LA GUERRA Y LAS RESOLUCIONES DEL CONSEJO DE SEGURIDAD DE LA ONU. Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

«Por regla general, hacer la guerra no es lo mejor. Solo la necesidad debe obligar a emprenderla. Independientemente de su resultado y su naturaleza, los combates resultan funestos incluso para los propios vencedores. Únicamente hay que librarlos si la guerra no se puede conducir de otra forma. Si al soberano le mueven la cólera o la venganza, no debe declarar la guerra ni movilizar tropas».

Estas sabias palabras de Sun Tsé están separadas de nuestros tiempos por una evolución en el pensamiento que trajo terribles combates —dialécticos y explosivos— en los que el número de muertos era una estadística, funesta, pero estadística (para Stalin) que se repetía hasta llegar a cifras desoladoras como las de la la I y II guerras mundiales.

Clausewitz dejó escrito que «jamás puede introducirse en la filosofía de la guerra un principio de moderación sin cometer un absurdo». Escalofriante verdad de la guerra.

Real y cercano es el pensamiento de Arthur Wellesley, duque de Wellington, al que todos felicitaban después de Waterloo por lo que tuvo que contestar: «Salvo una batalla perdida, no hay nada tan triste como una ganada».

En lo que coinciden los tiempos es que la guerra es un fenómeno inevitable y no sabemos el tiempo que tenemos para retrasarla y al menos poder reducir al mínimo sus efectos.

El terrible ejemplo de acabar una guerra con una explosión mayor que todas las habidas hasta el momento debería hacernos pensar más allá de los despliegues de tropas intimidatorios  «Ya no había nada más que temer». Era la peste atómica.

Inevitable parece perder la memoria y que se borren los mayores horrores vividos por la humanidad de consecuencias todavía sin análisis suficiente. Era una guerra, pero el final fue peor: una sola bomba que ni siquiera hizo ruido: luz y silencio. Se terminó todo.

Hasta hoy.

La estrategia analiza, la táctica mueve peones y la política desencadena lo peor cuando los intereses particulares y el afán de protagonizar la historia están por encima del corazón humano.

Un día, ante tanto horror, el hombre invento una mesa redonda donde reunirse antes de provocar un enfrentamiento. Le pusieron el nombre de Organización de Naciones Unidas. «Las Naciones Unidas nacieron oficialmente el 24 de octubre de 1945, después de que la mayoría de los 51 Estados Miembros signatarios del documento fundacional de la Organización, la Carta de la ONU, la ratificaran. En la actualidad, 193 Estados son miembros de las Naciones Unidas, que están representados en el órgano deliberante, la Asamblea General».

Unas veces aparece y otras no. Es y no es. Al final los mismos que se enfrentan son los que toman decisiones o se limitan a hablar en tono conciliador y falso. El problema es que solo son cinco. A saber: Estados Unidos de América, Rusia, Francia, Reino Unido y China. Poder de veto. Consejo de Seguridad. Los demás son sonorosa comparsa. Nada más.

En el conflicto actual de Ucrania la primera reunión del Consejo de Seguridad (pedida por los Estados Unidos de América), ha sido este pasado lunes día 31. Ninguna Resolución ni solución. Tiempo perdido. Han salido peor que en el momento de entrar y todo se ha desarrollado entre graves acusaciones. ¿Ha servido para algo? ¿Para agravar el conflicto?

Mientras el mundo de la calle parece mirar en otra dirección y esto (creen) ni les va ni le viene.

En España la intervención en Irak echó a la gente a la calle con el famoso «No a la guerra» y la discusión estuvo manipulada con la falacia de si había o no resolución de ONU. Le costó las elecciones a un partido político a la vez que volaban un tren en Madrid con cerca de 200 muertos sin que aún sepamos quién y por qué se cometió aquel crimen.

Fue otra guerra. No igual, aunque los procedimientos, el algoritmo era el mismo. Grandes intereses energéticos. Económicos.

Hoy nadie menciona a Naciones Unidas.

¿Por qué será? Nadie responde.

En el Poder que otorga la Tierra el necio solo conoce el mal cuando ya está hecho. Y en sus manos está la decisión, no en la nuestra.

El momento se agrava y se solidifica por momentos. Como vemos tras la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU. No hay Resolución.

Parece que el «No a la guerra» guarda silencio ante lo inevitable.

La presión aumenta hasta hacerse insoportable. El mundo es una olla de presión y la temperatura aumenta bajo ella.

No miren a los soldados. Pregúntense: ¿En manos de quienes estamos?

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

7 febrero 2022

 

8 pensamientos en “LA GUERRA Y LAS RESOLUCIONES DEL CONSEJO DE SEGURIDAD DE LA ONU. Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

  1. Mi respetado y muy querido GENERAL,
    Muy OPORTUNA Y NECESARIA EXPOSICIÓN sobre «LA GUERRA Y LAS RESOLUCIONES DE LA ONU».
    Me parece que fue TERENCIO en EUNUCHUS, 4,7,19, quien decía «OMNIA PRIUS EXPERIRI QUAM ARMIS SAPIENTEM DECET » (Al sabio le corresponde tentar cada cosa antes de pasar a LAS ARMAS).
    Es posible que LA ONU en su concepción como MESA REDONDA , allá por el 24 de Noviembre del año 1945 con sus primeros 51 miembros les llegara el eco del gran PUBLIO SIRO :»PROSPICERE IN PACE OPORTET QUAD BELLUM IUVET» (Es necesario conseguir durante la paz aquello que puede ser útil en la guerra). ¿Y que ha pasado ?¿LAS resoluciones de la ONU para que han servido? ¿En la actualidad los 193 miembros son manipulados por los 5 del CONSEJO DE SEGURIDAD ? ¿QUIEN MANIPULA EN LA LLAMADA TEORIA DEL PODER SUPREMO?
    A la par de la ONU han ido surgiendo HERRAMIENTAS DE MODERACIÓN PERSUASIVAS tratando de DISUADIR EN LA LLAMADA TEORIA DE LA AMENAZA . Precisamente como bien refiere V.E:
    -LA ESTRATEGIA : ¡ANALIZA!
    -LA TÁCTICA : ¡MUEVE FICHA!
    -LA POLITICA ¡DESENCADENA EL ENFRENTAMIENTO EN TODAS LAS SUPUESTAS VERTIENTES DE LA NECESIDAD CONFIGURATIVA DE MODOS Y MODELOS!
    Claramente SUN-TZÉ permanece en LA ACTUALIDAD y EL HOMBRE continua tropezando en las mismas piedras de su caminar.
    El enfrentamiento aparente de UCRANIA se desvanece y la GUERRA toma forma COMERCIAL.
    La MADRE DE LAS BATALLAS que mandaba NORMAN SCWARZKOPF estaba claramente inspirada en SUN-TSÉ de quien era INSPIRADOR DEFINITIVO. Dijo en cierta ocasión :» ES EL ANALISIS DEL CONFLICTO, LA ÚNICA TRADICIÓN INTELECTUAL EN CONTINUO DESARROLLO UNIDA BAJO EL NOMBRE DE SÜNZI».

    Por ahora seguimos sin cambiar LAS CONFERENCIAS SALT etc. Todas y cada una de las resoluciones ONU, los MODELOS DE LA CARRERA ARMAMENTÍSTICA tanto en ambiente determinista como ESTOCÁSTICO siguen quietos y parados.
    El ANTUVIÓN ¡PUEDE ESPERAR!
    Los golpecillos de ESTADO no cuentan entre luchas internas de miembros no significativos. Ahí solo cuenta el programador de la victoria subyacente sin escatimar medios aunque sean TERRORISTAS. No está muy lejos de la piel de toro posiblemente y como si nada.
    «STULI PRINCIPES TANEOS SAPIENTES REM TEWMPUS» ( LO MAS SABIO ES EL TIEMPO).
    ENHORABUENA Y GRACIAS , MI GENERAL.
    A la orden de V.E
    VIVA EL REY
    VIVA EL E.M
    VIVA Y ARRIBA ESPAÑA

    Le gusta a 4 personas

  2. ATENTAMENTE Y CON EL DEBIDO RESPETO

    En las manos de la INJUSTICIA
    ——————————————–
    ¿En manos de quién estamos?
    ¡en las de políticas criminales
    que dominan este mundo
    desde tiempos inmemoriales,
    Y. DE LAS LOGIAS AFINES
    a las mafias internacionales!.

    Como Soros y otros bichos
    presentados como deidades.
    De las masas de borregos
    que a los indignos aplauden,
    y el montón de hij@s de …..
    que de la injusticia se valen.

    Mientras los pueblos padecen
    los abusos de aHuRtoridades
    que embaucan al indefenso
    y estimulan los desmanes.
    ¿En manos de quién estamos?
    ¡¡¡EN LAS DE LOS CRIMINALES!!!

    España día 7 de febrero de 2022

    Ramón Lencero Nieto

    Le gusta a 5 personas

  3. Lo único que nos queda claro es que el Consejo de Seguridad sirve para que hayan menos guerras que si tuviera que «resolver» la Asamblea General; por lo demás se puede hacer de todo sin pedirle permiso a la ONU, incluso el darle alegría al cañón. Buenos días mi General, y todos.

    Le gusta a 4 personas

  4. Con permiso de Vuecencia, mi General. Está claro que la ONU solo sirve para justificar los intereses y decisiones de las cinco potencias del Consejo de Seguridad.
    Muy buena explicación, por parte de Vuecencia, de lo que es la ONU en realidad.
    Suscribo la opinión de D. Ramón Lencero.
    ! Arriba España y viva La Legión !. Julio de Felipe Jimeno

    Le gusta a 3 personas

  5. Buenas tardes; leo su artículo de hoy con un notable desconsuelo mi General, porque si alguien como V.E.ve las cosas tan oscuras, con su experiencia no sólo de vida sino del ámbito militar, es que hay un peligro muy real de que las cosas se compliquen, y todos nos imaginamos lo que significaría esa complejidad en términos de guerra y exterminio.

    Que la ONU nació con buenas intenciones, es como el valor, que se le supone, pero que nunca ha llegado a demostrar.

    Estamos en las manos de los de siempre, o al menos de los que han gobernado el mundo desde el siglo XIX, con la incorporación de China que no es precisamente una garantía de estabilidad ni de justicia. Y si la olla a presión estalla todos sabemos que siempre pagaremos los que no estamos en el conflicto, y que ni siquiera tenemos opción a opinar.

    Que la gente saliera a la calle para decir no a la guerra en las circunstancias que todos conocemos fue una manipulación muy bien orquestada, con todos los instrumentos muy bien afinados para que la sinfonía acabase en lo que acabó, el principio del fin de España gracias a la ignorancia supina de una mayoría que ni siquiera sabía lo que quería, el típico rebaño dirigido en la dirección apetecida, una vergüenza que nos dejó en manos, y siento pensar así pero es un sentimiento inevitable, de unos potenciales asesinos sin conciencia y con unas ansias de poder sin límites ni por supuesto el menor aprecio por lo que éramos como pueblo, y el tiempo me ha dado la razón, desgraciadamente.

    Aquella manifestación ha sido la mayor prueba de cómo se puede manipular a todo un país, con simples consignas hechas de cortinas de humo, y en ello seguimos.

    Supongo que la guerra en Irak tenía más razones económicas que reales, pero con el tiempo nos hemos dado cuenta de que había también motivos para temer a ese Oriente dormido, y que del éxito de aquella contienda dependían otros muchos factores que se han ido de las manos de los que tenían en las suyas el futuro de la humanidad, que mal que bien transcurría por unos cauces mucho más cercanos a nuestra cultura y a nuestra conveniencia que los que ahora concurren, y al fin y al cabo Sadam Hussein era un sátrapa inhumano y tiránico.

    En fin, que le voy a contar que V.E. no sepa a éstas alturas.

    Estamos en las manos de Dios. Que Él nos ayude para poder salir adelante.

    Un afectuoso saludo

    Margarita Alvarez-Ossorio

    Le gusta a 3 personas

  6. A las órdees de V.E., mi General.

    Magistral análisis y exposición, como siempre. En mi modesta percepción, hay dos factores fundamentales que invalidan la existencia de Naciones Unidas, o la reducen a una simple comedia, a veces bufa como la del bombero torero.

    El más importante es que desde el momento en que hubiese un único país miembro con derecho de veto, y máxime siendo cinco, todos ellos considerados grandes potencias con intereses globales astronómicos, económicos, de poder e influencia, cualquier debate o resolución que se haga es una pérdida de tiempo y una simple farsa o divertimento para justificar el presupuesto.

    Y el otro es que al no tener en la práctica, ni la Asaamblea ni el Consejo de Seguridad, «poder ejecutivo», léase una fuerza militar y unos medios en armas propios, sin sujeción más que la Organización, para hacer cumplir sus resoluciones, pues en los casos de conflicto el que lo provoca hace caso omiso de ellas sin temor a una represalia, la conclusión,por la experiencia, es que no sirven para nada salvo, eso sí, muchos aficionados, que no oradores de categoría, nos castiguen con juegos de palabras y pseudo elocuencia que no resuelven nada y aburren a la audiencia, que no entiende nada del discurso..

    Un servidor, tan optimista como de costumbre cuando se trata de valorar los caprichos de niños de papá malcriados con delirios de grandeza una vez han llegado a ostentar, a veces sin saber ni ellos mismos cómo, poder suficiente para «jugar a los soldaditos». Les regalaría una cajita de aquellos entrañables y añorados soldaditos de plomo de mi infancia para que mataran sus muchas horas de aburrimiento y mente en blanco.

    ¡¡¡Viva España!!!

    Le gusta a 3 personas

  7. Magnífico y en su punto, mi General, como siempre. La interrogante de en manos de quién estamos?, me atrevería a contestarla enfocando el objetivo hacia aquellas fortunas cuasi inmensurables que hacen de sus poseedores gentes sin escrúpulo, solo ávidos de la ambición de poder a través del empleo criminal de sus fondos en subvenciones a asociaciones, órganos o empresas de influencia internacional y gobernantes corruptos de naciones convirtiéndolas en títeres a sus órdenes, o hacia aquellos trasnochados que formados bajo regímenes perversos como el comunismo o el nazi. persisten en su ideario a pesar de las trágicas huellas que imposibles de olvidar dejaron a su paso.
    Todos ellos, con su i teligente y facil manipulacion de los medios, conforman el pensamiento de las masas, enfermando a las sociedades, y obstaculizando fuertemente las reaciones necesarias para anular el sistema.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s