ZAPATERO, A TUS ZAPATOS (Adolfo Coloma GB (R) del ET)

La historia no puede tener otro objetivo que la búsqueda retrospectiva de la verdad y la única vía para lograrlo es el rigor y la objetividad. Se trata pues, de huir de la conclusión superficial, buscando las causas profundas de los hechos, analizando todos los elementos que intervinieron y tratando de establecer sus consecuencias. Pero en la actualidad el estudio de la historia  está presidido por el presentismo, por la inmediatez y la falta profundidad.

¿Por qué sucede esto? Simplemente porque se ha arrinconado el rigor en su estudio, por razones ideológicas o de afirmación nacionalista. En otras palabras, se ha polarizado la enseñanza en las aulas y se ha dejado que sean los medios de comunicación (presentismo, falta de profundidad) los que se han adueñado del discurso histórico y de su difusión.

Hace ya tiempo, desde que arraigó la transición, que las derechas han hecho una dejación en este empeño, permitiendo que sean las izquierdas quienes se adueñen del estudio de la historia. Y las izquierdas, amparándose en un marco democrático pero manipulándolo desde dentro y explotando el victimismo han construido y expandido su relato. En la más pura dialéctica marxista, la historia de la humanidad se nos viene presentando como la historia de la opresión y de la desigualdad mediante la Imposición de tres vectores: raza, clase y género.

Se nos propone como antídoto el multiculturalismo, como un paradigma de este mundo globalizado.Pero no es más que una contradicción en si misma (un oxímoron,  en términos académicos: la combinación, en una misma estructura sintáctica, de dos palabras o expresiones de significado opuesto que originan un nuevo sentido, un absurdo)porque evidentemente, cada sociedad tiene su propia cultura. El multiculturalismo es pues un camino hacia la ambigüedad, pero encierra un fin perverso cual es el intento de deconstrucción de la cultura occidental. Se basa para ello en la ideología inane del buenismo.

En una España cada vez más fragmentada y carente de una sólida cultura cívicabasada en la reflexión y en el análisis,  se trata de imponer mi verdad al contrario. En este marco, se nos propone, por segunda vez una La Ley de la memoria histórica no persigue otra cosa que reescribir y vengar, lo que nos traslada peligrosamente al escenario de 1936.

Se trata de encajar la idea de que el régimen nacido de la constitución Española de 1978, no es fruto de la legalidad y legitimidad del régimen anterior, el del General Franco, que a su vez tiene su origen en una victoria militar tras una fratricida guerra civil. Se trata de soslayar la realidad de esta victoria (para unos, derrota para los contrarios) sustituyéndola por un auténtico mito, el de que la legitimidad arranca de una República, con todos los marchamos y parabienes democráticos.Es patente, cuando menos en su última época, que esa idílica República hoy añorada por algunos, no era para nada democrática, sino muy al contrario, violenta y revolucionaria.

En esta dialéctica que tiene su mayor exponente en la legislación del Presidente Rodríguez  Zapatero  relativa a la memoria histórica, un nuevo oxímoron  porque la memoria es intrínseca, individual y subjetiva, pero su estudio ha de ser empírico y objetivo. La historia no es un hecho individual  ni la pretendida memoria histórica es tampoco es la suma lineal de las memorias individuales. A pesar de que la Ley 52/2007, de 26 de diciembre, por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la guerra civil y la dictadura,conocida popularmente como Ley de Memoria Histórica; sufrió importantes modificaciones a lo largo de su trámite orgánico, esta ley no es más que un arma táctica contra el Partido Popular, que representa al conservadurismo,  tratando de presentar como vencedor moral al bando que fue derrotado.

STANLEY G. PAYNE

Si han llegado hasta aquí, amables lectores, convendrán conmigo que no hay ideas nuevas en el texto anterior que no hayamos expuesto en este blog, y en términos generales, debo decir que así es. Pero lo que le da un valor muy singular es que no es mío, ni del propio blog. Son las palabras – mejor, las ideas – expuestas por un prestigioso historiador e hispanista, el profesor Stanley G. Payne, hoy día 1 de Febrero en la Universidad San Pablo CEU de Madrid ¿Qué les parece?

Ciertamente cabría decir aquello de “nada nuevo bajo el sol, pero en cualquier caso, son expresiones  que vienen avaladas por un estudioso de la historia, no como tantos oportunistas que han cazado un par de hechos que convienen a su discurso, para elaborar entorno a él una teoría que lo justifique. El profesor Payne, una autoridad en la materia, es Doctor en Historia por la Universidad de Columbia, y académico correspondiente de la Real Academia Española de la Historia, con 28 títulos publicados en español, la mayor parte de ellos dedicados al estudio de nuestra Guerra el régimen que le sucedió y la Transición. Tampoco se le puede tachar de partidista, pues sufrió la censura de sus primeras publicaciones en tiempos de Franco. Como Pío Moa – con quien tiene muchos puntos y visiones en común – el rigor del estudio, el dato históricole han llevado a establecer sus posiciones intelectuales, que ambos defienden con vehemencia.

El Proyecto para la reforma de la cainita e iconoclasta Ley de la memoria histórica (esto lo digo yo) no deja de presagiar negros nubarrones sobre la reconciliación nacional. Lejos de buscar la auténtica reconciliación, solo plantea una batalla secundaria con el objetivo de arañar votos y contribuir al desarme moral del adversario. El Valle de los Caídos no debería en ningún caso desaparecer, porque como bien dijo el profesor Payne, “Olvido no es lo mismo que reconciliación, ni memoria tiene que significar venganza”. Pero de ahí a adueñarse de la interpretación de la historia “manu iuris”, amenazando con penas de reclusión de hasta 4 años y multas de hasta 150.000 €, no es la mejor forma de propiciar tal reconciliación. Lo que no quita para hacer un esfuerzo de arqueología forense, que permita dar satisfacción a los deudos de los muertos y victimas de ambos bandos sin exclusión. Un camposanto militar al estilo del Cementerio Nacional de Arlington (Virginia, Estados Unidos), establecido tras la Guerra de Secesión Estadounidense y que acoge a combatientes y veteranos de todas las campañas  podría ser una solución.

En definitiva, el mensaje es claro y diáfano: No se debe estudiar la historia con fines partidistas. Esta ha sido la idea medular de la interesantísima conferencia del profesor Payne. No es tarea de un dirigente político ni del legislador establecer la memoria histórica, como ya se puso de manifiesto en el congreso Internacional sobre la Guerra Civil Española, celebrado en Madrid en el año 2006. Que sean los profesionales estudiosos de la historia quienes se dediquen a ello.  Al César, lo que es del César y a Dios lo que es de Dios. O lo que es lo mismo: Zapatero, a tus zapatos.

Adolfo Coloma. GB (R) del ET

El profesor Stanley Payne presentado por el profesor Alfonso Bullón Mendoza en el CEU el 1-II.2018

 

Blog: generaldavila.com

6 febrero 2018

26 pensamientos en “ZAPATERO, A TUS ZAPATOS (Adolfo Coloma GB (R) del ET)

  1. A las órdenes de V.E., mi General.

    Más claro, y más oportuno, imposible. Todo el montaje de esta Ley, la original en vigor y la “reforma” a peor que se pretende, que si paranóica es la primera, esta segunda versión sobre la mesa es esquizofrenia pura, y que, como muy bien dice V.E., no es otra cosa que pretender arañar votos como sea, incluso y nunca mejor dicho, pasando por encima de cientos de miles de cadáveres, que me permito yo añadir.

    Para no entrar a repetir las formas tan “democráticas y transparentes” que se utilizaron para proclamar la republica a partir de unos supuestos, nada claros y nunca podidos explicar resultados de unas elecciones municipales (¡..!), trabajo que sería imposible condensar e un comentario, yo recomendarías a estos alumnos aventajados del revisionismo y la mentira interesada que pretenden superar al maestro, que leyeran, enterándose de lo que leen, a uno de los suyos por no recomendarles una lista substanciosa de autores, y ese uno creo es el más representativo y autorizado, el que fue Presidente de la República, Niceto Alcalá Zamora. Si libro “Asalto a la República” no tiene desperdicio, y naturalmente, no puede ser sospechoso de ser obra de un quintacolumnista enemigo de aquella “Arcadia felíz”. Lo más indulgente que se puede decir es que la República fue, desde el primer día hasta el último, una jaula de grillos y un “Concierto de San Ovidio” (como una obra teatral de Moliere en la que todos los músicos eran sordos y cada cual iba a su aire). Y así les lució el pelo a los “listos” que quisieron aprovecharse de ella para tomar el poder y después, cargársela. Lo que no contaban era con la reserva espiritual y de patriotismo que quedaba en España, y les salió el tiro por la culata, pues hasta sus más poderosos y entusiastas valedores les dieron la espalda cuando lograron “cobrarles”, y les dejaron en la estacada.

    No entiendo cómo esta Ley no fue recurrida por inconstitucionalidad al estar hecha no para todos sino para una única parte de los españoles. Y así se ha dado algún caso de aparecer una fosa común en la que todos los sepultados eran supuestamente del bando que a los “arqueólogos” no interesaba, y fueron vueltos a cubrir ahora no con tierra, sino hasta con hormigón (algo de eso ocurrió en un antiguo cuartel en Alcalá de Henares).

    Bueno, que memoria histórica hay para no terminar de contar nunca. Una auténtica pena que a estas alturas sigamos empeñados en hacer negro lo blanco. Lo malo es que la historia, cuando se manipula, siempre responde con la verdad y deja en muy mal lugar a los aprendices de brujo.

    ¡¡¡VIVA ESPAÑA!!!

    Le gusta a 1 persona

  2. El problema de la izquierda y la derecha españolas actuales es que están satanizadas. Es decir son intrinsecamente perversas. A. Payno

    Me gusta

  3. STANLEY G. PAYNE desde su profesionalidad y prestigio como historiador subraya lo que piensa la gente inteligente y honrada. La acción y profesión de escrutar los hechos históricos desde todos los flancos corresponde a los historiadores que no pertenezcan a la cuadra de ningún grupo político o ideológico. Aquí en esta casa, ya quedó bien claro el disgusto y malestar justificados de sobra con la ponencia y recapitulación del general Chicharro en torno al tema: es una aberración totalitaria la falsa y tendenciosa “memoria histórica” del quidan Zapatero, y bochornosa la actitud consentidora de los otros que ni se avergüenzan de sus eminencias frontales laterales

    Me gusta

  4. A sus órdenes mi General,

    No es la primera vez que tratamos el tema de la vergonzosa ley de memoria “histérica”.

    Me repetiré como en anteriores ocasiones en decir que es un despropósito revanchista y llena de odio.

    Siento que convivimos con talibanes en nuestro propio país, alentados y envalentonados por una izquierda cada día más rancia, que campa a sus anchas en nuestra querida España.

    Necesitamos muchos más valientes que sepan y quieran defender la verdadera historia de este país. Todos debemos ser el profesor Payne y ayudar a impedir que se use la historia con fines partidistas y mucho menos a que rescriban la historia a su gusto.

    Ruego perdonen mi atrevimiento pero dejo un enlace donde firmar en contra de la revisión la memoria histórica. (No apruebo ni de lejos la anterior pero esta nueva revisión es aún mucho peor).

    http://www.citizengo.org/hazteoir/pc/154795-memoria-historica-recorta-tu-libertad

    Gracias a todos y si pueden difundan.

    Me gusta

  5. Buenas tardes mi General:

    Magnifico tema, acertado y oportuno..que debería ser conocido ampliamente,sobre todo en la tesitura en la que estamos en España, politicamente. de ser así, otro gallo cantaría, y se arreglarían, con facilidad muchas cosas que no marcha nada bien. Sobre la memoria historica, de ZP. Es mi opinión.

    A titulo personal, estoy repasando toda la historia de España, desde sus inicios, gracias a todo lo que nos cuelga, D. Pedro Saiz, y en algunos de los casos, aprendiendo, pues , no tenia ni idea. de todo ello y menos con tanto detalle.

    gracias mi General, un afectuoso saludo.

    !! VIVA ESPAÑA !!
    !! VIVA EL REY !!
    !! VIVA EL GLORIOSO EJERCITO ESPAÑOL !!

    Josefa Lopez del Moral Beltran.

    Me gusta

  6. Queridísimo Adolfo:
    Es un auténtico regalo que hayas traído al blog al Profesor e hispanista Stanley Payne.
    Cuanto me hubiera gustado poder escucharle porque para entender el ayer, que ya es historia, y que pretenden contarnos “a su manera” es imprescindible, o haber vivido la Transición, o leer a eruditos como Payne.
    Con mi GRATITUD por tu colaboración de hoy, que no me ha sido posible leer hasta ahora, te mando el cariño de siempre en un millón de besos para Bernardi, Martina y tu
    Esperanza González de Fonseca Marco

    Me gusta

  7. Mi general, querido Adolfo, como no puede ser de otra manera estoy absolutamente de acuerdo con el fondo de lo que nos dices hoy, pero dicho esto, permíteme apostillar que hace ya años abandoné los términos derecha – izquierda.
    En mi opinión, vivimos tiempos en que, en la trifulca partidista, pocos son los que de ella se mantienen independientes en función de sus principios, y los que así lo hacen son acallados, apartados y generalmente etiquetados despreciativamente. Ortega ya advirtió que era una esquizofrenia peligrosa significarse de derecha o izquierda y para mí que tenía razón.
    La derecha conservadora se ha diluido, pues la prosperidad, los que así califican hoy, parecen cifrarla en las migraciones; la libertad de movimiento y mercado; y las Instituciones globales, asunto que hace olvidar a muchos lo conservador aun no siendo antagónicos esos conceptos a ello. Y la izquierda, siempre revolucionaria, que se apoyaba en la defensa del proletariado oprimido contra la burguesía, hoy ha derivado su revolución social, como caladero de votos, a las minorías étnicas y sexuales, provocando una verdadera inversión de los valores tradicionales de los que no se salva la familia, la educación ni la propia legislación, cuyo exacerbado positivismo ha desplazado la razón, la costumbre y por tanto obvia la ley natural.
    De ese olvido de la razón es un magnífico ejemplo, entre otras que afectan a la familia; al derecho a la vida; a la igualdad; y a la libertad de pensamiento que contempla la Constitución, la llamada ley de “memoria histórica”. Y no te cuento lo que ahora pretenden algunos con ella.
    Vivimos una inversión que afecta a las raíces de la propia civilización. Y el corolario es que en el peor de los casos, si un árbol pudre sus raíces muere, en el mejor, si se injerta adecuadamente puede mejorar sus frutos.
    Esa es la elección actual en España, alimentar las raíces e injertar para progresar, o permitir que se pudran para morir. Y ese es el asunto, no veo verdaderos agrónomos que sepan injertar, todo lo contrario si repaso la legislación que han propiciado. Toda la que afecta al sentido social tradicional parece haber nacido del lado de quienes siempre han estado en contra de las viejas raíces y valores que España exportó al mundo en su época dorada. Los hijos de esa equivoca nueva España que se pretende desde finales del XIX, afectada por las revoluciones filosófico políticas que asolaron Europa hasta el punto de partirla en el pasado siglo XX.
    Por desgracia es lo que tenemos: “abundan los silenciados; los abúlicos; los acobardados; y desde luego no pocos enemigos de la España ancestral”.
    A tus órdenes con un abrazo

    Me gusta

  8. querido Enrique, mi coronel:
    “Izquierda y derecha”, no eran palabras mías, sino del profesor Payne. Yo pienso en esto como José Antonio Primo de Rivera: A España no se le puede mirar con un solo ojo. Hay que mirarla de frente, con los dos.
    Por lo demás, de acuerdo con tu exposición.
    Un abrazo
    Adolfo

    Me gusta

  9. Estimado General Coloma:

    Gracias por su artículo. Con el debido respeto, me gustaría reflexionar sobre una serie de puntos como sigue:

    La historia ha sido siempre utilizada, por acción u omisión, como un arma, un arma muy poderosa. Los hechos no se pueden cambiar, pero sí su relato. Ya se sabe que una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad.

    A mediados de los años 90 del siglo pasado, se aprobó por unanimidad en el congreso la concesión de la nacionalidad española a los brigadistas internacionales. Ni un solo voto en contra.

    El gobierno, con mayoría absoluta, que sucedió al gobierno que parió la ley de la desmemoria, dejó todo como estaba. Me remito a mi comentario primero sobre la acción u omisión.

    Si no me equivoco, el objetivo fundacional del Valle de los Caidos, era ser un monumento a la reconciliación.

    No conozco la obra del Sr. Payne. Estupendo que nuestra historia se estudie y se conozca en el extranjero y por extranjeros. A lo mejor deberíamos de empezar en casa también. Tenemos historiadores españoles de primer orden, auténticos expertos en la historia de nuestra última guerra civil. Han escrito obras documentadas, no panfletos y bueno sería que empezásemos conociéndo lo que tenemos en casa. Los hermanos Salas Larrazábal, General Casas de la Vega, D. Ricardo de la Cierva… se puede estar ó no de acuerdo, leerlos y leer otros autores serios enriquece. Los españoles desde el aletargamiento que sufrimos desde el S.XVIII, tendemos a infravalorarnos y creer que lo de fuera es mejor. Ni nosotros somos tan malos, ni los de fuera tan buenos. Es mi experiencia personal, después de residir muchos años en el extranjero.

    Recemos por todos nuestros muertos y que descansen todos en paz.

    Hay muchos zapateros remendones y todos igual de malos. El problema es que mal trabajan nuestros zapatos.

    Un fuerte abrazo a todos y Viva España!

    Benigno Castro

    Me gusta

  10. Amigo Alonso :Han pasado muchos desde que compré un número de la revista Indice- la segunda con este nombre; la primera había nacido en los años veinte, en la pluma de Juán Ramón Jimenez. Todavía la conservo. Venía un artículo de su director Juan Fernández Figueroa en el que explicaba como veía él eso de derechas e izquierdas.
    Me gustó su sencillo análisis. Los grupos, siempre heterogéneos, eran “Derecha de intereses” y “derecha ideológica”, y no siempre enfrente, la “izquierda de intereses” y la izquierda ideológica. Estoy convencido que sigue siendo bastante acertado. Llevamos todos estos años pastoreados por el binomio : una derecha de intereses, sobre todo los propios y de una izquierda de Loewe y de mariscadas, pero es sí muy “progre”. Si participas un poco de los dos grupos que quedan, o sea, eres una persona decente y al mismo tiempo sientes apetencia de justicia social, rápidamente te persiguen como a un peligroso fascista. Como podrás observar, amigo Alonso coincidimos en casi todo. Me ha gustado mucho tu comentario. Siempre subes el nivel.

    Me gusta

  11. Totalmente de acuerdo. El paso siguiente sera la obligacion de PENSAR lo que diga el primer majadero iletrado que llegue al Gobierno

    Me gusta

  12. Mi general, lo sé. Nos conocemos hace ya muuuchos años. Pero esos términos (binomio que nos pastorea como dice nuestro coronel (IA) Salvador Zunzunegui) no solo hace cerrar un ojo a muchos que también cierra los dos a no pocos.
    Querido Salvador, sin duda así es la situación. Un abrazo

    Me gusta

  13. Tiene toda la razón el General que ha escrito estas lineas: estamos llegado al límite de lo tolerable: el pensamiento único y totalitario -el partido por encima del estado-; la mentira: adoctrinamiento en la falsedad; la desacralización de la Verdad más honda; las leyes injustas; la perversión del la juventud hurtándola de horizontes nobles; la desaparición de las clases medias; la frustración de los que quieren -respetando a los demás- llevar una vida concorde a la moral; la falsificación de la historia…la pérdida de los valores que dan sentido a la existencia. Ahora les ha tocado el turno a los hermanos Salas Larrazábal, buenos militares y honestos historiadores. A Ángel le tildan de ser el carnicero de Ochandio, que usando misiles mató a conciencia a niños que inocentemente jugaban; no se esfuerce nadie en explicar que los misiles se utilizaron a partir de la Segunda Guerra Mundial. Quizá si se tomaran la molestia de leer sus escritos fuesen más sensatos, tan sólo he dicho quizá, porque entender la humanidad de los demás no es sólo un acto de la inteligencia, también lo es de la voluntad.Y que pocos hombres van quedado de buena voluntad.

    Me gusta

  14. Salvador, Enrique. gracias a los dos por vuestra aportación y por lo que enriquecéis este foro con vuestras ideas
    Un abrazo
    Adolfo Coloma

    Me gusta

  15. Gracias, don José por mostrarnos su desacuerdo con lo que se nos viene encima, si entre todos no somos capaces de evitarlo
    Atentamente
    Adolfo Coloma

    Me gusta

  16. Don Carlos: ha puesto vd. en dedo en la llaga: “La perversión de la juventud, la desaparición de las clases medias” ¿ Que análisis resiste el hurtarle al caudillo sus cuantiosos logros en ambos campos?
    Gracias por su participación
    Adolfo Coloma

    Me gusta

  17. La izquierda esta empeñada en ganar la guerra después de 82 años esto es increíble como puede una nación resistir tantos ataques de sus propios conciudadanos.
    Esto es increíble que un partido como el PSOE que a gobernado a España durante 23 años y pretenda estar siempre por encima del estado

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.