LENGUAJE DE GUERRA. NO SE MUEVE NI LA CABRA DE LA LEGIÓN Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Los augurios no son sino análisis de la información que un águila lleva en su vuelo después de días de observancia del campo enemigo. Los intérpretes, augures, ocupaban asiento junto al fuego de Agamenón.

A falta de águilas observo los mirlos en los parques, en los que no están cerrados y, sin Agamenón presente, recorro los garitos de las llamadas sedes de los partidos. Nada que ver con el de Galdós.

En las Academias militares se estudian los signos que indican que el enemigo se mueve y puede dar un paso más allá. Uno de ellos está en los despliegues que de fuerzas militares se llevan a cabo en la frontera. La OTAN, con España incluida, lo está en la de Rusia-Europa.

Pero hay nuevos signos de guerra, ¡tan preocupantes!: los despliegues de la palabra política. No tienen fronteras.

Claro que podría ser que este lenguaje que se introduce cada día responda al preludio de una guerra cultural, antecedente de otras, dirigida a quienes ni saben hablar, ni leer ni escribir. Analfabetos que leen etiquetas y loros que repiten la voz de su amo, junto a sinvergüenzas que cada noche redactan el estribillo.

Se equivocan los que dicen que esto es una revolución. No; esto es una concentración de poder, que para eso se hacen las guerras; contra la democracia. Si quieren le damos nombre: golpe de Estado silencioso. Lo comprobaremos en nuestra miseria cuando esté entre nosotros y no nos reconozcamos. Así, y  mientras esto sucede, nos entretienen con una utopía inalcanzable y fuera de lugar, pero digerible y esperanzadora. Ese es el gran atractivo de la mentira: la arenga permanente, repetitiva sin descanso, ¡que dulce sueño es saber que me mienten!

Si eso no es suficiente llega la fuerza, porque para ellos lo justo es lo fuerte.

Estado de Alarma, Toque de queda, confinamiento, controles, rastreadores, guerra al virus, ganaremos, venceremos juntos a este enemigo, el virus ataca de nuevo, la batalla. Nada es casual, sino dirigido y con una finalidad.

La batalla contra el virus, la moral de victoria, el sacrificio… es el lenguaje de un presidente que al dar comienzo esta guerra puso al frente al Jefe de Estado Mayor de la Defensa al que se le veía en un conflicto que no era el suyo, pero obligado a jugar su papel para el que, también, le impusieron el lenguaje y tuvo que utilizar a los soldados en combates que no le eran propios.

Porque como hemos dicho, y repetiremos, esto no es una revolución y sí una guerra, y en ella el objetivo estratégico es concentrar poder. Dictadura.

No hacen falta misiles, ni submarinos atómicos, sino martillear con la palabra, arenga diaria, disparos de ideología. Misiles sin límites en el tiempo o espacio. Mentir constantemente hasta convertirlo en un mantra.

Y por eso aquello: Estado de Alarma; toque de queda, confinamiento, aislamiento, divide y vencerás. Empecemos con el lenguaje.

¿Qué es la guerra? Se pregunta Clausewitz al introducirnos en el inacabado De la Guerra, y expone con crudeza analítica, casi matemática, la realidad de lo cotidiano del quehacer del hombre, ¿qué es la guerra?, esta guerra que inventó la política.  Su pregunta había tenido respuesta muchos siglos antes: «La guerra es un asunto de importancia vital para el Estado, es la provincia de la vida y de la muerte, el camino que lleva a la supervivencia o a la aniquilación» y concluye Sun Tzu. «Todo el arte de la guerra está basado en el engaño».

La verdadera fuerza para obligar al contrario al cumplimiento de nuestra voluntad es la mentira, con la que seduces con halagos. Es el arte más fino del engaño. Clausewitz lo deja claro al señalar la guerra como un medio para lograr el propósito político, que es el fin. El propósito político será lo que deberemos analizar.

Y avisa: «Pues en asuntos tan peligrosos como lo es la guerra, los errores que se dejan subsistir por benignidad son, precisamente los más perjudiciales».

Con ellos no habrá desarme artístico, ni cejarán en su empeño de destrucción. No habrá benignidad.

¡Capitán mande firmes!, que les gusta.

No se mueve ni la cabra de la Legión. Es un augur.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

26 octubre 2020

 

 

23 pensamientos en “LENGUAJE DE GUERRA. NO SE MUEVE NI LA CABRA DE LA LEGIÓN Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

  1. El decreto de estado de alarma restringe y practicamente elimina el derecho de reunion o manifestacion. Sobran palabras. Plenos poderes. Tambien cuando Hitler pidio al Parlamento que le aprobara la Ley de plenos poderes, todos votaron a favor, salvo un partido. Aqui solo Vox ha alzado su voto frente a la avalancha de los plenos poderes. Luego vendran los llantos, como el de Boabdil.

    Le gusta a 8 personas

  2. Me alegra coincidir con V.E., mi General, en la situaci´pon que vivimos en España, que vengo calificando desde hace bastante tiempo de Protodictadura Bolchevique Bolivariana.
    También en su calificación de Golpe de Estado incruento, silencioso, tapado.
    Hoy, son casi innecesarias las baterías de misiles tierra-tierra, los obuses, los carros de combate. las batallas se libran en el campo mediático, dominado por el enemigo que lo es de España, a la que quieren disolver como azucarillo en el agua con aguardiente de la zarzuela.

    Le gusta a 3 personas

  3. Buenos días mi General,
    Muy acertada su entrada en los tiempos oscuros y de censura en los que nos ha tocado vivir.

    La historia está plagada de gobernantes, de malos gobernantes, que han usado, y usan, la palabra guerra para esconder su incapacidad para gobernar la nación a la que ellos han postulado y fueron elegidos para hacerlo. Y no hay que irse muy atrás en el tiempo para encontrar, al inicio de este siglo XXI, una declaración de guerra contra un enemigo etéreo e invisible. Lo hizo el presidente de los Estados Unidos de America a resultas de los ataques contra las Torres gemelas, “la guerra contra el terrorismo”. Y qué se podría decir, o escribir, de la antigua “guerra fría”.

    Hoy, los españoles, y el resto del planeta, nos enfrentamos contra otro enemigo invisible, pero mucho más mortífero y traicionero que aquel enemigo de las democracias de occidente. Y, nuevamente, aquel que gobierna los designios de nuestra patria esconde su incapacidad para gobernar, o sus verdaderas intenciones a la hora de gobernar, en la palabra “guerra”. Sin embargo, y la diferencia con lo acaecido en los EE.UU., es que el enemigo lo tenemos ya en suelo patrio, por diferentes motivos.

    Habla usted de tropas en las fronteras, pero en España somos más chulos y las dejamos solas, abiertas y sin control. Entran por miles jóvenes en edad militar, fuertes y sanos, bien vestidos, conectados a internet y con dinero. Se trata de una invasión silente de nuestra patria, y no por un virus invisible sino por tropas vestidas de paisano.

    Y lo que quizás no conoce la inmensa mayoría del pueblo español, ensimismado en su cotidianidad, embozalado, confinado y con su libertad condicionada, es que el llamado paraguas de la OTAN no cubriría la futura tormenta que se vislumbra en los cielos de Canarias y de Ceuta y Melilla. Porque, y todo hay que decirlo, en Derecho internacional hay ciertos gestos o actitudes que denotan tensión en las relaciones entre Estados. Cierres de fronteras, ampliación del mar territorial, llamada a consultas al embajador,… En la guerra, hay que controlar al enemigo para atacar en el momento en que más debilidad muestra. Y Marruecos está actuando de la misma manera que lo hizo con el Sahara español.

    Porque nuestro beligerante vecino del sur, apoyado históricamente por Francia y ahora cliente armamentistico de los EE.UU., se está armando hasta los dientes mientras aquí se desmantela el ejército, o se le mantiene con tecnología del siglo pasado, lo que le incapacita para cumplir la principal misión que le encomienda el artículo 8 de la Constitución. El ejército español ha sido convertido en una ONG más al servicio de los gobernantes.

    Y la palabra en política tiene mucho más significado que en otras parcelas de la vida. En estos meses pasados, reformas escondidas en RD, ataques, desplantes y menosprecios a la Jefatura del Estado, hasta oír decir a un ministro en el Congreso “etapa constituyente”, son muestras de lo que usted afirma en su entrada, golpe al Estado desde el gobierno del propio Estado. En estos próximos meses de encierro, me puedo esperar que cualquier “cosa” sea publicada en el BOE.

    En los tiempos en que los llamados “insumisos” eran perseguidos, decían algo parecido a esto: “te imaginas que hay una guerra y no vamos nadie”. Como en la historia, tenemos el enemigo dentro y no lo sabemos.

    Que pase V.E. un buen y prolífico día.

    Le gusta a 6 personas

  4. A las órdenes de V. E., mi General.

    Lo ha bordado, el diagnóstico. Ahora, a un servidor, tras hacerse una pregunta elemental sobre el atacante, se le ocurre sugerir un tratamiento sin efectos secundarios ni contraindicaciones, y si no resulta, una intervención quirúrgica a vida o muerte. La cuestión es no escatimar medios para salvar al moribundo.

    ¿O es que hay que creer que un par de saltimbanquis indocumentados, pésimos actores, además, como los que dirigen en España este asunto tan complejo y difícil como es una guerra o un golpe de estado, tengan siquiera, no ya la capacidad necesaria, sino la simple imaginación para planteárselo?.

    Si esto les sale bien, que les está saliendo hasta el momento, nunca será por su inteligencia y sabiduría, sino por culpa de todos los demás, que somos quienes tenemos numéricamente la auténtica mayoría absoluta y la fuerza, por la vía pacífica, o por la que la situación requiera in extremis, para impedirlo.

    ¡¡¡Viva España!!!

    Le gusta a 5 personas

  5. A los mantras de las políticas criminales
    —————————————————————
    Si el arte de la Guerra
    está basado en el engaño
    el social-comunismo ganará,
    sin importarles el daño.

    Al conjunto de la sociedad,
    incluyendo a los borregos
    que aplauden estos peligros
    ocultos en los enredos.

    Impulsados por bastardos
    que sirviéndose de artimañas
    se mofan de sus votantes
    en el detrimento de España.

    Pedro Sánchez y cómplices
    son los títeres de magos
    que dominan las voluntades
    propensas a los estragos.

    El moñiguero de los mantras
    es tan sólo un figurante
    del circo que representa
    el paquete de comediantes.

    Merecen ser condenados,
    porque saben lo que hacen,
    hay que verlos en los perfiles
    que muestran estos falaces.

    Los otros de la ¿derecha?
    puede que sean más culpables
    de este infausto acontecer
    tan mostrenco y miserable.

    Yo NO sé si son traidores,
    o retrasados mentales,
    lo que SÍ. Me atrevo a decir
    ¡¡¡QUE PARECEN CRIMINALES!!!

    España día 27 de octubre de 2020

    Ramón Lencero Nieto

    Le gusta a 7 personas

  6. Si hemos de creer lo escrito, viene la dictadura y, ¿qué hacen para impedirlo los que tienen la responsabilidad de preservar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional?
    ¿Sólo porque no lo manda el mismo que aspira a ser Dictador?
    Es una broma, ¿verdad…?

    Me gusta

  7. Mi general, con una sencilla analogía a modo de calendario de acontecimientos, podemos establecer lo siguiente:
    En el pasado siglo tres ideologías se enfrentaron. Dos de ellas se unieron para destruir a la tercera. Lo consiguieron y la dejaron en cenizas.
    Tras su victoria vivieron una paz ficticia que se dio en llamar “guerra fría” y el mundo se partió en dos bloques que no cejaron en su ánimo expansionista.
    A finales de los ochenta, el bloque occidental erosionó de tal forma a la Unión de Repúblicas Soviéticas que provoco su ruptura y la caída del famoso muro. Esa filosofía aparentemente derrotada había plantado semillas florecientes en otros continentes.
    En este siglo XXI el tiempo y el progreso que cambia las sensibilidades sociales, ha obrado ciertas mutaciones en ambas. Hoy se habla de Globalización y ambas se ven afectadas por ello. La tecnología y aquello de Quevedo de “poderoso caballero es D. Dinero” no les es ajeno a los hijos o nietos de ambas y en sus genes está el expansionismo.
    En Europa, que se había limpiado del marxismo comunista, España parece que le ha abierto la puerta.
    La consecuencia es que a la pandemia biológica Covid 19, se nos une una epidemia de estos dos virus psicológicos simultáneamente. Y naturalmente tenemos sobre nosotros la Borrasca perfecta.
    Y no olvidemos que China, que tiene en la cabeza un hemisferio comunista y otro capitalista. Tiene mucha influencia en Sur América y de Sur América nos llegan vientos.

    Le gusta a 5 personas

  8. Gracias mi General por tu exposición perfecta .
    Cuente conmigo para lo que sea. Yo ya doy “un paso al frente”. 🇪🇸🇪🇸🇪🇸por ESPAÑA, y a tus Órdenes.

    Le gusta a 5 personas

  9. Es muy cómodo y fácil decir lo que usted dice y hacer lo contrario. ¿Qué hace usted? ¿Ponerse a la misma altura de los que pretenden el golpe? No ha entendido nada.

    Me gusta

  10. ¿Cómo puede estar a la misma altura el que da un golpe a la Constitución a base de leyes habilitantes, y el que pretende parar el golpe?
    ¿O no tiene la Constitución un rango superior a la Ley Orgánica 5/2005, de 17 de noviembre, de la Defensa Nacional?
    ¿Puede desertar de su deber el destinatario del artículo 8º de la CE y someterse a la tiranía del destinatario del artículo 6º de la LODN?
    Créame que pregunto con toda humildad y toda inocencia.

    Me gusta

  11. El Artículo 97 de la CE dice que “el Gobierno dirige la política interior y exterior, la Administración civil y militar y la defensa del Estado. Ejerce la función ejecutiva y la potestad reglamentaria de acuerdo con la Constitución y las leyes”.

    O sea, defensa del Estado de acuerdo con la Constitución y las leyes; no golpe al Estado contrario a la Constitución y las leyes.

    Me gusta

  12. La Cabra de La Legión, aunque no se mueva y permanezca en posición de firmes, esperando la guerra … es más inteligente que la mayoría de los políticos, que dicen representarnos declarándonos la guerra.
    ¡¡¡ Viva España !!! y ¡¡¡ Viva La legión !!!… y su Cabra.
    Pedro Motas
    Veterano de España

    Le gusta a 6 personas

  13. Buenos días Mi general y demás contertulios. Estamos en un “estado” de mentiras tras mentiras de lavados de cerebro, de consentir que no haya una educación en condiciones, como lo de pasar de curso con varios suspensos. Nos están adoctrinando con lo que”ellos buscan” una dictadura, así de claro, no tenemos libertad, toda la propaganda me recuerda a la que se hacía en la Alemania Nazi. ¡Ahora quienes son los malos a perseguir! Decididamente vamos a un suicidio colectivo como no nos pongamos las pilas cuanto antes, nunca hay que perder la esperanza, por pequeña que sea. Siempre estaré unida a todos Vds. Gracias y saludos para todos.

    Le gusta a 5 personas

  14. Pues sin inocencia le diré que nadie puede tomarse la Constitución como suya. La soberanía está en el pueblo como marca la Constitución su representación está en el Parlamento. Esas son las reglas le gusten o no.

    Le gusta a 3 personas

  15. En definitiva, mi General, ¿si nuestros representantes en el Parlamento no nos defienden, si la Ley la imponen unos desalmados que se la saltan con malas artes y prevaricando, a qué Ley deberemos someternos, a la que éstos nos impongan?

    Siempre he sido respetuosa de la Ley, siempre he cumplido con mis obligaciones ciudadanas, pero ¿no cree que a éstas alturas va a llegar un momento en que ni siquiera con la mayor voluntad podamos decir que tenemos una Ley que cumplir?

    Nosotros seguimos las reglas, disciplinada y obedientemente pero ¿que pasará cuando constatemos que nuestra conciencia no puede aceptar esa Ley? ¿Que han cambiado sin siquiera consultarnos nuestra Constitución y nuestro sistema democrático? ¿Deberemos seguir esas nuevas reglas sin abrir la boca?

    Y que eso va a ocurrir o que ya está ocurriendo es un hecho constatable. ¿Que se debe hacer en ese caso? Lo tenemos a la vuelta de la esquina, no nos vendría mal un posible plan B que aplicar si llegara el caso. ¿A alguien se le ocurre algo?

    A los que pagamos para que piensen no parece que les llegue ninguna idea, quizás es que no saben pensar, o que sólo piensan en si mismos, lo más probable.

    Mientras tanto la población entra en desespero y no ve salida, y es que no nos toca encontrarla a nosotros, para que se busquen salidas ya pagamos lo suficiente a la clase política, si es que puede llamársele clase, ni política.

    ¿Se podrá votar a la cabra de La Legión, si llega el caso, para que se mueva?.

    Le gusta a 6 personas

  16. Mi General, dice que esas son las reglas nos gusten o no. Veo que no se pregunta si son para unos o para todos. O es que interpretamos que somos esclavos sin rechistar? Con todo mi respeto NO. Hacer dejacion o mirar para otro lado arropándose con las normas es para mi entender, vergonzoso y….!!comodo!! Hay quienes están incurriendo en irresponsabilidad. Se alcanzan puestos para ejercerlos para bien o para mal, no para exhibición. La historia tiene muchos ejemplos.Hasta donde podamos, más de uno estamos dispuestos pero falta la máquina
    Serafín Verdejo
    Tte. Coronel (R)

    Le gusta a 2 personas

  17. Siento molestarle pero decir lo que se siente o entiende no creo que sea ofensivo. Lo que pretendo es que ,bajo mi criterio ,cada quién debe asumir su papel para bien o para mal, y me parece que se me entiende y entendió
    Serafín Verdejo
    Tte.Coronel (R)

    Le gusta a 1 persona

  18. Muy buen articulo si señor. Pone de manifiesto los hechos, el porqué, lo que buscan y le pone nombre, todo ello de forma clara. ¡Que más se puede pedir!

    ¿Alguien con responsabilidad y capacidad atendera los augurios? O seguiremos cruzados de brazos en la loma observando la destrucción? Los filosifos, los politicos, las fuerzas de seguridad, la sociedad misma… Hay alguien que proteja?

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .