le gusta a 2 personas

  6. Con permiso de Vuecencia, mi General. Mucho antes de que Homero escribiera «La Ilíada» al hombre le traicionaba la razón porque le dominaba el corazón, ¿Egoísmo, soberbia, amor…etc? .Efectivamente por una bofetada o simplemente por una palabra, dicha a destiempo, o mal interpretada, se podía declarar una guerra. ¡Arriba España y viva La Legión!. Julio de Felipe

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s