ESPAÑA ANTE LA GUERRA. General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

De la guerra es de lo que tratan los militares y de lo que deben saber.

Claro que estábamos en una guerra y ha aparecido otra distinta. Hacíamos la guerra que fue y nos olvidamos de la guerra que venía. Vivíamos en el mundo de Yupi y apareció el mundo de Putin.

La guerra es pura energía, sin más arte que la ciencia y la tecnología. ¿Para qué queremos el arte? Es cosa antigua. Habla la fuerza que transforma el arte en ferocidad, en devorador de almas.

«Que un ser humano sea una cosa es, desde el punto de vista lógico, una contradicción; pero cuando lo imposible se ha hecho realidad, la contradicción se hace desgarro en el alma» nos dice Simone Wail en el sobrecogedor La Ilíada o el poema de la fuerza.

La nueva guerra trata de convertirnos en cosa, pero la paz, que así llamamos, se ha convertido en un camino en que «el pensamiento no tiene lugar, no hay justicia ni prudencia».

Se requiere pensar antes de armarse para la guerra. Como no: guerra.

Los presupuestos del Gobierno de España para la Defensa del año 2023 deberían serlo para la guerra, pero lo son para la Industria. Algo es algo. Claro que la guerra es distinta de lo que era y ahora la ciencia y la tecnología han acabado con el arte. Fuera generales y almirantes, es el momento de los hackers, de las empresas tecnológicas y de las pantallas, de la guerra de los dedos que señalan y destruyen abandonando toda vinculación emocional. Guerras convertidas en videojuegos sangrientos. Peores ejércitos y mejor tecnología.

Las estructuras de los ejércitos han cambiado y si no, deben hacerlo pronto; sus unidades encuadrar otro tipo de combatientes; los uniformes ya no distinguen a los guerreros; sus armas tampoco. Algo de esto apuntaba el Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) (Jefe de Estado Mayor y no Jefe del Estado Mayor; la aclaración es de escuela, pero en el Congreso aún no han asistido a esa clase… de gramática).

Hay una satisfacción generalizada por el aumento del Presupuesto de Defensa para las Fuerzas Armadas: un 25´8 % más que el año anterior. El JEMAD se hacía eco de ello. Algo extraño cuando en el Gobierno están los antiotan, antiespaña y los miliKK. Algo no cuadra y la razón no está (solo) en la presión internacional, de la OTAN y de los Estados Unidos de América, que sí, pero también que no, que hay que adivinar otras razones.

Oyendo al Almirante Jefe de Estado Mayor de la Defensa hemos descubierto el fondo de la cuestión. Claro y correcto, complaciente y educado a lo militar, ha desplegado ironía en lo que otros nada han entendido. Todos se han ido muy contentos sin penetrar la gravedad de las palabras suaves y conciliadoras del almirante que eran munición guiada.

¿Guerra de Ucrania? Otro día, si a la ministra le parece bien, les hablo de ella, venía a decir el JEMAD, aunque recalcaba que él apuesta por la vía diplomática para resolver el conflicto sin decirnos quién debe iniciarla y en qué condiciones. Otra vez será.

La de España es otra guerra, señalaba: el Sahel.

Parece ser ese el horizonte del esfuerzo bélico español; al menos eso se entiende entre líneas, en el lenguaje que queremos adivinar con una alta dosis críptica e irónica que empleó el almirante durante toda su intervención. Apunta que allí, en el Sahel, está Rusia (los chicos de Wagner), alarmándonos a algunos, a los menos, porque en ese momento daban las dos y media y alertó el presidente de la mesa de Defensa que las tripas sonaban, quizá por el esfuerzo que tuvo que hacer ya que toda la comparecencia se la pasó en digital lucha con su móvil ¿Jugaría a los barcos).

Hay que escuchar la intervención completa del almirante y sobre todo las respuestas a las preguntas planteadas por los miembros de la Mesa de Defensa de los distintos partidos para llegar a la conclusión final y más preocupante: nuestra guerra no está en Europa. Nuestra guerra es el Sahel. Visión estratégica adecuada que parece que no le interesa a la UE ya que desaparece de la zona, pero como muy bien dice el JEMAD, cualquier desestabilización en la zona nos afecta como nación soberana y afecta a la UE.

Al fin reconoció, con humildad franciscana, que las guerras de «alto nivel» son para la OTAN, es decir EEUU, y las de tapar agujeros, crisis de «bajo nivel», para la UE; realmente no entendí muy bien al Almirante Jefe de Estado Mayor de la Defensa.

Más dinero vamos a tener. ¡Gracias! A ver qué ocurre. Aquí hay gato encerrado. Dejemos que corra la legislatura. Que corra la guerra incierta.

No es bueno alargar los artículos así que lo dejamos para otro día. Hablaremos del Gobierno y de su Presupuesto industrial, que no militar. Hablaremos del mantenimiento, de la infraestructura, de los acuartelamientos, entretenimiento, endeudamiento, de …miento, y hasta de la Cultura de Defensa ¿presupuestada, precintada o umedificada?

Para terminar solo un detalle mí querido almirante. Alguien le preguntó sobre los sueldos de los militares, de todos, y quedé sorprendido ante la respuesta. Algo así —Eso lo llevo oyendo hace cuarenta años… No seré yo quien se oponga a revisar los sueldos…

Creo que el Jefe máximo de todos los militares no solo no debe oponerse, sino luchar por ello antes que por otra cosa. Esta es la respuesta que esperábamos.

—Lucharé con todas mis fuerzas, como estoy haciendo, para que los militares tengan el sueldo digno que les corresponde y se aumenten de inmediato sus retribuciones.

Seguro que lo hace y fue un simple despiste en sus palabras tan correctas y adecuadas para los oídos de los, contados con los dedos, señores diputados que asistían su comparecencia en la Mesa de Defensa del Congreso.

Llego a la conclusión que todo esto de la Defensa y de la guerra, le importa un bledo; a todos.

Menos a los soldados que lo sufren.

Hasta que truene.

«Imitad a éstos ahora vosotros, cifrando la felicidad en la libertad, y la libertad en la valentía, sin inquietaros por los peligros de la guerra. Quienes con más razón pueden ofrendar su vida no son aquellos infortunados que ya nada bueno esperan, sino, por el contrario, quienes corren el riesgo de sufrir un revés de fortuna en lo que les queda por vivir, y para los que, en caso de experimentar una derrota, el cambio sería particularmente grande. Para un hombre que se precia a sí mismo, en efecto, padecer cobardemente la dominación es más penoso que, casi sin darse cuenta, morir animosamente y compartiendo una esperanza» (Tucídedes. Oración fúnebre de Pericles. Historia de la guerra del Peloponeso).

No cabe duda que hay que luchar:

Así es como acaba el mundo
Así es como acaba el mundo
Así es como acaba el mundo
No con un estallido sino con un quejido.

T. S. Eliot, 1925

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

24 octubre 2022

 

 

 

 

 

 

7 pensamientos en “ESPAÑA ANTE LA GUERRA. General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

  1. Mi respetado y muy querido GENERAL,
    Bien planteado el tema y aún sigo con SUN-TZU, En su Capítulo V » LA ENERGIA» CREATIVIDAD y TIEMPO en la CONSTRUCCIÓN DE UN EJERCITO.
    Ahí está ahora mismo LA GUERRA.
    Si el proyecto de GOICOECHEA de hacer LA PRESA EN EL ESTRECHO si hiciera otro gallo cantaría.
    FELICIDADES y a la orden de V.E
    VIVA EL REY
    VIVA EL E.M
    VIVA Y ARRIBA ESPAÑA

    Me gusta

  2. Efectivamente no son los presupuestos de la guerra o de defensa, sino de la industria. Si los militares prefieren un sistema de armas estadounidende, los políticos adquirirán uno de origen europeo que se fabrique (o se pinte) en España.
    Un ejemplo de esto lo tenemos en los aviones de combate. ¿Se va a adquirir el F-35 o se van a seguir adquiriendo Eurofighters? Los militares preferirían el F-35, pero los políticos el Eurofighter porque se fabrica en parte en España. El problema grave lo tiene la Armada, ya que el único sustituto posible del Harrier es la versión B del F-35.

    Me gusta

  3. A las órdenes de V. E., mi General.

    A ver qué guerra es la que nos tienen reservada a España.

    Vamos a tener que sentir nostalgia de una guerra que llamaban fría, en la que España fue primera línea del frente y supo cumplir su compromiso con la paz en Europa.

    Dios quiera que si alguien nos organiza una guerrita de las que llaman de bajo nivel, no nos dejen solos, abandonados a nuestra suerte.

    ¡¡¡Viva España!!!

    Le gusta a 1 persona

  4. Buenas tardes

    No veo todavía ningún comentario a su artículo, mi General, pero seguro que los habrá y V.E. no ha tenido tiempo todavía de publicarlos, porque a mi no me gusta figurar la primera, y menos en un tema del que no soy precisamente la adecuada para encabezarlos.

    Como por supuesto no he oído la alocución del Almirante Jefe de Estado Mayor de la Defensa y en todo caso, aunque la hubiera oído no habría entendido casi nada, lo que queda meridianamente claro es que eso de subir los salarios de los militares es, como otras cosas que pasan en España, una ensoñación. Que se lo cuenten a todos esos soldados que tenemos repartidos por el mundo pasando penalidades y jugándose la vida, y a los que se preparan aquí en España, por pura vocación o por unos pocos euros, para no morirse de hambre.

    Los diputados se suben el sueldo con asiduidad, faltaría más, ellos son los que lo deciden y no se lo van a negar, estaría bueno, pero tiene razón en su conclusión final, las Fuerzas Armadas y la Defensa les importa un bledo y lo peor que es la cosas no tienen visos de cambiar, por mucho anuncio de aumento en el gasto que para esos menesteres se adjudique. El día que se
    materialice lo creeremos. Mientras será, ya digo, una ensoñación más.

    Y así es como acaba el mundo, con un quejido…tristemente tiene razón T.S. Eliot.

    Saludos

    Le gusta a 1 persona

  5. ESPAÑA ANTE LA GUERRA, nación que se aproxima a los 48 millones de habitantes, puede tener como «habas contadas» en efectivos combatientes, la cifra que resulta de sumarle a los profesionales de las armas en activo, los que están en reserva y los que están retirados, «e ainda máis, aquellos que han superado el Servicio Militar Obligatorio.

    Y la pregunta es:

    DE CAPITÁN A PAJE

    ¿De que cifra estamos hablando?

    Le gusta a 2 personas

  6. Mi General : Buen artículo el de hoy. Yo ya soy un militar viejo y escéptico y mientas no vea , no creo en nada..
    Las futuras guerras, o mejor, la futura Guerra, quizás sea la última. Habrá “guerritas”locales, que poco arreglarán.
    El mundo cambió, hoy la tecnología, los misiles…..se manejan desde un despacho. Y para terminar “ la guerra será “ “ “ “ ATÓMICA, QUÍMICA Y BIOLOGICA.
    Puede ser el fin del mundo. Pidamos al Padre Huidobro un milagro.🇪🇸🇪🇸🇪🇸
    ¡¡¡ TODO POR LA PATRIA!!!

    Me gusta

  7. ¡Que artículo tan ilustrativo!, pero que contenido tan tremendo, tan desesperanzador. No me queda otro remedio que asumirlo,mi General, y muy a pesar mio. Sodoma y Gomorra, no hemos aprendido nada desde entonces; o sí, nos hemos recluido en nuestro reverenciado amor al «PROGRESO MATERIAL» olvidando poco a poco los verdaderos valores morales del espíritu que hacen al hombre grande y fuerte ante las adversidades naturales y sociales que le acosan en su paso por este mundo. Es la condición humana; el hombre sujeto a sus instintos y apetitos sin que su voluntad, libre ( como le fué concedida), le advierta que camina a su destrucción. Todos los Imperios nacieron y crecieron hasta mas allá de lo que por sus fuerzas materiales les correspondia gracias a la fortaleza moral de sus hombres, pero alcanzado aquel, la corrupción hizo presa en sus raices provocando su caida. Sodoma y Gomorra, no hemos aprendido nada; la incontrolable condición humana. Y progresamos más en nuestro desvarío, lo vemos en nuestra «propia casa» a diario, en la intención de las legislaciones que solo apuntan, curiosamente, a la destrucción del ser humano, la privación de la vida por ejemplo, ni siquiera la inocencia de los niños se respeta educándolos en el camino de la corrupción física y moral. Y sin respuesta firme y taxativa, de una sociedad enferma grave, que se considera sujeta a los postulados invariables en el tiempo, de una ficticia democracia creada solo para el sostenimiento del Poder; Poder, al que se le considera culpable de todo, sin pensar que si está ahí es porque un numero elevado de nosotros (sin el necesario conocimiento para ello) le ha elegido y se ha encaramado a esa función también gracias a los manejos que este regimen especial de democracia permite. Sodoma y Gomorra, repito, para no olvidarlo. Y a mis años ya, con tanto vivido, la experiencia me dice que estamos al inicio de otro holocausto. Dios nos proteja, aunque no olvidemos que El también uso del látigo para expulsar de la casa de Dios «el mercado» en el que se había convertido. Y tampoco olvidemos que este maravilloso mundo que El nos dió para nuestro goce y cuidado es templo suyo, que sobrevivira sin duda al castigo por nuestra soberbia y en el que moraran en una nueva vida, los elegidos que queden. Sodoma y Gomorra, ¡Dios mio, cuanta estulticia.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s