RESPUESTA A LA CARTA DE LA MINISTRA DE DEFENSA General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Después de leer la carta de la ministra de Defensa la preocupación aumenta. Aquí no es un miembro del Gobierno el problema sino el todo, formado por las partes que lo conforman.

Es humano elogiar cuando juzgas bajo la esperanza puesta en lo personal, pero la experiencia me dice que no hay que fiarse del que mucho te halaga. No debe preocuparnos a donde <<voy>> a llegar, sino a donde <<vamos>>. Que esto no es uno, ni masa, sino compañía.

El caso es que la carta de la ministra la agradecen, algunos, pero es inoportuna e inadecuada. Tenga paciencia y espere, señora ministra, a que esto acabe, si ustedes son capaces de ponerle fin. Ahora queremos datos. Esos que no nos aportan. Ayudan más los datos que las lisonjas.

Hasta hace bien poco, el Mando militar, entiéndase la cadena de mando militar, uniformados, para entendernos, no paraba de exponer con rotundidad la situación real de nuestros ejércitos. Mala, muy mala: <<sacrificamos soldados y desmantelamos unidades>>. Cuando ahora llega el momento de la verdad y un ejército vago al hielo y al calor asombra a propios y extraños por su rapidez y destreza en la ayuda y apoyo, todos se sorprenden y aplauden. Empezando por la ministra. ¿Pero que creía? Pues a pesar de todo y de todos…

No, no es solo la UME, son los ejércitos de España, como siempre, todos, que sin pedir ni rehusar, con lo poco que tienen parece que son lo más, y desinfectan, entierran, levantan hospitales, curan hacen lo que otros no hacen, o no quieren hacer, o lo que no se quiere pagar, mano de obra barata; lo que sea, cumplen con su deber y obedecen hasta morir.

Han utilizado al ejército cuando la situación les superó y no sabían a quién recurrir. Desde el Gobierno (especialmente la Ministra de Defensa) ha querido mostrar, desde el primer momento de la declaración del estado de alarma, la participación del Ejército en la emergencia (quizá porque sabe que el pueblo español lo recibe bien y se tranquiliza cuando percibe la presencia de los militares junto a ellos en las emergencias. Esto, por otra parte, al gobierno le sirve de “balón de oxígeno”). ¿En qué condiciones?

Pero, las FFAA no son solo la UME. Las capacidades de transporte, alojamiento, abastecimiento, alimentación, entre los pobres presupuestos y las externalizaciones (por no llamarlas por su verdadero nombre: privatizaciones), se han reducido enormemente (y si no que se lo pregunten al anterior JEMAD). La Sanidad militar que incluiría los Hospitales fijos y todo el elenco de médicos, enfermeros, auxiliares etc., fue reducida drásticamente.

Hasta la seguridad militar se ha externalizado (¿privatizado?), -¿quién lo diría?- y ya para colmo se remató la jugada con la externalización de la enseñanza militar, a pesar, se habrá dado cuenta la ministra, que en este ejército que ve sobran ingenieros de moqueta y faltan soldados. A este paso hasta el mando de compañía se privatizará.

La  reducción de efectivos que se dio, ya que el servicio militar se había <<suspendido>>, fue la excusa perfecta para vender inmuebles (establecimientos, hospitales)  y desprenderse de personal (y  de una organización que funcionaba) ya que a los <<ya en menor número>> de militares que iban a quedar en plantilla (aunque, entonces, se incorporase la tropa profesional) se les encauzaba  a las compañías sanitarias o a la Seguridad Social (¿Externalización? Eso sí, se mantuvo – menos mal – una mínima Sanidad militar para campaña y operaciones).

Por eso, porque tampoco hay tantos sitios de donde sacar, la UME puede ser considerada como una solución para mostrar presencia inmediata.

El problema es, y eso no lo conoce el pueblo español, que las capacidades que tenían los Ejércitos hace unos años y que -por otra parte son las que la sociedad española sigue creyendo que mantienen-, es algo que ha pasado a la historia debido, a muchos años, y a muchos gobiernos de ambos colores, que han desmantelado sus capacidades y no han hecho nada por atender la necesaria inversión. Si no fuese por la exigencia de Defensa y Seguridad internacionales dudo de que existiesen Cuarteles o que tuviésemos armas; todo lo más mangueras.

No es necesaria la lisonja a unos hombres, soldados, curtidos en el cumplimiento del deber.

Lo que más valoran es la verdad y el ejemplo de su capitán. No puede cualquiera mandar firmes a su tropa cuando no ha defendido su presencia en el lugar que les corresponde. Cuando no son bien recibidos en lugares de de España, por la que han jurado entregar hasta la última gota de su sangre, por los demás. Su ministra dice textualmente: <<Me gustaría resaltar también la excelente acogida que nuestras unidades han recibido allí donde han intervenido. Lo que refuerza la integración de las Fuerzas Armadas con la sociedad española, de la que forman parte y a la que sirven>>. Mal está la verdad a medias, señora ministra. ¿Dónde han intervenido? ¿Dónde no han intervenido? Usted no dice toda la verdad. No han sido queridas ni recibidas como se merecen ni en Cataluña, ni en el País Vasco, y mucha de la culpa de ello la tiene el Gobierno al que usted pertenece y que se mantiene gracias a esos que no ponen buena cara a sus ejércitos porque no los sienten como suyos. Porque sus gobiernos predican no ser españoles y difunden ideas contra España: separatistas. Sus socios de Gobierno.

De forma que obras son amores y aquí todo se aguanta menos que a uno le hablen alto, es decir que nos mientan.

Pasado esto, se olvidarán de los soldados y volveremos al material caducado, avejentado, y a la diaria lucha por la supervivencia, a <<sacrificar soldados y a desmantelar unidades>>. Presupuesto cero para tiempos recios. Tiempos para admitir que invadan nuestra aguas territoriales, o que nuestros soldados desplieguen sus misiles para defender a quien nos roba el material sanitario, a ser lo menos y aparentar lo más.

Siga aplaudiendo y enviando cartas, señora ministra, sin enterarse de lo que son unos ejércitos y para lo que sirven.

Ser soldado es ser de España, de toda, aquí en Madrid, en Sabadell o en Irura. Solo faltaría. También para defender nuestras aguas territoriales y nuestras fronteras.

Decía la antigua Doctrina del Ejército de Tierra que <<la Infantería reúne un conjunto equilibrado de capacidades medias que le permiten combatir, en casos excepcionales, con sus solos elementos y recursos>>. Eran otros tiempos. No somos masa, sino compañía.

Puede ser que la solución, como pretendía este presidente del Gobierno, sea suprimir el ministerio de Defensa. Crear otro, otra cosa. Otro día les explico como podría quedar la cuestión de ese ministerio suprimiéndolo o más acorde con lo que estos gobernantes piensan.

No puedo terminar sin recordarla con preocupación, y debería ser su ocupación, que usted es ministra de este Gobierno que a su vez lo es gracias a los que, aprovechando el momento de máximo dolor de España, pretenden aprobar, con ustedes, poder lanzarse a injuriar al Rey y ultrajar a España.

Para la próxima ocasión, si la hay, dígale a su asesor militar, que le recuerde terminar las cartas dirigidas a sus soldados con un ¡Viva España! un ¡Viva el Rey! o un ¡Viva las Fuerzas Armadas!, esas cosillas que hacemos los soldados. Se le ha debido pasar incluso poner en la carta una bandera de España.

Ya sé que soy un soldado retirado y que para mí no iba la carta. En cualquier caso la hubiese dado por no recibida.

La carta de la ministra de Defensa

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

6 abril 2020

68 pensamientos en “RESPUESTA A LA CARTA DE LA MINISTRA DE DEFENSA General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

  1. Mi General, son demasiados comentarios y no quiero extenderme. Le doy absolutamente la razón y siento su indignación como mía.

    Pero en referencia al comentario de un tal Adolfo Teijeiro, que por más veces que lo leo cada vez lo entiendo menos, creo que ni él mismo tiene claro lo que dice en su escrito, o lo que quiere decir pero que no se entiende por las contradicciones en las que cae.

    Llego a la conclusión de que intenta hablar desde el despecho, sólo que no se aclara contra quién y porqué. Desde luego que ha debido caer aquí por casualidad, y por hacer reproches que no quede, aunque sea a la persona menos adecuada y en el lugar menos adecuado.

    Si fuera asiduo del blog posiblemente se hubiera quedado callado o escribiría en otros términos.lo que me da a entender que ni sabe dónde está ni con quién está hablando.

    En fin, dadas las circunstancias preferible es pensar que está en desespero y se desahoga al tuntun. Creo que es más digno de compasión que de otra cosa.

    Un afectuoso saludo y agradecida por su labor de años de sacrificio y de trabajo para cobijarnos y darnos un lugar donde expresarnos y encontrar consuelo en éstos momentos tan difíciles.

    Viva España, Viva el Rey, Viva el Ejército en toda su extensión y especialidades, incluído por supuesto sus capellanes castrenses. !Que Dios nos proteja y les proteja a todos ellos!

    Margarita Alvarez-Ossorio

    Le gusta a 3 personas

  2. Mi General.
    Cuando acabe la tormenta y se allanen los caminos,cuando los miembros de la Fuerzas Armadas, con la satisfacción del deber cumplido, dejen las mascarillas y guantes y vuelvan a sus cuarteles, saben que les espera, como bien nos lo cuentas en tu magnífica réplica, el abandono y el olvido de siempre.
    Pero también por tu experiencia de sobra sabes que ellos están convencidos que:
    Dar ejemplo no es la mejor manera de influir sobre los demás, es la ÚNICA.
    Gracias mi General por tu respuesta a la nefasta carta ministerial, yo que también estoy en la reserva y tengo ya mis años, con tu permiso también la doy por no recibida…, pero que podemos esperar de este problemático gobierno, perdón podemático.
    Fuerte abrazo mi General que hago extensivo a todos tus seguidores.

    Le gusta a 4 personas

  3. Como canallero legionario estoy horgulloso de nuestras tropas y todo lo dicho es la cruda realidad y pienso que como no le cortemos la cabeza ala serpiente seguiran asta undir españa estos rojos de mierda viva españa vivan nuestras fuerzas armadas por la patria asta la ultima gota de mi sangre

    Le gusta a 1 persona

  4. A tus órdenes mi general. Al igual que CesarRodriguez, yo también soy de la XV y te felicito y me sumo a tus reflexiones sobre la carta de la ministra de defensa.
    Yo creo que esta “casta” no se da cuenta de que las FFAA españolas, SIEMPRE actuarán con entusiasmo y contundencia ante cualquier contingencia que suponga un problema grave para los españoles y para la unidad de España…..aunque algunos no quieran entenderlo y traten de reducirlas a su mínima operatividad…
    Siempre a tus ordenes

    Le gusta a 1 persona

  5. ¡Bravo por su escrito General Dávila!

    Que los políticos cada vez están más alejados de la realidad de la ciudadanía me lo demostró el hecho de que el pasado día 25 de marzo, en Badalona (Barcelona) mi ciudad natal, los vecinos salieron a los balcones y dejando atrás sus desavenencias ideológicas, aplaudieron la intervención del ejército en las labores de desinfección llevadas a cabo en el Hospital Municipal, mercados, residencias de ancianos y otros equipamientos.

    Muy emotivo fue para mí, por trabajar en sanidad, el encuentro entre componentes de las FAS y personal sanitario del H. Municipal.

    Me he guardado el vídeo y las fotos de ese momento, antes de que “algún político políticamente correcto” mande borrarlo.

    Y si la Señora ministra se le ha olvidado, habrá que recordárselo.

    ¡Viva España! ¡Viva las Fuerzas Armadas! ¡Viva el Rey!

    Un saludo a todos.
    Pedro Dalmau

    Le gusta a 1 persona

  6. Cómo reservista del ALOG41, los eternos olvidados, los expedientes perdidos, le doy las gracias por sus palabras terapéuticas, resignación a lo que venga, sirviendo siempre a nuestra nación.

    Le gusta a 1 persona

  7. Mi general desde el confinamiento y tras la lectura de su carta expresó estar totalmente de acuerdo
    Le habla un ex-guardia civil auxiliar que aunque no pertenezca a las fuerzas de seguridad o Fuerzas Armadas vivo desde fuera la situación tan degradante que está sufriendo esta España nuestra junto a nuestros ejércitos de España que ven como desalmados en mangas de camisa , protestan y provocan al malestar social de nuestros ejércitos pero que cuando el trueno suena a Santa Barbara invocan .

    Son muchos los que piensan como yo y que en la retaguardia aguardan un resurgir en el bienestar militar por España .
    Sirva este mensaje para valorar en positivo sus palabras y el ofrecimiento para que si toca cambiar tenga el apoyo de aquellos que amaron a su ejército y su bandera para procurar el orden ante la adversidad de aquellos que de forma repulsiva atacan contra esos grandes valores del sentirse militar

    Viva las Fuerzas Armadas ,,Viva España y Viva el Rey

    Le gusta a 1 persona

  8. Insisto, como he respondido en en estos momentos que vivimos, en más de una ocasión. Lo primero, estando virtualmente, fuera de circulación, no dejo de estar a disposición y las órdenes del mando. En segundo lugar, voy a remitir, puesto que la publicidad del escrito lo permite y lo considero de absoluta utilidad, a algún medio de comunicación, cuyos desproporcionados elogios a la Sra. Ministra,me producen la sensación de no comprender alguna de las enormes virtudes que tiene ella. No es el ejército al uso, de hoy en día, una herramienta, de aquellas que algunos heredamos de nuestros padres, ya con holgura y que en la práctica, quedaron obsoletas porque su función la cumplen, las mecánicas y electrónicas actuales. El fundamento de que a pesar de lo dicho, se siga trabajando con LA BELLOTA, es que como se aprecia sigue teniendo las cualidades precisas, para las que se ingeniaron. Pero aquí, no hablamos de herramientas, que también, si no de esa parcela social, cuya diversidad de aplicaciones, hacen de una nación, el precinto necesario para su seguridad, con arreglo a lo descrito en nuestras leyes, que no parecen de este gobierno ni sus gobernantes y mucho menos, de las cabezas, vanas, inútiles, inoperantes y parasitas, que los suben y mantienen, aliandse, con el diablo. Termino, NO SOBRA UNA COMA, NI FALTA UN PUNTO, tal vez más texto. ¡¡VIVA ESPAÑA!! y siempre a sus órdenes,mi General.

    Me gusta

  9. Proa a la mar, mi General.
    Los vientos no nos favorecen, pero más pronto que tarde, el trapo quedará henchido y la proa afilará la mar para tomar rumbo a la esperanza.
    Este gobierno sin timonel no tiene puerto de arribada. Sólo hombres con honor, gallardía y valentía podrán poner y EXIGIR, de estos patibularios, las responsabilidades necesarias por permitir una matanza tan vil como múltiple.
    Ruptura de Estado desde el Estado. Consideración y respeto al libertinaje y el enrevesado contrario para la honestidad, la dignidad, la PATRIA y la CORONA.
    No importa el flamear de las velas. No importa que arrecie el temporal. No importa que la mar, embravecida, quiera amilanarnos. Lo que importa es nuestro espíritu. Lo que importa es nuestra lucha y nuestra entrega por el buen destino del rumbo que nos debe marcar la bitácora.
    Descentralizar los ejércitos centralizados y las bases navales. Esparcirlos aminorándolos para que pueda surtir efecto la falta de control y contacto entre Jefes de Zona. Estrategia más que sabida. Pero lo que en verdad importa es un solo pensamiento: SOMOS TODOS SOLDADOS DE UNA MISMA Y ÚNICA PATRIA: ¡¡¡¡ESPAÑA!!!!
    La tortilla se está quemando por el otro lado y habrá que darle la vuelta. Se debe reformar (a mi criterio) la reunificación de las Zonas Militares y Marítimas. Hay que Centralizar el Estado con S.M., el Rey a la cabeza y hay que, por fin, poner orden en este desbarajuste que nos está llevando a la miseria socio-política y personal.
    ¡¡¡Que vengan a por mi, Señor. Estoy preparado!!!
    Estaré siempre preparado para servir a Dios, a España y Mi Rey.
    ¡¡¡VIVA ESPAÑA, VIVA EL REY, VIVAN LAS FFAA!!!
    Eduardo Indiano Murciano
    Oficial de la Armada (Retirado)
    ¡¡¡A sus órdenes, mi General!!!

    Me gusta

  10. Mi respetado General,
    Se está ninguneando la callada pero eficaz labor de las Compañías NBQ, que tienen todas las Brigadas de nuestro Ejército, que como bien sabe V.E., están muy especializadas en este tipo de pandemias, y dotadas de antemano, de material específico para luchar contra ello.
    Especial recuerdo tengo, para la Cía. NBQ de la BRILEG, que V.E. mandó tan brillantemente.
    El DEPCET, calla deliberadamente esta labor especializada, para echarle sólo agua bendita a la UME, que no está muy especializada, en este tipo de incidencias.

    Le gusta a 1 persona

  11. Solo decirle que como hija de militar, le doy las gracias.
    Y como al Cid, “Qué buen vasallo sería si tuviera un buen señor a quien servir.»
    Viva España, viva el Rey, vivan las Fuerzas Armadas.
    (son hipócritas por eso dicen una cosa según convenga, y hacen su contraria)

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .