ESPAÑA A SUS HÉROES. HÉROES DE ESPAÑA (REAL Y MILITAR ORDEN DE SAN FERNANDO) Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Banderas Laureadas

La Real y Militar Orden de San Fernando, primera Orden española de carácter militar, tiene por objeto honrar el reconocido valor heroico y el muy distinguido, como virtudes que, con abnegación, inducen a acometer acciones excepcionales o extraordinarias, individuales o colectivas, siempre en servicio y beneficio de España.

<<El valor heroico es la virtud sublime que, con relevante esfuerzo de la voluntad, induce a acometer excepcionales acciones, hechos o servicios militares, bien individuales o colectivos, con inminente riesgo de la propia vida y siempre en servicio y beneficio de la Patria o de la paz y seguridad de la Comunidad Internacional.

El valor muy distinguido es la virtud que, sin llegar a tener la consideración de valor heroico según se define en el apartado anterior, sobresale muy significativamente del valor exigible a cualquier militar en el desarrollo de operaciones armadas, llevando a acometer acciones, hechos o servicios militares, individuales o colectivos, de carácter extraordinario que impliquen notables cambios favorables y ventajas tácticas para las fuerzas propias o para la misión encomendada.

SM. el Rey visita la R. y M. Orden de San Fernado

La Cruz Laureada de San Fernando y la Medalla Militar son las recompensas que integran la Real y Militar Orden de San Fernando>> (Reglamento de la Real y Militar Orden de San Fernado).

ESPAÑA A SUS HÉROES

España a sus héroes dice el Escudo de la Orden. Pero ya no hay héroes y la Orden se muere. Lo hace no solo por la edad, porque desaparecen sus laureados, sino también por la ley, por tener que ocultarlos.

Parece que los actos heroicos se han terminado en los Ejércitos de España. ¿Ya no hay héroes? Les aseguro que en los años recientes, en las misiones de mantenimiento de paz y en las de combate en las que han participado nuestras tropas, ha habido héroes, anónimos muchos, otros han sido conocidos, pero… silencio para reconocer los méritos heroicos. ¡Silencio! ¡No hay guerras, no hay héroes! Que nadie pronuncie esas malditas palabras. Podría contar más de un caso… A cambio, en ese tiempo cercano, que aún duele, se escatimaban las condecoraciones, se ocultaba a los héroes caídos y se enterraba a los muertos con prisa, con nocturnidad. El escándalo hizo que con precipitación se cambiase el reglamento de concesión de condecoraciones, pero ¡ojo!, sin pasarse y de héroes ni hablar. No hay soldados héroes en esta paz ficticia que el mundo se ha dado. Es sinónimo de desasosiego, de inquietud; es mejor vender la imagen pacifista. Aquí no pasa nada y lo de allí son cosas de soldados.

El Rey Don Juan Carlos impone la Laureada de San Fernando al Regimiento Alcántara

Estaba encima de la mesa, en discusión, la Laureada Colectiva al Regimiento de Caballería Alcántara por su acción heroica en la retirada de Annual (1921). El ministerio de Defensa dijo: ¡No! Tuvo que cambiar el Gobierno y el titular de Defensa para que se dijese: ¡Sí!

Los héroes metidos indecentemente en rencores y luchas ideológicas. No se pueden olvidar estas hostilidades, con mucho de traición, porque pasan, pero vuelven. Vuelven reforzadas, con más inquina y traición.

La Real y Militar Orden de San Fernando se muere y no por la edad sino por la Ley. Es una Orden cuya misión principal es conservar y predicar, en el ejemplo de los historiales que custodia, el valor y el honor.

En la R. y M. Orden se entra por el valor y el honor. Y no se puede salir de ella por capricho del legislador sino solo, solo, por haber faltado al honor o al valor. Esa es la responsabilidad de los que custodian los expedientes, administran el legado de los héroes, y les corresponde la relación Institucional.

Ya no queda ningún Laureado con vida. Medallas Militares, según mis últimos datos, quedan seis a los que deseamos vivan muchos años más.

Pero, aunque no quede ninguno con vida, es la misión de la Real y Militar Orden, la de todos, conservar su recuerdo y ejemplo. Todos estarán y deben estar presentes, siempre, en esa institución cuya misión no es solo administrativa sino mucho más importante: espiritual. Porque son los héroes de España, y España se debe a sus héroes, sin más, sin preguntar, sin analizar más allá del valor y el honor, lo que la historia concedió al que su vida como héroe le entregó.

Regulares la unidad más condecorada del Ejército español.

Y aquí viene el gran interrogante.  En la Guerra Civil se concedieron –y ruego a la Real y Militar Orden de San Fernando me corrija el dato si hay error- alrededor de 70 Laureadas Individuales y 1214 Medallas Militares Individuales. A esos números hay que sumar los de Laureadas y Medallas Militares Colectivas que lucen las banderas de las unidades que las obtuvieron, aunque muchas de ellas han desaparecido y, lo que aún es peor, sus historiales duermen en la oscuridad de la historia olvidada con alevosía.

¿Qué se va a hacer con esas banderas, con esos hombres, con esos héroes a los que el capricho, la maldad, la inquina de un partido que vuelve a las andadas, quiere borrar a golpe de leyes? Hubo una primera ley llamada de Memoria Histórica, que se ha hecho dueña y señora de una falsa historia. Por ella, por la tibieza de muchos, también de algunos uniformados, se han borrado nombres de héroes de las calles de los Regimientos y retirado de las efemérides sus acciones ¿Por qué? ¿Qué calificación le da la ley a esos hechos? ¿Qué calificación le da la Asamblea de la Real y Militar Orden?

¿Habrá que destruir sus historiales? ¿Desprender de las banderas las corbatas Laureadas? ¿Borrar de la historia militar a miles de héroes?

Son cerca de dos mil expedientes de los héroes de España. ¿Qué va a pasar con ellos a raíz de la nueva propuesta que ha tenido entrada en el Congreso de los Diputados y que a tenor de lo que oímos y vemos será aprobada?

Guardo con fervor, como ejemplo y honor, con devoción, la Medalla Militar Individual de mi padre ganada en Ciempozuelos al frente de una Sección de Regulares, la unidad más condecorada del Ejército español.

Nunca me habló de aquello y tuve que enterarme de lo que protagonizó leyendo a hurtadillas su hoja de servicios. Nunca hablé con mi padre de la Guerra Civil porque me decía que aquello había que olvidarlo y seguir caminando. Pero yo leía su acción, con fervor, sin rencor, sin enemigo al que señalar porque una bala le llevó al depósito de cadáveres de donde un milagroso médico le recuperó.

No hay rencor en mis palabras. Ni siquiera para los que pretenden revivir aquello que nos ancló en el dolor y el enfrentamiento.

Si la historia se escribe o se relata con rencor, no es historia sino dolor. Y dolor es lo que siento al ver como un viento inoportuno, presagio de otros males, se levanta en España dejando al descubierto heridas pasadas.

Los campos, aquellos de la guerra, están ahora sobrecogedoramente solitarios. Allí han quedado los de un bando y los del otro. En el fondo eran los mismos, en un bando y en el otro.

Dejad que los héroes, de uno y otro lado, todos, permanezcan con honor y el merecido respeto; y se les recuerde sobre el campo de batalla. Allí estarán sus historiales, en la tierra ardiente que ahora brota de plenitud. No habrá ley que impida recordar lo que en esas soledades ocurrió. Soledades que nadie tiene derecho a emponzoñar. Solo a meditar, a recordar con respeto y fervor; a un lado el rencor.

Pronto lucirán las cunetas de jaramagos y amapolas. No volvamos a encenderlas.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

22 febrero 2018

33 pensamientos en “ESPAÑA A SUS HÉROES. HÉROES DE ESPAÑA (REAL Y MILITAR ORDEN DE SAN FERNANDO) Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

  1. La ultima laureada colectiva al regimiento Alcantara vino a reconocer una gesta que se produjo en medio de otras acciones no tan encomiables y aun vergonzosas, como explico en el articulo sobre el desastre de Annual expuesto aqui.

    https://sites.google.com/site/articulosdehistoria/

    “Cuando la columna española llega al cauce del río Igán que cruza la pista, se
    encuentra con que los rifeños han excavado una trinchera desde la que les fusilan a
    mansalva. Ante la inoperatividad general, el regimiento de caballería de cazadores de
    Alcántara nº 14 se despliega en sus dos grupos de escuadrones y carga no menos de
    cuatro veces contra las posiciones enemigas hasta conseguir franquear el paso para sus
    compañeros. Ellos se quedarán allí derribados en su mayoría, en formación de carga,
    como les descubrirán meses después al reconquistarse el terreno.” (pág.32)

    Esa es la gran tragedia de España – que junto a héroes abundantes siempre han existido tambien traidores abundantes – como explicaba al embajador veneciano uno de los dos gobernantes españoles más grandes de los ultimos quinientos años, el rey Fernando el Católico.

    Me gusta

  2. En mi familia tenemos a un laureado.Estanislao Gomez- Landero Koch, del Batallon Canario, quien murio en la batalla de Brunete y por su accion se le concedio la Cruz laureada de San Fernando.Era de Tenerife.Alli estaba enterrado, en la plaza que da al paseo de Anaga( monumento a los caidos).Su hermano,que era capellan castrense, hace ya mas de 25 años que saco de alli su cadaver para enterrarlo en un lugar donde no pudiersn profanar su cadaver.Una msñana temprano cogí un taxi y se llevo el cadaver de su hermano a un lugar alejado del odio de los nacionalistas canarios y de los marxistas.El temia – se anticipo en decadas al actual clima de odio- que su hetnano no pudiese descansar en paz bajo la Cruz de los caidos.
    Desde entonces ha llovido mucho.El nombre del capitan Gomez-Landero se borro del callejero de Santa Cruz de Tenerife.Ahora tambien del callejero de Madrid.No hace muchos años su nombre figuraba aun en una pared del Alcazar de Toledo, junto a mas ilustres laureados.Ignoro si aun siguen ahi.
    Se vuelve a esa condena del Derecho romano : la ” damnatio memoriae” o sea el borrado de toda memoria de una persona.Ahora se quiere borrar de nuestra memoria colectiva a millones de personas.Me parece indignante y un
    retroceso a tiempos absolutamente barbaros.Esa pena del Detecho romano es aun peor que la pena de muerte, desterrada de nuestra Constitucion.Vamos atras como los cangrejos.Yo protesto con todas mis fuerzas contra este retroceso, que nos aleja de las naciones autenticamente civilizadas.

    Me gusta

  3. Solo decir, mi querido General, que me identifico con todo lo expuesto: Valor, Honor, Héroes, Padre, Regulares…
    Y como muy bien culmina: “No habrá ley que impida recordar lo que en esas soledades ocurrió, soledades que nadie tiene derecho a emponzoñar; solo a meditar, a recordar con respeto y fervor.
    Con un fuerte abrazo… un ¡¡¡ VIVA ESPAÑA !!!
    Pedro Motas

    Le gusta a 2 personas

  4. Cuando puse Alcazar de Toledo, cometi un error.Los nombres de los laureados los recuerdo escritos, no en el Alcazar, sino en la Academia de Infanteria de Toledo.Fue un lapsus.

    Me gusta

  5. A las órdenes de V.E., mi General.

    Así es, nuestros padres no quisieron hablarnos de la guerra ni a los que nacieron durante ella o en los dos o tres años inmediatos a su terminación. Y no porque tuvieran algo de qué avergonzarse o arrepentirse. Todo lo contrario. Pero, contrariamente a otros, ellos quisieron olvidar afrentas y que nosotros no creciéramos condicionados a ese recuerdo, ni para bien ni para mal. Porque como algunos decían, las guerras, y menos las civiles, no terminan mientras alguien se empeñe en no olvidarlas. Y es lo que parece por la irresponsabilidad de muchos hoy en España.

    ¿A quién pretenden humillar con sus actos, a los descendientes de quienes fueron sus adversarios?. ¿O es que serán capaces de remover la tierra hasta profanar sus tumbas?. No tiene sentido ni eso conduce a ninguna parte.

    ¿Es que, acaso, haciendo desaparecer, o relegando al olvido y ocultando la historia de los laureados y sus hechos, ya han ganado una batalla o una guerra que perdieron hace más de ochenta años?. Absurdo. Y además con eso no se resuelve ningún problema ni eso está en la demanda social salvo de ellos y cuatro amigos más.

    En mi modesta opinión, lo que habría que hacer sería, ya que parece no queda otra opción, hacer publicaciones de toda la historia real escrita sobre aquellos hechos y los comportamientos de unos y otros. ¿No quieren memoria histórica?. Pues hay toda la que quieran, para comenzar y no terminar. Es una pena, pero publicando nada más que los prolegómenos de la guerra, aquella violencia, los años de la República, sería más que suficiente para que se terminara este juego diabólico de mentiras y medias verdades interesadas y sectarias con el que pretenden envenenar la convivencia y a las generaciones más jóvenes.

    Una inmensa mayoría de españoles nos sentimos orgullosos de nuestros héroes y laureados, y sentimos santa envidia y auténtica veneración por ellos, los de todos los tiempos a lo largo de más de quinientos años de historia, y de eso no nos va a obligar a renunciar ni callar nadie, ni con leyes ni con amenazas de ningún tipo.

    Pido perdón por el lenguaje inevitablemente un tanto bélico. Pero no sabría expresarme al respecto de otra manera.

    ¡¡¡VIVA ESPAÑA Y SUS HEROES Y LAUREADOS POR SIEMPRE!!!

    Me gusta

  6. Una vez más el General tiene razón… Y yo vuelvo como la burra al trigo…
    Han sido años de adoctrinamiento, pacifista, antimilitarista, etc etc como dicen algunos
    ” Mola ser mariquita” (metáfora) y así está España, hoy en dia no se resalta la estrategia y la valentía de los que fueron y seguirán siendo mís heroes…
    No digo quienes, por que me podrían dar las uvas y otra cosecha más…
    Intentan reslatar o tergivesar o engañar , o esconder acciones heróicas, pintandolas de casi, genocidio, como que en las guerras, solo disparan de un bando…
    Mientras el otro pone la otra mejilla…
    Ante estas enseñananzas a los jovenes, de lo malos que fueron, ante la inquina, el deseo de revancha, etc etc podríamos decir que es hasta normal que ya no se rece , ni se tengan encuenta las obras y acciones de los Laureados por una parte, esa parte ,ingnorante ,debil de mente y fácil de engañar,juventus, sociedad o llámele como usted desee…
    Pero es ahora, quizás tarde….?
    Cuando muchos, levantamos nuestras voces y plumas, intentando colocar, a cada uno en su sitio , somos atacados, no por ello dejaremos de blandir nuestras plumas como espadas…
    ¿ Lo lograremos ?
    Esperemos que sí y aunque alguno , le chirrien los dientes…
    Se conseguirá , con la ayuida de Dios, Ya que… Aquí nadie Claudica

    Me gusta

  7. Estimado General,
    Mañana se cumplirán 37 años de aquello, lo que quiera que fuera, de Tejero, Miláns, Armada, Pardo Zancada y otros. Ese evento, insisto nunca debidamente aclarado, sirvió de “casus belli” a la anti España para castrar al Ejército y embridarle so capa de tildarle de golpista, franquista, fascista, involucionista, etc.
    Ahí nació el divorcio entre las Fuerzas Armadas y la sociedad civil.
    A partir de ese momento, y para hacerse perdonar, el Ejército se convirtió en una ONG en la que se va a rincones difíciles de ubicar para repartir colchones y acariciar la cabeza de los niños nativos.
    Ha ido tan lejos el aprovechamiento torticero del Ejército que éste sirve como un pelele en el pim, pam, pum para laminar al rival político (caso Yak 42), y para tapar sus propias vergüenzas (17 militares muertos en acto de combate en el Cougar de Afganistán 2005, y sin su correspondiente condecoración CON DISTINTIVO ROJO porque el ministro se niega a reconocer que esos hombres estaban en una guerra, según él estaban haciendo ganchillo)
    Como siempre a tus órdenes
    Niko Roa
    Cabo Caballero Legionario

    Me gusta

  8. M e parece inteligente y oportuna la intervención del Cabo Caballero Legionario Niko Roa. Hasta cierto punto comprendo el secreto del sumario ampliado a 50 años. Pero me gustaría saber- eso no dañaría a la “Razón de Estado”- si el Tribunal Supremo que amplió las condenas al grado máximo tuvo acceso al sumario secreto o se conformó con el sumario recortado. Los hechos están ahí, son indiscutibles. Las circunstancias, si se hubieran conocido, quizá no llegarían a ser eximentes para todos los procesados, pero si podrían ser atenuantes.
    Tampoco creo que se fuera desestabilizar la convivencia nacional por hacer pública la declaración de los ministros del gobierno Armada. Sinceramente no creo que haya razón ni motivo para no ir levantando, al menos parcialmente, el secreto del sumario.

    Me gusta

  9. Me gustaría introducir en estas páginas algunos poemas de una colección no publicada. En ella voy introduciendo en cada estrofa el recuerdo de mi primera compañera, ya en en la gloria, con alguna de las acciones militares de nuestra historia que más nos deberían alegrar a todos sino fuera porque se está reeditando la tristeza de la antiespaña. El estilo es propio por lo cual lo publico sin derechos de autor, lo hago en camaradería. Mas espero un conforme.

    Me gusta

  10. Buenas tardes mi General:

    A todo lo expuesto, solo añadir, honor, valor, héroes, y familiares siempre !! Presentes !!

    Un afectuoso saludo mi general

    !!VIVA ESPAÑA !!
    !! VIVA EL REY !!
    !! VIVAN SUS FUERZAS ARMADAS Y HÉROES LAUREADOS, POR SIEMPRE !!

    Josefa Lopez del Moral Beltran

    Me gusta

  11. Mi general, con tu permiso tengo que objetar a manuelp que la Unidad grupo no existía en el Regimiento Alcántara, que los rifeños no excavaron ninguna trinchera en el río Igán sino que aprovecharon el trincherón natural que formaba el cauce seco del propio río y que ya está bien de los topicazos de Annual, que en vez de basarse en quienes dicen haber leído el expediente Picasso sin haber mirado más que partes del resumen, se moleste en leer TODO el expediente, verá como son más los casos heroicos que no han merecido la menor recompensa que los actos de cobardía, que también los hubo.
    Por otra parte lo mismo que sucedió con la Laureada colectiva de Alcántara está pasando con la del Tercio que sólo está pendiente de la resolución del Consejo de Ministros, con todos los pronunciamientos favorables.
    A tus órdenes, un abrazo

    Me gusta

  12. Buenas tardes mi General:
    A todo lo expuesto, solo añadir honor, valor, heroes y que todos los Militares Españoles caido en combate son heroes.
    Y mis agradecimiento y admiracion a la Hermandad de los Veteranos de Tropa Nomada del Sahara.
    VIVA ESPAÑA INDIVISIBLE.
    VIVA EL REY.
    VIVA NUESTRAS FUERZAS ARMADAS.
    BARRAY

    Me gusta

  13. Estimado Sr. Salafranca :

    A su primera objeción:
    El Grupo en los regimientos de caballería española era el equivalente del batallón de los de infantería. El 18 de julio de 1936 el regimiento Alcántara no existía pero -por ejemplo – el regimiento Lusitania tenia estos oficiales superiores:
    coronel de Caballería Juan Muñoz García
    teniente coronel de Caballería Martín Lacasa Burgos
    comandante ,de Caballería Isidoro Serrano González (Jefe del 1º Grupo)
    comandante de Caballería Juan Forés Puig (jefe del 2º Grupo)
    comandante de Caballería Antonio Sánchez Navajas (mayor)

    Fuente: “El Cuerpo de oficiales en la guerra de España”, Carlos Engel Masoliver , AF Editores, Valladolid, 2008.

    A su segunda objeción:
    Los rifeños aprovecharon el cauce del rio pero también excavaron trincheras:

    “Avanzaron sin obstáculo las tropas hasta poco más allá de Uestía, donde empezó el tiroteo, hacia la altura del boquete de Sidi Alí, desde los accidentes que bordean la carretera, teniendo poco después en el trayecto el penoso encuentro de los últimos camiones asaltados que predispuso el mal espíritu y continente de la fuerza, y acreciendo la oposición del enemigo a medida que se aproximaban al río Gan, hubo de alcanzar a su paso la mayor intensidad, haciendo preciso el empleo de la artillería, que se estableció sobre la misma carretera, obligando a adoptar otras disposiciones defensivas y a hacer intervenir la Caballería de
    Alcántara, merced a cuya decidida y esforzada acción pudo ser abierto paso a la columna y proseguir ésta la marcha a Batel, aunque perdiendo su formación y continente.”

    Fuente: “Documentos del Expediente Picasso”, General de división don Juan Picasso, México 1976, página 159.

    A su tercera objeción:
    Por ser de naturaleza genérica e indefinida solo le puedo contestar de la misma forma:
    Mal se puede leer TODO el expediente Picasso habida cuenta que:

    “El Expediente tuvo así un origen y dos destinos: a la retirada de documentos por Sagasta y su
    devolución parcial en 1931, antecedió la iniciativa de Primo en 1927, la cual agrupó en el Congreso la documentación disponible —tal vez completándola con la existente en el Consejo Supremo de Guerra y Marina—, menos la concerniente a la Alta Comisaría (que se llevó Sagasta y no aparece).
    A falta de una búsqueda exhaustiva en los archivos del Congreso, sólo se conserva la redacción de Picasso entre los folios 2.172 al 2.417; cincuenta declaraciones —desde la del coronel Riquelme a la del cónsul español en Uxda—; más el cuerpo argumental de la Fiscalía (Ángel Romanos), que es pieza magistral.”

    Fuente: “Historia secreta de Annual”, Juan Pando, Ediciones Temas de Hoy, Madrid, 4ª edición, abril 1999.

    Esperando haberle sido de ayuda y agradeciéndole de antemano las referencias historiográficas que sin duda apoyan sus argumentos me despido de usted.

    Saludos

    Me gusta

  14. Estos versos son recuerdos de mi primera compañera; cuando presentí mi muerte pensé en escribir, en alguna colección, una suerte de poemas en los cuales entremezclase el amor a España y a su historia, con el fuerte dolor del que deseó la vida. Luego Dios dictó otro rumbo. Este poema es el primero de aquel pensamiento, con el tiempo mejoré esa idea lírica.
    No está en el Registro de la Propiedad Intelectual, mas… ¿Acaso importa?

    Maniguas y palmerales,
    y la brisa tropical:
    abeja de mi panal
    y aroma en mis arenales.

    Cascadas de agua y de cobre,
    manantial de amor y vida;
    dulce belleza dormida,
    ajena al mundo salobre.

    Las laderas de San Juan,
    y tú una costilla mía;
    porfía, verde porfía,
    recostada en mi diván.

    Blocaos, y en pie Cubaitas,
    y tú y yo ya en la aspillera,
    echando cada madera
    hacia atrás, voz que me citas.

    En el Viso, niña mía,
    trinchera contra la muerte:
    alza el valor al que es fuerte,
    según amanece el día.

    Mientras se nombra “El Caney”
    -granadas contra la piedra-
    me trepas como la hiedra,
    diciendo: Vara del Rey.

    Barcos de madera y suerte
    -mi alma entera por tu pecho-:
    en mi camino derecho,
    vestido de gala y muerte.

    Remontes de cordillera
    sobre tu sierra de plata:
    guajira, y flor que me atrapa
    con tus voces de habanera.

    Mi canto de madrugada:
    blanco traje y franjas negras;
    corazón que te me entregas:
    bahía y sangre salada.

    Costuras del malecón,
    rematando tus caderas:
    en salinas y escaleras,
    de gloria, amor y pasión.

    Mi niña, herida mirada
    -dolor y ojos ferrolanos
    de un niño-, niña en mis manos,
    sobre mi historia esmaltada.

    Y los sombreros con alas,
    con alas blancas, mi vida;
    bancales, mi hembra herida,
    entre mis brazos de balas.

    Fue un obispo catalán,
    trepando desfiladeros;
    son mis amores sinceros:
    te entrego alzado mi afán.

    Un beso, cara bordada,
    -con mi alma, agua salobre-:
    ante la Virgen del Cobre,
    tienes mi alma entregada.

    Dame vida hecha en tu seno,
    dame vida, “cantinela”;
    ojos verdes, piel canela:
    la medalla de tu estreno.

    Carlos Manuel.

    A todos los que murieron por aquél trozo de España, sin importar el esfuerzo; llegaría la sentencia de Silvela: España sin pulso.

    Me gusta

  15. don Carlos Manuel

    La guerra de Cuba se perdió, a pesar de las heroicidades de los soldados y marinos españoles, por una razón muy clara, que fue la nefasta conducción política del conflicto por parte del gobierno del partido liberal del señor Sagasta. Los mismos capitanes y almirante de la escuadra de las Antillas mandadas a un sacrificio inútil lo habían advertido reiteradamente sin que se les hiciese el menor caso. Eso sí la primera medida del nuevo gobierno de Sagasta tras el asesinato del presidente conservador don Antonio Cánovas del Castillo fue la destitución del Capitan General de la Isla general don Valeriano Weyler que había sabido mantener a raya a los insurgentes y a los filibusteros yanquis que les apoyaban.

    Me gusta

  16. Efectivamente, coincido con usted. El asesinato del andaluz Cánovas, por el alocado anarquista Angiolillo, en el balneario de Santa Agueda, dejaba las puertas abiertas a la usurpación del emergente poderío americano de parte de nuestra Patria. Y ,efectivamente, a pesar de las duras críticas de nuestros enemigos de siempre, el General Weyler supo controlar la situación. La actuación de Sagasta era de esperar: remecida en las “tenidas”. Mas piense usted cuánto orgullo obedecer hasta la muerte: vistiendo el traje de gala. Es evidente la acción de la masonería, cómo evidente es que no se usaran las armas que los ingenieros españoles -Isaac Peral, por ejemplo- pusieron en manos del Ejercito Español. Teníamos el enemigo en casa: la masonería. ¿Quién mandó salir a la mar contra siete acorazados yanquis a nuestra flota? Aquellos cañones mejor hubieran servido en las Lomas de San Juan. Mas nuestro honor obedece por la honra. A día de hoy el estallido del Maine sigue sin ser desclasificado por el gobierno estadounidense ¿Por qué?, sólo apunto que, hablando con claridad, muchos de aquellos cubanos se siguen sintiendo españoles. Mi dolor es que la mayor parte de nuestros compatriotas no sepan que Cascorro no es un indicativo del Rastro sino un deseo de España, y de honor y virtud frente a la muerte. ¿Por qué hemos olvidado que Rizo desde el centro de Telecomunicaciones de la Armada, abocó a una matanza despiadada de oficiales de esa misma Armada? Alertando y animando a los grupos masónicos que se habían formado por las logias dentro de los grupos de suboficiales y marinería, para acometer el crimen de asesinar a sus mandos.
    En nuestras manos está cuando menos dejar testimonio de la verdad -aún habiendo de tomar la jura- a quién se sabe obligado.
    Con perdón por mi dolor, Afectuosamente, Carlos Manuel.

    Me gusta

  17. Efectivamente don Carlos Manuel, hoy cualquier historiador serio sabe que la voladura del Maine se debió a la combustión espontánea de una carbonera que se comunicó a un pañol de munición de 152 mm. próximo, como reseño en mi articulo sobre la batalla de Santiago de Cuba que está en el enlace del primer comentario.
    La masonería fue el origen y fin de la independencia cubana- como de toda la América española- como hubiese sido el final de España de no haber tomado los acontecimientos el rumbo que tomaron.
    De ir a Cuba – que lo dudo mucho- el acto más deseado sería ofrecer una corona en la bahía de Santiago, en El Caney y en las Lomas de San Juan en honor de los heroicos soldados y marinos españoles que defendieron la bandera de la Patria en aquel tiempo aciago.

    Saludos

    Me gusta

  18. Señor manuelp:
    Cuando se estudia Historia, es imprescindible tener muy presente el tiempo del que se está hablando;. efectivamente en 1936 y en varias épocas, en el Regimiento que ha tomado como referencia existía la Unidad Grupo que, como bien dice, equivale a Batallón, pero en julio de 1921 y en el Regimiento Alcántara, los Escuadrones estaban a las órdenes directas del Coronel, como ha sucedido en otros momentos de la Historia de la Caballería.
    El texto que ha elegido como referencia de la acción en el río Gan o Igán, para nada habla de trincheras que no fueran naturales, además los rifeños rara vez cavaban trincheras, sino que levantaban parapetos.
    En cuanto al expediente “Picasso” documento imprescindible de referencia cuando se habla de Annual, todas las vicisitudes que usted refiere son ciertas, pero al final se ha logrado completar.
    De todas maneras, mi objeción se refiere a que lo mismo sirve para alabar que para condenar, aunque el mismo instructor ya condena al General Fernández Silvestre antes de iniciar las actuaciones.
    Veo que ha utilizado dos obras importantes, las de Pando y Engel. Le recomiendo otras dos “Annual” de Fernando Caballero Echevarría y “La guerra de Marruecos de Salvador Fontenla Ballesta y le agradezco sus puntualizaciones que siempre obligan a repasar y si fuera el caso a rectificar.
    Un saludo

    Me gusta

  19. Señor Salafranca,
    Muy agradecido a su contestación y siguiendo sus indicaciones efectivamente rectifico en cuanto a la existencia de los grupos de escuadrones en los regimientos de caballeria española en julio de 1921 pues como se indica en el articulo “De la división orgánica a la brigada mixta (la evolución de las grandes unidades en España 1914-1927)”, por José Vicente
    HERRERO PÉREZ en la Revista de Historia Militar número 93 de junio de 2003 fue despues de Annual (en 1925) cuando se aprobó el “Reglamento para el empleo táctico de las Grandes Unidades” que daría inicio a las sucesivas reformas posteriores.

    En cuanto a si los rifeños cavaban trincheras, discrepo y cito en apoyo a Pando en su obra citada en la que que a su vez cita al general Fernández Silvestre :

    “Otros datos revelaban el empuje movilizados que Abd el-Krim imponía a sus beniurriagueles: «Les ha dado banderas, ha construido trincheras, ha recogido dos o tres cañones y
    dos fusiles ametralladores (los que se utilizarán contra Abarrán) que había en las kábilas cercanas, y los ha emplazado, unos en Yub el Kama (o Qama), y otros frente a Alhucemas.»

    Para corresponder a su recomendación de obras, además de la tesis doctoral del coronel Fernando Caballero Echevarría que está disponible aquí:

    http://eprints.ucm.es/23082/1/T34806.pdf

    Quisiera , a mi vez, recomendarle esta otra tesis doctoral de don Pablo La Porte disponible aqui:

    http://biblioteca.ucm.es/tesis/19972000/H/0/H0045001.pdf

    Saludos cordiales

    Me gusta

  20. He leído con atención y admiración la entrada del General Dávila. Se entiende el orgullo de un hijo por su padre, en la bondad del empeño de que la sangre vertida sea incienso de reconciliación. Los hombres hablan más por sus hechos que por sus palabras; aunque la palabra sea en sí un hecho puro y certero; basta con que sepa translucir honestidad y espíritu de sacrificio, más allá del interés propio: lo que el hombre sano entiende como deber, pues hay ocasiones en si nosotros callamos “hablarían las piedras”, y aparte de lo que dijeran nos delatarían cómo cobardes. Por eso dejo manifiesta mi gratitud.

    También me he detenido en ir leyendo como emerge una nueva injuria a nuestro pasado: la medalla es un símbolo, y un legítimo orgullo a quien la porta; mas, de algún modo, nos pertenece a todos, pues todos somos herederos de nuestra historia. Y la honestidad se congratula en lo que otros hicieron para que todos seamos más libres. Es como una espuela que nos impele, sino a emular o, al menos, a imitar, a tratar de ser mejores dando servicia a todos en el devenir de nuestras horas.

    Me ha alegrado la escueta, mas suficiente, aclaración de algo ya sabido: el estallido del Maine fue tan sólo una escusa.

    Ahora escribo un nuevo poema de la ya aludida colección, espero se me comprenda el doloroso momento anímico que atravesaba, casi tanto como el trago que ahora apuro. Mas me consuela pensar que ese trato lo da Dios a los hijos que más quiere, aunque en mi caso sea inmerecido.

    Pequeña mía de encaje,
    amanecer de oro fino:
    sobre España y su destino,
    sobre mi alma y mi equipaje.

    Tesoro de marfil claro:
    -orografía española-;
    ternura de mi alma sola:
    mi canela hecha disparo.

    Yo te escribo como España,
    como Patria hecha cristales:
    te veo cambiar pañales,
    a una niña de tu entraña.

    Yo me sueño por tu valle,
    y en tus cumbres de ternura:
    mi tierra por tu llanura,
    mi llanura por tu talle.

    Como niña de belleza,
    como vida y luz brillante:
    de Viriato, ya sangrante,
    hasta el Ebro, un mar que reza.

    Borbotones de escarlatas,
    suspiros entre las balas;
    como martirio de escalas
    sobre un mar verde de matas.

    Sobre un mar gritando al frente,
    horizontes que amanecen:
    en tu pecho ya florecen
    espumas de olas rugientes.

    Un general con su espada:
    traza la Cruz en el agua,
    empapándote la enagua
    de bravura desbordada.

    Roto un desierto de rojo,
    por pechos de azul disuelto;
    mi niña, amor desenvuelto;
    terciopelo sin congojo.

    En Fatarella ya izada,
    bandera de triunfo y gloria:
    está cantando la historia
    mi rabia, y yo a ti mi amada.

    Van los cantos por praderas
    -Maestrazgo risco a risco-;
    como tú, lana en mi aprisco,
    como tú, trigo en mis eras.

    Paseos de carretera,
    y de piedra las pisadas:
    alcemos ya las miradas:
    “ya ríe la primavera”.

    Ya mis manos buscan liras,
    para que canten tu seno;
    travesuras sin estreno,
    con poemas sin mentiras.

    Abierta en la embocadura,
    aire rojo y escarlata;
    mi niña de verde y plata:
    niña de boca madura.

    Bésame caricia mía,
    de amapolas florecida;
    con cantos de amanecida:
    ¡Bésame, pequeña mía!

    Yo te pido miel y leche,
    con ubre rota en mañanas;
    con repique de campanas:
    deja, niña, que te estreche.

    Porque de azul ya se estampa
    tu sangre junto a la mía:
    ferocidad de alegría
    en nuestra Patria que escampa.

    Carlos Manuel. (Mea parva Belén. In Memoriam)

    Aprovechando este envío, me gustaría conocer la opinión de algún miembro de la Marina, sobre un trabajo que estoy haciendo para dar a conocer la gran riqueza de Tarsis. Yo sitúo Onoba en la ría formada por la desembocadura de los ríos Tinto y Odiel, Y ahí estaría la capital de Tarsis, y por hipótesis que explicaré, es anterior al calcolítico. Su gran fama de navegantes, y constructores de barcos, está documentada ya en la Biblia en varias ocasiones. De estas lecturas se deduce que para llevar tan ingente cantidad de productos comerciales a las costas de Fenicia e Israel -más tarde a Galicia-, y, por lo exótico de algunas cosas, también tuvieron que recalar en las costas del África tropical occidental, cuando menos. Si, como yo creo, al ser forzosa la navegación por cabotaje en aquel tiempo, sería necesaria -es mi duda- la ubicación de puntos de atraque a lo largo de las costas, lo que abre un horizonte precioso, sin necesidad de recurrir a ucronías.
    La historia es un espejo que no sólo refleja el presente: nos indica el camino a seguir. Y no debemos dejar pasar por alto las grandes cosas que de nuestra tierra han salido.

    Afectuosamente, Carlos Manuel.

    Me gusta

  21. don Carlos Manuel
    Una mas extensa explicación de la causa de la voladura del Maine está en “Operaciones de la guerra de 1898. Una revisión crítica”, Agustin Ramon Rodriguez Gonzalez, Editorial Actas, Madrid,1998, paginas 26 a 29.

    En cuanto a Tarsis le indicaría el libro de la profesora doña Ana Maria Vazquez Hoys “Las golondrinas de Tartessos” en el que sostiene con argumentos convincentes que 4.000 mil años antes de Cristo, los habitantes del sur de la Península Ibérica ya utilizaban la escritura. Las posteriores civilizaciones, como la fenicia, pudieron aprender de ellos.

    Saludos

    Me gusta

  22. Esa es mi idea, lo que pasa es que no me atrevía a ir más atrás del calcolítico porque en esas tierras había estaño, fundamental para la aleación del cobre, y era un buen punto de partida. De hecho las falcatas, tan temidas por los romanos que las acabaron imitando, dan a entender una gran pericia metalúrgica. En cuanto a la escritura, en efecto, es indicativa de una estructura prehistórica muy compleja. El problema radica en que los hallazgos más interesantes son hoy territorio portugués. De todos modos es fácil demostrar la prevalencia de Tarsis sobre posteriores asentamientos fenicios: eran las costas de Oriente quienes recibían los productos comerciales. Lo cual me hace intuir que el nombre de Tarsis -se que es aventurar- no es un epónimo, sino una descripción del origen, al igual que se dice “Lux Oriens” porque el Sol sale por el este. Y esa idea orientó hasta la ubicación de los altares: Nuestro Salvador vendría cómo el Sol que emerge desde el este: “Desde sale el sol hasta el ocaso”. En cuanto a la ubicación de la capital del emporio, estoy firme en que es en la ría de la Huelva actual: agua dulce, protección de temporales, facilidad de astilleros…Le quedo muy agradecido, en cuanto pueda ahorrar un poco compraré los dos libros que usted me ha recomendado. Sólo quiero -en confianza- añadir que en mi interior hay como una resonancia que me dice que no es mera coincidencia que el declive de Tarsis sea paralelo con el abandono del uso del hebreo como lengua común en Israel en favor del arameo, que es la lengua en que predicó el Señor, es decir el siglo V a.c. He de reconocer que me influye en esta idea que el “Cantar de los Cantares”, ya en arameo, mas sapiencial, sea el trasfondo que San Juan de la Cruz emplea en el Cántico Espiritual, bueno y que también la obra poética que estoy escribiendo ahora se llame Tavita (gacela) que es como llama Cristo a sus almas amadas en el Cantar de los Cantares. Serán sólo conjeturas, pero mientras en la edad media se hablaba de un mundo plano, se seguía diciendo la bendición: “Urbi et Orbi”, es decir la órbita, el circulo. Perdón por la larga cambiada. Afectuosamente, Carlos Manuel.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s