EL LANGOSTINO DE SANLÚCAR General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Doñana está al lado de Rota. En Rota la base naval. En Doñana el presidente, en funciones, Sánchez. Los mosquitos, como helicópteros, son los mismos en uno y otro lado, como los langostinos. Son terribles en el ataque. Parecen misiles. De ahí el despliegue americano. Los langostinos son más ricos y bondadosos. Decía don José María Pemán (Cádiz 1897-1981) que el langostino era una cosa que iba para jamón y se quedó en eso, en langostino. Humildes. Al presidente, en funciones, Pedro Sánchez, pásale algo parecido, nunca más allá de langostino, congelado, de otros mares, y sin humildad. Iba para presidente y ahí está, abrazado a los langostinos de Sanlúcar. No hay mosquito que se le acerque.

Estar en Doñana oyendo el rugir de los C-5M Super Galaxy cada vez que despegan le ha hecho sentirse langostino mayor, con galones de Almirante de la mar océana. Trump a su lado un aficionado.

La filosofía de Tezanos es jamón, jamón, jamón. De ella vive el presidente, pero con langostinos. Tezanos manda, con jamón. ¿Qué dice la encuesta?

Para eso estamos señor presidente, en funciones…

-¡Almirante, el Audaz!, que vaya el Audaz.

-¡Para eso estamos, señor presidente en funciones!

El buque español de la Armada, base de Rota (Cádiz) se dirige a Lampedusa, hacia el Open Arms.

-¡Almirante, que vuelva! Qué vuelva, que vuelva… parece una habanera con letra de don Antonio Burgos.

La Habana es Cádiz con más negritos,
Cádiz, La Habana con más salero.

-¡Para eso estamos, señor presidente en funciones!

Todo es un juego. Con barquitos, con soldaditos, o apostando a la chica, sin reyes. La tarea del verano no le alcanza.

El Audaz” es una chirigota del presidente, en funciones. Descoordinación: que vaya, que no vaya, que si Algeciras, que si Mallorca… ¿Qué dice Tezanos?

No le sale mal la jugada. Haga lo que haga los otros lo hacen peor. Victoria asegurada.

En Doñana hay máxima discreción. El presidente, en funciones, continúa de vacaciones. Merecidas. En septiembre Tezanos dirá. Manda quien manda, que no son los entorchados.

El langostino era una cosa que iba para jamón, pero se quedó en eso, en langostino.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

21 agosto 2019

¡ELECCIONES YA! EL ENGAÑABALDOSAS Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

En el arte del buen mandar, tan escaso en modelos actuales, se repite constantemente: No hay nada más amargo en las filas de un Ejército que verse sometido a las oscilaciones de un jefe vacilante en sus decisiones. Desespera, exaspera y acaba en pérdida de prestigio, en riesgo al que somete la vida de sus hombres. Después: la derrota.

Es norma general; en todo. Ejércitos y sociedad.

La Moncloa no es la Pasarela Cibeles, ni un programa del mundo del corazón, televisado. Allí está el presente y el futuro de todos los españoles y su inquilino se debe a la seriedad y el deber que ese lugar exige.

Llevamos dos meses y medio con un señor en la Moncloa del que solo sabemos que le encantan los medios puestos a su disposición, que usa a su antojo, y que lo que hoy dice mañana es lo contrario. Sin política de inmigración clara, según le parezca, con la banca patas arriba y amenazante, los sepulcros amenazados, la reforma laboral donde dijo digo…, de la monarquía…pues ya lo han visto, quiere compartir foto y…aviones, pero como para fiarse aquí del amigo… de Torra y de esos que siguen cantando con el puño en alto. El Open Arms era una emergencia humanitaria: ya no lo es. Ahora, dice, “estamos en otro momento”. ¡Ay! ¡Si supiésemos cual es ese momento y donde estamos!

Por otro lado negociando el referéndum, la España que deja de serlo, la independencia… ¿O no? ¿No sé? No sabe. No contesta.

En la Academia Militar teníamos un profesor al que llamábamos el Engañabaldosas. Cuando paseaba por el pasillo central del aula hacía unos giros extraños a cada paso que daba; parecía que iba a pisar una baldosa, pero pisaba la de al lado: el Engañabaldosas era impredecible.

Diego Saavedra Fajardo tenía una explicación muy clara para lo que intento explicarles: <<Dudoso es el curso de la culebra torciéndose a una parte y otra con tal incertidumbre, que aun su mismo cuerpo no sabe por dónde le ha de llevar la cabeza; señala el movimiento a una parte, y le hace a la contraria, sin que dejen huellas sus pasos ni se conozca la intención de su viaje>>.

El caso es que así no podemos seguir y conviene que los que tiene como responsabilidad la gestión de España y la defensa de los intereses de los españoles, de su convivencia y bienestar, acorten las inmerecidas vacaciones y se pongan a trabajar. Urge, es prioritario, que el inquilino del palacio de la Moncloa y otros palacios, el del puño en alto, deje de creerse lo que no es y convoque a los españoles a decidir lo que quieren y a quien quieren para ello. Si alguien tiene que decidir que sean los españoles y no los separatistas and company.

Señor presidente: ¡Elecciones ya! y deje de engañarnos. No somos baldosas.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

13 agosto 2018