CARMEN POLO DE FRANCO, UNAMUNO Y EL GENERAL MILLÁN-ASTRAY General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Cuando era un joven teniente di alguna que otra clase de Educación Física en la Universidad Complutense de Madrid. Si algún rato libre me quedaba asistía a las clases de Filosofía y Letras, de oyente, de aprendiz y de más cosas. Gracias a un magnífico profesor, un maestro, que tuve en el bachillerato, en el Instituto Ramiro de Maeztu, le cogí enorme cariño a la filosofía (y a las letras). Un día en el aula estaban hablando de Unamuno. Presté especial interés. Ingresé en la Academia General Militar con 18 años y, a pesar del poco tiempo que allí quedaba libre, al terminar el primer curso me había leído casi al completo la obra de Unamuno. Debió de notárseme, o el haberme colado, porque el catedrático se dirigió a mí y me preguntó mi opinión sobre D. Miguel. Me sentí azorado, descubierto, mirado desde todos los ángulos y se me ocurrió contestar:

-Don Miguel decía que él era una eme entre una y uno. Creo que define algo su personalidad, irónico, soberbio, inteligente, algo desconcertante, en sus adentros un hombre bueno y en lucha interior -y exterior- permanente.

Nadie prestó atención a lo de la personalidad.

-¿Una eme entre una y uno? ¿Dónde ha leído usted eso?

No supe responder; no lo recordaba. Alguno de los alumnos de clase debió no entender muy bien el juego de palabras, porque, a petición del profesor, tuve que salir y poner en la pizarra:

-Una-M-uno.

Risas en el aula. Ahora quedaba más claro lo de una M entre una y uno. Tuve que dejar de asistir a clase. El catedrático se empeñaba en señalarme cada día. En una de esas me pillaba y descubría que no era un alumno sino un aficionado a la filosofía.

Tengo que ir a ver la película: Mientras dure la guerra. Les hablaré de ella cuando eso ocurra.

Del famoso episodio del trío doña Carmen Polo de Franco, don Miguel Unamuno y el general Millán-Astray en la Universidad de Salamanca, ¡he leído tantas cosas!, parece que todos estuvieron allí, pero no saben que aquello, entonces, no tuvo la menor trascendencia, importancia ninguna, todos tan amigos, los que eran y los que no, pues como antes, como siempre.

Quién sí estaba allí, era don José María Pemán. Nos lo ha contado, y de contar algo sabe don José María. Fue en la tercera de ABC del día 26 de noviembre de 1964.

‹‹Ni Unamuno ni Millán-Astray eran hombres a los que les gustara pasar inadvertidos… Los dos estaban acostumbrados a exponer el pecho a cuerpo limpio, el uno a las ideas contrarias y el otro a las balas enemigas… Eran dos españoles›.

Me permito añadir que eran dos vehementes españoles, dos sentidores a la vez que pensadores, recurriendo al término que usa Fernández de la Mora.

Unamuno, casi olvidado, tuvo a su alcance el premio Nobel, que él solo, solo él, dejó desierto.

Era capaz de escribir, poco antes de morir, en un arranque de los suyos y por una nimiedad, al director del ABC de Sevilla: ‹‹ [… entre los hunos-rojos -y los hotros- (blancos de color de pus)]››, acompañado de irrepetibles lindezas contra los andaluces. Y en su permanente contradicción saber encajar la respuesta del director, Juan Carretero: ‹‹No es mía la culpa si en España hay hunos y hotros. Y Hunamunos››.

Don Miguel era un lujo de español. Quizá lo español desnudo y sin tapujos, con sus grandes defectos y gigantes virtudes.

Millán-Astray ha sido objeto de las más injustas críticas que en no pocas ocasiones llevaban oculta una intención más sibilina: atacar su obra, atacar a la Legión. Creador de la obra cumbre del espíritu militar español, el Credo de la Legión es, junto a los versos de Calderón, guía del comportamiento militar. Su ‹‹Espíritu de Compañerismo››, sería suficiente para justificar la trascendencia de su obra: ‹‹Con el sagrado juramento de no abandonar jamás a un hombre en el campo hasta perecer todos››. Era un lujo de español. Era un lujo de militar español. Han querido presentarle como un burdo e inculto soldado, descalificarle y con él a lo que representaba, la Legión, el honor y el valor. No lo consiguieron. Su obra iba a quedar y trascender en los tiempos.

Pemán, es la gloria de las letras, incluso de las armas, valiente, un echao pa’lante, capaz de retar a Miguel Primo de Rivera a duelo por un quítame esas pajas. Su palabra, sus versos, son letra de los himnos de nuestra Armada y Ejército del Aire.

Personalidades españolas, muy nuestras, nos guste o no. Los que critican, los más al general, no saben lo que dicen.

De ‹‹doña Carmen›› poco que decir de aquel día. Simplemente que Unamuno salió de su brazo hasta el coche.

Pero dicen y eso es bueno. Claro que decir ni es leer ni saber.

Pues que sigan diciendo. Tengo que ir a ver la película, sin ironía, a ver qué dicen; se lo contaré. No sé si sabré hacerlo, como don José María seguro que no; ya se sabe la fama que tenemos los generales de la Legión. Ustedes sabrán disculpar mi escasa formación y mis burdas maneras.

Nuestra película casi nunca se proyecta entera.

General de División (R.)  Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

13 octubre 2019

 

18 pensamientos en “CARMEN POLO DE FRANCO, UNAMUNO Y EL GENERAL MILLÁN-ASTRAY General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

  1. Buenos días y buena reflexión, General. Historia y Filosofía, y uno que es muy dado a resumir y glosar, concluye, incluyendo a Pemán, que les iba a todos ellos la marcha, aunque con lo de la M en medio de una y uno, imagino la cara del cátedro. Ya nos contará la peli. Saludos a todos, y gracias por el artículo.

    Me gusta

  2. Buenos días mi general.
    Una “gozada” desayunar leyendo su erudito artículo.
    Con independencia de ello, voy a resaltar unos párrafos:
    “De oyente, de aprendiz y de más cosas”
    “Debió de notárseme o el haberme colado”
    “Me sentí azorado, descubierto”
    “Tuve que dejar de asistir a clase. El catedrático se empeñaba en señalarme cada día. En una de esas me pillaba y descubría que no era un alumno sino un aficionado a la filosofia”.
    Como debido a su peculiar estilo, nos tiene acostumbrado a leerle entre líneas, he resaltado estos párrafos porque he creído entender que, además de aficionado a la filosofía, tenía o cumplía otra misión.
    Y me parece muy bien.
    Tal vez me equivoque, pero es un riesgo siempre presente cuando uno se ve obligado a leer entre líneas.
    Un abrazo y a la orden.

    Me gusta

  3. Buenos días mi General.
    En principio comparto su opinión sobre el particular. Confieso que aún no he visto la película, pero he oído multitud de opiniones, y cual de ellas más dispar. Por eso me interesa su opinión sobremanera. Si, tengo mi opinión sobre cada uno de los protagonistas en su singularidad. Por lo demás, le considero altamente cualificado, tras haber mandado la BRILEG donde nos conocimos. Justo en el bar de suboficiales en la Base de Viator, compartiendo un café matutino, antes de iniciar uno de los primeros seminarios organizados entre, su Unidad, la Universidad de Almería y la Asociación de la Prensa de Almería. Magnifica experiencia, donde oí por primera vez el brindis legionario, saboreé la leche de pantera, y recordé mis tiempos en la milicia, allá por el último cuarto del pasado siglo. En fin, la controversia siempre va a estar ahí, más si cabe, en estos tiempos tan recios como excitantes y que hemos de vivirlos con esperanza y porque no decirlo con pasión. Y que sea lo que Dios quiera.
    Siempre a sus ordenes.

    Me gusta

  4. Con permiso de Vuecencia, mi General. En el párrafo que encabeza “Millán-Astray ha sido….” queda bien clara la personalidad del General. En cuanto a Vuecencia también puede presumir de historiador y filosofo, solo con leer sus artículos queda demostrado. Siga escribiendo, inasequible al desaliento, para disfrute de todos los que le leemos. Gracias. ¡Arriba España y viva La Legión!. Julio de Felipe

    Le gusta a 1 persona

  5. Buenos días General Dávila.

    Con el debido respeto y hasta que usted nos cuente sus impresiones me quedo con esta frase de su excelente artículo.
    “Personalidades españolas, muy nuestras, nos guste o no. Los que critican, los más al general, no saben lo que dicen.”

    Un saludo,

    Pedro Dalmau

    Me gusta

  6. A las órdenes de V.E., mi General.

    Entrañable recuerdo y justo homenaje a la memoria de personas que se hicieron acreedoras, cada una en su cometido respectivo, a un puesto de honor en la historia de España.

    ¡¡¡Viva España!!!

    Me gusta

  7. Pues la verdad mi General es que lo último que se me habría venido a la cabeza es ver juntos y del brazo a D. Miguel y a DªCarmen, por corto que fuera el recorrido. Pero claro, hay que contar que D. Miguel era un hombre impredecible, no así Dª Carmen, o al menos eso es lo que trascendía de su personalidad, aunque hay que reconocer que trascender sobre ella, poco trascendía, todo hay que decirlo.

    Sobre el General Millán Astray no tengo ni idea de lo que la dichosa película nos cuenta, no la he visto ni tengo intención de verla, pero de él si que tenemos la información suficiente como para darle toda la razón en cuanto a que fue un español en toda su extensión, y de los mayores valientes de la historia de España. Esperemos que esa película no lo pinte de otra manera, pero como ya sabemos qué clase de historia está de moda, es de temer que siga la línea de la que está de actualidad y no de la verdadera.

    Esperamos su relato com impaciencia.

    Saludos

    Margarita Alvarez-Ossorio

    Me gusta

  8. Mi General, le vamos descubriendo poco a poco. Gracias por dejarse ver.

    Le incluyo entre los que dan la cara y el pecho y creo que vale todavía más por lo que esconde que por lo que vemos.

    Un saludo, militar si así lo quiere.

    Me gusta

  9. Mi general, querido amigo y compañero, menos mal que no estudiaste periodismo. No te hubiera salido un artículo tan redondo. Un fuerte abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  10. Muy interesante lo de hoy General Dávila :
    Me ha gustado, y entendido entre líneas, espero leer , también lo que nos cuente de la película.
    Un afectuoso saludo.
    !Viva España ! ! Viva el Rey ! ! Viva la Legión !
    Josefa López del Moral Beltrán

    Me gusta

  11. Lo que ocurrió ese día entre Unamuno y Millán Astray fue un incidente sin importancia que después algunos han tergiversado y magnificado. Un pequeño incidente entre dos grandes españoles y dos genios, cada uno en lo suyo.

    Sería interesante saber qué hubiera opinado Don Miguel de los disparates cometidos por el nacionalismo vasco. Él que tanto los destestaba. Fue genial la definición que hizo del fundador del PNV: menor de edad mental. De haber nacido unas décadas más tarde, la suya hubiera sido una poderosa voz contra el terrorismo etarra.

    Respecto a la película, no la he visto, pero no albergo grandes esperanzas respecto a una película de un director progre. Aunque quizás me equivoque.

    Me gusta

  12. En resumen se trata del clásico binomio letras-armas o pluma-espada.En aquel contexto no llego la sangre al rio y entre gentes de honor de ese nivel racional siempre hay consenso.El problema es que ni hay que perseguir a los intelectuales ni despreciar a los profesionales de la milicia y demás fuerzas.
    Desde hace bastantes años esto ha llegado a limites inconcebibles para cualquier persona formada incluso republicana(1).la incultura en temas de defensa ,el odio de algunos y la falta de interés de gobiernos sucesivos ha conducido a facilitar acontecimientos que podrían evitarse en un futuro no muy lejano ,tomando algunas medidas desde ahora mismo.
    La pasividad,la traición oculta y el silencio de muchos están disfrazando esta democracia de caras poco recomendables que recuerdan a los personajes (y sus mentores)que causaron tantos millones de muertos en el pasado siglo.

    Incluso Azaña al ver el deterioro de la situación aun dijo”para esto prefiero que vuelva Franco”que por cierto preto grandes servicios a la republica.

    Me gusta

  13. M temo mi General que le va a defraudar la película. Nada bueno hacen los titiriteros estos y menos si se refiere a la milicia. Baste recordar la atrocidad que hicieron con la gesta de Baler… Salvo excepciones el cine actual nacional da asco.

    Me gusta

  14. Cada día estoy más enganchado a su Blog, es lo primero que leo antes de desayunar.
    Lo de hoy es de traca. Lo que escribe de la Universidad , magnífico y con auténtica gracia. “ De Una M uno “, solo decir que era un Español de los pies a la cabeza, de doña Carmen que era la esposa de Franco, que no es poco y de Millán Astray aparte de Fundar la Legión y de ser valiente hasta la temeridad, le diré que tenía una virtud poco común , saber decir en cada momento al que le escuchaba , lo que este quería oír o leer.
    En otro momento le enviaré una muestra de ello. 🇪🇸🇪🇸🇪🇸

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.