BIENVENIDO EL DINERO PARA LA DEFENSA DE ESPAÑA. ¿QUIÉN LA VA A DEFENDER?

Pedro Sánchez, el Doctor fallido, gobierna camino del Estado fallido al que nos lleva, si no lo está ya. Cataluña se va, aunque miremos para otro lado, y en el País Vasco esperan la señal de partida para ir detrás.

Ante estos incuestionables y trágicos hechos, ¿cómo responde el presidente del Gobierno? Una paradoja: dinero para la Defensa; que por cierto nos viene muy bien. La cifra es de 7.300 millones de euros para fragatas, vehículos y aviones. ¿Para defendernos de quién? ¿De Putín? ¿Por el sur vendrán? En estos momentos conviene no perderle la cara al enemigo ni equivocarse en su designación. El enemigo está dentro y hablamos con él a diario en ese tono ya conocido: ¿Es el enemigo?… ¿Ustedes podrían parar la guerra un momento?…  

Es mucho dinero: 7.300 millones de euros.

Dinero para los soldados no hay. Eso parece secundario. Más allá de los 45 años no hay vida para la tropa, vida militar que es lo suyo. Solo buenas intenciones plasmadas en una ley que, como tantas, se incumple.

El enemigo, el de verdad, amenaza constantemente y ha dado el paso, decidido al enfrentamiento en el campo de batalla, con violencia. Se impone.

Este pasado 12 de diciembre se oyeron muchas cosas en el Congreso de los Diputados, palabras y más palabras.

Que si <<el viento huracanado se lleva el 155>>, que <<hay que intervenir la Generalidad, ¿a qué espera?, ¿a que haya muertos?… <<Se va a cargar usted hasta su partido>>. ¡Golpistas! ¡Fascistas!>>.

Que quieren que les diga: lo de siempre. Y el que tiene que oír y pensar y actuar, también lo de siempre: nada de nada. Era tanto lo que se oía y lo poco que se hacía y consensuaba que allí no hubo política sino la voz del fallido presidente camino del Estado fallido. Después de tantos años de historia llega esta historia.

Tuvo que intervenir la presidenta del Congreso: <<La política no es insultar, es construir y es construir con las palabras>>. Destruir es lo que vemos, ni siquiera saben insultar con ironía. Y venga frasecitas y frasecitas.

Yo me sé unas cuantas. Ahora recuerdo una de Talleyrand: <<La palabra  es la facultad dada al hombre para disimular su pensamiento>>.

Ante esta guerra, ya se le ha puesto hasta nombre, habló el presidente, el jefe de nuestras tropas, desde su trono, decepcionante, que a todos domina y persuade:

<<…de persistir en su actitud, un número suficiente de efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado se desplazarán a Cataluña…>>.

<<Pese a las amenazas celebraré allí el Consejo de Ministros…, así haré cumplir la palabra del Gobierno>>. (¿qué palabra? ¿La rectificación de cada día?).

<<Y yo, (yo, yo, yo) vi, estuve, sufrí, la guerra…>>.

<<Sosegado, pausado, para que se me entienda claramente: contará con la respuesta firme, pero serena, proporcional y contundente del Estado social y democrático de derecho.

No hace falta decir nada más. No hay que gesticular ni hablar más alto, para que se me entienda, queda recogido en el Acta de Sesiones, mi compromiso y mi determinación. […] Defiendo la Constitución española. También el Título VIII de la Constitución española>>.

Alguno se revolvió en su escaño: ¿Ha dicho artículo 8? No hombre, no, Título 8.

Cuentan que salió a hombros de los independentistas; que entre ellos se entienden. Ni artículo 155, ni 116, ni 8, ni nada de nada. Sosegado, pausado, diálogo, diálogo, y que dicen los mozos de escuadra que eso del Consejo de Ministros pues que no es muy seguro. Que mejor lo dejamos para otra ocasión. ¡Que no!, dicen de Moncloa, ¿ustedes podrían parar la guerra un momento?,  ¿no han escuchado al presidente?: <<Así haré cumplir la palabra del Gobierno>>.

¡Ay, la palabra! <<La palabra  es la facultad dada al hombre para disimular su pensamiento>>. Hemos oído la palabra del fallido presidente, pero de ellas dudamos… y de su pensamiento.

La única solución que veo en este incierto horizonte es echar lejos de la política a este fallido presidente y recuperar al PSOE y al PP, lo que fueron, y todos unidos defender la soberanía e independencia de España, su integridad territorial y el ordenamiento constitucional.

Hay muchos recursos en la Carta Magna. Junto al 155 y 116, existe el artículo 8, además del título 8.

Convertido en presidente fallido, ¿convertirá a España en un Estado fallido?

Bienvenidos esos necesarios millones para la Defensa de España. Ahora falta acordarse de la tropa. Pero lo más urgente es saber quién va a defender a España de este ataque a su integridad territorial. Y cómo.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

15 diciembre 2018

ESTADO FINAL Vicente Díaz de Villegas y Herrería. General de División (R.)

En artículos anteriores me he referido por activa o por pasiva a la táctica electoralista versus la política de Estado de los principales partidos políticos nacionales.

Estos días hemos visto y oído a un dirigente del PNV hablar con toda naturalidad de aplicar la regulación penitenciaria “normal” a los terroristas.

El PNV y sus dirigentes son leales a… los chicos de la dinamita que les facilitaron la caída de las nueces del árbol español.

El problema es que no son delincuentes comunes sino terroristas, muy beneficiados ya por el sistema penitenciario español, autores de mas de 800 asesinatos, mas de 300 sin esclarecer y en la mayor parte de los casos NO están arrepentidos de los cobardes asesinatos.

Los secesionistas vascos y catalanes tienen una política clara y la mantienen mientras los grandes partidos nacionales, desde el inicio de lo que iba a ser una democracia moderna europea, en lugar de ponerse de acuerdo para corregir la ley electoral y la representatividad en el parlamento nacional, se han bajado al agujero negro de la política de los aldeanos.

Los secesionistas y marxistas traicionan a unos y a otros en defensa de sus Regiones mientras quienes DEBEN defender a España y la Libertad, Igualdad y Solidaridad  de los españoles toleran la traición o negocian bajo cuerda

Los secesionistas atacan a España y sus símbolos pero no admiten que se les conteste y rebata con la verdad.

Cuando se aprobó la Constitución, los autodenominados demócratas llamaban  “fascistas” a quienes no la votaban o la criticaban. Ahora son “fascistas” quienes apoyan la Constitución.

Jugando con fuego, avanzamos hacia la catástrofe cercanos ya a un punto de no retorno.

Todos viven de España pero la quieren destruir para pasar de la aldea global a la aldea del “mendi” de la vaca y la butifarra.

De los dos grandes partidos, uno, el PSOE, ha gobernado sin complejos pero sin arreglar nada importante, dedicándose a legislar invasivamente sobre cuestiones de principios morales que afectan al individuo y a la principal célula social que es la familia.

Los otros han pasteleado y han llenado las arcas con mas o menos impuestos y endeudamiento pero en la cuestión Nacional frente a los secesionistas, memoria histórica y cuestiones morales “niente, nothing, rien”, NADA. Se han tragado lo anterior sin rechistar.

El esperpento catalán continúa calumniando, en Washington, a España y a todos los españoles que no nos sometemos a su discurso y mostrando la diarrea mental de algún/a mandatario/a en Gerona que pretende molestar al Rey de España “no ofende quien quiere sino quien puede”.

Maquiavelismo aldeano, rencoroso, y cutre lleno de dinero pero envidioso que pretende encubrir un sectarismo retrógrado. Las apariencias, el merchandising es lo que se lleva y cuando no hay principios o son los de los hermanos Marx ,“ si no le gustan aquí tengo otros” , se pierde hasta la sabiduría que da la tierra.

No hay presos políticos sino políticos presos por incitación irresponsable al odio, a la violencia entre españoles y a la fractura de España.

La tardía reacción a la traición y secesión de autoridades  planeando la desobediencia en connivencia  con grupos violentos solo se explica cuando no se cree en España.

La necrofilia histórica se reproduce como con los desentierros y profanaciones de1931, 1934, 1936… Pan y circo, nada nuevo bajo el sol, Caín enarbolando huesos.

Del Libro de la Sabiduría (170-30 a JC): Dios no hizo la muerte ni se complace destruyendo a los vivos. Él todo lo creó para que subsistiera y las criaturas del mundo son saludables: no hay en ellas veneno de muerte, ni el abismo reina en la tierra. Porque la justicia es inmortal.

Dios creó al hombre incorruptible y lo hizo a imagen de su propio ser; mas por envidia del diablo entró la muerte en el mundo, y la experimentan los de su bando.

Aun estamos a tiempo, señores de los partidos, gobernantes o en la oposición, para, “donde dije digo digo Diego”, rectificar y con un referéndum NACIONAL o con votación de 2/3 modificar la trayectoria. SI que se puede y no hace falta un partido decimonónico izquierdista y capitalista, sin rubor, a consta de los trabajadores. Y como dice la jota “el que al oir Viva España con un Viva no responde si es hombre no es español y si es español no es hombre”.

La metamorfosis de la nieve y las diferentes nevadas caídas en diferentes momentos favorecen el desencadenamiento de aludes. Para evitar la fuerza de la naturaleza se disponen barreras sucesivas que rompan su inercia y también se atacan con explosivos. Es lo que ocurre con los tratamientos del cáncer.

Queda claro que la Historia, y los jueces llegado el caso, juzgarán a los responsables de los enfrentamientos y violencias que se produzcan en España. La Justicia es Inmortal.

En 1934 bajo el Gobierno de la República Companys y su gobierno y colaboracionistas, mas de 7.000, fueron detenidos y encarcelados sin necesidad del articulo 155.

El 24 de agosto de 1937 los “chapelarris” entendieron el mensaje en Santoña y abandonaron la República del Frente popular. Mas sufrieron en Cataluña bajo el terror de los menteCATos, rufianes, chequistas, malandrines, villanos, criminales que asesinaron a mas de 8.000 personas hasta la llegada del 26/1/39 en que Barcelona fue liberada. (Ahi están las hemerotecas).

Si se trata de repetir la historia desde 1909, el End State es abril 1939, acaba bien aunque con mucho sufrimiento de víctimas inocentes que hubiera sido evitable y demasiados irresponsables, cargados de oro y exiliados. Pero el bien acaba siempre triunfando.

Sabemos cual es el End State de los secesionistas, dictadura aldeana, pero desgraciadamente no sabemos cual es el Estado Final de España para los partidos nacionales.

1 /7 /2018

Vicente Díaz de Villegas y Herrería

Soldado de España

Blog generaldavila.com