LA ARMADA ESPAÑOLA EN DIQUE SECO. ESPAÑA DESARMADA, DESEMBARCADA Y DESAIRADA Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

El buque de asalto anfibio Castilla (L-52). Foto Armada española

A los militares no se les quiere escuchar y eso que no paran de hablar. Sin palabras también es posible comunicarse. Por ejemplo cuando se rompe un barco de guerra en plena operación militar. Ha hablado el barco (que conste en acta) y ha dicho: «Hasta aquí he llegado».

Si eres retirado y hablas: mal; y que por qué no hablaste antes (pues mire lo hice donde debía por respetar la ley). Si te callas: peor. Si te afilias, ya retirado, ¡qué cosas! Si hablas y dices lo que no quieren oír, pues corre el escalafón y tú quedas fatal, como poco patriota; o a lo mejor te premian y a Estados Unidos o cosas así. Que uno ya no sabe lo que hacer. Puede que lo más adecuado sea cantar, quizá con los ingredientes del rap: contenido, ritmo y entrega. Voy a intentarlo antes de callar para siempre.

No hace ni una semana que publicaba un artículo en el que exponía las dificultades de los ejércitos y la Armada para sobrevivir con el escaso presupuesto asignado. Una enfermedad muy antigua que alguien pensó que con los nuevos tiempos, la aprobación de la Constitución de 1978 así como de las Directivas de Defensa Nacional, y otros papeles mojados, iba todo a cambiar para convertirnos en unos ejércitos capaces de poner a España en el sitio internacional que le corresponde.

Pero no. Llegó la ideología y desvistió un santo para vestir a otro. Así España quedó desarmada, desembarcada y desairada.

Que nuestras Fuerzas Armadas son un ejemplo para el mundo, admiradas y envidiadas por muchos otros ejércitos es también muy antiguo y conocido. El soldado español, nuestro único embajador en estas cosas de la guerra, sigue siendo lo más valorado y aún hay quien dice que se lo den, aunque sea desnudo y desarmado que ya se encargará él del resto.

No sé si nuestros gobernantes han caído en la cuenta de que una cosa son unas Fuerzas Armadas para andar por casa y otra una Fuerza con carácter y peso internacional que se corresponda con la situación y misión de su nación en el contexto geoestratégico mundial, que por cierto, no es un problema de exclusividad militar, sino que esa estructura y peso de sus ejércitos es el que permite adentrarse con firmeza en el panorama diplomático, económico y de decisión. Ese es el quid, los que deciden: ¿Cuántas Divisiones tiene…? ¿Lo recuerdan?  Pues les recuerdo que nuestro presupuesto está en la cola de los que integran la OTAN y sin preverse cambios en el futuro.

Miren, todo es muy sencillo. Solo es necesario disponer de capacidades materiales y personal motivado o también personal motivado y capacidades materiales.

Parece que nadie, entre los que pueden y deben, está por la labor.

Desde el año 2008 los ejércitos y la Armada no hacen sino perder capacidades de manera alarmante.

Los recursos de las Fuerzas Armadas provienen de los Presupuestos Generales del Estado y de los créditos de Mantenimiento de la Paz. Cada vez más los ejércitos se están financiando con los créditos de Mantenimiento de la Paz lo que supone una permanente incertidumbre ya que nunca se sabe cuando los vas a recibir, cuánto dinero vas a percibir y en qué se pueden gastar. Después de 30 años de experiencia en estas misiones bien se podrían incorporar a los Presupuestos Generales del Estado (excepto lo que sea expresamente necesario para contingencias) y así disponer de unos presupuestos que cubran las necesidades sin angustias ni permanentes zozobras en materiales y calidad de vida.

La situación nuestra es la contraria: aumentan las necesidades a la vez que se envejecen los ejércitos en sus dos grandes aspectos: personal y materiales, siendo la atención al personal la principal asignatura pendiente, ya que es reflejo de todo lo demás.

La calidad de vida del soldado es una de las claves de la eficacia de un Ejército y para ello es necesario repasar sus retribuciones, atender al apoyo de la movilidad geográfica y a las infraestructuras que le permitan desarrollar una vida adecuada y que responda a su disponibilidad permanente y sacrificio. Las inversiones en infraestructuras para la calidad de vida se han reducido en un 50% desde el año 2008 algo inexplicable y que incide de manera directa en la motivación.

En resumen es necesario que sinteticemos y olvidemos la palabrería técnica o confusa y nos centremos en el verdadero problema:

—Personal motivado

—Capacidades Materiales

No debemos pasar por alto el tema del envejecimiento de la tropa que va unido a la obligatoriedad para una gran mayoría de tener que dejar el servicio al cumplir la edad de 45 años, dos problemas íntimamente relacionados y sin resolver a los que podemos calificar de imprevisión y precariedad. La edad media actual en la tropa en el Ejército de Tierra es de 34`2 años y la pretensión es que sea de 30 años. ¿Cómo lo van a conseguir? Porque ese es uno de los motivos principales de motivación. No se explicó o se dijo la verdad desde aquel electoral y frívolo mensaje: «Se acabó la mili» y ahora lo estamos pagando. Difícil papeleta que juega una baza importantísima en mantener una moral de victoria.

¿Cuál es el principal obstáculo para tener unas Fuerzas Armadas en condiciones operativas, ilusionadas y eficaces?: económico.

Llevamos tiempo pidiendo una Ley de Financiación de las Fuerzas Armadas que las dote de un presupuesto estable que permita realizar inversiones plurianuales y evite trabajar siempre en el corto plazo. En definitiva unos presupuestos suficientes, previsibles y estables.

Llevamos más de una década de restricciones y esto no puede seguir así porque además de estar en juego nuestra seguridad y defensa, la de España, hay muchos hombres que arriesgan a diario su vida en instrucción, adiestramiento y misiones reales con muchas deficiencias en sus capacidades y ello provocado por desatención en el factor principal: el económico. Supone un irresponsable riesgo.

Acabamos de ver que el buque de asalto anfibio Castilla (L-52), uno de los más avanzados de la Armada, que desde el pasado mes de enero se encuentra liderando la Operación Atalanta de la Unión Europea en misión de mantener la seguridad en las aguas del Golfo de Adén y Somalia, ha tenido que abandonar la misión debido a una avería.

No es mi intención achacar esa avería a nada relacionado con el mantenimiento y sostenibilidad del buque. Puede que no tenga nada que ver o puede que sí. Los expertos y usuarios tendrán la respuesta.

Sí es el momento de recoger lo expuesto recientemente por el Almirante 2º Jefe del Estado Mayor de la Armada. De estas declaraciones no hace ni un mes.

«Los recursos recibidos por la Armada han evolucionado negativamente desde el 2008. El Capítulo 2 (créditos que aseguran la formación y la utilización) se han reducido un 13% y los del Capítulo 6 (sostenimiento e infraestructuras) un 35% lo que ha provocado un aumento de horas de funcionamiento de los equipos y sistemas entre los ciclos de mantenimiento y una disminución del stock de repuestos disponibles».

«Lo más grave ha sido el recorte en la obtención y renovación. Al principio de la década anterior la Armada contaba con 77 barcos y 11 años después ha habido 23 bajas y solo 7 altas, lo que hace que haya un déficit de 16 buques. Si estimamos que la vida media de un buque es de 35 años, para reponer esos 77 buques la tasa de reposición debería ser de 2´2 barcos por año y a duras penas alcanza el 0´6 anual».

El envejecimiento de la flota es evidente con una media de 27 años, próxima al límite de su vida media o en su último tercio de vida.

Decía el Almirante que al envejecimiento se une la falta de financiación para reponer o restaurar sistemas obsoletos y la descapitalización en repuestos y pertrechos.

En una gráfica expresión: «Sin el mantenimiento adecuado y continúo podemos tener un montón de hierro en valor militar, eso sí, de la mejor calidad».

Algo parecido, las mismas vulnerabilidades presenta el Ejército del Aire que tiempo tendremos de analizar.

Es urgente mantener las capacidades de nuestros ejércitos y Armada. Renovar las unidades, modernizar otras e invertir en el sostenimiento de las que están en activo. El tiempo apremia y urgente es que nos digan la verdad antes de quedar desarmados, desembarcados y desairados.

A lo largo de la exposición hemos planteado que el principal obstáculo para tener unas Fuerzas Armadas en condiciones operativas, ilusionadas y eficaces era el económico. ¿Acertaremos? ¿No será el ideológico?

Convendría ponerse de acuerdo en qué es España y cómo se la defiende.

El resto se nos daría por añadidura.

Resulta que los cañones, los barcos y los aviones también hablan y están en aquello de jamás decir que están cansados hasta caer reventados. Como sus hombres.

Como la canción de Alaska y Dinarama : ¿A quién le importa lo que yo digo…?

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

12 abril 2021

 

 

 

 

24 pensamientos en “LA ARMADA ESPAÑOLA EN DIQUE SECO. ESPAÑA DESARMADA, DESEMBARCADA Y DESAIRADA Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

  1. Mi respetado y muy querido GENERAL,
    “La gente me señala
    me apunta con el dedo
    susurra a mis espaldas
    y a mi me importa un bledo…
    …..
    no soy de nadie
    no tengo dueño

    ya es demasiado tarde
    para cambiar ahora
    Mi destino es el que yo decido,..
    EXCELENTE PRESENTACIÓN.
    Ha tomado el ejemplo del L-52 pero qué decir del EJERCITO DEÑL AIRE , jugándose el tipo los pilotos. Ya lo maticé el pasado día cuando apuntaba a los Capitanes y Tte. en el desfile etc.
    Sobre todo EL SOLDADO. ¿Sería bueno tomar el ejemplo alemán de “DEFENSA DE LA PATRIA?.
    Son VOLUNTARIOS por SIETE MESES y SEIS AÑOS DE RESERVISTAS. Lo quieren comparar con la UMEDIFICACIÓN aludida por V.E días pasados. Creo que no es lo mismo.
    En definitiva EL ALMIRANTE tiene TODA LA RAZÓN.
    Muchas gracias por SU ILIMITADO ESFUERZO en adelantarse a los acontecimientos.
    A la orden de V.E que sigue en la ESENCIA DE LAS FUERZAS ARMADAS “EL SOLDADO”.
    VIVA EL REY
    VIVA EL SOLDADO ESPAÑOL
    VIVA Y ARRIBA ESPAÑA
    P/D
    SOLDADO DE TIERRA , DE LA ARMADA O DEL AIRE.

    Le gusta a 5 personas

  2. Su artículo de hoy, mi General, es desolador. Yo diría que incluso patético. En una palabra, nos estamos quedando sin ejército, y eso para un país del primer mundo es pasar a ser nadie a nivel internacional.

    No se si el problema es realmente económico, o político, pero lo cierto es que ellos, los políticos, no dejan de cobrar, y de arruinar al país, porque si nos descuidamos, a éste paso tendremos más políticos que ciudadanos en activo para pagarles.

    La Seguridad Social en bancarrota, la economía en la ruina, y para colmo el ejército inoperante o casi.

    Y encima uno de los representantes de los culpables de que hayamos llegado a ésta situación clama porque se atiendan más y mejor las patologías psicológicas que van en aumento en toda la población. ¿No sería mejor no provocarlas con su gestión, sus violencias, su egoísmo, y su falta de amor por España?

    ¿Cómo no vamos a estar deprimidos si igual que los barcos, los aviones, y los propios soldados tenemos que sobrevivir en un estado de penuria por culpa de lo que nos cuestan toda esa gente que no produce nada y sólo se dedican a crear problemas donde no los
    había?

    Y lo que nos faltaba era una pandemia china, que está llevando la muerte y la ruina a un nivel internacional, a la que no se le ve un final, y tampoco una recuperación ni siquiera a medio plazo.

    No se extrañe de que no haya presupuesto para actualizar y activar al ejército, si tenemos en cuenta que de dos ministros de éste gobierno, en apenas más de un año, se han hecho millonarios. Hagan la multiplicación por Ministerios y adláteres, y dígame si se puede atender otras necesidades que no sea pagarles pensiones a todos los que pasan por un ministerio, para el resto de su vida, para el cementerio de elefantes que significa el senado, para asesores ya no sólo del gobierno, incluso para el más inútil de los parlamentarios de los 17 que existen, más las autoridades pertinentes en las ciudades de Ceuta y Melilla.

    Nos quedamos sin tejido empresarial, sin lo que ha sido nuestro principal ingreso durante tantos años, el turismo, arrastrando en su caída a toda la hostelería y sector servicios, sin la construcción y toda la economía que arrastra, pero eso si, con una clase política que puede, y legalmente (para que hablar de lo que puede conllevar también ilegalmente) acumular en apenas más de un año casi dos millones de euros reconocidos, para dos ministros (y lo que cuela) que no sólo no han dado solución a ninguno de los problemas reales del país, sólo se dedican a crear más de los que había, y reconocen abiertamente que no les gusta trabajar.

    Y ya sabemos que presenciar ese tipo de cosas, con millones de parados, y un ejército mal pagado y mal pertrechado, desmoraliza al más valiente.

    Supongo que se trata de arruinar al país conscientemente, pero digo yo, ¿no llegará un momento que también faltará para pagar a todos esos que viven de lo público aunque sepan que están matando de hambre a una mayoría y no les importe?

    ¿No sería de puro sentido común reducir todo ese gasto injusto e innecesario y mirarse un poco menos su ombligo y al menos ser conscientes de lo que está pasando, en el ejército, y en la sociedad en general?¿De verdad que aguantaremos todo antes de echarles a patadas?

    Yo me siento incapaz de comprenderlo.

    Y no creo que yo sea una excepción, lo único que creo es que la gente está adormecida, aterrada por la pandemia y sus consecuencias, y pensando que su vida corre peligro si se salen del guión. Por eso nadie aclara nada, porque les interesa una ciudadanía ya más de un año con el miedo metido en el cuerpo, oyendo constantemente por todos los medios que no tenemos otra solución que sobrevivir malamente o contagiarnos y morir o sufrir las consecuencias, que bien que se encargan de hacernos patentes de las que puede conllevar sufrir esa enfermedad pandémica. En casa y callados, y con suerte sobrevivir para poder contarlo.

    Sinceramente no se qué es peor, si continuar callados, o afrontar todas las consecuencias y salir a la calle en masa a pedir que nos dejen vivir de una vez, a ser posible en paz. Es aquello de morir con honor o vivir cobardemente, y en eso estamos, mi General, por desgracia.

    No quieren a un ejército fuerte, no quieren que podamos apoyarnos en él para echarlos, no quieren a una población libre que les diga las cuatro verdades que de sobras conocen.

    No quieren más que celebrar fracasos como si fueran triunfos con la propaganda adecuada.

    Malditos sinvergüenzas es lo que son, y perdone la salida de tono, Es lo más suave que se me ocurre en éstos momentos

    Le gusta a 6 personas

  3. A las órdenes de V. E., mi General.

    “Más claro, agua”. Un servidor es muy pesimista al respecto para el futuro más bien inmediato o a muy corto plazo, teniendo en cuenta la no despreciable amenaza que se vislumbra por el mediodía, y que cada vez se va viendo con más nitidez por ejercicios de tanteo. Ya casi ha finalizado la larga fase de viajes del caballo de Troya en forma de oleadas de pateras que harán de quinta columna el día del asalto y penetración final a degüello.

    Pero estamos en manos de unos políticos y gobernantes por definición no pacifistas precisamente, sino antimilitaristas ignorantes y estúpidos, cuya única obsesión, que parecen llevan en su ADN es que el Ejército es el coco que un día se canse y les pueda hacer perder el chollo que se tienen montado entre ellos y para sus amiguetes en exclusiva, pocas o ninguna posibilidad de enmienda se puede atisbar. Ellos no le tienen miedo, porque no lo conocen, a un enemigo de fuera y no quieren creer en sus intenciones, y en todo caso, piensan que ese enemigo a ellos los premiar´ña por su colaboración; sí le tienen pánico a un ejército propio equipado y entrenado como Dios manda, porque, al no tener la conciencia tranquila, creen que se puede volver contra ellos.

    Y a los demás, que nos den todas las bofetadas que quieran, y nos quiten la hacienda y la vida.

    ¡¡¡Viva España!!!

    Le gusta a 6 personas

  4. ¿A quien le importa?, pues al que dice mandar le importa, lo malo es que le importa a la inversa. “Mientras el Falcon me pasee hasta la Boda, Bautizo, o Primera Comunión, al Cañón que le den morcillón”. Suponiendo que aún haya Cañón, aunque sea del Modelo Agustina de Aragón. Buenos días, mi General, y todos.

    Le gusta a 6 personas

  5. Mi General, si de lo que se trata es de disolver España como azucarillo en el café, lo último en que piensan los ministros de Defensa es en dotar presupuestariamente ese Departamento.
    Hoy, reconozcámoslo, España se encuentra disuelta entre Organizaciones supranacionales, OTAN, ONU, OMS, UNESCO…. y otras infranacionales, léase Comunidades Autónomas, en castizo Taifas, a las que ha transferido, a unas por elevación y a otras por inmersión, sus competencias como Estado Soberano, hasta el punto de que a estas alturas, España ya no es Estado y mucho menos soberano.
    A este punto conviene recordar el último de los magnicidios del siglo XX, el atentado al Almirante Excmo. Sr. D. Luis Carrero Blanco, Presidente del gobierno del Reino de España (España volvió a su ancestral entidad de sujeto de Derecho Internacional como Reino, en julio de 1947, y en tal calidad eran acreditados nuestros embajadores ante otros Estados).
    Sin duda no ignora V.E. que el túnel excavado por ETA se situaba a escasos ochenta metros de la embajada de EEUU, cuyos marines de escolta ni sus espías de la CIA, que en este caso más bien lo fueron de la TIA, del genial Ibáñez, con Mortadelo y Filemón, no fueron capaces de detectar su construcción y alertar a nuestro Gobierno.
    Tampoco ignorará V.E. que la víspera de su atentado, el entonces Secretario de Estado de EUU, Henry Kissinger -masón de alto grado por más señas- celebró una entrevista a solas con el almirante la víspera de su muerte, durante algo más de tres largas horas.
    Igualmente supongo a V.E. informado de los propósitos del Almirante Carrero de llevar España al lugar que por su tradición y por su posición entre las diez primeras potencias económicas de la época, le correspondóa dotándonos de armamento nuclear que, a esas alturas, aún sabiendo que nadie se atrevería utilizar, era un poderoso elemento disuasorio para la injerencia de terceros.
    Igualmente supongo que habría sido V.E. informado del comentario de Mr. Kissinger a su llegada a Whasington, a la pregunta sobre el resultado de sus conversaciones con el Gobierno en la persona de su Presidente, que fue de un tenor parecido a éste:
    “España, como nación poderosa, es una nación peligrosa”. A esas horas, el Dodge Dart del Presidente del Gobierno había aterrizado en una azotea de la calle de Claudio Coello, como muy bien sabe.
    Y en estas andan enredados desde mediados del siglo XVII, en que metidos en una guerra que en el fondo ni nos iba ni nos venía, la Paz de Westfalia que le puso fin, no nos afectó sino para mal, pues nos condenó a continuar la guerra contra Francia por sus afanes de rapiña, que nos costaron el Rosellón y la Cerdaña, que los franceses venían reclamando desde que Fernando II de Aragón los expulsó de Italia.
    Como ve V.E. viene de lejos este acoso, en el que España ha ido dejándose jirones de su vestido y aún de su piel y e una buena parte de los miembros de su cuerpo, como la España de Ultramar, o sea. América entera, los territorios del Pacífico, Filipinas y si me apura hasta Australia, bautizada por Legazpi como Austrialia del Espíritu Santo. No hace mucho, Cataluña ansiaba convertirse en Protectorado de la República Francesa, y en eso siguen, como las Vascongadas en lo mismo del Reino Unido de gran Bretaña e Irlanda del Norte.
    Nos toca siempre bailar con la más fea, mi General, especialmente cuando gobierna el PSOE.
    Viene a ocurrir lo mismo que con los presupuestos de Educación, que los ganapanes del gobierno consideran un gasto, cuando la Educación, si de verdad se quiere una nación preparada, firme, estable y poderosa, debería ser una de las mejores inversiones en que se pudiera emplear el dinero de los confiscatorios impuestos que padecemos para, entre otras cosas, elaborar un mapa de la Topografía del Clítoris.
    Siempre a la orden de V.E. mi General.

    Le gusta a 6 personas

  6. Mi General.. Es verdad que la armada Española está en dique seco. No se preocupan los gobernantes de ella ni de nada que tenga que ver con el ejército. No se preocupan de lo más elemental, de si hay o no hay trabajo, si funciona bien la educación, si funciona bien sanidad, les encantas los okupas. ¿Dónde nos quieren llevar? al régimen chavista o cubano. da igual.. Muchas gracias y saludos para todos.

    Le gusta a 5 personas

  7. ¿A quién le importa? Pregunta usted muy acertado mi General, después de la reflexión que nos ofrece en su entrada de hoy. Pues a mí y a muchísimas más personas de lo que parece; lo que sucede es que a quienes les debería interesar, porque importarles les importa… “un chifle de contramaestre de la Armada… (con todo mi respeto al instrumento de órdenes y a quienes las ordenan a través de este instrumento en un medio tan difícil como la mar). España es una paradoja en sí porque resulta incomprensible que con la cantidad de kilómetros de costa que tiene como península, con dos archipiélagos de tanta importancia y proyección estratégica, al elemento móvil defensivo del perímetro marítimo, le lleve racaneando personal, formación adecuada, material, avituallamiento, modernización, preparación, presupuesto, etc., el gobierno que está obligado a salvaguardar la independencia de España y la defensa del territorio. Y esto, lamentablemente, no es nuevo, ni achacable exclusivamente al desgobierno que nos atenaza, es una enfermedad que viene de lejos, desde los tiempos en que dejamos de creer en España como nación con proyección internacional. Aún así yo creo que esta situación cambiará y pronto.
    Permítame, mi General, referirles una anécdota que me ocurrió hace unos pocos años durante una breve estancia en el Parador Nacional de Ferrol a la hora del desayuno en el comedor del mismo: En una mesa estaban sentados dos matrimonios y las señoras comentando que la flotilla de fragatas que tienen su base en el Arsenal, estaban amarradas y entonces una de ellas preguntó a su esposo: “Oye, como puede ser que todas las fragatas estén amarradas al dique del arsenal…Entonces quién hace la vigilancia de nuestras costas…” a lo que su esposo contestó con cierto laconismo: “…pues, como siempre La Guardia Civil…”. Parece un chiste pero lamentablemente esta personas, a la sazón Capitán de Navío, no hizo más que corroborar la paradoja de la que hablaba al principio y que son, a mi juicio, el meollo de su excelente entrada de hoy. Gracias.

    Le gusta a 4 personas

  8. Mi General, tienes toda la razón, explicada a la perfección, así estamos desde hace muchos años. Como no puedo aportar nada nuevo, y hablando de la gloriosa Armada con cariño, relataré algo sobre ella.
    En el Puerto de Tenerife, está la HÉLICE, del Crucero Cañarías , formando una escultura fantástica, y con una explicación.
    LA HÉLICE,FABRICADA DE UNA ALEACIÓN DE BRONCE Y ALUMINIO,FUE DONADA A ESTA CIUDAD EL16 DE ENERO DE 1980, PORQUE AQUÍ SE LE ENTREGÓ, SUFRAGADA POR SUSCRIPCIÓN POPULAR, LA BANDERA DE COMBATE EL 5 DE MAYO DE 1940.
    El Crucero Cañarías, el buque más famoso del siglo XX, fue Botado el 28 de Mayo de 1931.
    Perdón por la largura, pero me pareció, como homenaje,oportuno a nuestra querida ARMADA. 🇪🇸🇪🇸🇪🇸

    Le gusta a 4 personas

  9. En el artículo y comentarios precedentes esta todo dicho. Ha sido y es la labor realizada por lis gobiernos que han ido poniendo a nuestra Patria en rebajas permanentes, especialmente sus cimientos, entre ellos y por supuesto sus Fuerzas Armadas, ahora desarmadas. Pero por mucho de lo que aquí se dice, también se trata de des- almarlas. Ese objetivo no se logrará hasta que previamente desaparezca España.
    ¿Lo vamos a permitir?

    Le gusta a 4 personas

  10. Frecuento foros militares y allí se habla largo y tendido de la situación de las Fuerzas Armadas españolas, que efectivamente es muy preocupante. Recientemente los tres segundos JEMES han hablado de cada uno de sus Ejércitos y dicen que con el poco dinero que hay, no se puede mantener operativo una buena parte de lo que se tiene. Respecto al rejuvenecimiento de la tropa, solo hay una forma de conseguirlo: dar facilidades para que esta pase a la vida civil mucho antes de llegar a los 45. Y eso, tal y como está el mercado laboral español, es difícil. Solo queda dar facilidades (o reservar plazas) para otros Cuerpos de la Administración: Fuerzas de Seguridad, Aduanas, Funcionarios de Prisiones, etc.

    En cuanto a la avería del Castilla, yo no la considero una tragedia. Antes habría que saber cómo y por qué ha ocurrido. Por ejemplo, el Trent (el buque que la Royal Navy va a enviar permanentemente a Gibraltar para que no reclamemos lo que es nuestro) hizo una visita hace poco al Peñón y cuando volvía a Gran Bretaña se averió y tuvo que volver remolcado. Hablamos de un buque que entró en servicio en 2020. Parece ser que los británicos están teniendo problemas con la propulsión de sus buques, incluyendo sus nuevos portaaviones clase Queen Elisabeth. En el caso del buque español, habría que saber cuál es la causa de la avería.

    Más grave me parece lo que se debatió en uno de los foros militares que frecuento. Resulta que un Teniente de Navío y escritor ha planteado lo siguiente: la Armada está formada por tres pilares: seguridad (patrulleros), combate (fragatas) y proyección (buques de desembarco anfibio, incluyendo el Juan Carlos I, que es un LHD). Dado que no hay dinero para mantener estos tres pilares, este Teniente de Navío plantea (con gran dolor de su corazón) la supresión del tercer pilar, es decir, de los anfibios: Castilla, Galicia y Juan Carlos I. Además plantea la supresión de la aviación embarcada y la aviación utilitaria. A cambio propone reforzar algunas otras capacidades, por ejemplo, algún patrullero y submarino más. Entre los foristas de ese foro, la propuesta ha creado división de opiniones. Los hay que dicen que es una barbaridad y los hay (algunos de ellos exmiembros de la Armada) que dicen que, aunque dolorosa, la medida es necesaria porque no hay dinero para mantenerlo todo y que, a día de hoy, los anfibios y la aviación embarcada son un lujo que no nos podemos permitir. Así de crudas están las cosas.

    Lo de los 8×8, la artillería lanzacohetes, la artillería autopropulsada, la artillería AAA, el sustituto de l8, la aviación de entrenamiento, la falta de una reserva movilizable, etc., mejor lo dejamos para otro día.

    Me gusta

  11. Muchas gracias mi general.Estoy completamente de acuerdo contigo en tu análisis y hay que denunciarlo como bien haces. No solo la Armada está en dique seco.Toda España lo está y lo estará mientras haya un grave divorcio entre los sagrados intereses de nuestra sufrida Patria y el Gobierno que no sabe o no quiere gobernarla como es su obligación. La disuasión está por los suelos. No queremos preparar la paz, pues tendremos la guerra que es una desgracia, mucho más cara. Nada es gratis en este complicado mundo.Y ya son demasiados los que se preparan para faltarnos al respeto debido.Yo siempre crei que la democracia valía entre otras cosas para dar cumplida respuesta a estas cuestiones. Y esto es cierto para otras democracias.Para la nuestra parece que no.Da mucha pena. Un abrazo fuerte.

    Le gusta a 2 personas

  12. Buenos días Mi General, con permiso de Vuecencia.
    ¿Ha oído hablar de la OBSOLECENCIA PROGRAMADA?
    Pues eso es lo que sucesivamente está ocuriendo con nuestras Fuerzas Armadas ( personal, dotación y mantenimiento).
    Todo empezó con la supresión del Servicio Militar Obligatorio.
    ¿Será que tenemos malos “programadores”? Espero sinceramente que esa OBSOLESCENCIA les llegue también pronto a ellos.

    Le mando un fuerte abrazo.
    La A.V.B.A.T.A. siempre a sus ordenes.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .